Transporte privado: Ni un paso atrás. Por Javier Gómez Sánchez


javiergosanchez09@gmail.com

Han pasado apenas 48 horas desde el Consejo de Administración Provincial, o sea el Gobierno de La Habana, capital de todos los cubanos, emitió los nuevos precios para los ¨boteros¨ y han ocurrido por parte de estos las primeras reacciones contra la medida.

Unos días atrás casualmente una lectora me preguntaba si escribir servía para algo, si dar opiniones valía para algo, si con exigir se lograba algo, y que ese algo se moviera. En los nuevos precios está la respuesta.

Porque este paso no lo ha dado solamente el CAP de la Habana, lo hemos dado todos. Todos los que día a día nos quejamos, escribimos, clamamos por acciones. Con cartas a los periódicos, con llamadas al Poder Popular o al Partido, en reportajes en la televisión, con posts en la red.

Entonces la medida administrativa la tomó el Gobierno, pero la hizo el pueblo.

Ese pueblo, no puede dejar solas a las personas de su gobierno, por mucho que los critiquemos. A los que cuando nosotros nos dedicamos incluso a trabajos mejor remunerados o compartimos ya en el hogar con nuestra familia, ellos están en reuniones interminables de stress y desvelo para diseñar una solución. Al menos una que comience a solucionar el problema.

Una vez escuché decir que en lo único que se parecen el capitalismo y el socialismo es en que los dos sistemas los gobiernos se mueven por presión. Esa presión la hace el pueblo.

Y alguien pudiera decir: Pero los boteros también son el pueblo.

Y hay que darle la razón pero rectificándolo: Los boteros son una parte del pueblo.

El gobierno hizo esto porque su deber es trabajar para la mayoría del pueblo, que en Cuba como en todas partes, es la que menos tiene.

Ya se había hablado de cuánto recauda un auto, con duro trabajo es cierto, puesto a botear. No solo fui yo, otros muchos lo mencionaron. Por mi parte lo hice en el texto Mil almendrones se balanceaban, que publiqué cuando se decidió poner coto tiempo atrás al aumento de los precios.

Todas las informaciones vertidas ahí, fueron el fruto directo de conversaciones con boteros. Conocí su mundo a profundidad, no por inquietud periodística, sino por circunstancias de trabajo.

Incluso, después de publicado. Conversaba con un grupo de choferes privados contratados a tiempo completo en mi trabajo. Todos hombres curtidos en la carretera a los que luego de meses me terminaron ligando la amistad y el compañerismo. Comenzamos a hacer cálculos, celular en mano y ellos determinaron que un botero podía como promedio en las condiciones de pre subida, o sea incluso antes de subir el precio de 10 a 20 pesos, hacer unos 11 000 pesos como mínimo de ganancia después de impuestos. Unos meses más, unos meses menos. Se incluyó en el cálculo detallado hasta el cambio de aceite.

Con las palabras de uno de los propios choferes: Ese es un botero por lo bajito, aunque también un botero que no le pase nada extraordinario a su carro que de pronto tenga que arreglar.

Pero ese cálculo sí estuvo sujeto a una condición, puesta conscientemente por nosotros: Se trataría de una sola persona. O sea quien es dueño del medio de producción sería también quién lo trabaja.

Los precios que se han emitido ahora, que se han hecho seguramente bajo un cálculo más minucioso, determinan que el botero perciba de 5000 a 7500 pesos al mes. O sea por la mitad de lo que ganaban antes.

En la discusión con mis compañeros se dijo de todo, acalorada, popular, cubanísima: ¨Que si este gobierno¨… ¨Que también los boteros están apretando¨…¨Que si Víctor Mesa¨ (advertí que fue cubanísima la discusión) Pero al final, cuando se habló del meollo de la cuestión, todos dijeron lo mismo: ¨No hay cama pa ´ tanta gente¨

En Mil almendrones se balanceaban la señalaba:

¨El transporte privado tiene condiciones internas que lo empujan a ser, junto a la venta de productos agrícolas, el sector más agresivo en la creciente dinámica del cuentapropismo en Cuba. (…) La gran mayoría de los vehículos dedicados a esta actividad no son conducidos por sus propietarios. (…) Algunos ni siquiera han manejado alguna vez y otros ni siquiera tienen edad legal para hacerlo. (….) Como en Cuba solo se puede tener un auto registrado en propiedad hay familias en la que cada miembro tiene su ¨almendrón¨.

