¿Quién gana y quién pierde con el acuerdo migratorio entre Cuba y EEUU? Por Iroel Sánchez


Muchas veces y en numerosos medios de comunicación se ha estado planteando la idea de que la nueva política de Estados Unidos hacia Cuba plantea inéditos desafíos para la Revolución cubana. Incluso, se ha llegado a afirmar que con ella se iniciaba el fin del proceso triunfante en la Isla en 1959. Sin embargo, he aquí que con el acuerdo migratorio alcanzado este 12 enero lo que se finiquita es una de las bases propagandísticas de su némesis: el carácter de “exilio” del núcleo poblacional instalado en Miami desde los mismos inicios de la Revolución, favorecido por políticas estadounidenses que presuponían hasta ayer su condición de víctimas, de refugiados políticos que huían de un “perverso régimen comunista”.  Sigue leyendo