Siguen las malas noticias para los agoreros, ahora es el dinero para la cultura


Ayer el diario Granma publicaba una información de la Unión Eléctrica de Cuba anunciando que “Ni existen apagones ni están previstos“, sin dudas una mala noticia para la maquinaria mediática privada que se empeñó en crear en la mente de los cubanos una situación análoga a la crisis económica conocida como Período Especial

apagones

Hoy Granma anuncia otra mala noticia para los amigos de la crisis:  “un conjunto de normativas con las cuales se autoriza la entrega de financiamiento en CUP y CUC directamente a escritores, artistas y grupos de creadores”, “por el Ministerio de Cultura (Mincult) mediante sus institutos y consejos, por el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), así como por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), a través de la emisión de instrumentos bancarios a nombre de los escritores, artistas y los grupos de creadores.”

culturaSalvado el país que apuesta a la cultura. Decía Federico García Lorca al inaugurar una biblioteca en su natal de Fuente Vaqueros, en 1931: 

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle, no pediría un pan, sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas, sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales, que es lo que los pueblos piden a gritos.

A pocos días de de que Fidel cumpla 90 años, Cuba le rinde homenaje no solo con palabras sino con actos, haciendo realidad su voluntad expresa en lo más duro del Período Especial cuando nos faltaban muchos más recursos que ahora: “La cultura es lo primero que hay que salvar”.

Lo siento por los agoreros.  

7 pensamientos en “Siguen las malas noticias para los agoreros, ahora es el dinero para la cultura

  1. pEstimado Iroel, como asiduo lector de cuanto se refiere a Cuba e impulsor de cuantas ideas contribuyan al bienestar de nuestro pueblo, preferiria ver menos enfasis desgastante en dimes y diretes entre los que apoyan, son indiferentes o le desean mal al pais y mas actividad constructiva que mejore el entorno y la vida diaria de millones de Cubanos, como los que comparti con mi pueblo hasta apenas 24 horas antes.

    Mas que preocuparnos por refutar lo que pudieran decir o creer los que no le desean bien a nuestro pais, debiamos denunciar mas y exigir mayor eficiencia en nuestras actividades diarias. Mientras intoxican al pais con imagines e historietas en WIFI de cosas y lugares donde la mayoria de los Cubanos radicados en el exterior no disfrutan, los Cubanos de dentro del pais, los que luchan a diario por su avance, tienen que sufrir y padecer privaciones solubles que permanecen enquistadas en normas y regulaciones del siglo pasado, que son mas perjudiciales al pais, que las bolas o rumores distorsionantes del future del pais.

    Pongase fin a los cientos de millones de horas laborables y billones de pesos que se pierden todos los dias en Cuba por falta de transporte, pobres salarios, apatia, desvios de recursos, fa;ta de etica laboral, de exigencia oficial, falta de vivienda, corrupccion en los servicios de salud, educacion, apatia estudiantil, monotonia de los medios de comunicacion masiva y enervar el futuro de esa juventud desenfrenada que busca en vano un futuro mejor en el exterior, sin que admitamos se esta perdiendo la savia de la nacion?

    Cuba no puede continuar destruyendo sus propias inversiones rodando equipos sobre caminos y carreteras infernales, mientras las plantas de asfaltos permanecen ociosas y no se trabaja 24 horas al dia para eliminar en una decada, males acumulados en medio siglo?

    Podemos seguir ignorando el drenaje de materia gris, juventud y mirada al futuro del pais que hoy se acumula en cada rincon del mundo menos en Cuba, porque algunos funcionarios no han querido revetir funestas decisiones igualitaristas que han obligado a decenas de miles de las mentes mas brillantes a emigrar?

    Como podemos ignorar al llamado de China a sus hijos en exterior a regresar al pais e impulsar su desarrollo, mientras las acciones de Cuba pretenden que nada esta pasando?

