La pupila asombrada sobre la mesa (+ video)


Paquita Armas Fonseca

karen-brito-en-el-set--580x391Si no fui la primera que escribió sobre La pupila asombrada, estuve clasificando para ese lugar. En esa  nota, refiriéndome a los encuentros mensuales homónimos, en “El hueco” del  Instituto Internacional de Periodismo José Martí, dije “Ese “cabaret”, en formato audiovisual y con igual nombre, se difunde todos los sábados a las cinco y cuarto de la tarde por el Canal Educativo dos. Al dúo inicial  (Iroel Sanchez y Fidel Díaz Castro) se han unido otros creadores que no tienen la palabra imposible en su diccionario personal. Si la dirección general es de Iroel, la directora es Susana Rodríguez, con un diseño visual  de Claudia Cuba y Gabriel Boboshko, de la Oficina Nacional de Diseño (ONDI) y una conducción sobria e inteligente de Karen Brito. La propuesta tiene varias secciones Dale clic con  Rubén Rodríguez; La pupila ilustrada comentada por Omar Valiño; Aunque no esté de moda a cargo de Fidelito, y  Futuro inmediato que lleva el propio Iroel. Reportajes bajo el titulo de  Cuba underground los hace Ariel Montenegro y otro fragmento, Ni fama ni aplausos, es de Grethel Acosta.”

Agregaba “Pienso que La pupila asombrada es un excelente ejemplo de cómo unir nuevas tecnologías con programas en vivo y la televisión. Si el germen de este programa, con un empaque tecnológico de punta, fueron dos blog, hoy son eso, más una descarga al mes en El hueco, un sitio web, cuentas en las redes sociales que permite a sus contenidos navegar por el ciberespacio lo mismo hacia Groenlancia,  Chile, Tokío que Baracoa.”

He seguido el espacio televisivo por varias semanas y defiendo no sólo su existencia, sino que abogo por una mayor promoción.  Pero tengo algunas dudas ¿no sería mejor que todos los conductores fueran jóvenes? Aunque la música que se transmite es buena ¿atrae a ese sector variopinto que integra el grupo de personas menor de 30 años, y que llamamos jóvenes?

Puse La pupila asombrada sobre la mesa y le envié  preguntas a  parte de su equipo para que sean ellos (y ella) quienes respondan a esas  inquietudes que no son solo mías. Iroel con la seguridad que defiende sus criterios expuso sus respuestas, Fidelito, ¡ay! Fidelito, tan industrialista también cuando habla de música y Karen, concisa, dejando que los otros escriban. Usted lector, fórmese su propia opinión. Lástima que no hay un teléfono para que participen, pero si pueden comentar. Creo que vale la pena.

Aquí están las preguntas a Iroel y sus  respuestas:

– ¿Que valoración haces del espacio luego de varias semanas al aire?

Creo hay un primer resultado, todavía lejos de nuestras aspiraciones. Sobre los contenidos y estructura del programa todas las opiniones que hemos recibido son positivas, muchos ven en la aparición de un programa así una satisfacción de intereses de consumo cultural e informativos no cubiertos.

Se han ido solucionando problemas técnicos, sobre todo con el sonido, pero aún la escenografía no nos permite la libertad de movimiento y la ampliación en debates que queremos hacer con más personas y movimiento en el set.

Comenzó a aparecer la sección de diseño que teníamos en la concepción original del programa con la ONDI (Oficina Nacional de Diseño), algo que busca crear una cultura crítica del acercamiento a los objetos que nos rodean. En las secciones en exteriores (Cuba underground y Ni fama ni aplausos) todavía  no hemos logrado una frecuencia de producción que nos permita tenerlas siempre;  aunque creo han cumplido el objetivo de mirar un tipo de persona que no es protagonista en nuestra televisión, su realización necesita más ritmo y trabajo de edición.

Lo principal me parece es que se ha nucleado un colectivo, unido, con bastante claridad en lo que queremos y un compromiso fuerte con hacerlo posible.

Es lo que nos corresponde decir de este lado, las apreciaciones sobre efectividad comunicativa, recepción y gusto creo deben venir de otras partes.

– ¿Cómo se comporta la solicitud de los programas en los Joven Club?

Recuerda que en los Joven Club lo primero que ponemos no son los programas sino una carpeta con la película, los videos, la música, los libros, las aplicaciones informáticas que comentamos. Eso está disponible al acabar cada emisión. El programa completo llega un poco después.

Hemos solicitado una información al respecto pero aún no la tenemos, aunque por lo que nos han dicho compañeros que han visitado Joven Club, sobre todo en provincias, parece ser que ha despertado algún interés.

– ¿No crees que sería mejor que todos los comentaristas fueran jóvenes que siguieran un buen  guion?

