Cuba no le debe ningún favor a Estados Unidos


Ángel Guerra Cabrera
Ángel Guerra Cabrera

Ángel Guerra Cabrera

El proceso conducente al restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, no es ocioso reiterarlo, es, ante todo, fruto de la heroica y victoriosa resistencia del pueblo cubano a más de medio siglo de permanente hostilidad de la potencia del norte.

Continuas acciones terroristas, amagos de intervención directa, la derrotada invasión por Bahía de Cochinos, el mantenimiento del bloqueo económico, financiero, comercial y mediático, recrudecido después del desplome de la Unión Soviética, y una nueva vuelta de tuerca durante los últimos 6 años contra las operaciones financieras de terceros países con la isla, no fueron suficientes para doblegar a este pequeño país de poco más de 11 millones de habitantes.

Lo reconoció el mismo presidente de Estados Unidos Barak Obama, en su discurso del 17 de diciembre así como el Departamento de Estado en la hoja explicativa correspondiente de esa misma fecha en los que se acepta que nada de esto funcionó y que por lo tanto debe pasarse a otra estrategia pues la experiencia demuestra que es mejor estimular “reformas”. Sin embargo, contra la hermana Venezuela continúa a todo tren el rumbo subversivo, abiertamente de “cambio de régimen”.

Después de numerosas lecturas, reconfirmo mi primera impresión en cuanto al alcance del citado discurso y documento. Lo que ha decidido Washington respecto a Cuba es cambiar una estrategia fracasada, basada principalmente en el uso de la fuerza, por una serie de medidas de flexibilización del castigo, que incluirían probablemente algunos beneficios económicos para Cuba. El vecino del norte le da mucha importancia a la autorización a las corporaciones de telecomunicaciones estadunidenses para que desarrollen una infraestructura de Internet en Cuba con servicios a precios módicos.

Es obvio que ese proyecto persigue lograr con el poder “inteligente” lo que no pudo por la violencia: la destrucción del socialismo en la isla mediante la optimización allídel complejo comunicacional. Este complejo está integrado por la convergencia de los medios convencionales y de las nuevas tecnologías de la información. Entre ellas el campo de losimbólico, sobre el cual ese país ejerce el control tecnológico, de producción de contenidos y operacional, por no decir una dictadura, a escala mundial. Es bien conocido que el liderazgo de Washington en Internet responde a esa descomunal asimetría, que coloca además la gobernanza de la red en sus manos.

El objetivo principal sería dirigirse a la población joven de la isla, que aunque debido al bloqueo no tiene en su mayoría conexión directa a internet posee una generalizada y sólida cultura digital. Fidel Castro muy temprano comprendió la importancia de las nuevas tecnologías y en Cuba la disponibilidad de computadoras se extiende desde las escuelas primarias hasta los centros universitarios y los Joven Club de computación por lo que no debe sorprender que la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU la catalogue entre los primeros 14 países donde los ciudadanos poseen más habilidades para el uso de las nuevas tecnologías. Una encuesta del año pasado informaba que el 82 por ciento de los jóvenes cubanos admitía conectarse a la red a través de mecanismos secundarios como memorias USB y discos duros externos.

La otra parte de la ecuación en el proyecto estadunidensees financiar y fortalecer al emergente sector privado de la isla, dotándolo, además, de versiones actualizadas de las mencionadas tecnologías para intentar convertirlo en base de apoyo social y político de la contrarrevolución en Cuba.

Habría que ser muy incauto para suponer que la dirección revolucionaria cubana no ha visto y previsto estos peligros y aceptado el reto que comportan, segura de las enormes reservas patrióticas, morales y culturales que poseen el pueblo y la juventud cubanos. Había que ver el júbilo y el orgullo nacional en la mayoría de las caras en las calles de La Habana a partir de la reunión en suelo patrio de los 5 héroes antiterroristas.

En todo caso, el tema de las relaciones con Estados Unidos está en los corrillos, la gente se hace preguntas. No faltan quienes banalizan sus complejidades y es evidente la necesidad de un debate nacional clarificador.

