“Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos”. Por Raúl Castro


Raúl en el VII Congreso llamó a “superar definitivamente la falsa unanimidad, el formalismo y la simulación”. Apoyarse en ello para defender el trabajo con instituciones norteamericanas buscando el “transitional change”, “en favor de una Cuba multipartidista” como parte de  “un nacionalismo de derecha, que está en contra del bloqueo pero también implícita o explícitamente en contra de la Revolución e invocando posturas centristas” es una manipulación muy torpe porque el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba dijo esas palabras en su Informe Central al VII Congreso de esa organización, precisamente argumentando el sistema de Partido único en nuestro país y denunciando las estrategias de subversión implementadas desde EEUU.

Debe ser casualidad que esa manipulación se haga desde el sitio Cartas desde Cuba, uno de los espacios dedicados, como dice Raúl, a fomentar “la división, la apatía, el desaliento, el desarraigo y la falta de confianza en la dirección de la Revolución y el Partido. “¿O será Raúl por decirlo un “extremista”, de esos que se cansan, se desgastan, se quedan solos, o no suelen llegar lejos?

Las palabras de Raúl:

Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos, es cuando me dicen que en Cuba nada más hay un partido. Y yo les contesto: “Sí, igual que ustedes, tienen un solo partido”, y los norteamericanos me contestan: “No, nosotros tenemos dos.” Y como si yo no lo supiera, me dicen sus nombres: “Demócrata y Repu­blicano.” “Correcto, eso es correcto, eso es igual que si en Cuba tuviéramos dos par­tidos, Fidel dirige uno y yo el otro” (Risas y aplausos).

Seguro que Fidel va a decir: “Yo quiero dirigir el comunista”, yo diré: “Bueno, yo dirigiré el otro, no importa el nombre” (Risas).

Como expresábamos, aquí había tres organizaciones: 26 de Julio, el Partido So­cialista Popular y el Directorio Revo­lucionario 13 de Marzo. Podíamos haber hecho tres partidos; pero todos coincidieron en la necesidad de unirse para hacer un solo partido, y fusionar sus respectivos órganos de prensa, para ser más fuertes; todos sus dirigentes tuvieron una magnífica y decisiva actitud en dar ese paso, ¿por qué vamos a dividirnos ahora? Lo que sí tiene que ser es un partido muy democrático, que es a lo que aspiramos, y que se pueda discutir con profundidad y entera libertad cualquier problema.

La propia CTC, los obreros se tienen que unir para ser más fuertes, en cualquier agencia de prensa occidental que usted lea algo que haga referencia a nuestra Central de Trabajadores, añaden entre paréntesis: única, como si eso fuera un delito.  

Ellos quieren modelar al mundo —ya saben a quiénes me refiero: a los Estados Unidos y a todos los que los acompañan—, ajustar al mundo a sus conveniencias, es lo que quieren hacer, y por eso debemos estar alertas hoy más que nunca. Ellos mismos han dicho: 50 años de bloqueo no dio resultado y no pudimos aislar a Cuba, por el contrario, estábamos corriendo el riesgo de quedarnos aislados nosotros en América Latina. Hay que cambiar eso. ¿Y por qué lo van a cambiar?, por otros métodos más difíciles de combatir. De ahí la im­portancia de estas cuestiones que deben estar suficientemente claras en nuestras mentes y en nuestro pueblo.

No es ocioso reiterar que son conceptos que no deben prestarse a la confusión, ni hoy ni nunca. Si lograran algún día fragmentarnos, sería el comienzo del fin en nuestra patria, de la Revolución, el Socialismo y la independencia nacional, forjados con la resistencia y el sacrificio de varias generaciones de cubanos des­de 1868.