Adquirir uno de estos equivale a hacerse de una especie de renta que pareciera ser vitalicia.

Así se crea una corta pero filosa cadena de dos y hasta tres eslabones: El chofer, el propietario, e incluso un segundo o principal propietario.

Una buena cantidad de cubanos residentes en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos han adquirido a nombre de familiares autos de este tipo de los que obtienen cantidades de dinero que le son remitidas hacia Miami y otras ciudades.

Un socio de la cadena en Cuba se ocupa de administrar y mantener la flotilla, además de contratar a los choferes. Periódicamente envía las ganancias al dueño principal. En algunos casos esta cifra llega a ser de 500 dólares por vehículo cada mes.

Ya sea en su versión corta que comienza y termina en Cuba o en su modalidad larga que lo hace en Miami, esta cadena aumenta meteóricamente el precio que los cubanos deben pagar por transportarse.

Al costo del combustible, el mantenimiento, y la reparación de roturas, se suman las ganancias de los distintos eslabones.¨
De ahí viene el verdadero motivo de la frase, por muchos cálculos supuestamente acertados que haga el CAP, de que: La cuenta no da.

Ni va a dar tampoco.

¨No existe limitación, por supuesto, para la posesión legal de un auto, pero tampoco existe una regulación sobre la titularidad de una licencia de transporte que garantice que quién opera el vehículo sea o tenga que ser también su propietario.¨

Claro eso no se puede imponer directamente, sino crear condiciones como se está haciendo, para que la tendencia sea que como mismo surgió este problema, se vaya disolviendo.

(La clave de las carretillas y las tarimas en los agros pasaba y sigue pasando en gran medida un problema de ¨cadena¨ similar)

Entonces llegamos al día de hoy. Con largas colas en las calles. Con ciudadanos que dicen atormentados a la prensa, que por cierto en este tema como la otra vez ha hecho bien su trabajo: ¨Hace unos días me cobraron 30 pesos, porque tuve que ir pagando 10 pesos de tramo en tramo. Pero hoy es peor porque no aparece nada¨, o como decía otro: ¨Los choferes no quieren trabajar porque los carros son suyos y hacen los que el parece¨

Entonces uno lee de boca de un botero, lo que tal vez sea el mayor peligro en esta situación inmediata: ¨Si bajan el impuesto o el combustible, acepto los precios. Pero mientras tanto, no pienso ceder¨

En un segundo texto que escribí sobre este tema, Transporte privado: ¿Subvencionar o No Subvencionar?, ya prevenía: ¨¿Tendría el estado que subvencionar esa cadena y el carácter socioeconómico de esa cadena para que no suban los precios o para que bajen? ¿Para que los boteros salgan a botear? ¿Para que no haya pasajeros acumulados en las aceras? Eso es un chantaje¨

Y advertía que el Gobierno ¨no puede ceder ante algo así ni jugando.¨

Recordando lo que dice la Constitución esta República:

¨Artículo 11. Inciso c) Las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo presión, amenaza o coerción de una potencia extranjera¨

Ese artículo fue escrito entonces pensando en una coyuntura internacional, pero el cambio de los tiempos demuestra dialécticamente que tal vez se deba, con su esencia, ampliar su texto en la próxima redacción.

Apoyándonos en la visión del pensamiento base de nuestra ideología:

…; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional;…

(¡Que claro estaba…ñó!)

Entonces, como ciudadano comprometido digo hay que tener la claridad en este momento del tema transporte privado que parecería de poca importancia, pero es definitorio: Se debe tener toda la lucidez para buscar la mejor manera, pero en esencia, si cedemos ante esto hoy probablemente nos arrepintamos toda la vida.
Tal vez se debió hacer mejor, se debió preparar más la conciencia de la población con los medios de comunicación. Tal vez se debió haber combinado este paso con una gran inversión en el trasporte público, que ayudara, al menos temporalmente a enfrentar la situación. Tal vez todo lo que hicimos durante estos 60 años debimos haberlo hecho de una mejor manera.

