Embajador de Cuba desmiente editorial del diario español ABC


Madrid, 30 de diciembre de 2016

Estimado director de ABC:

Con relación a su editorial “La ruina del castrismo”, publicado el 30 de diciembre, reacciono a la pluma fácil e irresponsable que cataloga a las instituciones cubanas de “no decir jamás la verdad” y al mismo tiempo, ofende a los cubanos al calificarnos de vivir en la “indigencia”.

¿Cómo puede utilizar su periódico a la guía de teléfonos de La Habana de 1958 para medir el desarrollo de un país y para afirmar, con esa categórica y falsa definición, que en Cuba hoy hay “una desolación absoluta”?

¿Cómo su periódico, sin fuentes, ni estudios, ni presencia en Cuba puede considerar “opacas” a las instituciones cubanas  e ignorar  el informe de  la organización Transparency International, que considera a Cuba el 4to país menos corrupto de América Latina, sólo por detrás de Uruguay, Chile y Costa Rica?

El Presidente John F. Kennedy al evaluar la Cuba de 1958 expresó: “Pienso que no hay un país en el mundo, incluso los países bajo dominio colonial, donde la colonización económica, la humillación y la explotación fueron peores que las que hubo en Cuba, debido a la política de mi país, durante el régimen de Batista.”

Dice su editorial que “sin ningún género de dudas, la economía de la isla ha estado en realidad en una recesión permanente desde el inicio de la revolución”, cuando el ingreso per cápita en Cuba de 1958, un año antes del inicio de la Revolución, era igual al de 1947.

El Departamento de Comercio de los EE.UU. informaba que en 1958 los desempleados temporales en Cuba eran el 35% de la población activa y de esas 650 mil personas, 450 mil lo eran permanentemente.

Ese directorio telefónico debe tener muy evidentes los números de Fulgencio Batista y Zaldívar, que encabezó la lista de corruptos latinoamericanos y claro, esa propia guía telefónica, al ser propietario de 9 centrales azucareros, 2 refinerías, 2 destilerías, un banco, 3 aerolíneas, 1 papelera, 1 contratista, 1 transportista por carretera, 1 productora de gas, 2 moteles, 5 emisoras de radio, 1 televisora, varios periódicos y revistas, 1 fábrica de materiales de la construcción, 1 naviera, 1 centro turístico, varios inmuebles urbanos y rurales, varias colonias, y otros múltiples intereses.

Pero Batista, quien por cierto murió plácidamente en Marbella y cuyos restos descansan aquí en San Isidro, se enriqueció y dibujó esa guía telefónica mientras torturaba y asesinaba a miles de jóvenes cubanos. ¿A qué número telefónico se podía llamar en 1958 para denunciar el asesinato y linchamiento de jóvenes que amanecían ahorcados colgando de árboles cubanos?

Hoy su periódico trata de presentar a este asesino como el promotor de una economía vibrante, cuyo resultado graciosamente usted intenta engañarnos se refleja en una simple guía telefónica que cuando se imprimió no pudo ser consultada por el 25% de la  población porque no sabía leer hasta 1961.

Posiblemente a esa guía de teléfonos acudían desesperadamente los padres del 45% de los niños que no iban a la escuela, para intentar encontrar un lugar dónde hallar explicación al horrible espectáculo que provocaba que 10 mil maestros estuvieran desempleados y sus hijos sin instrucción o enseñanza.

Hoy, “en la desolación permanente de Cuba”, hay una guía telefónica con los datos de casi 300 hospitales y cerca de 500 policlínicas, a las que apenas llaman los pacientes, porque pueden acudir libremente sin temor a no disponer de seguro médico o dinero para pagar lo que requieran.