Por lo pronto, se espera el comienzo del diálogo entre las delegaciones de ambos países a fines de enero en La Habana donde Cuba será con seguridad flexible y prudente pero celosa en extremo de su independencia y soberanía.
Twitter:@aguerraguerra

14 pensamientos en “Cuba no le debe ningún favor a Estados Unidos

  1. entonces dejen de esta pidiendo o exigiendo o suplicando el desbloqueo…dediquense a trabajar como Dios manda y ya esta… Miren a ver q hacen de aqui en adelante..

    • Cuba no suplica.
      Y deja de dar órdenes, si no se las aceptamos a los yanquis mucho menos te las aceptaremos a ti.
      Por nuestra cuenta estamos cambiando lo que nos parece funciona mal en nuestra sociedad.

  2. Me preocupa mucho el futuro de Cuba y su revolución, con tantos sacrificios y heroísmo mantenida. Solamente la preparación sólida que ostenta la mayoría de los cubanos y el conocimiento directo, a través de la experiencia, de la perversión del imperio, durante tantas décadas, me da alguna tranquilidad. Que en Rusia triunfó una revolución y a pesar de los progresos evidentes obtenidos a través de esta, vimos cómo sucumbía aquél país y arrasadas en gran parte sus conquistas. La mejor de las suertes para el hermano pueblo de Cuba y a estar siempre muy alerta, porque somos humanos y no todos tenemos la misma fortaleza, para mantenernos en el buen camino, que no es otro que el del bien común.

  3. Los Estados Unidos han pretendido promover en America Latina lo mismo que en los países de Europa del Este, cuando a través del “golpe suave” fueron derrocando todos los sistemas socialistas. Ellos seguirán apostando a la lucha “no violenta”, a una disidencia “pacífica”, a las nuevas tecnologías y a un sector que, profundamente resentido e inconforme, pueda promover cambios desde dentro. El discurso de Obama no fue para nada esperanzador, lo cual no significa que debamos avanzar con prudencia y cautela.

    • Ojalá Gabriela. Veo muchas amenazas para Cuba en el horizonte. Como se suele decir en Chile, los yanquis “no dan puntada sin hilo” y ahora es cuando hay que recelar más que nunca de ellos y también de algunos dentro de la misma Cuba. Mucho cuidado con los “caballos de Troya” o traidores, que siempre los hay, en todas partes. Hay que estar atentos a la aparición de los Gorbachov o sus émulos, que probablemente sabremos de alguno(s).

  4. Cuba exige lo que histórica y moralmente le corresponde. Con serenidad, con profunda y sana autocrítica hay que seguir dando los pasos necesarios para perfeccionar el proyecto (no olvidar el concepto fidelista de Revolución) que es la única vía para salvarlo, contra viento y marea, o sea, contra enemigos e idiotas de fuera y de dentro.

  5. Tienes razón Vicente, pero por suerte o por desgracia tenemos un antecedente no muy favorable, y eso nos ha permitido hacernos una auto revisión, lo cual espero nos sirva de algo.

    • Esa es justamente mi esperanza Gabriela….el tema es cuando nosotros y todos los que conocieron la experiencia, no estemos…la especie humana tiende a repetir los errores y barbaridades, porque es muy imperfecta y necesita experimentar para aprender….confío en la solidez de vuestro sistema de educación y en los valores que se promueven en Cuba….mientras eso no cambie, hay esperanza de continuidad. Por desgracia, gente como Fidel, como el Ché o como el mismo Hugo Chávez, no abunda. Eso es lo que más me preocupa.

  6. No sólo no le debe nada Cuba a Estados Unidos sino que el embargo extraterritorial y retroactivo de la mayor potencia de la Historia, por más de 50 años, ha tenido un coste muy elevado para el pueblo cubano. Es el tributo que ha tenido y tiene que pagar un sistema político y económico superior para que otro deshumanizado, irracional, depredador de recursos y al servicio de una minoría privilegiada pueda sobrevivir y, con la ayuda de un descomunal aparato propagandístico, publicitarse como el mejor de los mundos. Si tan deficiente e inviable les parecía el socialismo, ¿por qué no dejaron que se hundiera por sus propias inercias autodestructivas?

