La crítica estadounidense de Cuba sobre derechos humanos es una hipocresía total, dada la historia de Estados Unidos. Por Ben Norton


El líder revolucionario Fidel Castro murió esta semana a la edad de 90 años. El ex presidente cubano, conocido entre sus compatriotas como El Comandante, sobrevivió 10 administraciones presidenciales de Estados Unidos — y también cientos de tentativas de asesinato por la CIA.

Después que él ayudó a establecer en la República de Cuba en 1959 una revolución contra una dictadura derechista respaldada por Estados Unidos, muchos en el gobierno estadounidense criticaron al líder socialista y a su nueva administración – y así permaneció durante décadas.

Inmediatamente después de la muerte de Castro, el presidente electo Donald Trump, se refirió a él en Twitter un como un ‘dictador brutal’, — días antes de que él hiciera la propuesta draconiana que los estadounidenses deberían perder su ciudadanía para quemar la bandera de Estados Unidos en protesta (una actividad protegida por la Constitución).

En febrero, cuando el presidente Barack Obama alivió algunas de las duras sanciones del gobierno estadounidense contra Cuba después de cinco décadas, condenó el historial de derechos humanos de la pequeña nación isleña. ‘Estados Unidos siempre defenderá los derechos humanos en todo el mundo’, insistió.

Esto es ridículo escuchárselo al líder de un país que actualmente bombardea a seis países de mayoría musulmana y que está ayudando a moler a un Yemen empobrecido y hambriento hasta hacerlo polvo. Sin mencionar que Obama lidera una superpotencia que encarcela a más personas en el mundo, fuerza a los refugiados y a los migrantes a centros de detención privatizados y con fines de lucro y deporta a millones de ellos. Además, los Estados Unidos es un país que apoya dictaduras brutales en el Golfo y más allá, y donde los negros desarmados son asesinados repetidamente por la policía y donde los indígenas que protegen su agua son brutalizados.

Además, la hipocresía de los Estados Unidos criticando a Cuba por los derechos humanos es aún más difícil de comprender si se tiene en cuenta que el lugar de Cuba con las peores prácticas de derechos humanos es de hecho la parte controlada por los Estados Unidos.

En la base naval de la bahía de Guantánamo, los EE.UU. han encarcelado a cientos de personas sin juicio; muchos han sido torturados. El presidente Obama prometió innumerables veces cerrarlo; él hizo campaña en 2008 con tal promesa. Sin embargo, permanece abierto – muchos de sus antiguos presos liberados, pero aun sigue abierto.

El gobierno cubano considera que la base militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo está en territorio ilegalmente ocupado. Los Estados Unidos consideran a Guantánamo su propiedad legítima; después de todo, los EE.UU. la ocuparon cuando convirtió a Cuba de una colonia española en una colonia de facto de los Estados Unidos en la sangrienta guerra hispanoamericana de 1898.

La tortura no es el único abuso de los derechos humanos cometidos en ese territorio, tampoco los crímenes de Estados Unidos son sólo del período posterior al 11 de septiembre. A principios de los años 1990, la Bahía de Guantánamo fue utilizada para detener a refugiados haitianos que habían huido de un régimen iniciado por un golpe respaldado por la CIA en su empobrecido país. Las administraciones de George H.W. Bush y Bill Clinton utilizaron el temor al VIH / SIDA para justificar el internamiento obligado de miles de desesperados haitianos en lo que un juez federal estadounidense describió como un ‘campo de prisioneros de VIH’.

Un legado de terrorismo respaldado por Estados Unidos.

La contradicción evidente de los políticos estadounidenses que hacen tales pronunciamientos moralistas se agrava aún más por la historia del terrorismo respaldado por Estados Unidos en Cuba.

Tal como detalló SALON en un artículo anterior, los Estados Unidos han aterrorizado a Cuba por más de 50 años, desde que Castro dirigió la revolución que liberó a su país del yugo del imperialismo estadounidense. El académico Noam Chomsky ha calificado la política estadounidense en Cuba como una campaña terrorista y una ‘guerra terrorista asesina de décadas.