Están disponibles en la nueva guía telefónica cubana, los contactos de más de 52 universidades que creó la Revolución Cubana para cientos de miles de cubanos y extranjeros que se han graduado en ellas; los contactos de más de 230 instituciones de ciencia y tecnología, que producen diversas mercancías entre otros medicamentos, 338 de ellos registrados contra el cáncer, 261 biofármacos registrados y otros 900 en ensayos clínicos, unidos a los que ya en uso garantizan los altos índices de salud de nuestro pueblo y que se exportan en volúmenes de valor por varios cientos de millones de euros a docenas de países. Estos fueron creados por científicos cubanos formados muchos años después de la dichosa guía telefónica que alude.

Escriba, escriba y vuelva a escribir mentiras sobre Cuba, pero estoy seguro que lo que refleja su editorial, no será lo que vieron los más de 150 mil españoles que este año han viajado a Cuba entre ellos más de 2 mil para hacer negocios. Le aseguro que sus calumnias no podrán detener la voluntad de los cubanos de construir nuestro propio destino, próspero, sostenible y socialista.

Saludos,

Eugenio Martínez Enríquez

Embajador de Cuba en España

Anuncios

13 pensamientos en “Embajador de Cuba desmiente editorial del diario español ABC

  1. Bajo el castrismo, las guias telefonicas nunca se distribuyeron publicamente, y ejemplares de las mismas fueron casi imposible consultar.

    Espero que el nuevo directorio telefonico, senalado por el Embajado, sea mas facil encontrar publicamente

    Probablamente la “ABC” utilizo una guia telefonica cubana desde el ano 1958, porque no puso encontrar cualquier directorio telefonico compilado en cualquier ano siguiente!

  2. De hecho La España de aquel tiempo debia reflejar un record espantoso con las cunetas sembradas de cadaveres en las fosas comunas con los vecinos de poblados y aldeas asesinados por las huestes democraticas falangistas.
    Y son tan tontos que se arriesgan a remover el estercoiero nacional solo a cambio de recibir aplausos desde Miami. Calladitos se harian un gran favor, piensenlo bien.

  3. Pingback: LA FALSIFICACION DE LA HISTORIA: EMBAJADOR DE CUBA DESMIENTE EDITORIAL DEL DIARIO ESPAÑOL ABC | EL CIERVO HERIDO, un blog de Omar González

  4. El embajador cubano no habla por el pueblo cubano, deberia dejar de ser tan totalista a la hora de generalizar. La dictadura de Batista fue ciertamente cruel, y los muertos y desmanes se conocian porque la prensa no le pertenecia al gobierno. Hoy en cambio, la prensa es totalmente controlada por el gobierno y no existe dentro de la isla ningun medio de difusion que pueda publicar nada encontra de esa dictadura. Se fue Batista y llego otra dictadura que sembro el hambre en mi tierra y no representa a los casi 2 millones de cubanos que viven en USA ni al casi otro millon que viven en otras tierras del mundo, 72 paises para ser mas exactos (donde no existe ley de ajuste cubano)

  5. El ABC de España, especialistas en campañas sucias, miren lo que hacen con Venezuela

  6. Sr. Julian, Batista no “se fue”, sino que su aparato militar y político, apoyado por los gobiernos yanquis de turno, fue derrotado por el Ejército Rebelde, comandado por Fidel.
    Instrúyase sobre lo que verdaderamente significó la dictadura de Fulgencio Batista de 1952-1958. Entre otros aspectos,”la censura en la prensa se aplicó durante 630 días de los 759 que duró la guerra insurreccional entre el 2 de diciembre de 1956 y el 1 de enero de 1959.”
    Salim Lamrani, “50 verdades sobre la dictadura de Fulgencio Batista en Cuba”, en http://www.cubadebate.cu/opinion/2013/10/19/50-verdades-sobre-la-dictadura-de-fulgencio-batista-en-cubas/

    En cuanto al concepto de dictadura y democracia que expresa en su comentario no olvide que “la república burguesa, aun la más democrática, no es más que una máquina para la opresión de la clase obrera por la burguesía, de la masa de los trabajadores por un puñado de capitalistas.V. I. Lenin, TESIS E INFORME SOBRE LA DEMOCRACIA BURGUESA Y LA DICTADURA DEL PROLETARIADO,Presentado al I Congreso de la III Internacional 4 de marzo de 1919.