La existencia de un partido único presupone estimular el más amplio y sincero intercambio de opiniones, tanto dentro de la organización partidista como en su vínculo en la base con los trabajadores y la población. El Partido está obligado a potenciar y perfeccionar de manera permanente nuestra democracia, para lo cual es imprescindible superar definitivamente la falsa unanimidad, el formalismo y la simulación. El Partido está en el deber de favorecer y garantizar la participación cada vez mayor de la ciudadanía en las decisiones fundamentales de la sociedad. No tenemos ningún miedo a opiniones distintas ni a las discrepancias, pues solo la discusión franca y honesta de las diferencias entre los revolucionarios nos conducirá a las mejores deci­siones.

Sabemos que el Partido y la Re­vo­lución cuentan con el apoyo mayoritario del pueblo, es un hecho que nadie puede negar, no obstante, no ignoramos que en determinados sectores de la población existen manifestaciones de falta de compromiso y desinterés por los asuntos de la vida política y que se mantienen opiniones negativas sobre la ejemplaridad de algunos militantes y cuadros, así como su desvinculación de nuestro pueblo.

Se ha verificado en el período más reciente un crecimiento de las acciones enfiladas a fomentar valores de la sociedad de consumo; la división, la apatía, el desaliento, el desarraigo y la falta de confianza en la dirección de la Revolución y el Partido, sembrando una matriz de opinión que trata de mostrarnos como una sociedad sin futuro.

Se estimula la emigración ilegal y de­sordenada de jóvenes y de especialistas de diversos sectores al amparo de la Ley de Ajuste Cubano, la Política de pies secos-pies mojados y el Programa de parole, o sea, el permiso para residir en los Estados Unidos, otorgado con absoluta rapidez, para nuestros médicos, los que prestan servicios en el exterior, cuestiones a las que me referiré más adelante.

En estas circunstancias se impone fortalecer una labor preventiva inteligente, firme y sistemática y elevar las exigencias y el control por parte de los órganos encargados del enfrentamiento a la subversión político-ideológica, así como levantar la combatividad de los militantes, la vigilancia en los centros de trabajo y la labor ideológica con las nuevas generaciones, potenciando el insustituible papel de la familia y la escuela. Repito: ¡Potenciando el insustituible papel de la familia y la escuela!

Se ha avanzado en las acciones dirigidas a forjar una cultura comunicacional en el país y disminuyeron las manifestaciones de secretismo, sin embargo continúan presentándose vacíos informativos e interpretaciones erróneas a causa de que todavía no es suficiente la divulgación de la marcha del proceso de actualización y la implementación de las políticas aprobadas.

La influencia en nuestra realidad de las complejidades del mundo en que vivimos, la política de hostilidad y acoso, las acciones dirigidas a introducir plataformas de pensamiento neoliberal y de restauración capitalista apoyadas por una perversa estrategia de subversión político-ideológica que atenta contra las esencias mismas de la Revolución y la cultura cubana, la historia y los valores que en ella se han forjado, la innegable existencia de problemas acumulados en la sociedad, a lo que se suma el propio proceso de implementación de los Li­neamientos y los profundos cambios en que nos encontramos inmersos, así como el nuevo escenario en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, son hechos que imponen elevados desafíos al trabajo ideológico. Esos programas van dirigidos hacia los sectores que el enemigo identifica como los más vulnerables y abarca a los jóvenes, la intelectualidad, los trabajadores asociados a las formas no estatales de gestión y las comunidades con mayores dificultades materiales y económicas.

A la par que salvaguardamos en el pueblo la memoria histórica de la nación y perfeccionamos la labor ideológica di­ferenciada, con especial énfasis hacia a la juventud y la niñez, debemos afianzar entre nosotros la cultura anticapitalista y antiimperialista, combatiendo con argumentos, convicción y firmeza las pretensiones de establecer patrones de la ideología pequeño burguesa caracterizados por el individualismo, el egoísmo, el afán de lucro, la banalidad y la exacerbación del consumismo. 

