El peligro Trump está presente. Por Néstor García Iturbe


El día 30 de junio , el candidato republicano, Donald Trump declaraba a NEWSMAX que estaba contendiendo contra  dos partidos ‘I’m Running Against Two Parties’, pudiera ser esta otra de las declaraciones de Trump que se convierten en famosas y donde se trata de mostrar las características del mismo.

En mi criterio, Trump no está compitiendo contra dos partidos, porque en Estados Unidos no existen dos partidos, existe un solo partido que se divide en dos secciones, una de las cuales se denomina Demócrata y la otra Republicano, pero que ambas representan y aspiran a mantener instaurado el sistema que beneficia al “establishment”.

Esto provoca que los llamados Demócratas y una parte de los llamados Republicanos se unifiquen en contra del peligro que representa alguien que  ha planteado modificará algunos asuntos, aunque sus ideas se consideren superficiales y difíciles de lograr, pero si hace algo de lo que dice, los cambios pudieran perjudicar en cierta medida los grandes intereses económicos que rigen el país, sería un verdadero peligro para la Seguridad Nacional.

Sin pretender mencionar todos entre los llamados Republicanos que plantean no apoyarán a Trump, se encuentran el Senador por Texas, Ted Cruz, el gobernador de Ohio John Kasich, el Senador por la Florida Marco Rubio. Otro personaje de fuerte tendencia neoconservadora que endoso a Hillary, lo fue Robert Kagan militante republicano y uno de los ideólogos de la guerra contra Irak.

Kori Schake, investigadora de la Hoover Intitution, oficial del Consejo Nacional de Seguridad durante el gobierno de George W.  Bush, se siente más identificada con Hillary. A ella se une Hank Paulson. El que fuera sub secretario de estado , Richard Armitage y Brent Scowcroft, todos funcionarios del gobierno de W. Bush. Debe agregarse a la lista Hank Paulson que ocupó el cargo de Secretario del Tesoro durante la propia administración de Bush padre , el cual ha integrado la organización  NUNCA TRUMP.

Realmente con estos enemigos, no es necesario tener amigos. El que analice la forma de actuar de aquellos que en estos momentos abandonan un campo y se suman al otro, seguramente no tendrán dudas de por quién votar en noviembre.

Otros entre los llamados Republicanos, ante el peligro de que Trump salga electo presidente, tienen otra estrategia, tratar de controlar al loco y para eso tienen que unirse al mismo. Si Trump logra el triunfo electoral, sin apoyo alguno del partido, entonces se sentirá totalmente libre para nombrar los funcionarios del próximo gobierno y decidir la política a seguir.

El peligro se multiplicaría, pues pudiera nombrar otros locos como él en la Secretaría de Defensa, el Departamento de Estado la CIA, el Tesoro, Comercio, Seguridad de la Patria, dentro del personal de la Casa Blanca y en otros lugares importantes del gobierno. ¿Se imaginan ustedes lo peligroso que sería esto para la Democracia Representativa? 

Cómo escribí en su momento, en conversación con Nancy H. Zingale, profesora de la Universidad de St. Tomas, en Estados Unidos esta explicó ampliamente las razones del apoyo que estaba recibiendo Trump por parte de distintos sectores de la población estadounidense.

 La misma nos dijo que Trump no es un político y los estadounidenses están cansados de escuchar a los políticos, que en las campañas dicen una cosa y en realidad después hacen otra. Trump dice lo que siente y considera correcto, por lo que la gente asume que será lo que haga si llega a ser presidente.

Algunos de los pronunciamientos de Trump no resultan agradables a ciertos oídos, sobre todo a los liberales  y los que tienen el criterio de que  Estados Unidos debe alejarse de las tendencias conservadoras y asumir otras posiciones en cuanto a los problemas sociales internos y los internacionales. Sin embargo, hay otros oídos que consideran correctos estos pronunciamientos y esos no vacilan en brindar su apoyo a Trump.

 Algunos de sus pronunciamientos han sido duramente criticados por los demócratas y en especial por los grupos que se han sentido afectados por los mismos, sin embargo , un buen número de personas los han apoyado, lo que demuestra que  el aspirante a candidato refleja el pensamiento y filosofía de una buena parte de la población estadounidense, dentro de esos, hare un breve recuento:

En vez de invertir en Estados Unidos, las grandes empresas invierten en otros países.  Tomará medidas para que inviertan en Estados Unidos, para disminuir el desempleo y que los estadounidenses vuelvan a tener un aceptable nivel de vida.

Estados Unidos tiene bases militares en otros países y cierra bases en tierra estadounidense. Eso trae como consecuencia que los pueblos cercanos a las bases en Estados Unidos sufren problemas económicos, mientras que los que se encuentran cerca de las bases en otros países reciben beneficios económicos.