En 1978, el periodista e historiador Garry Wills, ganador del Premio Pulitzer, escribió en The New York Times sobre la ‘campaña de terrorismo y sabotaje de EE.UU. dirigida contra Castro’. Incluso el célebre historiador del ‘establishment’ Arthur Schlesinger, quien fuera asesor de John Kennedy y su hermano Robert, habló del intento de los Estados Unidos de desatar ‘los terrores de la tierra’ en la Cuba posrevolucionaria.

Dos años después de la revolución cubana de 1959, los Estados Unidos lanzaron una invasión militar de la isla, intentando derrocar violentamente a un gobierno que admitió que era muy popular, matando e hiriendo a cientos de cubanos, incluso a miles según algunos estimados.

El ex fiscal general estadounidense Robert Kennedy escribió en unas notas de una reunión de la Casa Blanca de 1961: ‘Mi idea es agitar las cosas en la isla con espionaje, sabotaje, desorden de género, ejecutado y operado por los propios cubanos’. Agregó que ‘no se escatimarían esfuerzos, tiempo, dinero ni personal’. Aquellos que estaban en la reunión de la Casa Blanca discutieron el uso de productos químicos para incapacitar a los trabajadores azucareros cubanos y consideraron alentar a los ‘elementos gansteriles’ en la isla.

¿Cuál ha sido la meta del gobierno de Estados Unidos? Desde 1960, se ha esforzado, en las palabras de Lester Mallory, el ex-subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos, en “lograr el hambre, la desesperación y el derrocamiento del gobierno revolucionario de Cuba”, en “disminuir los salarios monetarios y reales” y crear “desencanto y desafección basado en las dificultades económica y las privaciones”.

Con el fin de hacer esto, los EE.UU. han impuesto a Cuba un bloqueo unilateral destructivo y paralizante por 55 años. Un bloqueo que ha tenido un enorme costo en la población civil del país, y uno al que se ha opuesto vigorosamente la mayor parte de la comunidad internacional.

La presión de los EE.UU. no sólo ha sido económica; a menudo ha sido violenta. De 1959 a 2006, la CIA, según se reporta, habría perseguido al menos 638 intentos de asesinato contra Fidel Castro. La película documental 638 maneras de asesinar a Castro‘, producida por el Canal 4 de la cadena de medios de comunicación pública del Reino Unido, detalló la gran variedad de estrategias de asesinatos fallidos que los Estados Unidos organizaron.

Civiles cubanos también han sido asesinados por terroristas de derecha entrenados por la CIA y amparados por el gobierno de los EE.UU.. Luis Posada Carriles, que ha sido llamado ‘el Osama bin Laden de América Latina’, trabajó previamente para la CIA, a pesar de que el FBI lo designó más tarde como terrorista. Un documento desclasificado del gobierno estadounidense muestra que Posada Carriles probablemente planificó el bombardeo de 1976 del vuelo 455 de Cubana, que mató a 73 personas. Actualmente, vive en Miami, según el Diario Las Américas.

De una manera similar, cuando se le preguntó en el documental ‘638 maneras de asesinar a Castro’ si estaba también detrás del bombardeo del avión de pasajeros, el terrorista cubano exilado Orlando Bosch, respaldado por Estados Unidos, respondió: ‘Se supone que debo decir que no’, antes de insistir en que todo está justificado en la guerra contra Castro. Bosch infamemente declaró: “Todos los aviones de Castro son aviones de combate”, inclusive el avión civil de Cubana. Incluso Dick Thornburgh, fiscal general estadounidense bajo los presidentes Reagan y el mayor de los Bush, caracterizó a Bosch como “un terrorista impenitente.” Bosch murió de vejez en Miami en el 2011.