    Denunciemos el burocratismo, lentitud e ineptitud oficial que apenas ha capitalizado sobre el torrente de dignatarios visitantes a Cuba, interesados en invertir, crear empleos, desarrollar a un pais, que actua como vendedor a plazo que no ha sido incapaz de desencadenar las ataduras de los salarios de hambre impuesto a la masa trabajadora del pais, que ha desestimulado el amor por la tierra, disciplina y productividad, enmascarando esta crisis con importaciones de paises lejanos y costosos, de productos del agro, industria ligera y otros que pueden y deben producirse en el pais.

    Porque seguimos anos tras anos anunciando fracasos en la produccion azucarera, cafe, cacao, viandas y captura de peces que obliga al pais a importar, mientras obstinadamente se impide una emigracion organizada de Haitianos y Caribenos Anglofonos necesitados de un sustento para sus familias, a los mismos que preferimos proveer de salud, educacion y deportes en sus tierras como si estos fueran entes portadores pandemias o esto tiene algo que ver con el color de la piel?

    Ensenos a pescar mas que seguir repartiendo peces. Dignifiquemos el trabajo, honor y los valores antes que su falta devore al pais!

    • https://lapupilainsomne.wordpress.com/2014/08/30/el-triunfo-cultural-del-neoliberalismo/
      El triunfo cultural del neoliberalismo
      30 AGOSTO, 2014 DE IROEL SÁNCHEZ
      10
      11 Votes

      Marcos Roitman Rosenmann

      libreEl neoliberalismo echa raíces. Durante los años 70 del siglo pasado, las tendencias del capitalismo dieron un vuelco de 180 grados. Los principios que regían las relaciones entre las clases sociales, los mecanismos de consenso, las maneras de enfrentar los conflictos y crisis, entre capital y trabajo, se fueron al traste. De la noche a la mañana la propuesta keynesiana de posguerra, que unía democracia, desarrollo e integración social, fue cuestionada. La movilidad social ascendente se transformó en un nuevo proceso de pauperización. Las desigualdades, otrora combatidas como lacras del subdesarrollo, fueron reivindicadas, en los países de capitalismo central, como motor de la competitividad. La diferencia era de interpretación. Una nueva teoría de la justicia, fundada en la competencia y anclada en la igualdad de oportunidades para fracasar o triunfar, sirvió de pretexto para declarar la supremacía del liberalismo político y reivindicar una reforma del Estado de bienestar capaz de asentar un orden social despolitizado, descentralizado y desregulado. Los principios de la desigualdad natural se consideraron aliciente para el advenimiento de una sociedad ordenada, equitativa y justa, asentada en la economía de mercado. En ella los emprendedores serían recompensados con el triunfo, y los timoratos, acostumbrados a vivir de las ayudas depapá Estado, penalizados con el fracaso y la marginación. La economía de mercado pondría a cada quien en su sitio, sin otro baremo que las habilidades, imaginación y capacidades de cada quien para forjarse un futuro. El tópico:Enseñarles a pescar y no darles el pescado, se extendió como la peste. Los colegios cambiaron las asignaturas de ética y filosofía por economía aplicada a las finanzas. Estudiantes de 15 años debían saber operar en valores bursátiles, simular inversiones, buscar dinero semilla y ser competitivos.

      La integración social, considerada uno de los éxitos del Estado de bienestar para frenar el comunismo en Europa occidental, se aparcó y con ello el manido argumento para desactivar las luchas sociales, repetido por ideólogos y propagandistas académicos, negando la pauperización creciente del proletariado y los sectores medios. Los trabajadores no tenían cadenas ni estaban alienados, ni enajenados. Por el contrario, sus miembros estaban contentos al recibir una parte proporcional de los beneficios de la sociedad industrial. Disfrutaban de un trabajo y un salario justos, que les brindaba acceso a crédito, vivienda, educación superior, ascenso social y, sobre todo, consumir. No querían más. La lucha de clases era un mito atizado por partidos de izquierda que no aceptaban su derrota política a manos de un capitalismo con rostro humano.