Pero a veces hay que atacar sin esperar refuerzos. Si esperamos a tener toda la preparación para hacer todo, lo haríamos, como advertía Lenin: ¨…dentro de 500 años¨

(Que en nuestro caso antillano, habría que decir…otros 500 años)

Estoy seguro, sin malgastar mi optimismo, que este paso será el inicio de una verdadera regulación del trasporte privado. Fijándonos incluso en cómo se ha ordenado esto en otras urbes de Latinoamérica. Ahí donde no ha sido nada fácil, pero no hay ¨viaje directo¨ ni ¨tramo¨, lo que hay son ¨rutas¨ y las licencias se entregan para hacer esas rutas e incluso para una ruta específica, los carros tienen que llevarla rotulada y hacerla completa. Al montar el pasajero no debe decir más que un saludo, se baja donde desea y paga lo que corresponde.

Comencé este texto recordando que esta ciudad era la capital de todos los cubanos. Porque a algunos lectores de nuestra Patria, el tema puede parecer algo ajeno o lejano. Pero no lo es, porque la batalla que se libra hoy en La Habana, se está echando por todos los cubanos. Por todos los que a diario se enfrentan a esto mismo en Santa Clara, en Camagüey, en Holguín, en Santiago.

Guantánamo no estuvo solo, La Habana tampoco puede estar sola. Hay huracanes que se enfrentan para toda la vida.

25 pensamientos en “Transporte privado: Ni un paso atrás. Por Javier Gómez Sánchez

  1. 11,000 Pesos entre 25 son 440 CUC no?, todos los arreglos de ese almendrón, que debe ir con frecuencia al taller particular,( porque los talleres estatales ya no existen sino para ciertas y muy determinadas instituciones), ya que la inmensa mayoría lleva algo mas de medio siglo dando rueda en las difíciles calles cubanas y sobre todo las de la habana con sus baches históricos, son pues en CUC, y los precios son estratosféricos!!!!!, y finalmente compare esto no con el salario o ingreso nominal, o sea el numerito frio, sino con el ingreso real, o sea lo que efectivamente puede comprar con ese ingreso, que se obtiene comparándolo con los precios de todos los bienes y servicios que consume en un mes, suponga ademas que el taxista o botero tenga familia!!!!!, …en fin….. que no es tanto, tanto….!,
    formula para aliviar el transporte en la capital=regulación (que no quiere decir un estado intruso)+inversión+alianza público-privada efectiva y eficiente.

  2. Las conocía como leyes de la economía son casi tan naturales como las de la termodinámica. No darse cuenta de eso a llevado en parte a la situación económica actual. Donde hay que ahorrar fuerte par de meses para comprarte un par de zapatos… o tener una entrada por la izquierda (no hay país con una izquierda tan fuerte como Cuba, todo es por ahí).
    Entonces, pensar que la solución es una regulación tan fuerte es como aquello de poner trabajadores sociales en las gasolineras… pronto estaban robando igual.
    Aquí en muy poco tiempo nadie se acordará del tema. Y los boteros cobrarán como la semana pasada.
    Bastante tiempo demoraron en subir el precio. Durante mas de diez años se mantuvieron estables. Década en la que la shopping subió que parece que todo es de marcas famosas y la bodega se achico bastante

  3. La mejor solución para acabar con este problema y la corrupción asociada es un sistema de transporte público moderno, eficiente e integrado (ferrocarril metropolitano, ferrocarril de cercanías y tranvías), movido por energía eléctrica. Seguro que hay empresas chinas que podrían construir un sistema similar en un tiempo récord, como suelen hacer, y con un presupuesto ajustado. Emplear la electricidad en lugar del petróleo acabaría en un momento con toda la corrupción y el desvío hacia el sistema privado de transporte. De forma complementaria se podría impulsar al máximo la industria de la bicicleta (con repuestos, carriles bici, espacio en el transporte público, etc.)

  4. Quien tiene un mayor por ciento de ganancias después de gastos operacionales? Los boteros o ETECSA?, ¿cuál de los dos servicios en más caro después de las ganancias? no, no se puede decir que “la medida administrativa la tomó el Gobierno, pero la hizo el pueblo.”, el gobierno no actúa así si el es una de las partes.
    Un escrito mediocre que muestra muchos miles de pesos para esos choferes pero no dice nada sobre lo que cuesta arrancar uno de esos carros….