Los complots estadounidenses para desestabilizar y derrocar el gobierno de Cuba han continuado hasta el presente, por todas las administraciones presidenciales, independientemente del partido. En el 2014 fueron expuestos otros dos esquemas: un falso sitio web de Twitter creado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional con el fin de difundir la desinformación anti-gubernamental y la infiltración de la escena del hip-hop cubano en un esfuerzo por provocar la disidencia.

En otras palabras, después de 57 años e innumerables complots frustrados, el país más poderoso del mundo fracasó en aplastar a un país que emprendió una revolución contra él, y a una pequeña nación insular que resistió su ira constante.

A pesar de las dificultades increíbles y el esfuerzo concertado para destruirla, Cuba ha perdurado. Aun así se las arregló para crear unos de los mejores sistemas de atención de la salud y educación en el mundo. La revolución transformó una antigua colonia estadounidense plagada de problemas de salud, analfabetismo y desarrollo extremadamente desigual en un país con el mejor sistema educativo de América Latina y con una tasa de mortalidad infantil menor que la de los Estados Unidos.

Sí, Cuba no tiene los niveles de vida de países occidentales industrializados. Pero estos países desarrollaron sus economías a lo largo de siglos de colonialismo, imperialismo, la esclavitud de seres humanos y la explotación brutal de tierras extranjeras. Las comparaciones con Cuba casi siempre están fuera de contexto. No se contrasta con países vecinos como, por ejemplo, Haití (donde los Estados Unidos han respaldado dos golpes de Estado desde 1991 y trabajado con corporaciones multinacionales para bloquear un aumento del salario mínimo a unos míseros 0,95 dólares por hora).

Habría mucho que ganar de una discusión argumentada sobre el legado de Castro – preferiblemente una discusión conducida por el propio pueblo cubano. Debe haber una mirada aguda tanto a los enormes beneficios y ganancias pero también a los verdaderos fracasos y problemas del gobierno cubano. Sin embargo, los Estados Unidos no están en condiciones de hacer tales juicios; ha intentado sin cesar durante más de cinco décadas aplastar ese gobierno.

***

(Traducción para La pupila insomne de Juan Alfonso Fernández González)

http://www.salon.com/2016/11/30/american-criticism-of-cuba-on-human-rights-is-total-hypocrisy-given-our-history-of-terrorizing-the-island/

Anuncios

15 pensamientos en “La crítica estadounidense de Cuba sobre derechos humanos es una hipocresía total, dada la historia de Estados Unidos. Por Ben Norton

  1. Compañero, solo puedo decirte que es un artículo insuperable. En Cuba conocemos la doble moral y el rasero que utilizan para diferentes países. Pero no tenemos que ir al tercer mundo, con solo pasear por el Bronx veremos un tercer mundo en una ciudad tan rica. Y ni qué decir de algunos estado del sur. Gracias. Yo soy Fidel

  2. Iroel…excelente artículo, una vez más…aprovecho de preguntar y perdona que lo haga aquí…¿Quién es Juan Sánchez y qué pasa con ese individuo? ¿Me puedes contar algo de él? Porque en estos días, ha circulado mucha “entrevista”…tú sabes….

  3. “Del mismo modo hay en este mundo muchos que nos hablan del cielo, en este mundo tan lleno de abusos y tan lleno de injusticias. Y en ese sentido yo podré decir: A ese cielo que ustedes practican en este mundo, nosotros no queremos ir; nosotros queremos ir a un cielo de justicia y de dignidad humana; nosotros queremos ir a un cielo de hermandad, y en ese cielo creo y por ese cielo estoy dispuesto a dar mi vida.”
    Discurso Pronunciado Por El Comandante En Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Secretario Del Comite Central Del Partido Comunista De Cuba Y Presidente De Los Consejos De Estado Y De Ministros, En El Acto De Solidaridad Con Cuba, Efectuado En La Iglesia Bautista Abisinia Del Barrio De Harlem, Nueva York, El 22 De Octubre De 1995, “Año Del Centenario De La Caida De Jose Marti”.

