Cuba y el racismo de Estados Unidos


Esteban Morales
Esteban Morales

Esteban Morales

Es cierto que en marzo  de 1959, Fidel Castro estaba criticando el racismo  contra los negros en Cuba  y que en 1962 se dijo que ya el asunto estaba resuelto. Pero si los negros cubanos hubiésemos sido tan tontos,  como se parece  sugerir, cuando  se dijo que el racismo había desaparecido y no reaccionamos;   no hubiéramos podido  los negros,  junto a los blancos, haber  logrado  una Revolución como la que  hicimos. Y que desde el principio  comenzó a beneficiar  a la poblacion negra y mestiza cubana. Prodigándoles unas ventajas de las que no gozan en  ningún país de este hemisferio. Hoy esas ventajas sufren los embates de la crisis económica, pero muchas se mantienen y otras continúan estando en las intenciones del gobierno, cuando la situación económica mejore.

Hay fenómenos que tienen su explicación histórica  y hasta su justificación.

Ese año de 1962, en que se dio  el racismo como resuelto, Cuba había acumulado ya  una trayectoria en su política social, que si bien es cierto que no tomó en cuenta el color, si se enfocó   fuertemente sobre la pobreza. Los negros,  más pobres dentro de Cuba, comenzaron crecientemente a recibir los beneficios de esa política .Pues la pobreza fue  también masivamente  blanca, pero la riqueza nunca fue negra.

Muchos  de ellos entonces obtuvieron empleo, se alfabetizaron,  llenaron  las escuelas, entraron en las universidades, a las que casi ninguno   habían logrado  llegar; marcharon a estudiar a los entonces Países Socialistas,  comenzaron a recibir salud gratuita, apoyo social, etc. Y como si fuera poco, dejaron muchos la marginalidad para integrarse plenamente a la sociedad cubana. Es decir,  una política social extraordinariamente humanitaria, que  comenzó a combatir la pobreza y los negros, sobre representados dentro de ella,  comenzaron a disfrutar  como nunca antes  de sus ventajas.

Al mismo tiempo, desde el mes de octubre de 1959, para fijar una fecha, en que desembarcó en  cuba el primer mercenario que venía con el plan de  asesinar a Fidel castro, hasta 1962, la Isla había acumulado  una larga lista de agresiones por parte de la política norteamericana,  la que le había hecho sufrir los crímenes de las bandas contrarrevolucionarias financiadas por la CIA, una invasión mercenaria en abril de 1961, los intentos de invadir la Isla con el Ejército Norteamericano,  la Operación Mangosta, qué debía ablandar a Cuba para después invadirla ; la llamada Crisis de Octubre, en la cual  Cuba se vio obligada a aceptar la instalación de los cohetes nucleares soviéticos; los intentos de una autoagresión en la Base Naval de Guantánamo y otros crímenes. Como si fuera poco, desde el propio 1959, Estados Unidos comenzaba la escalada del bloqueo,  que en el año mencionado, 1962,  tomaba su más agresiva expresión para la época,  con la Proclama Presidencial 3447.Apartir de entonces comenzó una escalada de agresiones económicas que aun no ha concluido.

Todos estos fueron  acontecimientos que aliviaron la realidad de que era puro voluntarismo considerar que el racismo y la discriminación racial ya estuviesen resueltos en Cuba.

Socialmente se creó una situación en que los cubanos, sobre todo negros, no vacilaron en  casi olvidarse del color, para cerrar filas con los cubanos blancos en la defensa de la revolución.

Ambos momentos explicados se coaligaron para reforzar la percepción de que el racismo y la discriminación se habían  terminado, cuando en realidad lo que hicieron fue ocultarse, esperando momentos más propicios  que llegaron con la crisis económica de los años noventa.

Aquellos momentos no eran para presentar reivindicaciones raciales, que nos podían dividir, sino unirse  para defender la obra que les había permitido ser personas, porque la primera vez que lo habían logrado, dentro del Ejercito Libertador y en las batallas por la independencia,  se había perdido  dentro de la intervención de Estados Unidos y la traición de los  que se le aliaron para tomar su tajada de república. Como sabemos, no fue lo más radical del mambizado,  el sector que compartió la república con la intervención norteamericana, sino aquellos que, habiendo combatido contra España, en su gran mayoría, solo   perseguían lograr la independencia,  para ponerla en manos de Estados  Unidos.