      Los primeros cambios doctrinarios introducidos por el neoliberalismo afectaron de manera diferente a los sectores medios y el proletario industrial de posguerra. Sin embargo, ambos verían esfumarse sus expectativas. A los sectores medios, educados en la meritocracia, la ideología del progreso y el consumo, les aguó la fiesta. Las políticas de austeridad les afectaron los bolsillos y restringieron el consumo. Y a los trabajadores industriales les atacó de lleno. Del trabajo estable y duradero se pasó al mercado laboral flexible y de mala calidad. Con ello los valores culturales del capitalismo debían transformar la mentalidad del trabajador. Se impuso el contrato a tiempo parcial, la estabilidad laboral se evaporó. La economía del bienestar, en economía del malestar. La cultura del capitalismo, su lenguaje, sus formas de explotación, dominio y hegemonía requería un cambio. A decir de Richard Sennett, la necesidad de amoldarse a las necesidades de un trabajo inestable, sin residencia fija, intercambiable en puesto, responsabilidades y disponibilidad absoluta de tiempo, dio lugar al carácter flexible. En otros términos, una personalidad gelatinosa, de principios mutables, dispuesta a todo y amoral.

      Una visión apocalíptica se adueñó del discurso político de los hacedores del capital. Se acabó lo que se daba. El popular café para todos fue sustituido por un ajustarse el cinturón. Se acusó al Estado de ineficiente y corrupto, así como de despilfarrar recursos y ser un lastre para la competitividad. Nuevos valores entraron en liza. Lentamente cambiaron los referentes, los imaginarios y las palabras. El capitalismo se reinventó. Todo se fue modificando para dar cabida a un ser despolitizado, social-conformista. Un perfecto idiota social. Las viejas estructuras abrieron paso a un orden social cuyas reformas exacerbaron los valores individualistas, el yo por encima del nosotros y el otro, considerado un obstáculo, un competidor al cual destruir. Ello en plena guerra fría. La crisis de los países del Este aceleró el proceso en marcha. La revolución tecnológica apuntaló los cambios al entrar de lleno en los hogares, como anteriormente la radio y el televisor. Los videojuegos, el uso de ordenadores personales, Internet, provocaron un vuelco en las relaciones sociales. Para los más optimistas, era el nacimiento de lasociedad de la información. Las redes, los nodos, los chats y la realidad virtual sustituyen las charlas entre amigos. Se puede estar en mil sitios al mismo tiempo y en ninguno. Las tecnociencias han facilitado el control y el dominio de la población bajo fórmulas que provocan autismo social. Es normal ver a jóvenes y no tan jóvenes inmersos en el mundo de WhatsApp, Twitter y Facebook en lugares y circunstancias como restaurantes, aulas de clase, cines, autobuses, metro. No se hablan. Están absortos en sus aparatos electrónicos y una comunicación virtual. Hasta la democracia se torna en democracia 2.0, digital, confundiendo un proyecto político fundado en el diálogo, la mediación y la negociación cara a cara, con un mensaje de texto. El éxito cultural del neoliberalismo ha consistido en hacer de los proyectos sociales democráticos, emancipadores y socialistas, una opción individual de mercado dependiente de la telefonía móvil.

  2. Muy bueno, la cultura y sus diferentes manifestaciones es esencial al ser humano, que necesita de la creación para alimentar su espíritu y obtener fuerzas para la lucha que representa vivir. Sin olvidar por supuesto el pan imprescindible y necesario. Esta noticia me gusta bastante, cuantos federicos conozco que optarian sin pensarlo por su medio pan y su libro completo.

  3. Ah pero no todos son agoreros, se atuvieron a lo sucedido en el momento, digo yo, y a las expectativas abiertas, y vi fotos e informaciones de periodistas honestos que refirieron apagones, o no los hubo?. Y si no los hay, qué bueno. Es mi parecer, porqué llamarles agoreros. Esta información de financiamiento para cultura es buena, es un hecho, mezclarla con otras coyunturas, para qué.

  4. Y como que la tienen cogida con Fernando Ramberg, hasta cuando el San Benito, lo que lleva a leerlo más, a ver qué dice este periodista de lo que está sucediendo, y sucede, que está en todas, reportando su visión.

  5. Pingback: Siguen las malas noticias para los agoreros, ahora es el dinero para la cultura | elmarquesdevancouver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s