Regresar a Cuba o morir


Julie Schwietert Collazo
 Julian Esnart

Selfie publicada por Julian Esnart

Julian Wilson Esnart necesita tomar medicamentos costosos todos los días para mantenerse con vida, pero no está cubierto por Medicaid. Ahora, espera el crowdfunding para un vuelo de regreso a La Habana.

“Le aconsejamos regresar a Cuba si no quiere morir”. Ese fue el mensaje a Julian Esnart Wilson, un refugiado cubano que vive en Estados Unidos, dado por una empleada del Congreso a la que había llegado en busca de ayuda. Una enfermedad debilitante y la falta de cobertura de salud estaban a punto de acabar con su sueño americano, menos de un año después de haber llegado al país.

Conocí a Esnart el pasado fin de semana, a través de una conexión familiar, y lo entrevisté sobre su experiencia. Me dijo que no había sido displicente acerca de sus problemas de salud, cuando decidió abandonar Cuba en julio de 2014. Él había revelado al entrevistador en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana que había sido diagnosticado con cirrosis en 2007, y que había recibido un trasplante de hígado. Él se aseguró de puntualizar su condición.

Preguntó cómo trabajaba el sistema de salud de Estados Unidos, diciendo que en Cuba recibió chequeos trimestrales y medicamentos gratuitos. “El oficial me miró con una dulce sonrisa y dijo que la medicina sería cara. Le pregunté si podía tomar mis medicinas conmigo y me dijo que tenía que hablar con el cónsul. Salió de la habitación. Cuando regresó, tomó mis huellas y me felicitó: “Usted va a los Estados Unidos”, me dijo Esnart.

Nunca obtuvo una respuesta a su pregunta de ese día.

Cuando llegó a Miami el pasado verano, las cosas no tuvieron un buen comienzo. El día que aterrizó, su esposa le dijo que quería poner fin a su relación. En su primera noche en los EE.UU., Esnart se encontró llamando a una amiga de su hermana, pidiendo un favor: ¿Pudiera pasar la noche en su casa?

No pasó mucho tiempo antes de que la medicina que trajo de Cuba se agotara. Medicaid cubrió sus  recetas nuevas en la Florida, pero pronto chocó con otro obstáculo: después de haber aprovechado la bondad de los conocidos que lo dejaron  dormir en sus camas y sofás, Esnart tuvo que mudarse a Port Arthur, Texas, el único otro estado donde conocía a alguien que le podría acoger.  Eso fue en noviembre pasado.

Cuando fue a reponer sus medicamentos en una farmacia local, se enteró de que no estaban cubiertos por el seguro en Port Arthur. “El farmacéutico me dijo que el sistema de cada estado es totalmente independiente; mi seguro de Florida no funcionaría en Texas “. Esnart presento una solicitud  para Medicaid en su nuevo estado, pero se le negó.

Esnart contaba los días sin medicación. Uno, dos, tres, hasta llegar a 43. Su hermana en Cuba logró encontrar a alguien para enviarle una de sus cuatro píldoras desde casa, pero eso fue sólo una solución temporal. “Sabía que era cuestión de tiempo antes de que mi cuerpo empezara a colapsar”, me explicó.

¿Cómo podría un país con tantos recursos cobrar $ 5,000 o más al mes por los medicamentos cuando la empobrecida Cuba los dispensa de forma gratuita?

Esnart no se dio por vencido fácilmente. Escribió pidiendo ayuda a la Cruz Roja, al Departamento de salud local, al presidente Obama, a la Primera dama, al vicepresidente Biden, a un presentador de televisión y a tres representantes en el Congreso pidiendo ayuda. Dianna Kile, asistente del congresista Randy Weber, fue la única que respondió. Ella le aconsejó que regresara a Cuba.

Esnart podía sentir cómo su cuerpo comenzaba a deteriorarse. Sabía que no tenía más remedio que renunciar a sus sueños si quería vivir.

Esnart no tiene el dinero para comprar un boleto, por lo que ha recurrido a una solución americana: el crowdfunding. Haciendo uso de su teléfono celular, creó un perfil en Crowdrise, subió una selfie sobreexpuesta, estableció su meta de recaudación de fondos en $ 1.500, y explicó su situación: “Necesito dinero para comprar un billete de vuelta a Cuba … Yo no tengo dinero para mi medicamento, cada día estoy peor, yo no hablo Inglés, utilicé el traductor del teléfono celular, necesito pedir ayuda “.

Él es uno de los millones de personas en los EE.UU. que no tienen seguro médico y cuyas vidas están en riesgo de arruinarse como consecuencia de una asistencia sanitaria inaccesible e inasequible.

A diferencia de muchos otros inmigrantes, Esnart tiene un país para regresar que proporciona atención médica gratuita. Él sólo tiene que reunir suficiente dinero para volver a casa, antes de que sea demasiado tarde. (Tomado de The Guardian, traducción de La pupila insomne)

25 pensamientos en “Regresar a Cuba o morir

  1. Saludos, es cierto debe regresar a Cuba, en el cuerpo de guardia lo q hacen es recuperarte. y sales con las facturas del servicio. Esto es mas llevadero si eres madre soltera con hijo, que al muchacho le dan seguro hasta q sea mayor de edad y a los dos una pensión. pero para los demás mejor no enfermarse, ni de gripe. es la triste realidad en USA, dicen q en Canadá, España e Inglaterra no es asi. a los viejos, en la florida, mayores de 65 , ciudadanos, les dan seguro medico estadual y federal.

    • Aquí no puedes estar sin seguro porque te pasan cosas como esas. Cualquier persona normal lo puede tener. Están los pillos q se lo quieren ahorrar y cuando le pasa algo así no tiene quien lo cubra.