Tal vez, pero para nosotros era clave la capacidad de transmitir una idea con un lenguaje propio y de manera convincente, a partir de que queríamos hablar de cosas que no suelen abordarse en la televisión, con las palabras y las ideas que creemos son y deben ir donde van, creyendo en ellas. Es poco frecuente escuchar en la parrilla de “entretenimiento”, utilizadas de manera orgánica, la palabra burgués, la palabra poesía, o consumismo, capitalismo, patriarcado u obrero; o los nombres de Tina Modotti, Bob Dylan, Lila Downs, Mella o Malcom X.

Jorge Oliver, Magda Resik o Rolando Pérez Betancourt hacen eso pero ninguno de los tres se aprende de memoria un guión sino que hablan desde el saber que han acumulado y de las convicciones que han desarrollado a partir de él. En particular, Oliver, tiene el pelo blanco y es muy popular entre los jóvenes, pero dice sin que se le trabe la lengua “yanqui” e “imperialismo” cada vez que lo cree pertinente.

Cuando concebimos el programa pensé en personas que conocía con capacidad para transmitir una idea a partir de su conocimiento y convicciones, sin tener que aprenderse algo de memoria. Karen -nuestra conductora- y Rubén -que lleva la sección sobre informática- son jóvenes y cumplen con esa condición. Sin ofender a nadie, los medios de comunicación suelen estar llenos de caras bonitas pero es menos abundante esa otra virtud que Karen y Rubén tienen. Sé que también existen muchos como ellos pero la presión y velocidad con que salimos al aire nos llevó a optar por lo más cercano y así los otros tres que salimos en cámara estamos un poco pasaditos en edad pero no tanto, jajaja.

– ¿Por qué un concurso como Now? ¿Quieren competir con Lucas?

Para nada, nuestros objetivos son más modestos. Haciendo el programa nos hemos encontrado con un problema: la música y los textos -sobre todo poesía- que queremos poner en La pupila asombrada no existen como audiovisual y el concurso es para resolver eso, además de estimular que los jóvenes que se interesen en participar se acerquen -como realizadores- a contenidos que tal vez no conozcan.

Se lo propusimos a la AHS y a Casa de las Américas y se involucraron, creo que hay una conciencia creciente acerca de la censura que ejerce el mercado sobre la difusión de contenidos audiovisuales no comerciales, especialmente la música, y creo por ahí anda la causa de la recepción y apoyo que pueda encontrar la idea.

Por ejemplo, algo como los mini animados que hace el caricaturista hondureño Allan Mcdonald con versos de escritores latinoamericanos o con sus propias caricaturas -que hemos utilizado en el programa- aquí no existe a pesar de que no es costoso y hay muchas más personas capacitadas para hacerlo que en Honduras. Nos interesa también estimular ese tipo de producto.

Te doy una noticia muy estimulante para nosotros y creo también para quienes se animen a participar. Los estudios Ojalá, que lidera Silvio Rodríguez, van a otorgar un Premio Especial en el concurso, algo que creemos es un verdadero honor.

Este tema, por supuesto tenía que ser para Fidelito:

– Indudablemente que la música que ofrecen es de calidad pero ¿Le interesa a los jóvenes?

¿Quién es “los jóvenes”?  Eso no existe, salvo en los conceptos mass mediáticos que nos ha impuesto el colonialismo global americano (norteamericano); a pesar de tanto que han invertido durante décadas en convertir a todos los humanos en un robot único, sin rostro, no lo han logrado (aunque van bien) Es curioso que me preguntes si la música que ponemos le gusta a “los jóvenes” como si estuvieras refiriéndote a 1 ser humano; a pesar de la monolítica y nada variada música que ofrecen los medios globales (y los imitadores nuestros) existen miles de jóvenes, por lo cual no puedo saber (y sería imposible) si les gusta a ellos, cualquier propuesta (las mejores y variadas culturalmente como la propuesta que hace La Pupila o hasta de la fórmula estrecha comercial) no complace, ni puede  a “los jóvenes”, porque “los jóvenes” no existe. A mis hijos les encanta; a pesar de que, por ejemplo, a José Julián, de 15 años y a un buen grupo de su escuela lo que más le gusta es el rock ¡nada menos de que los 70! clásicos de Deep Purple, Leed Zeppelin, Chicago, hasta Eagles, o algo de Beatles (las mismas canciones,  que yo bailaba en las fiestas), sin intervención mía en ese sentido pues no es una música que escuche ahora, aunque la he retomado por él, mi hijo me ha re enseñado mi música.