    Esta es la primera reflexión que debemos hacernos los progresistas: el socialismo no ha podido demostrar su superioridad de forma sincrónica por la sencilla razón de que no ha podido competir en modelos de coexistencia pacífica y tampoco de forma diacrónica por su breve existencia y porque muchas personas son tan miopes que no se dan cuenta del dramático futuro que nos aguarda a muy corto plazo si no somos capaces de acelerar el plazo de caducidad de un sistema dispuesto a sacrificarlo todo con el único objetivo de incrementar la tasa de acumulación de una minoría privilegiada adicta al juego patológico. Los nenúfares del estanque dorado ocupan el 50% de su espacio, por lo que, tratándose de un modelo de crecimiento exponencial, no estamos en la mitad del periodo de vida útil del modelo sino a un paso de su autodestrucción. Llevamos un ciclo de crecimiento, acumulación y destrucción sin parangón en la Historia y sin una guerra de descaste. El nivel de acumulación y depredación de la megafauna es tal que los recursos por explotar y saquear del planeta no les ofrece más que un leve suspiro, antes de que un conflicto bélico de grandes dimensiones se convierta en inevitable, sin que podamos anticipar sus consecuencias.

    El que no perciba esta realidad es que no ve más allá de sus narices. Habrá cubanos que prefieran verse reflejados en el espejo del escaparate del primer mundo, creyendo que la ley de probabilidades y el lucrativo pasado colonial de la isla como fuente de materias primas valiosas les convertirá en afortunados ciudadanos. También Haití tuvo un floreciente pasado colonial y vive bajo las leyes del capitalismo. ¿Cuántos haitianos podrían equipararse en renta y bienestar material con los privilegiados ciudadanos del primer mundo capitalista? ¿Cuándo aprenderemos los humanos que el relativo bienestar material del primer mundo depende totalmente de la pobreza y malestar del tercer mundo y que una minoría tan insignificante como el 1% de privilegiados no se detendrán hasta despojar al resto de sus bienes y derechos, también entre ellos mismos, ya que en los modelos competitivos todos menos uno somos perdedores? Recuerden lo que respondió Aznar a Hugo Chávez cuando aquel intentó captarlo para la despreciable causa de los halcones y este le preguntó por la suerte de Haití bajo dicho modelo: “Haití, se jodió”. ¿Qué podría garantizar a un pueblo culto, rebelde, con derechos sociales y económicos universales, laico, inmerso en una relativa igualdad y conciencia de clase durante más de 50 años, que no sería este su destino bajo el capitalismo, que no es este el objetivo que se busca en un mundo donde los recursos naturales de Cuba tienen escasa relevancia y la fuerza de trabajo de los cubanos es claramente prescindible cuando el principal problema es el vertiginoso incremento de la mano de obra excedentaria como consecuencia del desarrollo tecnológico y que la clase trabajadora es un coste que los capitalistas intentan reducir o eliminar en la mayor medida posible?

  7. Quien realmente está en deuda es e.e.u.u.con Cuba. Pues, la secuela tanto económica como en salud, educación, infraestructura, etc, realmente es incuantificable. No obstante y sacando bien del mal y del mal el menos, la experiencia que ha capitalizado el pueblo cubano con semejante situación realmente, a la hora de la verdad ,no tiene precio..Por lo que hoy por hoy es Cuba faro de luz para todos los pueblos oprimidos del mundo,quienes ven en su aguante y entereza un vivo ejemplo para continuar la lucha por la libertad,superando los más enconados ataques del imperialismo en cualesquiera de las formas y colores como se presente, lo que no ha impedido que en medio de las limitaciones que el irracional bloqueo le ha impuesto, manifestar la más desinteresada solidaridad con países hermanos en situación de desastres naturales, o de salud..Es decir que en lugar de enviar militares como hacen los gringos a países en emergencia,el ejército cubano está conformado por médicos(as) y enfermeras(as)con verdadera vocación de servicio humanista.Esa es la gran diferencia…HASTA SIEMPRE … MÁS ALLÁ…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s