    “La “democracia” burguesa es la dictadura casi perfecta. No es perfecta porque nada lo es, pero la llamada “democracia” liberal es la dictadura más sofisticada y elaborada que el ser humano haya inventado hasta la fecha. Cualquier dictadura es el dominio de una(s) minoría(s) sobre la mayoría. En el capitalismo todo trabajador sabe perfectamente que para prosperar o simplemente para sobrevivir debe obedecer las órdenes que vienen de arriba. Las grandes decisiones estratégicas de cualquier empresa vienen de muy arriba. ¿Qué es eso sino una dictadura? Es cierto que si uno no obedece no es puesto delante de un pelotón de fusilamiento. Pero se arriesga a ser expulsado de la empresa. Peligra su sustento. El miedo es la “vestimenta” tanto del obrero manual como del “obrero mental”. El capitalismo es la dictadura económica. Dictadura que es posible porque los medios de producción son privados, pertenecen a ciertas personas que, gracias a dicha posesión, ejercen su dictadura y acaparan gran parte de la riqueza generada. Pero es una dictadura descentralizada. Tal vez en esta peculiar característica resida su fortaleza. Es una dictadura no sólo ejercida por la clase empresarial, sino que asumida por gran parte de la población como algo natural e inevitable. Es una dictadura en la que no es tan necesario que unos pocos, muy pocos (ya sea un rey, un caudillo, una burocracia, un partido) repriman al resto, sino que esos pocos tienen muchos colaboradores distribuidos a lo largo y ancho de la sociedad. Toda dictadura necesita una serie de colaboradores. Pero la “democracia” burguesa es la dictadura con más colaboradores. En ella colaboran distintas clases sociales, incluso las oprimidas. En ella no sólo domina cierta minoría, la oligarquía capitalista, sino que dicho dominio es mucho más sutil y logra incluso la colaboración de una gran parte de la mayoría oprimida. En esto radica el verdadero éxito del capitalismo. De aquí proviene la principal dificultad para derrocarlo.

    La dictadura económica se parapeta tras una aparente democracia política que intenta evitar que ésta salpique a aquella. La prueba más palpable de que el capitalismo necesita evitar la verdadera democracia es que cuando ésta se intenta surgen los golpes de Estado. Cuando el disfraz de democracia no le vale a la gran burguesía simplemente se lo quita, temporalmente, para no perder el control de la sociedad. Una vez recuperado el control las élites vuelven a conceder al pueblo el “poder”. La oligarquía prefiere otorgarlo (en pequeñas dosis controladas) al pueblo antes que éste ose tomarlo. La prueba más palpable de que no tenemos verdadera democracia es que cuando miles de ciudadanos se manifiestan pacíficamente en las calles reclamando la democracia real, más y mejor democracia, no sólo son ignorados, sino que reprimidos violentamente. La prueba más palpable de que no tenemos aún democracia es que el sistema involuciona, empeoran las condiciones de vida de la mayoría, sus problemas no son sólo crónicos sino que se agudizan con el tiempo. El pueblo se siente impotente simplemente porque no tiene realmente el poder.