Textos relacionados:

20 pensamientos en ““Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos”. Por Raúl Castro

  1. Primero de Mayo: Manifestación Irrefutable de la unidad del pueblo revolucionario cubano junto al partido, el movimiento obrero y las organizaciones de masas y sociales.
    El ya histórico VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, clausurado el 19 de abril de 2016; Aniversario 55 de la victoria de Playa Girón, Primera derrota del imperialismo norteamericano en América Latina, se llevó a cabo con la presencia junto a los delegados e invitados de Fidel y Raúl Castro Ruz; marcará un importante momento para el fortalecimiento y eficiencia del Modelo Económico y Social del Partido y la Revolución.
    El bloqueo imperialista y sus lacayos dentro o fuera de Cuba no podrán bloquear jamás nuestra unidad, independencia, soberanía y la confianza en la sociedad Martiana, Socialista y Sostenible que construimos y perfeccionamos “Para el bien de todos”, como señalara nuestro Héroe Nacional.
    Nuestra mayor riqueza es la firmeza de los principios que sustentamos: La formación en los valores que defendemos en la niñez, la juventud y el pueblo como expresó José Martí, nuestro Apóstol, que vivió y dio su vida en el campo de batalla por la independencia de Cuba contra el colonialismo español: “Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura y en la utilidad de la virtud”.
    Fidel Castro Ruz, Líder Histórico de la Revolución Cubana, guía de las causas justas en Cuba y en el mundo, su pensamiento perdurará junto al del Más Universal de los Cubanos, que en sus momentos históricos, ambos han luchado y luchan por la independencia, soberanía y la unidad de todos los revolucionarios cubanos. El 19 de abril, en el discurso del compañero Raúl Castro en la clausura del VII Congreso del Partido, entre otros asuntos, señaló: “Querido compañero Fidel; Compañeras y compañeros: Hemos tenido intensas jornadas en este 7mo. Congreso próximo a concluir, en el cual se adoptaron acuerdos de trascendencia estratégica para el presente y el futuro de la nación.
    “El Congreso aprobó el Informe Central y diversas resoluciones sobre los principales asuntos analizados, se pasó revista al cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y se acordó su actualización, expresada en 274 lineamientos.
    “Igualmente se debatió el informe sobre el cumplimiento de los Objetivos de la Primera Conferencia Nacional del Partido y se adoptaron decisiones para continuar fortaleciendo su papel como fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, consagrado en la Constitución de la República.
    “Al propio tiempo, el Congreso acogió favorablemente los proyectos presentados acerca de la Conceptualización del Modelo Económico y Social y las bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, y teniendo en cuenta su importancia aprobó iniciar un debate amplio y democrático sobre estos documentos programáticos con la militancia del Partido, la UJC, representantes de las organizaciones de masa y de diversos sectores de la sociedad. Esperamos concluir este proceso antes de que finalice el presente año, de modo que el Comité Central, en correspondencia con la facultad que le otorgó el Congreso, los apruebe definitivamente.
    “(…) El desarrollo de la economía nacional, junto a la lucha por la paz, la unidad y la firmeza ideológica, constituyen las misiones principales del Partido.
    “Este concepto no puede quedarse como una simple frase, es preciso llenarlo de contenido concreto en acciones y medidas que permitan hacer realidad la visión de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.
    En la significativa fecha del Día Internacional de los Trabajadores del año 2000, y, precisamente hace diez y seis años, en la histórica Plaza de la Revolución, Jose Martí, Fidel
    definía el concepto de Revolución fruto de su larga lucha como combatiente comunista, revolucionario, martiano y marxista leninista y resumiendo su pensamiento preclaro, guía para las actuales y futuras generaciones de cubanos:
    “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.
    La idea de un solo partido es un legado del Más Universal de los Cubanos. En la intervención del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en su Informe Central al VII Congreso de esa organización, argumentó sobre el sistema de Partido único en nuestro país y denunció las estrategias de subversión implementadas desde EEUU., expresado por el compañero Iroel Sánchez, en La Pupila Insomne “Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos”. Por Raúl Castro, de fecha 2 de mayo de 2016.
    En el trabajo ¿Por qué un solo Partido?, de Ediciones Verde Olivo. Especial Diario Granma. VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, se expresa: El partido de la nación cubana. (…) José Martí definió: “La unidad de pensamiento, que de ningún modo quiere decir la servidumbre de la opinión, es sin duda condición indispensable del éxito de todo programa político, (…)”.
    El Primero de Mayo de este año, en la Plaza de la Revolución, José Martí, con la presencia del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba Raúl Castro Ruz, dirigentes del Partido, de la CTC y los Sindicatos e invitados cubanos junto a delegaciones extranjeras presentes y en los actos y marchas igualmente compactas efectuadas en cada provincia fue una manifestación Irrefutable de la unidad del pueblo revolucionario cubano junto al partido, el movimiento obrero y las organizaciones de masas y sociales. ¡Viva el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba!
    ¡Viva el Primero de Mayo! ¡Viva el Día Internacional de los Trabajadores!
    ! Vivan Fidel y Raúl!
    José Antonio Gell Noa-Mérito Cubano Sitio web de Noticias/Prensa