Esto es un simple ejemplo, hemos puesto a Silvio Rodríguez, que sigue llenando sus conciertos y que ni hay que hablar de su popularidad entre jóvenes de Cuba y toda América, a Pedro Guerra lo hemos puesto en videos de conciertos de 20 mil personas, o a Carlos Varela, o a Lila Downs, o Calle 13… todos llenan estadios de multitudes, así que a una  sección de los jóvenes debe gustarle sin dudas; de ahí deduzco que a una buena parte  (no sé cuan buena) le debe gustar la amplia y variada propuesta musical que hacemos, a contraparte de la monótona, sin variedad, repetitiva que prima en nuestros medios (aunque he notado cierta apertura) pareciera que hemos vivido una férrea censura, que estaba prohibida la música arte. Nunca hago algo pensando en un destinatario amorfo massmediatizado al cual yo quiero robarme o engañar; me limito a hacer una propuesta cultural, abierta dentro de la propuesta arte, lo del “gusto” homogenizado es un invento del imperialismo (utilizo el “arcaísmo” con toda intención) que a fuerza de tanto repetirlo muchos lo creen, y lo aplican.

Solo creo en ofrecer sinceramente y de la manera más hermosa posible lo que creo con mayores culturales, lo de si esto va a pegar o tiene gancho o está de moda me parece una mentira colosal, y cualquier cosa que uno proponga la parecerá bien a unos y a otros no, y a otros si pero no tanto; para fraseando al ayatola “el problema, señor, será siempre sembrar amor”

 Y Karen fue  lo suficientemente parca y lúcida

– Eres una joven y buena periodista ¿por qué sólo conductora?

Tus preguntas, más que preguntas, son reflexiones entre signos de interrogación. Me parecen muy atinadas y provocadoras, como deben serlo las buenas interrogantes. Lo que me preguntas a mí se responde fácil y pronto: cuando se armó el equipo, me convocaron sólo para que les llevara el diálogo, aunque me dan toda la libertad para poner, quitar, conciliar, sugerir a los guiones y  la conversación. En la dinámica interna del programa, las secciones no vienen desarrolladas en el guión, por tanto le tengo que poner de mi cosecha a cada una de las entrevistas con Omar, Iroel, Fide y Rubén, y digamos que por ahí “se me” sale el periodista. y muy importante: aprendo un mundo en cada programa con lo que saben todos ellos, que me llevan un montón de horas de vuelo. ¿Satisfecha? .

Este debate debe seguir con una espaguetada que están organizando Iroel y su tropa. Quizás vuelva  sobre el tema

20 pensamientos en “La pupila asombrada sobre la mesa (+ video)

  1. Me parece un buen programa, con un concepto a tono con los tiempos, que puede ser y es del agrado de personas de cualquier edad, como sus realizadores reconocen e sperfectible, pero, !que bueno que apareció una alternativa a tanta banalidad!

  2. No sé porque no logro coincidir con el modo de hacer de Paquita…No sé… pero en fin no soy nadie para darle algún valor… me gusta La pupila asombrada, tanto como me gusta la Insomne, no me gustan para nada los que siempre buscan en las miradas revolucionarias (oficiales), o a tono con el proceso revolucionario segundas intenciones, yo que he visto crecer este PROYECTO , doy fe , que tiene más de voluntad real de llegar con un discurso atemperado con la realidad y no un ejercicio de banal autorrealización profesional, Gracias Iroel por no cansarte y siempre estar creando, Gracias fidelito por ser un cubano na má…

  3. Paquita, por qué no haces las mismas preguntas indagadoras sobre, por ejemplo, el bodrio de programa de Julio Acanda, Entre amigos. Lástima que no se te ocurrieran a tiempo en relación con las patéticas, vulgares y grotescas telenovelas cubanas, o con las insípidas series, o con la cursilería de la Revista Buenos Días, o con el aburrido y siempre tardío, cuando no omiso, sistema informativo. La televisión cubana es tan mediocre que cualquier paquetico de quinta le hace la competencia. Tantos recursos derrochados, una programación que, de verdad, deja muuucho que desear, y es literal la expresión. Me gustaría ver más crítica para ver si tenemos mejores resultados. De lo contrario, a cambiar directivos, si no sirven para hacer una televisión decente, tun tu run tun!

  4. ME GUSTA EL PROGRAMA Y CONOZCO JOVENES QUE TAMBIEN LO VEN, EN OCASIONES KAREN HABLA MUY RAPIDO. HE IDO AL JOVEN CLUB AQUI EN MATANZAS EL LUNES Y NO HAN TENIDO LOS MATERILAES.

    • Gracias nt1234. Esa entrevista fue realizada para la publicación electrónica Se dice cubano, que ya esta colgada en la pagina de la AHS y tiene otros textos interesentes. Tal vez, nuestro amigo Iroel debía colgar a Se dice cubano en su pupila despierta.

  5. Aprovecho pra desearle muchas felicidad y toda la igualdad que nos merecemos, a todas las mujeres y en especial a las pupilenses

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s