    La “democracia” burguesa es una dictadura inteligente. Las élites que nos gobiernan y controlan han adquirido experiencia a lo largo de los siglos. No existe dictadura más eficaz que aquella que aparenta no serlo. En la “democracia” burguesa los ciudadanos eligen a sus dictadores, es decir, refrendan en las urnas el sistema que les oprime. Incumpliendo en la práctica muchos de los postulados teóricos en los que supuestamente se sustenta la llamada democracia liberal (igualdad, separación de poderes, etc.), la gran burguesía consigue herir de muerte a su pretendida democracia. Herirla para salvarse ella, salvarse del pueblo. Pues con una auténtica democracia, tarde o pronto, toda élite deja de serlo. Los ciudadanos votan sin mucho convencimiento pero votan, realimentando así el sistema que les impide ser ciudadanos. ¿Por qué votan? Por inercia, por tradición, por miedo (a lo desconocido), por comodidad, por engaño, por tranquilizar sus conciencias, por agarrarse a un clavo ardiendo,… Pero votan, y sobre todo a los partidos que defienden los intereses de la oligarquía. Así, las minorías dominan a la mayoría con el apoyo de ésta (al menos de una gran parte). ¿Es posible inventar mejor dictadura?”
    Véase, José López, El capitalismo es la cumbre evolutiva del totalitarismo:La dictadura casi perfecta, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=180686.

  7. Elcomentario del tal Julian, causa tremenda risa, no por solo por su ignorancia en todo lo que dice, sino porque no sabe ni donde tiene la mano derecha valga la expresión, lo confunde todo en su afán.
    Iroel, hay por ahí a mano algún equipo de desinfección?

  8. ABC, y todo el abecedario para construir mentiras. El que fue el boletín propagandístico de la dictadura franquista durante cuarenta años, el periódico borbónico por y para sus excelencias, esto no es serio….. esa deprimente España que representan no es seria, pero bueno a quien y qué representan en realidad esos juntaletras?…

  9. Al “inflador de globos” y de cifras llamado Julian:

    “Cifras manipuladas de la emigración cubana en EEUU: no son dos millones, sino un millón cien mil personas

    Algunos grandes medios tratan de inflar las cifras de la emigración cubana en EE.UU., para acomodarlas a su mensaje catastrofista y a su sesgo informativo sensacionalista.

    Nos repiten que en EE.UU. hay 2 millones de cubanas y cubanos emigrados. Y no es cierto. Según el Buró del Censo de EE.UU., hay un millón cien mil personas nacidas en Cuba que residen en aquel país. El resto, hasta los dos millones, son sus descendientes. Que no son –por tanto- migrantes, aunque -por cultura e idioma- muchos se sientan además de estadounidenses- cubanos.

    Las personas procedentes de México son el 64,1% del conjunto de migrantes de Latinoamérica, frente al 3,7 % de los procedentes de Cuba.

    Y ello a pesar de que las leyes de EE.UU. otorgan a cubanas y cubanos un privilegio migratorio único: conseguir la residencia solo con pisar territorio norteamericano. Nos podemos imaginar cuál sería el maremoto humano en todo el continente si la acogida -y no la deportación- fuera aplicada en EE.UU. a cada migrante de América Latina.

    Algunos datos significativos: el 25% de la migración cubana y sus descendientes tiene licenciatura universitaria, frente al 14% del conjunto de latinoamericanos. Y la pobreza afecta menos a cubanos y cubanas: solo el 20% la padece, frente al 25% de la media latinoamericana.

    Y un dato sobre el que la gran prensa también manipula: la emigración cubana en EE.UU. está bien lejos de ser un cuerpo uniforme, compuesto únicamente por reaccionarios y cavernícolas.

    Allí hay organizaciones que llevan décadas -a riesgo de la vida de sus militantes- defendiendo la Revolución cubana. Es la lucha de grupos como la coalición Alianza Martiana que, hace apenas unos días, organizaba una nueva caravana en Miami contra el bloqueo a la Isla. Y de cuya existencia sólo nos enteraremos por la prensa cubana.”
    Véase: Andrés Gómez, Cifras manipuladas de la emigración cubana en EE.UU. en http://www.cubaperiodistas.cu/index.php/2016/01/cifras-manipuladas-de-la-emigracion-cubana-en-ee-uu/

  10. Julian, tu comentario carece de sinceridad. Hablas con el idioma de los gusanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s