  2. Pingback: “Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos” | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

  3. No voy a escribir Tanto…… Para que tanta y Tanta baba, UTDS me dan a mi a escojer un PARTIDO de todos los Habidos y Por haber en el Mundo , Sinceramente , sin Tapujos, Sin Miedo , sin HIpocresia, sin falsedad ..
    ! un Solo Partido en Cuba ! sin mas aqui y sin mas alla ! dejemos el Cuento y las FANTASIAS , Muy Firmemente sin Tuteos ni la cabeza de un guanajo ! Partido Comunista de Cuba. !

    ? para que Dos Partidos ni 3
    Partidos ? ” a OTRO con ese Cuento..

    • Para q haya opciones, diferencias, planes de gobierno diferente, DIVERSIDAD, llevamos 57 años con partido único o poder único y lo único q hemos hecho es involucionar. No crees q va siendo hora de probar otros horizontes? A mi sinceramente me da lo mismo q sea un partido o 100. Lo único q quiero es q se hagan las cosas bien.

  4. Mis saludos para el colectivo de La Pupila Insomne, gracias por compartir conmigo sus artículos. Considero que lo que nos ha mantenido invencible durante más de medio siglo frente a tanto acoso y hostilidad del imperio es precisamente la unidad, unidad de pensamiento y acción. No podemos renunciar a esa fortaleza que ha sido, es y será nuestro Partido Comunista.

  5. Pingback: ¿Por qué vamos a dividirnos ahora? #Cuba | Cuba por Siempre

  6. Vamos a imaginarnos algo: que la historia nos hubiese llevado por otros caminos, y no por el que tomamos en el 59, y que fidel no hubiese si quiera echado la pelea que comenzó en el 53, que ni siquiera hubiese nacido por ejemplo, quizás hubiesen existido en cuba un partido demócrata, un republicano y un otro cualquiera, todos con ideas diferentes a las del PCC, y que a ellos se les hubiese ocurrido unirse y formar el Partido del Pueblo, por ejemplo. Supongamos que en ese escenario a alguien se le hubiese ocurrido fundar en cualquier año X el PCC, pero que aquellos dijeran “No, tenemos que estar unidos, no puede haber otro partido con ideas diferentes”. Saben lo que sucede? que pensamos que somos nosotros los que tenemos la razón y la verdad y para qué más partidos ¿verdad? Ciertamente no creo en el pluripartidismo como solución, pero sí pienso que al pueblo hay que empoderarlo más, darle más participación en las decisiones del país. Las consultas populares deben hacerse con más frecuencia, yo creo que sólo una ha valido la pena en casi 60 años de revolución, y fue la que dio lugar a los lineamientos del PCC hace unos años ¿Quieren que sigamos siendo socialistas con un solo partido? Ok, pero que sea sobre la base del concenso del pueblo sin imposición aunque sí con mucho trabajo político ideológico para que este pueblo esté cada vez más convencido que el capitalismo y el pluripartidismo no son la solución a nuestros problemas. De hecho, yo cambiaría el nombre de nuestro partido porque la verdad, no pudimos alcanzar el comunismo, ni lo vamos a alcanzar por el camino que van las cosas, a no ser que sigamos viendo ese nombre como algo simbólico. Le pondría un nombre más realista, algo así como Partido Socialista de Cuba o Partido del Pueblo Cubano.

