Para la cultura. Por Víctor Angel Fernández


Si existiera un termómetro para medir resultados culturales, creo que en estos días se estaría observando una buena temperatura.

En casi todos los medios de prensa se ha hablado de los resultados del programa Sonando en Cuba y además, hay que reconocer que en su totalidad los “escribientes” coinciden en reconocer el éxito alcanzado, sin que por ello, desde cada punto de vista ofrecido, puedan aparecer señalamientos muy válidos con vistas a lograr la mejora constante de cualquier producto que se ofrezca.

Asimismo, leía en el sitio de Cubarte (http://www.cubarte.cult.cu/es/article/47036) un trabajo sobre la idea llevada a cabo por estudiantes del ISA, durante la celebración por la Jornada de la Cultura Cubana, en el pasado mes de octubre.

Decidieron tomar por asalto un ómnibus de la ruta P-7 y en el citado artículo puede leerse:

“Un quinteto de cuerdas, varios solistas, realizadores audiovisuales, bailarines, declamadores y artistas visuales se distribuyeron a lo largo del ómnibus para mostrar la riqueza de la cultura cubana, para descubrir nuevos espectadores, sembrar dudas, estimular el pensamiento.

“¿Por qué esta puesta en escena? Los protagonistas de esta intervención asumieron la “guagua” como una síntesis de la sociedad, una plataforma desde la cual es posible articular discursos sobre múltiples fenómenos que son potenciados a partir de la interacción con los propios implicados en el asunto: los sujetos y grupos sociales.”

Con estos dos ejemplos, se demuestra una vez más, que el problema no está en que tengamos dificultades o limitaciones, sino en que muchas veces no tenemos creatividad para asumir los retos de cada día y esa sí es una gran dificultad.

Me viene a la mente la joya de H. Zumbado sobre el hombre que quiso enlatar el sol, sobre todo, la última línea, cuando ante la desidia general, del recipiente en el suelo, tímidamente salía un iluminador rayo de sol.

Desconozco la evaluación final de este experimento guagüístico-cultural-juvenil o de otros similares, pero en mi opinión, con sólo haberse atrevido a llevarlo a cabo, tienen el mayor de mis reconocimientos.

Con extremo respeto por los participantes, soy de los que piensa que es mejor detener a un loco que empujar a un bobo.

Vengan en cualquier cantidad esos sagrados locos que son los que seguirán sacándonos adelante, como siempre ha sido en esta Cuba de los últimos 500 años.

2 pensamientos en “Para la cultura. Por Víctor Angel Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s