  5. Iván, ETECSA es propiedad del estado, sus ganancias se redistribuyen en beneficio popular, las del botero no.

  6. Si CL, conozco la utopía que pretenden, así como que no hay cosas gratis, espero que reprogramen el genoma y lo logren.

  7. Javier: En tu post hay muchas cosas que comentar, pero al final no veo la solucion por ningun lado. Si creo superimportante aclarale algo que creo que es muy grave de tu parte.
    Citas la constitucion:
    ¨Artículo 11. Inciso c) Las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo presión, amenaza o coerción de una potencia extranjera¨
    Luego argumentas:
    Ese artículo fue escrito entonces pensando en una coyuntura internacional, pero el cambio de los tiempos demuestra dialécticamente que tal vez se deba, con su esencia, ampliar su texto en la próxima redacción.

    A caso esta ud sugiriendo el se escriba en la constitución que el estado no puede negociar jamas bajo presion, amenaza, o coercion de un sector del pueblo que no esta de acuerdo con la politica del sistema.
    Eso es muy grave javier, pues eso es instaurar las leyes para legalizar cualquier dictadura.
    El estado tiene la obligación de sentarse a negociar con todos los sectores de pueblo que no este de acuerdo con sus leyes y a su ves todos los ciudadanos deben de tener garantizado el derecho a protestar contra lo que no se esta de acuerdo. A eso se le llama democracia y lo que ud propone se le llama dictadura.
    Y espero que a ud no se le ocurra volver a accionar en eso pues es muy grave lo que dice, recuerde que toda acción siempre lleva una reacción. Que esta pretendiendo ud polarizar la sociedad cubana. y llamarla a rebeldía.
    Se olvida de la revolución francesa, supongo que sepa quien fue Jean Paul Mara. Créame que me siento ofendido.

  8. Mi voto para la propuesta de Guillén que pondría fin a esta situación, mejoraría la calidad del aire y la salud, y reduciría los accidentes y fatalidades en las vías.

  9. Excelente artículo y una buena solución es esa q plantea el autor d implementar rutas establecidas
    Y debidamente identificados con su número
    Si muy ideal lo del metro pero ninguno dice de donde sacar los miles d millones para ese metro
    Y con conocimiento de causa gana más un botero en Cuba q cualquiera en sur América con carros modernos pero q las reparaciones cuestan un dineral igual
    Saludos

  10. Muy bien, Javier, aunque te sugeriría más síntesis. Me interesó mucho tu propuesta de las rutas y solo el saludo que se realiza, bastante bien, en otras ciudades de Latinoamérica: lo he probado, y aunque a veces también trae sus problemas, la reacción de la gente es quien resuelve el asunto. Viví una subida de precios por los “buseros” de Ciudad Guatemala y fue ejemplar su solución: quien mandó, en esa oportunidad, fue el pueblo. En fin, los tres últimos párrafos de tu post -lástima-, me parecieron los esenciales, y es posible que muchos no lleguen a ellos por la falta de síntesis en la exposición del asunto que tanto interesa a la población.

  11. La arremetida de boteros, carretilleros, especuladores del mercado privado agrícola que toman estas posturas nos demuestran su posicionamiento: están con el lucro a base de las necesidades de la mayoría del pueblo cubano. Sin criminalizar el sector privado ni caer en el error de generalizarlo, no nos engañemos!!!… La mayoría de estos sectores son los que tanto en Chile en el 73, o en Venezuela hoy, son capaz de poner al país en una situación delicada si desea boicotear por intereses propios eso que aquí comentan “democracia”. El pueblo es quien sufre los desabastecimiento y las largas colas. Nuestro Estado y nuestro pueblo tiene que estar clarito que este sector tiene que ser un sector más de la economía nacional pero no puede ser un sector estratégico ni una actor preponderante pues bajo la demagógica frasesita de “es la ley de oferta y demanda” (como si hubieran hecho un estudio de real de mercando) son capaces de subir cualquier precio sin dialogarlo, colegiarlo… lo que demuestra que este tipo de actor privado en Cuba no tiene ningún tipo de responsabilidad social y solo le interesa si mismo… Entonce… por qué debiera dialogarse o tener concesiones con ellos…. El estado que premie a los actores privados que tengan responsabilidad social, que estén con el pueblo, y que cuando se produzca un conflicto se siente a la negociacón y no suban de la noche a la mañana los precios para desangrar al pueblo. Pues entre las grandes demandas de nuestro pueblo, justa demandan, es que suban los salarios, pero si así lo hacen estos sectores subirán los precios y estaremos en las mismas condiciones. Fomenten la empresa con responsabilidad social, inviertase en transporte público y que flexibilicen otras formas de gestión más justas y solidarias como las cooperativas (desechando las malas prácticas en la experiencia de las cooperativas agropecuarias ), pues no puede ser que un negocio privado (con la lógica política que este trae intrínseca) sea más fácil de instalar en Cuba que una cooperativa!!!