  4. A nadie debe de extrañar que prosigan las acciones de los gringos, conhtra CUBA,
    Los gringos han venido tomando esta iniciativa de aparentemnte parecer una buena voluntad hacia CUBA ya que es la unica manera de desestabilizar a los gobiernos amigos de cuba, como son Venezuela, Ecuador, Bolivia,
    CUBA nunca ha dado la espalda a estos paises, y por alguna parte esos gringos buscan a entrar a causar desastre como lo estan haciendo en VENEZUELA,

  5. Pingback: La crítica estadounidense de Cuba sobre derechos humanos es una hipocresía total, dada la historia de Estados Unidos (Ben Norton) | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

  6. Tratándose de Estados Unidos, los derechos humanos siempre han sido un pretexto para justificar la violación de los derechos humanos. Las falsas guerras humanitarias han utilizado la violación sistemática de los derechos humanos, y no precisamente para garantizar su restablecimiento o implantación sino para despojar a los pueblos invadidos de toda clase de derechos y condenarlos así a vivir en estados fallidos o a convertirse en apátridas sin ningún tipo de derechos en un nuevo orden mundial caracterizado por el neocolonialismo más brutal y donde cada día es mayor el número de seres humanos y sociedades que ya ni siquiera interesan como fuerza de trabajo en condiciones de esclavitud (típico de naciones como China, India, Pakistan o Etiopía) sino que son despojados de sus derechos y recursos para adquirir la condición de excluidos sociales, que nada tienen que ofrecer a las metrópolis imperialistas, o convertidos involuntariamente en carne de cañón al servicio de la economía canalla (economía de guerra, tráfico de drogas, expolio de minerales raros o piedras preciosas).

    Este es el triste papel que las guerras de conquista y rapiña de las grandes potencias (con Estados Unidos a la cabeza) han asignado a naciones, donde hace tan sólo unos años o décadas sus ciudadanos disfrutaban de derechos y recursos, gracias a gobiernos laicos nacionalistas, como Afganistán, Irak (antes de la llegada de Sadam Husein al poder mediante un golpe de estado patrocinado por Estados Unidos), Libia y Siria. No sólo se les ha despojado de sus bienes y derechos sino que se les ha convertido en laboratorios de grupos terroristas financiados por las grandes potencias (especialmente Estados Unidos) y escenarios de castigo con los que justificar el esperpéntico gasto militar y dar una oportunidad al uso y promoción de tan sofisticados artefactos bélicos.

    Estados Unidos lleva ya más de 50 años patrocinando el terrorismo en Cuba y contra Cuba, ya se trate de actos de sabotaje contra bienes, cultivos y personas (operación Mangosta), daños en infraestructuras hoteleras, el bloqueo económico extraterritorial y retroactivo o el terrorismo informativo. Esta no sería más que la primera fase de un plan con los más maquiavélicos propósitos, que, de seguro, firmarían tanto Trump como la Clinton, por no citar al exilio batistiano. Por suerte, la sociedad cubana está muy concienciada de lo que representan Estados Unidos y aliados en el mundo y no existe el fermento religioso del Próximo y Medio Oriente. El hecho de que Cuba no sea un objetivo para el Imperio por sus recursos materiales ni tampoco por su fuerza de trabajo en un mundo donde ya han sido excluidos cientos de millones de trabajadores (cualificados y no cualificados, en constante crecimiento), debería servir para que el pueblo cubano valorara en mayor medida (si cabe) su soberanía e independencia, ya que podría esperarle el peor de los destinos imaginables en el nuevo orden mundial liderado por la superpotencia norteña.

  7. Disculpa Iroel, pero me gustaría saber más antecedentes, porque al tipo le están dando mucho crédito, que yo creo no merece, pero quisiera tener datos duros para demostrar por qué es así.

  8. Dice Edmundo García:
    “…un ex escolta de Fidel llamado Reynaldo Sánchez. Este señor fue sacado de esa responsabilidad porque incumplió con el Ordeno 1 del Comandante en Jefe, que prohíbe tener relaciones con personas residentes en el extranjero. Algo que sucede también en los Estados Unidos por una simple cuestión de seguridad presidencial.