Se ha tratado de imponer la democracia en países que no desean tener ese tipo de régimen, pero Estados Unidos se gasta millones de dólares en esa tarea.  El que desee tener una democracia nos debe pagar, igual que el país al cual enviamos tropas para defenderlos, ellos deben pagar las tropas, no el contribuyente estadounidense.

Se manda ayuda de todo tipo a distintos países, pero no se manda la misma cantidad de ayuda a los necesitados dentro de Estados Unidos. Esto debe cambiar.

Algunos de sus pronunciamientos iníciales han tenido modificación, no dudo que para tratar de lograr el apoyo de varios sectores importantes de la población, pero lo cierto es que Trump al hacer este tipo de declaración es reflejado en la prensa más importante y recibe una publicidad gratuita.  La modificación de declaraciones tiene seguramente su origen en el asesoramiento que el partido le está ofreciendo.

En cuanto a la base de apoyo que Trump pudiera tener para las próximas elecciones, se plantea que la mayor cantidad de esta se encuentra entre las personas de la raza blanca, con una educación media, sin empleo o con problemas económicos, aunque también ha estado planteando la necesidad de mejorar la situación económica de las personas de la raza negra y se dice estuvo conversando con Condoleezza Rice como posible vicepresidente, aunque se plantea esta no aceptó, pero demuestra que está consciente necesita el voto de estas personas.

En las elecciones presidenciales del 2012 votaron  101,6 millones de blancos, de estos, Obama recibió 39,6 millones de votos y Romney recibió 59,9 millones. En cuanto a los negros, que totalizaron 16,9 millones de votos, lo hicieron por Obama 15,8 millones y por Romney 1,0 millón. Dentro de los hispanos, 16,0 millones, 11,3 millones votaron por Obama y 4,3 por Romney. Comparados estos números con los del año 2008, tenemos que los demócratas perdieron 5,2 millones de votos, mientras que los republicanos ganaron 1,6 millones.

De los 234,5 millones de personas con derecho al voto, ejercieron su derecho 129,0, por lo que se mantuvieron ausente de las elecciones  105,5 millones, si alguien logra despertar una parte de esta fuerza y situarla en su boleta electoral, seguramente tendrá asegurado el triunfo.

El peligro Trump está presente, los demócratas con un grupo de republicanos piensan neutralizarlo.  Si no pueden hacerlo, existen grandes posibilidades de que a partir de enero del 2017, presenciemos cambios importantes en la política interna y política exterior de Estados Unidos.

5 pensamientos en “El peligro Trump está presente. Por Néstor García Iturbe

  1. Pingback: El peligro Trump está presente. Por Néstor García Iturbe | Golpeando el Yunque

  2. Es cierto que en los estados unidos todo es campaña, manipulación, para tratar de obtener el voto. Trump viene con un discurso diferente, pero también es muy preocupante su proyección con respecto a los negros, a los musulmanes, a los millones de emigrantes que pueblan a ese país y que durante muchos años estos han sido su fuerza de trabajo barata, sería terrible si este hombre tomara el poder y convierte en realidad su programa de gobierno

  3. ¿De verdad será tan malo Trump?, digo para el resto del mundo a mi me importa poco que los norteamericanos empeoren con Trump, problema de ellos es más, si empeoran (sobre todo su economía) yo mejoro, en ese sentido una buena dosis de Trump para USA vendría bien. El análisis de los que no somos usamericanos debería ser: ¿nos conviene a nosotros o no?, y en función de esa respuesta hagamos lo que podamos para influir ya que de todas maneras todos los medios nos imponen las noticias de una carrera electoral en un país en que no puedo votar ni na, ni na….

  4. Quizás alguna inocencia en entender a USA, leamos la opinión del autor del artículo: “En mi criterio, Trump no está compitiendo contra dos partidos, porque en Estados Unidos no existen dos partidos, existe un solo partido que se divide en dos secciones, una de las cuales se denomina Demócrata y la otra Republicano, pero que ambas representan y aspiran a mantener instaurado el sistema que beneficia al “establishment”. La Clinton reprimiría a los citados por olopez1963, pero de forma disimulada, mientras Trump lo haría abiertamente, a favor de Trump al menos se sabrá por dónde viene, con Clinton tendremos muchas sorpresas porque es una arpía muy entrenada y bien disfrazada. Al que elijan es a quien merecerán.
    En fin, reitero que eso no es lo que debería preocuparnos a los que no vivimos en USA, sino quizás ¿cuál de los dos empeorará más económicamente al país?, a ése es al que yo apoyaría, es lo único que quizás beneficiaría al resto del mundo, que deberá cubrir ése déficit, ¿o no?, me gustaría saber del análisis de los que saben más de economía global al respecto, no es mi especialidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s