  12. Aunque Iroel, quien siempre se queja de que los medios capitalistas lo censuran, me banea inmisericordemente, me arriesgare a escribir mi opinion.
    Por enesima vez las autoridades cubanas combinan la ignorancia de repetir una y otra vez los mismos errores con el populismo mas rudimentario. Qué sucedera ahora? Muy sencillo, una de estas dos, o ambas: 1. Los boteros no saldran a la calle y el ciudadano de a pie, ese que se alegra de la intervencion estatal para regular precios, se afectara por la falta de transporte que el mismo interventor no es capaz de solucionar
    2, Los boteros seguiran cobrando clandestinamente lo que hasta ahora, con lo cual la autoridad acaba de crear, innecesariamente, un sujeto de delito.
    Me pregunto por que ese gobierno tan celoso del bolsillo ciudadano no regula los precios abusivos de sus propias empresas, o, lo que es mejor aun, no permite la libre competencia para que los precios se regulen?

  13. Hay que ir al fondo del problema. Hace mucho que el transporte público en La Habana como en muchas otras ciudades esta en estado crítico. Y problema no se va a solucionar imponiendo regulaciones a los privados. El transporte público es responsabilidad del estado y debe ser asumido por EMPRESAS PÚBLICAS. Los boteros son unos abusadores que especulan con las necesidades de la gente y como resultado de la ineptitud dr las autoridades del transporte.
    Por lo demás imaginar que los privados pueden solucionar los problemas públicos si se les regula esta en el ADN de la ideología NEOLIBERAL.
    Por Dios, que esta pasando en Cuba.

  14. Creo que este articulo peca de ingenuidad por todas partes, desde concepciones políticas erradas hasta criterios económicos que no tienen sentido.
    Lo primero que hay que tener en cuenta es que % del transporte publico representan los boteros del transporte real que necesita la ciudad de la habana, yo supongo que los boteros con buen viento representan el 10% del transporte publico que necesita la capital. por lo que las autoridades del transporte esta volcándose a una varialble que no es solucion alguna del problema. Parece que le preocupa mas cuanto ganan los boteros que cuantos pasajeros pueden transportar.
    Lo segundo no podemos confundir transporte publico con transporte colectivo, lo boteros y los buses son transportes publico pero los boteros son taxis y no transporte colectivo.
    Ud se imagina que los taxis tengan ruta y ud quiera ir de Guanabacoa a la Lisa en taxis y el botero le diga que no le puede llevar porque no es su ruta. Es demasiado tonto eso. Las rutas aplican para los ómnibus, pero para los boteros es un concepto muy limitado para ser solución del problema, lo que haría es generar mas. El hecho de fijar un techo de precio no esta mal lo que no debe ser muy bajo para que no desestimule el servicio.
    Tampoco hay que hacer estudio de mercado, y ratificando la ley de oferta y demanda, es muy fácil darse cuenta que no existe competencia entre proveedores sino entre clientes. Por tanto olvídense de precios bajos y mas aun de calidad.

    La solución es fácil de saber cual es, difícil y lenta de implementar, pero en cualquier caso lo que necesita es voluntad política para que se resuelva el problema; pero parece que eso esta muy escasa por la habana.

  15. Mucho se hablado y se ha intervenido en estos problemas que aquejan a la población. “Que si los carretileros, que si las tarimas, que si la venta de ropa, los cines clandestinos, etc”‘ , pero, al final lo que se reguló; volvió a surgir con más fuerza y Liborio sigue jodido. No se trata de Campañas, se trata de soluciones duraderas y definitivas. En todos los casos; no se puede olvidar que ese sector es también parte del pueblo y con ellos hay que sentarse a discutir lo está mal hecho y como hay que resolverlo. Así es como se debe hacer. Dialogar, discutir, analizar, aclarar y tomar las medidas que se correspondan para la satisfacción de todas las partes. Ordenar por Decreto sin lo anterior es una garrafal metida de pata.