    “Al salir de la escolta, Sánchez trabajó en Cuba como gastronómico y recibía muy buenas propinas de visitantes extranjeros, solidarios con la revolución, debido a las fotos que enseñaba en compañía de Fidel. Usando esas mismas fotos Sánchez se dio el lujo de decir en Miami unos paquetes tan grandes que hoy solo se evocan en son de burla. Entre otras cosas, dijo que estuvo con jeques y emires, que transportó esmeraldas, diamantes y armas con empuñaduras de oro hacia sitios escondidos que iba revelar. Y aunque ninguna de esas revelaciones fue hecha, Oscar Haza exclamaba para darle realce: “¡Cómo! Esto es la primera vez que se dice en público en Miami”.

    “A Sánchez me lo encontré un día y le aconsejé que en lugar de degradarse con más mentiras, mejor aprovechara los conocimientos adquiridos en Cuba poniendo una academia de defensa personal. Algo mucho más decente. Él mismo puede atestiguar que se lo recomendé.”

    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/12/20/donde-estan-los-desertores-mitomanos-de-la-television-anticubana-de-miami/

  9. Este tipejo que pregonan como exescolta del comandante , aprovecho esa cobertura para obtener beneficios de la fauna miamense dando entrevistas y difamando sin la mas minima verguenza , y esas entrevistas se difunden nuevamente en diferentes televisoras y blogs , hoy mismo estaban trasmitiendo una donde sin ningun pudor afirmaba conocer los vinculos de Fidel con el narcotrafico y “haber entrado casualmente a una oficina donde Abrahantes le estaba rindiendo cuentas a Fidel del negocio del narcotrafico” , tambien ha hablado de “la inmensa fortuna del comandante “aspecto este que fue emplazado por Fidel publicamente a la revista Forbes para que lo demostrara , y si podian probarlo renunciaria a su cargo .Por supuesto nada demostraron pero los papagayos lo siguen repitiendo al punto de que hoy fue tema de analisis en un noticiero ‘Como seria repartida la fortuna del comandante y quienes seria sus herederos” Si no fuera una ocasion tan solenne seria para reirse , pero al menos nos podemos dar el lujo de sentir asco por esas cosas que dicen y ni ellos mismos se lo creen .

  10. 1er. DPIED dediciembre 2016

    Con el pie forzado:

    “Un solemnejuramento”

     

      ( 1 ) Mi Cuba está conmovida

    porque FIDEL se ha marchado.

    Él nos entrenó a sulado

    cada instante de suvida.

    Nos dedicó sin medida

    su energía ypensamiento.

    Como respuesta al momento

    su pueblo trabajador,

    quiere firmar conhonor

    “un solemnejuramento”.

      Guadalupe HernándezBreto

    Mayajigua, SanctiSpíritus, Cuba.

      ( 2 ) Con pulcrasabiduría,

    antes del eternoviaje,

    Fidel redactó unmensaje

    donde al mundo enseñaría

    cuál es la perfectavía

    de ser libre como elviento.

    Todos, porconvencimiento,

    con dignidad, sindemora,

    debemos firmar ahora

    “un solemnejuramento”.

      Ramón Espino Valdés

    Cuba/México.

      ( 3 ) CuandoCuba era el burdel de aquel cruel imperialista, andaba un nacionalista con fusil y con fardel; el comandante Fidel, de Batista fue el tormento, él lucho en todo momento, por su patria soberana, y ese día hizo en La Habana, “un solemne juramento”.

    Mario Villasmil Zulia/ Venezuela.

     

    | ( 4 ) Cuba llora la partida,

    y el mundo unido, de luto,

    de un ser humano impoluto

    que por amor dio su vida.

    Su batalla, no es perdida,

    deja en las almas cimiento.

    Pleno, en mi conocimiento,

    de su ideario de amor

    hago ante él, sin temor,

    “un solemne juramento”.

      José Jiménez

    Aragua/Venezuela.

    03/12/2016.

    |

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s