  7. Aquí se puede comentar y debatir en serio o pasa como en CubaDebate y demás prensa cubana q te borran comentarios q no estén de acorde a la ideología???

    • En ningun blog oficialista tendras ese debate serio. Aqui puede ser que te publiquen algo a favor de las Damas de blanco y decir que el pueblo las apoya, pero enseguida te caen arriba los 6 revolucionarios de siempre (casi todos viven en el capitalismo) y entonces no te publican un segundo comentario demostrando que no mientes.

  8. Disculpen que llegue tarde a este post, ya lo había leído con calma pero estaba con muchas cosas de trabajo y no le podía dedicar tiempo para dejar una idea.
    Primero, aplaudo con todas las manos posible (es una desgracia que tengamos solo dos) el hecho que Raul plantea, la necesidad de contar con un partido democrático, algo que no siempre se aplico, la divergencia, la opinión distinta fue siempre vista como factor de desunión, y “nos ponia en peligro ante el enemigo”, esto sirvió para que muchos burócratas dentro del partido se les creara las condiciones para avasallar y no debatir, esto es una opinión factica.
    Ahora bien, hay otros temas mas profundos, y seria bueno que los intelectuales (algo que no soy) que se dedican al estudio de la sociedad, vayan a la médula de la cuestión.
    Dejare en claro sin tapujo que no estoy a favor de organizar “la nueva sociedad” utilizando UN PARTIDO, ni MILES, y para ello no me baso solo en mi historia personal, sino en un análisis a vuelo de pájaro (por eso se necesita de mas estudio). Los partidos, fue el método que utilizo la burguesía en su revolución para organizar la sociedad y hacerse del poder, junto con la manera impuesta una vez en el gobierno de los famosos TRES poderes y “su independencia”, esta claro que cuando el proletariado tuvo que hacer su revolución para desplazar a la burguesía utilizo el mecanismo de partido creado por esta ultima, el partido comunista fue entonces (con una teoria en su espalda), el que mejor represento esos anhelos y necesidades, y de alguna manera propicio la llegada del proletariado al poder por primera vez en 1917. Ahora bien, mientras se restaura una nueva forma de hacer economia y la propiedad pasa de manos privadas a estatales, en esa lucha, es logico que siga apareciendo la denominacion de partido, pues en esa lucha de clases y en el establecimiento de la dictadura de ese proletariado, el partido burgués sigue estando. Pregunto entonces ¿que sentido tiene seguir organizando la sociedad con la utilización de partidos, si ya se instauro un solo tipo de propiedad?.
    Los experimentos de sociedades socialistas no han sido nada creativa con respecto a la organización de la sociedad, estas han seguido un paradigma creado por los burgueses en su momento histórico cuando alcanzo el poder por primera vez. Se puede y se debe organizar la sociedad sin la presencia de partidos. El sistema de partidos (sea UNO o VARIOS) a mi modo de ver es algo obsoleto que tienen como única finalidad en las sociedades burguesa de perpetuar el control de las minorías acaudaladas y en las sociedades socialista la creación de una burocracia paralizante que dice representar los anhelos de las mayorías.

    Para mi Cuba ha ideado un mecanismo democrático de una trascendencia inusual, que debe ser perfeccionado y despojado de todo formalismo, y es el PODER POPULAR, ha creado un mecanismo de consulta popular en cada barrio, circunscripción de una fuerza increíble si es bien utilizado y acompañado como debe ser.

    El acecho a Cuba Socialista seguirá mas allá de la muerte de la generación histórica, Cuba esta rodeada de sociedades burguesa que le pedirán todo el tiempo que la sociedad sea organizada según su PARADIGMA, mientras mas partidos (según ellos) mejor, por tanto creo que necesitamos como NUEVA sociedad que se construye una manera distinta de organizarla, y a mi modo de ver la presencia de un partido o de varios no es la manera.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s