  16. Esta “guerra” contra los boteros -no digo que no se intervenga, y que no sea abusivo- desvía la atención, como siempre se hace en Cuba, hacía lugares tal lejanos como… Rumanía!! Todavía un refresco cuesta 10 pesos y un litro de aceite 50, a precios de Estado, y ese sí que no “fracciona” nada cuando te lo tiene que cobrar. Mientras los precios de estos productos de primera necesidad cuesten un día de trabajo o más, nuestro techo seguirá siendo del más fino vidrio.

  17. Saludos…Soy un joven cubano que he montado por muchos años los almendrones y tengo familiares que son boteros pero lo que estan haciendo con los precios es un descaro, ellos existen para brindar un servicio a la población para ayudar a resolver el problema del transporte, pero que hacen? simple, lo contrario, generan problemas de todos tipos(precios, accidentes, corrupción, fuga de capitales etc) y luego se ponen de victimas y ponen mil justificaciones que si el combustible esta caro que si el arreglo del carro, caballero un botero gana en este pais 10 veces mas que un ingeniero, que un maestro, que un medico trabajando menos horas, lo se no me hagan cuento y entonces tenemos que entenderlos y permitirles todo este chantaje, lo dire y lo seguire diciendo el camino que debemos transitar como sociedad no debe estar acompañado de propiedad pivada, debemos luchar por crear y mejorar cooperativas estatales, no se como alguien puede pensar que si no logramos controlar y optimizar la propiedad estatal vamos a controlar la privada, la propiedad privada lo ha demostrado en el mundo entero es fuente de conflicto, esa mentalidad capitalista es creadora pero a la misma vez egoista y destructiva, es un demonio contra lo que han luchado y siguen luchando miles en el mundo, miren el ejemplo de venezuela los gobernantes estan todo el tiempo luchando contra los dueños y no logran concentrarse en los problemas del pueblo esa es la democracia q tanto desean algunos aqui y de alla un conflicto eterno entre los distintos sectores del pueblo? debatir? lo que hacen con los precios? a eso llaman debatir?? por favor daria risa si el problema no fuera tan serio, pienso que debemos luchar contra esta mentalidad capitalista, y luchar con mas fuerza para que la propiedad estatal funcione ese es el camino que llevamos transitando hace mas de 50 años y no deberiamos rendirnos porque es el camino de los justos.. otro mundo es posible, BOTEROS!!! un mundo en que el dinero no sea lo mas importante uno en q las personas piensen y ayuden a los necesitados!!!!!

  18. Y dónde está el Sindicato de los Boteros que debería de representarlos? Acaso esos boteros tienen voz? Por qué no pueden negociar con el estado si para eso son los sindicatos? Mire, independientemente de los cálculos que usted haga y de lo que dice que ellos ganan en un mes, ellos tendrían el derecho de poder ser escuchados. Yo pienso que la solución está en asignarles combustible a menor precio, SI, a menor precio. Y por tarjeta de combustible que son auditables. Se les asigna mediante tarjeta, X cantidad que tendrían la obligación de gastar en el mes, eso sí, A MENOR PRECIO!!!! El estado ha demostrado que no puede con el transporte público por falta de carros según se dice, bueno, que el combustible que tendrían que asignarle a esos carros si existieran, se lo vendan a ellos a MENOR PRECIO. De paso, se acaba el robo de combustible al propio estado. De qué manera se pierde más? Vendiéndoles a menor precio o permitiéndoles que roben al estado? La intransigencia no siempre es buena Javier, debe aprender eso, hay que usar más la inteligencia.

  19. Interesante artículo de Ariel Terrero sobre el tema http://www.granma.cu/economia-con-tinta/2017-02-24/cuando-el-precio-suena-24-02-2017-00-02-26 En él plantea “Las alternativas regulatorias de precios —directas e indirectas— son múltiples en el mundo. Se haría más integral y sólido el paso reciente mediante la negociación y construcción de consensos con ese grupo de taxistas. De intentarlo, estaría más en línea con la tradición de diálogo de la Revolución —ejemplos abundan en el pasado con los productores campesinos y los trabajadores de otros sectores—.” Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s