Internet promociona una preocupante y creciente desigualdad. Por Daniel Innireraty


 La Red es un espacio abierto y descentralizado, que horizontaliza la sociedad. Al igual que el mercado tiene una estructura igualitaria, pero muestra las mismas limitaciones inherentes a todo sistema de agregación, entre ellas, una peculiar promoción de la desigualdad. No haríamos una descripción cabal de la política de las redes si nos limitáramos a celebrar sus propiedades democratizadoras sin advertir sobre sus riesgos, sus contradicciones, sus límites, y los interrogantes que plantea un despliegue todavía abierto. Uno de los primeros interrogantes tiene que ver con la cuestión de la igualdad. Esto nos permite hablar de una brecha digital, y de pobres y ricos en materia de datos. Sigue leyendo