Tales presidentes, desde Estrada palma en 1902, hasta Batista en 1958,  no persiguieron otro objetivo que poner en práctica el modelo neocolonial diseñado para Cuba por estados Unidos. Si hasta ese punto llegaba la  traición, de aquella que nunca llegó a ser burguesía nacional, como pensar que podrían preocuparse por los negros. Realmente la preocupación y el ocuparse de  la población negra solo llego con el triunfo de la revolución en 1959.

¿Por qué Obama no incluye en su agenda con Cuba  el racismo y  la discriminación del negro? Simplemente porque no es tonto y  sabe que su administración no puede exhibir, hasta ahora, nada que diga que ha hecho algo por los negros. Ni siquiera haber adoptado una posición más firme y valiente, cuando cada día aumenta la cifra de negros que son asesinados impunemente por los  cuerpos policiales.

Además, de que modo Obama incluiría el tema racial en su agenda con Cuba, sabiendo que la isla le obligaría a poner el suyo sobre la mesa también, de lo cual no saldría bien parado.

Porque los problemas de discriminación y racismo que aun existen en Cuba ni se asemejan a los que existen en los  Estados Unidos. Con una agudización  del problema racial,  de tal modo que Obama se  ve  metido en una situación que hasta ahora lo ha sobrepasado. Pues Obama,  en realidad no encarna ningún ejemplo inspirador de progreso y justicia social para los negros en Estados Unidos ni en ninguna parte del mundo .No habiendo hecho nada por ellos durante sus dos administraciones. Luego entonces,  ¿qué moral tiene Obama para venir a Cuba a luchar por los negros, sino ha sido capaz ni de luchar por los suyos? Solo unos cuantos negros desnaturalizados en Cuba  se podrían hacer la idea de que Obama  lucharía  por ellos.

Es realmente  de  una ignorancia extraordinaria,  decir que Cuba lo que hizo fue utilizar como carne de cañón a los negros cubanos en África. Se carece de toda ética, objetividad y respeto por la verdad, cuando una tarea como la que cumplió Cuba en África, se le juzga con tan poco respeto.

Además, en  primer lugar, en África no solo combatieron negros. También  siempre se autopropusieron para ir a combatir en África  muchos más de los que realmente  fueron.

Cuando no se conocen a fondo las motivaciones de un pueblo, es prácticamente imposible  que se puedan valorar  sus acciones con objetividad. Y eso le ha pasado a unos cuantos. Que vayan  a decirles eso a los pueblos de Angola, Etiopía,  Namibia y Sudáfrica, que al que lo haga les  van a sobrar  los tomates para prepararse una ensalada.

Acaso no se  sabe que el  prestigio de que hoy goza Cuba en África no ha sido disfrutado por ningún ejército  que haya combatido militarmente fuera de sus fronteras

Es cierto que son los negros en Cuba los que menos remesas reciben. Pero ello no es responsabilidad de nadie en particular, sino de un proceso que siempre benefició a la poblacion  blanca. Por no estar los negros nunca en la posibilidad de buscar su  futuro fuera del país. Por eso emigraron tarde, sin apoyo y cuando ya Estados Unidos  no era el país de las oportunidades. Razones por las cuales no tienen los mejores empleos, ni ocupan las posiciones sociales más ventajosas, además de sufrir la discriminación, por lo cual sus posibilidades de enviar remesas a Cuba  se encuentran muy limitadas. Las remesas en Cuba las reciben principalmente personas blancas (el 80% de  la emigración en Estados Unidos) y entre ellos,  Intelectuales.

La poblacion carcelaria ya no es mayoritariamente negra, sino blanca. Y ello se debe a que los principales delitos hoy están vinculados a la corrupción y  que no son precisamente los negros los que más posibilidades tienen  de corromperse. Sino los blancos,  que aun ocupan  más  las posiciones protagónicas   en la economía, en  cuanto al manejo de los recursos.

Es muy superficial hablar de los sufrimientos y vejaciones que sufren los negros en Cuba,  sin poner ejemplos concretos que ilustren tal aseveración. Además, ¿de dónde vienen  a darle lecciones a  los negros en  Cuba de sufrimientos y vejaciones? ¿De la nación más racista del universo conocido? ¿De la nación en que la policía mata a los negros impunemente y no resulta nadie  condenado por esos crímenes.

No es difícil percatarnos de qué  objetivos se persiguen al presentar la cuestión racial en Cuba del modo en que se hace. No es otra cosa que desprestigiar al país. Pero en realidad se hace con argumentos muy débiles y no con las intenciones de la objetividad histórica.

Julio 29 del 2015

21 pensamientos en “Cuba y el racismo de Estados Unidos

  1. Este es uno de los temas para los cuales debe prepararse para el futuro,
    el racismo es un arma de division muy util en la sociedad estadounidense
    y es bastante posible sea un arma que intenten utilizar.
    En Cuba, a la persona que mostraba sintoma de racismo popularmente se
    le calificaba como un “comecaca” por no utilizar una palabra mas fea, eso
    indica que a nivel popular el tal racismo no existe y se deben esforzar por
    eliminar toda posibilidad de contaminacion con los “visitantes iluminados”.

  2. Esteban Morales, me tiene confundido en este articulo, se refiere a los EEUU como un pais rascista, pero su presidente, el hombre mas poderoso del planeta, es negro y sus origenes son africanos, por otra parte, nos habla Esteban, de una Cuba donde el rascismo practicamente no existe, pero la mayoria de los puestos, claves los ocupan los “blanquitos”…entonces, donde hay mas oportunidades para los negros, en EEUU o Cuba?! 😉 Saludos

  3. Obama sirvió de cortina de humo después del racismo estructural sacado a flote por el desastre del Katrina pero con los últimos acontecimientos -brutalidad policial de perfil racista, Ferguson, Baltimore, quema de iglesias, etc- se ha visto que muy poco ha cambiado allí.

  4. El racismo, o su ausencia, no es sobre un presidente negro. Nosotros tuvimos un presidente mulato: Batista. Implicaba eso que la Cuba de Batista habia resuelto el problema del racismo ? El racismo, cuando no esta codificado en leyes, tiene mas que ver con la codificacion subjetiva que diferentes grupos sociales hacen de las razas. No es cierto que los puestos importantes son ocupados exclusivamente por blancos en Cuba. Lazo es el presidente del parlamento, formalmente la tercera persona en terminos de “poder” en el pais. El comandante Almeida, la tercera persona en la linea de comando del pais y el partido era bien oscuro. Hay varios rectores de muy importantes universidades del pais que son negros: La UCI es un ejemplo de ello, una mujer negra de mucho talento, prestigio y autoridad. Hasta recientemente el rector del INSTEC era negro, el anterior a ese tambien era negro. La CTC, la mayor organizacion laboral del pais, ha sido dirigido en varias ocasiones por negros. En la direccion del ejercito tenemos varios negros. La primera secretaria del PCC en la capital es una mulata. en el pasado reciente recuerdo dos negros mas dirigiendo el PCC de la capital. El ministro de comunicaciones hasta hace poco era negro. Si la violencia policial contra los negros en EE.UU fuese anecdotico y no un reflejo mas profundo de algo mal en esa sociedad, no seria tan serio. A pesar de los avances indiscutibles que los negros han tenido en EE.UU, su racismo es mas enraizado que en nuestra sociedad. En EE.UU existen organizaciones de supremacia blanca e iglesias con credos segregacionistas donde militan y participan millones de personas. En Cuba tales cosas no existen. El racismo en EE.UU tiene una expresion social en terminos de extremos de violencia que en Cuba es totalmente desconocida. Hasta hace unas semanas, el parlamento de un estado nortemaricano ondeaba en su sede una bandera confederada representativa de la supremacia blanca. En Cuba nunca hemos tenido un KKK, ni linchamientos. En EE.UU hace muy poco, un joven entro en una iglesia de negros y asesino a varios asistentes. La quema de iglesias negras en EE.UU ocurre con preocupante frecuencia en estados surenhos. En Cuba no tenemos tal cosa. Historicamente los negros pertenecen a los sectores mas pobres de los EE.UU y de Cuba. Para los EE.UU eso implica que la oportunidad de un negro de entrar en Harvard o Standford (dos ejemplos), sencillamente por razones financieras, es menor que la del blanco promedio. La matricula es inalcanzable para el comun del nortemaricano y en especial para el negro promedio aun con todas las afirmative actions que promueven. En Cuba, al ser las universidades publicas tal barrera financiera no existe. Con ello, no implico que no hay otras barreras historicas que hacen el acceso del negro a la universidad esta desbalanceado respecto al blanco en nuestro pais, esas barreras existen (pero de manera mucho mas marcada en EE.UU). En Cuba, la mezcla racial a nivel de distribuciones urbanas en mucho mayor que en EE.UU. Lo mismo pasa, dicho sea de paso, con la mezcla social por ingresos economicos. Un ejemplo extremo de esa segregacion geografica lo vimos despues del desastre de Katrina. En Cuba la raza no es factor de decision significativo en un grupo importante de temas. En EE.UU esta documentado que es mas dificil obtener un credito bancario si eres negro que blanco, incluyendo los limites en las tarjeta de credito. Esta documentado que un negro obtiene por el mismo trabajo menor salario que un blanco, si eres ademas de negra, mujer, es peor aun. En Cuba esos extremos no se dan como problema social generalizado, las personas como norma reciben el mismo salario por el mismo trabajo y la descrimiancion por raza en ese aspecto es casi inexistente. En EE.UU, estudios indican que existen espacios sociales donde, si eres negro tendras mas dificultad en entrar, eso incluye vivir en determinados barrios, clubes, escuelas, entre otros. Esta ampliamente documentado que la raza es un factor significativo en la imposicion de multas, penas carcelarias y otras acciones represivas. Eso no ocurre en Cuba. En EE.UU la probabilidad de muerte violenta por parte del estado, ya sea por condena o por violencia policial o carcelaria, es mucho mayor si eres negro que blanco. En Cuba tenemos problemas inocultables con la percepcion policial de los negros que son subjetivamente enfocados como potencial delictivo mas que los blancos, pero estamos lejos de tener la violencia policial, racialmente motivada, que existe en EE.UU. Cuando en Cuba tomabamos medidas activas para eliminar la descriminacion racial , en EE.UU asesinaban a Luther King, Malcolm X, los cuatro de Alabama. Angela Davies era encarcelada, la masacre de Jackson ocurria.
    En resumen, la percepcion de la raza en Cuba tiene muchos niveles y en cada uno de ellos, el prejuicio racial esta presente, pero nunca a los niveles de los EE.UU. Es significativo en terminos de percepcion social de la raza que oficialmente el poeta nacional de Cuba es un negro. En Cuba tienes mas oportunidades como negro, proporcionalmente respecto al blanco cubano, que en las oportunidades que como afromaericano tienes, proporcionalmente respecto al WASP. Tan importante como lo anterior es que en Cuba, tienes como negro una seguridad social y ciudadana incomparablemente mas equitativa y justa que la que tienes como afromaericano en los EE.UU respecto a los blancos en los respectivos paises. Ambas sociedades estan empenhadas en resolver sus problemas raciales, la diferencia es que la base misma sobre la que nuestra sociedad se construye desde 1959, nos hace no solo estar mucho mas adelante en esa batalla, sino que estamos en muchas mejores condiciones de crear las herramientas sociales que conduzcan, eventualmente, a la solucion de la verguenza del racismo que la sociedad norteamericana. Esto no excluye que ambos tenemos, en esta batalla, experiencias que aprender del otro.

  5. Yo nunca había leído un artículo tan racista y desconectado de la realidad.

  6. Seria mejor ver en “números” la realidad racial cubana, un escrito tan ambiguo se desvanece con simples preguntas que a lo mejor no me dejaran hacer para no contradecir a EMorales.
    Por el momento puedo decir que en EEUU la policía mata a mas delincuentes blancos que negros, casi todos los blancos son estadísticas y casi todos los negros son “asesinatos raciales” incluso si el “gatillo alegre” es negro. Nadie habla sobre las decenas de agentes de la policía muertos anualmente.

  7. Muy buen analisis de Esteban Morales. Es un tema al que es justo dedicar mas tiempo, tanto por los requerimientos propios de Cuba como por el deber de enfrentar los intentos oportunistas de usarlo para difamar contra los cubanos.

  8. Yo soy mexicana, he visitado tanto Cuba como Norteamérica, en Cuba si note racismo, además creo que es falso que la población de origen africano tengan el mismo acceso para puestos de poder que los blancos, de la gente que yo he conocido que estudio en lo que era la URSS, todos son blancos, en cuanto a gente de color en el poder creo que existen más en USA que en Cuba y eso antes de Obama, Condoleezza Rice, Colin Powell, entre otros, que además es importante considerando que en USA la población de origen africano es menor al 15% de la población, en Cuba si no me equivoco es del 40%, cosas similares ocurren en toda América Latina, que el racismo se manifieste diferente en Latinoamérica que en USA, es otra cosa y ninguno es mejor que el otro, en Latinoamérica la gente de color busca blanquearse para subir su estatus, yo me sentí mejor tratada en Canadá que en muchos países de América Latina, como más respetada, yo soy morena en Latinoamérica sería morena clara, en Canadá morena, muchos me confundían con China o indígena canadiense, en Latinoamérica es un racismo consensuado, la mayor de las personas asumen su papel, no hay necesidad de que existan leyes de segregación, en Cuba me toco ver como un señor de origen africano le cedió su lugar a un blanco (creo que nunca leyeron la historia de Rosa Parks), en México también mucha gente humilde de rasgos indígenas le da el lugar a una niña blanca caprichuda, que lo que provoca es que crean que lo merecen todo sin el mayor esfuerzo, de hecho a mi me parecieron mejores personas las blancas anglosajonas que las Latinoamericanas.

  9. Dice en su comentario que la Sra. Rice y el Sr. Powell son ejemplos de personas de “color” en el poder. ¿A qué poder se refiere usted? Antes de emitir juicios infundados luego de unos cuantos viajecitos como turista a Cuba investigue y asesorese. Por ahora le dejo lo siguiente:

    AfroCubaWeb reports:
    United States 290,000 000 inhabitants Black MD’S 17,000
    Cuba 11,000 000 ” ” ” 13,500

    I don’t question these figures. I think however that they only state part of the whole. They suggest that Cubans of African descent are doing significantly better than their counterparts in the US, as judged by participation in the medical profession. I agree. They are. I suggest that including population distribution information would give a more precise idea of proportional representation by group in the medical profession. If we accept the following figures:

    Inhabitants in the US: 290,000,000
    Blacks in the US 35,000,000 (12%)
    MD’s in the US 726,000
    Black MD’s in the US 17,000 (2.3%)

    Inhabitants in Cuba: 11,000,000
    Blacks in Cuba: 7,000,000 (63.6%)
    MD’s in Cuba: 60,000
    Black MD’s in Cuba: 17,000 (28.3%)

    then we can conclude that:

    A Cuban Black is 4 times more likely to be a physician than an American Black.

    However, there are still ways to go:

    A non-Black Cuban is 6 times more likely to be a physician than a Black Cuban.

    Which, nevertheless, is a long step forward from what we observe in the US, where:

    A non-Black American is 50 times more likely to be a physician than an American Black.

    I hope these comments are useful and that they add to your efforts to look with joy but also with a critical mind the process of social transformation in Cuba, which started “only” 40 years ago. I want to see what it achieves in the next 40 years!

    In solidarity,

    Juan Reardon
    USA/Cuba InfoMed

  10. Nací negra y sin fortuna, sin linaje ni abolengo, nací en el tiempo en el que en Cuba se invisibilizaba al negro y tenía más valor una gallina o un perro, y cual era mi futuro en aquellos viejos tiempos? Tres opciones solo había: ser mamá, ama de casa o ser sumisa criada de señores ricachuelos, que a la gente de color apenas daban empleo, pero en el 59, allá por el mes de enero, la llegada de Fidel nos llenó de luz y de sueños, cuando el comandante dijo, Uds. también son pueblo y al igual que a los demás quiero verlos en los centros, en la universidades, en los centros politécnicos y en colectivos obreros dando su mejor esfuerzo, en este momento triste en que perdimos su cuerpo, vengo para agradecerte comandante de los sueños, por pensar en nuestra raza, dándole un espacio entero y por legar en tu obra la emancipación del negro..

  11. Excelente Tocororo. Hay que repetirlo hasta la saciedad. No hay peor ciego que el que no quiera ver.

  12. Nosotros somos internacionalistas, no somos nacionalistas estrechos ni chovinistas, y fuimos capaces de derramar nuestra sangre en otros lugares del mundo, en América Latina y en Africa, de manera generosa. Como recordó Mandela, por cada uno de los que fueron se habían ofrecido 10 para cumplir misiones internacionalistas. ¿Podría decirse que haya acaso un pueblo más noble, un pueblo más solidario, un pueblo más revolucionario? ¡La sangre de los angolanos era nuestra sangre, y la sangre de los namibios y la sangre de los sudafricanos es nuestra sangre! ¡La sangre de la humanidad es nuestra sangre! (APLAUSOS)

    Nuestras ideas van más allá de chovinismos, de nacionalismos estrechos, nuestras ideas van más allá de todas las fronteras. Vivimos en el mundo que nos tocó vivir y luchamos por un mundo mejor; pero nuestras mentes, nuestras inteligencias, nuestros corazones están preparados para un mundo mucho mejor, para un mundo muy superior, para un mundo como aquel que querían Marx y Engels, en que el hombre fuera hermano del hombre y no lobo del hombre.

    El capitalismo es el más grande creador de lobos que ha existido en la historia de la humanidad, y el imperialismo no ha sido solo el más grande creador de lobos, sino también el más grande lobo que ha existido.

    Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos! (APLAUSOS)

    Pero ahora el internacionalismo está en defender y preservar la Revolución Cubana, ese es nuestro más grande deber internacionalista (APLAUSOS); porque cuando queda una bandera como esta, que representa ideas tan justas como esta, defender esta trinchera, este bastión del socialismo, es el más grande servicio que podemos prestarle a la humanidad.

    Fragmento del Discurso Pronunciado Por El Comandante En Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Secretario Del Comité Central Del Partido Comunista De Cuba Y Presidente De Los Consejos De Estado Y De Ministros, En El Acto Central Por El Xxxviii Aniversario Del Asalto Al Cuartel Moncada, Efectuado En La Plaza Victoria De Girón, En La Provincia De Matanzas, El 26 De Julio De 1991. [ Acto celebrado con la presencia de Nelson Mandela]
    http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1991/esp/f260791e.html

  13. Zuleica Romay: “Cuba es un referente en la lucha contra los prejuicios raciales” [http://cubarte.cult.cu/es/article/47911]

    En 2011, declarado por las Naciones Unidas Año Internacional de los Afrodescendientes, la convocatoria del 53 Premio Literario Casa de las Américas incluyó la del Premio Extraordinario de Estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos.

    Lo mereció entonces el ensayo Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad, de Zuleica Romay, quien desde hace un año dirige en esa institución el Programa de Estudios sobre Afroamérica.

    “Creo que la experiencia del Premio y una evidente acumulación de acciones culturales y de extensión del sistema de Casa de las Américas aconsejaron integrar todos los esfuerzos constituyendo un nuevo Programa, que es el de Estudios sobre Afroamérica, creado a finales de 2015. O sea, que acaba de completar ahora su primer año de trabajo”.

    Dijo en conversación que sostuviera con Cubarte poco antes de la apertura este lunes del 58 Premio Literario Casa de las Américas, en cuya convocatoria reapareció, ya sin carácter extraordinario, el Premio de Estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos.

    “La dinámica del Premio Casa es que en cada edición convoca un premio asociado a uno de sus Programas de Estudio: Estudios Sobre la Mujer, Latinos en Estados Unidos, Culturas Originarias y Estudios sobre Afroamérica. Hemos pensado para una próxima convocatoria, que deberá ser dentro de cuatro años, comenzar a difundirla mucho antes de lo habitual porque, para los que están realizando investigaciones sobre un tema, a veces la convocatoria de un premio publicada solo unos meses antes no les permite cerrar la investigación, no les permite terminar el ensayo. Casi siempre los ensayos de estas materias tienen una base investigativa del propio autor o de estudios de los resultados de otros que requiere un tiempo para madurar”.

    La convocatoria de este Premio me pareció muy general.

    “Lo que ocurre es que en la contemporaneidad la presencia negra en las Américas puede manifestarse de muchas maneras. Esta convocatoria permite que participen ensayos de perfil histórico, de naturaleza sociocultural o aproximaciones a diferentes manifestaciones del arte, donde puede estar presente la influencia cultural de África y su legado. Creo que la manera en que está formulado el Premio permite que haya ensayos de diferentes perfiles y que se produzcan diversos acercamientos”.

    El Premio coincidirá con la reunión en Casa de las Américas del Comité Científico Internacional de la UNESCO para la elaboración del Volumen IX de la Historia General de África. ¿En qué medida piensas que esto puede resultar beneficioso para el Programa que diriges?

    “Nosotros nos alegramos mucho cuando ellos hicieron la solicitud de que Cuba fuera la sede de la reunión. La UNESCO lleva realizando este programa de Historia General de África desde los años 80. Ya existen ocho volúmenes, algunos de ellos hasta con tres tomos. O sea, es una obra magna, muy compleja, en la que participan académicos, estudiosos de África de todos los continentes.

    Creo que esta es la quinta reunión de los expertos que están trabajando el Volumen IX. Ellos pidieron que fuera en Cuba, quisieron que la sede fuera Casa de las Américas y yo me alegré mucho pues no es posible estudiar Afroamérica sin tener vínculos con la Academia africana o con los académicos que estudian a África, su historia y su cultura.

    Por la propia naturaleza del sistema de relaciones de Casa de las Américas, los vínculos académicos con África son débiles, son muy específicos y, realmente, esta reunión nos ofrece la posibilidad de consolidar ese sistema de relaciones”.

    En los últimos años varias instituciones cubanas han dedicado parte de sus esfuerzos al estudio del tema de la racialidad, de sus manifestaciones al interior de nuestra sociedad. ¿Crees que la existencia de este Programa de Casa de las Américas sirva para cohesionar todos esos empeños?

    “Creo que sí porque la Academia tiene dos funciones. La Academia tiene que estudiar, pero la Academia tiene que preocuparse también por la socialización del conocimiento.

    A mí me parece que el hecho de que este Programa de Estudios se radique en Cuba, donde ya hay muchos antecedentes de aproximaciones académicas al tema de África y su legado; así como a la cuestión racial cubana, va a ayudar a que varias de esas instituciones vean en el Programa un espacio de integración y un espacio para la colaboración científica.

    Tendremos también que pensar de conjunto con otras instituciones cómo socializamos el conocimiento que se vaya construyendo sobre la cuestión racial cubana y cómo funciona nuestra sociedad en torno a esos temas”.

    Seguramente es muy pronto, pero me gustaría saber si te sientes contenta con algún resultado que te indique ya la validez de este Programa que diriges en Casa de las Américas.

    “Sí, vale la pena. Nosotros hicimos una comunicación que hemos estado circulando por internet en la que explicamos los fines del Programa e invita a investigadores, escritores, profesores, académicos de todo el mundo a participar.

    Realmente, hemos recibido respuestas de todas partes del mundo interesándose en mantenerse al tanto del Programa, ofreciendo colaboración, preguntando si vamos a tener alguna publicación digital donde la gente pueda hacer colaboraciones…

    Creo que el hecho de que Cuba sea un referente en la lucha contra los prejuicios raciales y la discriminación;de que Cuba sea un referente en cuanto al avance social, la movilidad, la dignificación de las personas que descienden de africanos, le da mucho atractivo al programa.

    Yo creo que sí, que hacía falta y que va a ser muy beneficioso para el sistema institucional cubano y para la cultura cubana en general”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s