    • Parece q el señor se penso que aca en eeuu es el bayu de Cuba que mucha gente se pasa horas sentado en las esquinas hablando de pelota! Si decides venir para aca, sabes que vas a tener que trabajar y trabajar duro. Ahora, trabajando, puedes vivir. Las personas de bajos recursos aplican para el Obamacare. Mi esposa y yo trabajamos y pagamos entre los dos 60usd. Con eso tenemos seguro medico que nos cubre la mayoria de los gastos medicos y nos da tranquilidad.

      • Trabajando puedes vivir… y morir.
        ¿O entre los millones que no tienen seguro médico no hay trabajadores?
        ¿Yoyo o Andro, el del “bayú” que no sabe ni como se llama?

      • La reforma de Obama en la Salud. Solo tienes que trabajar y ganar menos de aproximadamente 48000 al año. Es decir, el q trabaja puede tener seguro medico, y ahora es obligatorio sino te multan al final del año.

      • ¿Yoyo o Andro, el del “bayú” que no sabe ni como se llama?……… Bueno, si te preocupa tanto Yoyo, pero parece que depende de donde escriba porque ni me he fijado y son varias computadoras. Quizás no sea tan hábil con la informática como tu. Igual, como admin de este sitio, deberías ser mas respetuoso con los usuarios q escriben, mas si expresan sus opiniones con respeto.

    • No te lo creas todo Valladares……….en España hay restricciones a la salud a lios españoles desempleados. Imaginate un inmigrante y desempleado.

  2. Como en otros muchos casos, el sueño americano de Julian Wilson se ha convertido en la más amarga pesadilla de su vida. Creo que ha llegado el momento de que nos preguntemos cuántos millones de residentes en Estados Unidos deben estar contribuyendo con su privada miseria a la pública prosperidad de un mito que no reconoce límites a la ambición humana en un planeta de recursos finitos, que ampara la desigualdad creciente y que contempla la existencia humana como un modelo de darwinismo social en que los mejores triunfan a costa de la incompetencia y el sacrificio del resto. Pero no seríamos justos si no hiciéramos extensiva la pregunta al resto de los habitantes del planeta, donde residen las víctimas más cualificadas del sueño americano, los ciudadanos del tercer mundo que, con su pobreza y sacrificio extremo, posibilitan que una élite imperial siga haciendo de la adicción al juego patológico virtud y de la acumulación creciente de riqueza la regla de oro de las relaciones sociales y de la prosperidad de la especie.

    Julian tuvo la oportunidad de solidarizarse con el pueblo más digno y heroico en la defensa del humanismo, la racionalidad y la solidaridad, pero prefirió identificarse con sus verdugos y ser partícipe de la mayor pesadilla: el sueño americano, en virtud del cual el crecimiento sigue siendo un derecho ilimitado en todos los sentidos, que ni siquiera tiene como referencia la comunidad humana (algo de por sí inviable en un planeta de recursos finitos) sino a los individuos y al derecho de propiedad.

    • El sueño americano no es tal. A muchos le resulta una pesadilla. La mayoría de los latinos viven del crédito, para pagar las tarjetas de crédito tienen que tener 2 o 3 trabajos. Los servicios son carísimos, los niños se crian solos pues los padres están trabajando y es un lugar común decir que alla cobran hasta el saludo.

  3. Cuantos Julianes mas se habran ido buscando el “paraiso” sin importarles madres, hermanos, amigos, etc. y estaran ansiando retornar al darse cuenta que ese mundo deshumanizado no tiene nada que ver con la patria generosa que menospreciaron

  4. Por lo que se ve la manipulación no es patrimonio exclusivo de las grandes cadenas y transnacionales de la información, el protagonista de la historia es el único culpable de lo que le sucede, como bien cuenta en el estado de la Florida su enfermedad era cubierta por el seguro, no supo escoger pareja y termina en Texas que no lo tiene ¿quien lo obligo a cambiar de lugar de residencia y perder su seguro?

    Ahora bien aceptemos las bondades del sistema de salud cubano (no recordar Mazorra) ¿cual es balance neto de la emigración e inmigración cubana a los estados Unidos? ¿por que? son esas las preguntas que deben hacerse ¿es la patria generosa con todos o solo con algunos que juegan golf y asisten a festivales del habano con figuras de la farándula internacional?

    La tragedia de Cuba es que el pueblo se canso de oír lo mismo de los mismos mientras ellos hacen todo lo contrario.

    • Patria generosa con TODOS y si lo dudas asómate por cualquier policlínico u hospital de especialidades y observa como atienen a todos sin importar si están o no con el sistema.
      Lo mismo ocurre con la educación donde el hijo del más modesto trabajador o campesino puede llegar a ser científico si tiene las cualidades para ello sin tener que ayudarse limpiando parabrisas de autos o vendiendo chicles en las calles.

  5. Es un emigrante legal, no un “refugiado”. Cual es el motivo de “Guardian” para usar esta palabra?
    Ya hice la pergunta a “Guardian”, vamos a ver su respuesta.

    • Emigrante o refugiado pasa por un trago amargo. Le endulzaron la oreja con un canto de sirena. Hay que repatriarlo.

  6. Es muy triste ,el caso de este cubano ,que se dejó llevar por el sueño americano.Ahora es que ha despertado de ese sueño dentro de una pesadilla.Es una realidad que muchos han querido dejar a nuestra querida patria ,pensando encontrar un paraíso que no existe lejos de nuestra tierra ,porque el paraíso lo tenemos en Cuba.Donde las personas son atendidas con mucho humanismo y se comparte todo por igual sin distinción ni de raza ,ni de sexo.Espero que ese caso haga reflexionar a muchos ilusos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s