Amando todos los días del mundo


Felipe Alcaraz

portada amar con solapa (FILEminimizer)Epílogo  del escritor español Felipe Alcaraz al libro de Víctor Casaus Amar sin papeles que el autor presenta por estos días en España junto a la cantautora Lucía Sócam.

Víctor Casaus, que sigue siguiendo –hasta donde sabemos- la única manera de ser y de estar, habitante del amor y de la poesía –hasta donde adivinamos-. Lo recuerdo en Miguel Hernández, digo en Sevilla, donde nos conocimos, conmemoración de aquel que en Orihuela nacieron.

Y Casaus recitando de una manera que parecía cincelar a lengua, con cálido fulgor y esqueleto en las palabras, la “Elegía segunda”; allí, cuando una periodista, que esperaba en aquella carpa de la plaza Nueva, va y se equivoca, y pregunta: ¿Y Pablo de la Torriente, cuándo viene? No viene, no tiene que venir, le contestamos, está aquí, ya está aquí, él y su recuerdo, él y su hermano Víctor, que en aquel momento llegaba, con su sonrisa densa de Caribe apareció Víctor y todo tomó materia y esqueleto, memoria no desahuciada, cuando en aquella plaza, durante una feria del libro sevillana, nos dedicamos a rescatar memoria, mientras otros, desdichado a veces mi país, se dedicaban a rescatar bancos. Y aquí Casaus. Amor sin aditivos. Pero desde Cuba se puede decir, claro.

Desde la revolución cubana, me refiero. Casaus establece la contradicción más perfecta que conozco a aquella idea de Egea (y no era posible amar) criticando el animal de fondo del capitalismo en su paseo de los tristes, frente a un río Darro que es una derrota líquida. Y por eso, y para eso, existe también Casaus, desde 1944 si queremos dar fechas, que no dicen demasiado, porque vive la vida a guitarra limpia, a beso bien dado, a poema que te abraza y reconforta con la alegría de ser con alguien. Alguien de verdad. Modesto pero alguien.

Escritor, poeta, documentalista, cineasta, creador del Centro Pablo, fundador con otros de El Caimán Barbudo, que le dio impulso y peana de generación allá por los 60. Poeta pleno, poeta lleno de poeta, poeta del amor en la revolución, que es su lugar natural, y por todo eso premio de la Orden de Juan Marinello, concedida por el puente de mando de la revolución de nuestra hermana la república de Cuba.

Poeta mientras cae la lluvia y se extiende un perfume y secuencia de mujer que nos sitúa, como si nada, como si todo, ante la maravilla del mundo, amando sin papeles, amando todos los días del mundo en esta su antología impar, irrepetible, impagable. Aquí entre nosotros. Un abrazo de esqueletos, querido Víctor. No te vayas nunca.

3 pensamientos en “Amando todos los días del mundo

  1. “Poeta mientras cae la lluvia y se extiende un perfume y secuencia de mujer que nos sitúa, como si nada, como si todo, ante la maravilla del mundo, amando sin papeles, amando todos los días del mundo en esta su antología impar, irrepetible, impagable. Aquí entre nosotros. Un abrazo de esqueletos, querido Víctor. No te vayas nunca.”
    Hermoso!!!

  2. Ya he leído sobre esto. incluso hay quien dice que estos momentos en que vivimos no se debe “perder el tiempo en estas cosa”. Creo que en todos los tiempos el amor, la poesía son muy importantes y ahora más que nunca. Todo lo que enriquezca el espíritu es válido.
    Las palabra hermosas nunca se pierden, se agradecen.
    Hermoso epílogo.
    Gracias, insomnes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .