A una nueva Contra una nueva estrategia revolucionaria. Por Javier Gómez Sánchez


(El cambio que no puede posponerse más)

javiergosanchez09@gmail.com

Azora IX

Los no combatientes se han alegrado de su exención,

por discrepancia respecto del Enviado de Dios,

pues odian el tener que combatir con sus riquezas

y sus personas en la senda de Dios.

Dijeron: ¨No ataquéis durante la canícula¨

Responde: ¨El ardor del fuego del infierno es más fuerte¨

¡Si comprendiesen!

Versículo 82

El Corán.

Los debates dentro del sector revolucionario sobre cómo enfrentar a la neo contrarrevolución se hacen cada vez más presentes y su definición es impostergable. Ya nos vamos alejando de aquella consternación en que nos dejó el ambiente post Obama, con sus nuevas estrategias de penetración ideológica, intelectual y cultural.

Pero no acaba de cuajar esa superación en una estrategia definida, acorde, funcional y enérgica frente al aparato neo contrarrevolucionario de los ¨nuevos medios de comunicación¨ como eufemísticamente ellos mismos se hacen llamar.

La contrarrevolución ha evolucionado, ha evolucionado tanto, que va dejando atrás la capacidad colectiva y articulada, institucional y organizacional de enfrentarla. Gran parte de los golpes que recibe, son propinados por iniciativas aisladas y personales, más que por políticas y estrategias asumidas como frente revolucionario.

Como es poco el tiempo, pero mucho lo que ha ocurrido en la última década, desde la transición del interés y el patrocinio imperialista de los ¨disidentes¨ tradicionales como el Sr. Oswaldo Payá y su Proyecto Varela, las Damas de Blanco, la UNPACU, y otros representantes de esa etapa de la contrarrevolución. Con el surgimiento luego de los ¨los híbridos¨, que por su uso de Internet no eran ya iguales a los tradicionales, y les quitaron a los primeros protagonismo frente al inversor norteamericano: la Sra. Yoani Sánchez, el Sr. Antonio Rodiles con su proyecto Estado de Sats, el Sr. Eliecer Ávila al que reclutaron y que terminó creando su propia empresa política, su grupo Somos Más. Pero que aún no eran neo contrarrevolucionarios, pues existían y aspiraban a existir separados y opuestos a las instituciones cubanas, y por supuesto del socialismo. Y ocurre luego una nueva evolución que le quita protagonismo a ¨los híbridos¨, de la que surge la neo contra obamiana, los ya conocidos: la Sra Elaine Díaz con Periodismo de Barrio tratando de ¨salvar¨ el ejercicio del periodismo en Cuba, los señores de Cuba Posible, ya ampliamente desnudados, el Sr. Fernando Ravsberg, autoproclamado paladín del periodismo en Cuba. Además de la vidriera-pasarela para la nueva clase media On Cuba, que es un caso aparte pues no se trata de un empresa política, sino de una empresa publicitaria politizada. Acompañados por una fauna menor que les hace de satélite. Acunados todos por un sector de “izquierda” seudo revolucionaria, que protector y defensivo, les hace de colchón.

En ese ambiente, la competitiva empresa política Somos Más, tratando de sacar ventaja frente a sus competidoras y recuperar protagonismo, recientemente ha aprovechado un hecho, haciéndolo público convenientemente con intencionado diseño de campaña (diseño que no excluyó ni la foto bien puesta como portada del expulsado angelito rubio para que por sí sola, conmovedora, invite a abrir el enlace; como tampoco el reclamo de una madre pidiendo tolerancia para la actividad política de su hija. Coordinadísimo todo ¿Vieron? Fíjense en las cartas que se juegan, una madre, no cualquiera. ) Agravado luego con el desacierto comunicacional de la FEU de la UCLV. Acompañado por la miopía de una “izquierda” -¿Será real?– que insiste en llamar ¨no revolucionarios¨ a los ¨contrarrevolucionarios¨. Un asunto ya antes abordado.

Pero la insistencia en seguir llamando ¨no revolucionarios¨ a los ¨contrarrevolucionarios¨ busca envolver en el manto protector de la tolerancia las actividades de grupos políticos abiertamente financiados por los Estados Unidos. Un ¨contrarrevolucionario¨ activo y militante, jamás podrá ser considerado como un inocente ¨no revolucionario¨. La Contra, ayudada por la seudo revolución, pretende lograr el acceso de su acción política a las universidades, apelando al derecho ciudadano y constitucional de acceso al estudio. Para luego pedir, o mejor dicho, exigir, como hace la persona que se presenta como la madre, que alguien que milite en un grupo con financiamiento norteamericano pueda libremente hacer su trabajo al servicio de Estados Unidos en la universidad, y que debe permitírsele.

A la pregunta: ¿Puede un contrarrevolucionario estudiar en una universidad cubana? Sí, por supuesto. Pero ¿puede un contrarrevolucionario, hombre o mujer, alumno o profesor, hacer trabajo político conocidamente contrarrevolucionario en la universidad? NO. La respuesta es muy sencilla: ¨Estudiar sí, trabajo político contrarrevolucionario no¨

Entonces es cierto que no nos funciona desde hace mucho el lema: ¨La universidad es para los revolucionarios ¨, habría que dejarlo atrás y sustituirlo por: ¨La universidad no es para hacer contrarrevolución¨

El error de la FEU de la UCLV estaría en no presentar en este caso particular, los elementos que expongan que se haya realizado contrarrevolución en el centro de estudios.

El proceso del suceso y la reacción ha sido tan lamentable, y le viene tan de perilla a la contrarrevolución, que ha permitido que en la seudo revolución se escriba algo, en mucho tiempo, coherente con la situación inmediata (Aunque corto de miras a largo plazo como no se le puede pedir más, por algo es ¨seudo¨)

El periódico El País, publicó una entrevista a la estudiante (¡Qué perlas las de ¨castrismo medular¨ y ¨leales fatigados ¨!). Oportunista publicación en este momento por el diario español que parece más dirigida en aprovechar políticamente la visita del canciller cubano a España y sus entrevistas con el Jefe del Estado y el Jefe de Gobierno español que otra cosa. Por cierto, llama la atención la demora de la redacción de El País para informar a sus lectores sobre la agenda diplomática del Jefe de Estado español, pero es notable la ¨rapidez¨ con que se publica una entrevista a una joven cubana hasta ahora desconocida.

Pero, ojo, todo aquel, todo aquel que pretenda emitir un criterio lógico políticamente, meramente lógico a inmediato, a mediano, y a largo plazo, sobre el complicado caso, será inmediatamente tildado de defensor de la represión, crucificado como defensor de la expulsión de una estudiante y violador de la Constitución. Así funciona esa maquinaria. En el enfrentamiento político, hay que ir a la lógica, sabiendo que para llegar a ella se pasa por un paredón de fusilamiento.

Entonces, sin renunciar a ese pensamiento lógico, a ese pensamiento crítico que debemos tener no porque haya sido el nombre de una destacada revista, sino que la revista se llamaba así porque debemos tenerlo, hay que tratar de ver el bosque por encima de los árboles: Para la empresa política, más allá de la expulsión, está la aprovechable conveniencia de hacerla pública, detrás de hacerla pública está la motivación por ganar notoriedad, y detrás de ganar notoriedad esta la competencia por brillar ante los ojos de los inversores políticos norteamericanos.

La contrarrevolución es una gran competencia por el dinero. Todos compiten por el dinero norteamericano. Dinero en becas, dinero en premios, dinero en viajes, dinero en eventos, dinero en apoyo, dinero en los bolsillos.

Hay que llamarlos a todos por su nombre: empresarios políticos, ahora que todos tratan de acomodarse para no tropezar vendiendo casi todos el mismo producto del que la contra se ha disfrazado, cuando el de artista alternativo – ¡qué tiempos aquellos de “performances” en bienales y perretas con peluca en las puertas de los foros de debate!- se les quedó pequeño para el nuevo mercado: el periodístico.

Pero una parte del bando revolucionario pareciera que se ha quedado fosilizado, inmovilizados en bolas de ámbar: El enemigo ha mutado, cambiado sus métodos y renovado a sus portavoces y nosotros seguimos como si eso no hubiera sucedido.

No estamos ya en la lejanísima época de la Contra de los 90 y el 2000, que casi nadie en Cuba conocía, ni le llegaba su influencia, por muchas huelgas de hambre que fingiera o por mucha publicidad que los corresponsales extranjeros les hicieran. Tampoco estamos en el 2010, cuando la contra surge 2.0 ¿Pero en Cuba, quién tenía Internet, quién podía ver You Tube, cuántos cubanos podían si acaso tener apenas un email?

Estamos en la Cuba del 2017. Pero hay quienes en el bando revolucionario parecen no darse cuenta, o peor algunos que sí se dan cuenta y lo saben perfectamente, pero fingen. Fingen no ver, para no buscarse problemas, para no tener incomodidades, para no romper la Espiral del Silencio que se practica también desde algunos cargos, de la complicidad horizontal hacia la comodidad y el ¨picao malo¨, para no señalarse, para no asumir.

Manteniendo las obsoletas estrategias, sabiendo que ya no funcionan.

El momento gramsciano, mencionado en medio del debate periodístico revolucionario arrebatado y utilizado por la Contra, en el texto “Ante la Historia, es el que vivimos en la fase más inminente del parto de una nueva estrategia revolucionaria.

Nos encontramos con que, como me dijo un compañero: ¨Los que saben, no pueden y los que pueden, no saben¨ Para luego agregar: ¨Y también están los que saben, pueden y no quieren¨

En la guerra que nos atañe, que es una guerra comunicacional, tiene que acabar de haber un giro en la estrategia de comunicación. No es llevar los nombres de la contra, elevándola y complaciéndola, a las páginas de nuestros periódicos impresos. Estos tienen que ser las puntas del iceberg contra el que choque la contrarrevolución. Es llevar contra ellos a la fuerza revolucionaria, con proyectos de comunicación en Internet, potenciando los que existen y creando nuevos, con el empoderamiento de las organizaciones políticas, de las uniones gremiales con el pronunciamiento enérgico de estas, llamando al pan pan y al vino vino, con nombres y apellidos, que es lo que no se acaba de hacer.

Adelantarse a la Contra con la acción comunicacional, absolutamente en todo, porque no basta con verla venir, hay que pararla. La Revolución siempre ha estado igual de agredida, pero tal vez se encuentre ahora como nunca antes peor defendida, al menos en Internet.

La Contra ha probado fuerza, sus sistemas y métodos de ahora mismo son los que han cosechado de la desarticulación, de las ambiguedades y las soledades con que se les ha enfrentado. Y que no sean estas palabras un espaldarazo a aquellos que torpemente piden enviar una patrulla o amenazaron con romper dientes, que es el mayor favor que se le puede hacer a la Contra, cuando lo que hay que enviar son verdades directas en la prensa revolucionaria y en nuestros perfiles.

O termina el cómodo silencio que mantienen individuos, organizaciones e instituciones revolucionarias, o se empoderará cada vez más la neo contrarrevolución a niveles que luego lamentaremos.

Lidiando estamos con gentes que tratan de mantener una fría equidistancia, una conveniente apuesta hacia el futuro. Pues para ellos “nadie sabe, nadie sabe…” si en unos años On Cuba sea un gran consorcio mediático en este país, o si la Sra. Elaine Díaz dirigirá uno de los principales periódicos, o si los señores de Cuba Posible dirigirán tanques pensantes y fundaciones, o si el Sr. Fernando Ravsberg pasará de tener una app de contenidos a poseer una oficina corporativa de comunicación empresarial para inversionistas en Cuba y de marketing político para partidos en elecciones.

“Nadie sabe…”, piensan los cautelosos, en unos años adónde tendrán que ir a cobrar un cheque los que viven de la pluma y del teclado.

Y están hasta quienes, por hacer el trabajo sucio con la conectividad que les paga Liborio contra los que tienen el valor que les falta, buscan el aplauso y se ganan el eco de la maquinaria diseñada para acabar con el socialismo en Cuba, incluyendo a Radio Martí.

Pero como existen otros que no miden qué palabra echar, y menos mal que existen. Decimos lo contrario a lo que dijo la Sra Díaz, que ella no trabajaría en Granma, aunque le pagaran bien por un problema de principios. Existimos otros, en que si llega el día en que esos ¨nuevos medios de comunicación¨ se emitan desde nuevas torres acristaladas de 22 pisos en El Vedado, asumimos que tal vez estaremos trabajando en alguna oscura bodega o apilando revistas en el sótano de una biblioteca, parametrados por ser comunistas y ¨por haber sido revolucionarios¨.

El cambio no puede posponerse más. Hay que asumirse como el tipo de revolucionario más difícil, que es el que se mantiene siendo revolucionario dentro de una revolución. O lo hacemos ahora, o nos arriesgamos a que un día no exista más Revolución dentro de la cual serlo.

Anuncios

44 pensamientos en “A una nueva Contra una nueva estrategia revolucionaria. Por Javier Gómez Sánchez

  1. Sinceramente creo que vosotros, conservadores, ya perdieron y le están dando jeringa a un muerto.
    Cada pueblo tiene el gobierno que se merece. El pueblo ha cambiado y el gobierno no quiere cambiar. Tá jolí.

  2. Solo unas preguntas de Sí o No… ¿Acaso una persona no puede diferir de nuestro proyecto social, diferir en la medida que sea, con principios y convicciones propias? ¿Por qué a todos y cada uno de los que en nuestros tiempos de “libre” comunicación y acceso a los medios cuestiona, critica y juzga, ya enseguida se les acusa, sin pruebas muchas veces, de asalariados, mercenarios, y novios del dinero? ¿Es acaso esto lo único que tienen para argumentar los que se autollaman también “revolucionarios”? Creo que ante mentes inflexibles e incapaces de reflexionar, algunas con voz, otras con poder, será imposible que nuestro noble proyecto se ejecute nuevamente de forma correcta, como en sus inicios.

  3. Eso es mentira, yo estaba en Cuba cuando esa firma, firmaban los niños de las escuelas, o sea, esa firma no vale, firmaban turistas, otra firma que no vale, además ese concepto de revolución es sólo en teoría en la práctica no se cumple, Karla es honesta y por eso la echaron, ustedes son los verdaderos contrarrevolucionarios y además mentirosos, Somos + no es financiado por ningún gobierno para acusarnos tienes que tener las pruebas de ello y por mucho que han rebuscado no encuentran nada ni van a encontrar porque no hay nada. Ya nadie se cree las mentiras de la mal llamada revolución, ustedes son los oportunistas que por los favores de la dictadura cubana le siguen el juego, todos sabemos que los cubanos queremos cambios y el cambio ya se impone, esto no lo para nadie. Viva la democracia.

  4. Más claro ni el agua. El problema no es estar o no de acuerdo sino atacar el proceso revolucionario y esperar que no te pase nada. El colmo del cinismo. No civismo.

  5. Cinismo? El cinismo es el ataque del proceso revolucionario a su propio pueblo, sólo hay que ver cómo vivimos los cubanos que la mayoría sólo piensa en irse del país, las precariedades y la falta de valores, por favor no quieran tapar el sol con un dedo que ya nadie les cree sus patrañas.

  6. Carlos Luis, no intento defender a nadie en particular, ejemplos de mercenarios hay muchos, muchísimos, muchos contra nuestro gobierno y sistema y también otros que sí han estado con la revolución y no resultaron ser lo que se pensaba, ni resultaron defender lo que decían. Hemos tenido de un lado mercenarios, ambiciosos y hasta terroristas, así como del otro lado oportunistas, corruptos y dobles morales.
    Solo lo invito: nombre a alguna persona, de los que tienen voz, que difiera significativamente con nuestro proyecto social… y no sea un mercenario. ¿Usted cree que existan o no existan?

  7. Lo que no para nadie es nuestra gloriosa Revolución y la construcción de nuestro socialismo. El único cambio que se impone es la perfeccionamiento de nuestro modelo socialista donde no habrá cabida para aquellos que lo intentan socavar y derrumbar. ¿De dónde procede el dinero para los viajes del señorito (a) y su menguada pandilla de mequetrefes oportunistas y sirvientes del imperialismo?

  8. Para un pueblo educado en los valores socialistas y los conocimientos científicos, la contrarrevolución que representa el capitalismo, especialmente su versión más canalla (el neoliberalismo), sólo puede significar dinero, para quienes han decidido convertirse en clase mercenaria, y una vía de escape para quienes no soportan pagar tan alto peaje por la dignidad de ser libres, humanistas, solidarios, laicos, iguales y pacifistas. ¿Quién podría renunciar a todos estos atributos sin perder lo más esencial de la condición humana? Sin embargo, cuando los seres humanos viven experiencias límite, afloran los comportamientos más deshumanizados, como demostraron los nazis en sus experimentos. Cuba hoy sigue resistiendo, aunque los cantos de sirenas puedan resultar un tanto seductores para quienes carecen de principios firmes y no parecen haber comprendido que, para que unos pocos puedan tener un alto nivel de vida en el norte, otros muchos tienen que escupir sangre en el sur, siendo cada día menos los elegidos, por la competencia natural del capitalismo.

    En otras naciones (Irak, Libia, Afganistán), donde el enemigo mortal no ha encontrado motivo alguno para no mostrar su rostro más criminal y egoísta, a muchos ciudadanos no les ha quedado otra opción, despojados de sus bienes y derechos, que convertirse en tropa mercenaria al servicio del mejor postor, que no podía ser otro, en el mundo de la posverdad, que el usurpador de su realidad. Ya procedan del primer mundo o de esas naciones arrasadas, los mercenarios yihadistas y afines no son otra cosa que seres que han sido despojados de lo más esencial de su existencia y a los que no les queda mejor opción que convertirse en tropa mercenaria deseosa de dar rienda suelta a los más bajos instintos, aunque sea contra sus propios hermanos y no precisamente contra los grandes enemigos de la fe (como Israel y Estados Unidos, dos de sus más importantes patrocinadores en la sombra). La historia reciente es suficientemente aleccionadora de lo poco que pueden llegar a representar los pueblos ocupados por falsas guerras humanitarias, despojados la mayoría de sus ciudadanos de todos sus derechos y condenados a un exilio forzoso a ninguna parte o a una vida llena de penalidades y peligros, donde inclusive el oficio de terrorista puede cobrar sentido entre tanta sinrazón y barbarie.

    Se nos pretende hacer creer a todos los habitantes de este planeta (también a los cubanos) que el paradigma neoliberal carece de alternativa, que nos encontramos en el último estadio de la Historia y que, por tanto, lo único sensato es entrar en ella lo más rapidamente posible. Pareciera que no hay alternativa a la privatización de lo público, a los paraísos fiscales, a la desregulación y deslocalización de la economía, a las reformas laborales, a la desprotección social, a la economía de guerra, a la competitividad, a la desvinculación e impunidad de los cargos públicos y a todo lo que ha contribuido a la supervivencia y desarrollo de los privilegios de la clase dominante. Y, efectivamente, así es: no hay alternativa para ellos, para la oligarquía, que, fuera de tanta sinrazón y barbarie, perdería sus privilegios. Sin embargo, es fuera del neoliberalismo donde las mayorías maltratadas y humilladas encontrarían su oportunidad. ¿Acaso hay algo más sensato y justo que poner la economía al servicio del hombre y no al revés, como ocurre actualmente?

    Gracias al desarrollo tecnológico, el factor trabajo resulta más productivo que en cualquier otra etapa de la Historia. Por tanto, no hay razón objetiva para que no mejoren las condiciones de vida de la clase trabajadora al mismo ritmo que aumenta la productividad. Sin embargo, habría que hacer aquí un alto en el camino. Ser revolucionario hoy debe significar mantener aquello que valga la pena y cambiar todo lo que deba ser cambiado. El cambio en las relaciones de producción y el desarrollo tecnológico son esenciales para el éxito del socialismo pero incurriríamos en una actitud profundamente errada y contrarrevolucionaria si creyéramos que ello nos puede conducir al paraíso comunista.

    En la medida que los recursos son finitos y su uso inadecuado puede provocar graves problemas ambientales (como el cambio climático) o su rápido deterioro (como la sobreexplotación del suelo fértil), debería convertirse en un imperativo categórico del socialismo la regulación de los nacimientos y el aseguramiento de que no se permitirá ningún alumbramiento que no cuente con las garantías suficientes de que el nasciturus gozará de una vida digna. No es posible que, a estas alturas de la evolución del pensamiento socialista, la acción humana más relevante y con más consecuencias (la procreación) carezca de regulación alguna y pueda ser ejercitada sin las debidas garantías. Lo que resulta esencial para la supervivencia del proceso de acumulación capitalismo (la procreación sin restricción) no puede merecer otro calificativo que el de conducta antisocial y antiecológica desde la óptica socialista. Cualquiera que analice la historia de la Humanidad (que es la historia de las sociedades más pobladas y complejas), podrá comprobar que ha sido la falta de regulación en los nacimientos un factor clave en todas las catástrofes antrópicas y acontecimientos más relevantes, así como un factor clave para la supervivencia y acumulación de la clase dominante. Como en el caso de las reglas del neoliberalismo, su pervivencia seguirá siendo esencial para la supervivencia de la oligarquía económica, pero un gravisimo flagelo para las clases humildes, que deberían distanciarse cada día más de las letanías religiosas y de los cuentos chinos sobre los efectos perversos del denominado “envejecimiento demográfico”, malicioso uso del lenguaje, ya que sería más correcto denominarlo “maduración demográfica” por cuanto es el conocimiento y no la fuerza física lo realmente decisivo en la evolución social de nuestra especie. Acabar con la explosión demográfica no es sólo la única forma de garantizar la supervivencia de nuestra especie sino también de dignificar y revalorizar la existencia de las clases inferiores, condenadas a vivir en condiciones de semiesclavitud, tanto en la producción como en la reproducción, así como a competir entre sí cada día en peores circunstancias, sin que el socialismo pueda convertirse en una opción emancipadora.

  9. Mi pregunta en simple: Por qué si en Cuba hay una ley que proscribe a quienes reciben dinero de cualquier potencia extranjera para subvertir el orden revolucionario, todos esos que tú mencionas Javier, todos esos neo-contrarrevolucionarios, no son juzgados y procesados con debido apego a la legalidad? Es que nuestros órganos de seguridad son tan ineficaces que no pueden probar legalmente aquello que tú reafirmas? Se puede hacer contrarrevolución, pagado por una potencia extranjera, en la Universidad, y saberlo la FEU, probarlo la FEU, y no poder probarse en un tribunal con el debido apego al estado de derecho?

  10. Yo sigo pensando que posiciones como las tuyas, Javier, de tan excluyente, tan totalitarias ideo-políticamente, son las neo-contrarrevolucionarias. Sigo pensando en el concepto de Fidel de la Batalla de Ideas, Fidel habló de “Realizaciones concretas” y donde hay “REALIZACIONES CONCRETAS” donde hubo una Campaña de Alfabetización, la contrarrevolución salió derrotada; donde hubo la erradicación de la tolerancia a la prostitución, el juego, las lacras sociales; la contrarrevolución salió derrotada. Pudieron los contrarrevolucionarios con el comportamiento ejemplar del Che? Pudieron evitar que trascendiara? No pudieron. No pudieron porque el Che era auténtico, no necesitaba andar fomentando “cacerías de brujas” para defender su verdad, su postura transformadora, ni necesitaba andar sospechando de todo el que no pensara como él exactamente. De eso se trata, en mi opinión, mucho más que de andar clasificando gentes, mucho más que andar clasificando posturas, porque esa clasificación tuya, mal usada, puede conducir a la aniquilación del pensamiento renovador, del pensamiento verdaderamente transformador, o sea, revolucionario. Cuando me pruebes que Rasvberg está al servicio de la CIA, o cualquier agencia enemiga de la Revolución, entonces te diré humildemente que yo estaba equivocado. Cuando me pruebes que sea legítimo expulsar de la universidad a una estudiante por integrar un movimiento político -no digo explusarla de la FEU, la FEU tiene derecho a asimilar o no a alguien en sus filas, pero no debe ser condición ser miembro de la FEU para obstentar un derecho que se ganó en unos exámenes de ingresos, creo yo, cuando ese además es un derecho constitucional. Y pensar así me hace neo-contrarrevolucionario, Javier? Bueno, pues sí, para algunos como tú, sí, y en eso radica precisamente el conservadurismo y el anacronismo político de tu postura. Posturas como la tuya condujeron al Quinquenio Gris, es más; posturas como la tuya le permitieron a Stalin acosar a Troski hasta asesinarlo, “demonizar” a Torski, y me vas a decir que la historia no ha demostrado que Torski no era tan, o más, revolucionario que el propio Stalin?

  11. si atacan la revolución la vamos a defender, no importa lo que digan los contrarrevolucionarios, los neo contrarrevolucionarios, ni los disfrazados de revolucionarios. Vamos a defenderla y punto

  12. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas
    18 de abril 2017

    Nuestras Razones:
    El concepto de Revolución, que juraron más de 7 millones de cubanos tras la muerte del Comandante, deja muy claro los límites de ser revolucionarios en Cuba. Pero la joven Karla María Pérez González prefirió sumarse al grupo que hizo caso omiso a ese documento, que es lo mismo que ignorar la esencia de esta Revolución que le dio el derecho gratuito a la Educación Superior, por el que luchan tantos jóvenes en el mundo. Ella está a favor del cambio, pero no del que se gesta en aras de enriquecer nuestro proyecto social cubano, que es el tipo de cambio al que se refiere el concepto.

    Como parte de Somos + asume el pretensionismo de este movimiento que propugna la reforma de la constitución, del sistema electoral cubano, de la economía, entre otras transformaciones encaminadas a promover una plataforma neoliberal capitalista incompatible con el proyecto construido por los revolucionarios a los que se refirió el líder histórico de la Revolución cubana.

    Desde el día que Karla entró a la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, lo confirma la brigada de la que formó parte, su objetivo primero era graduarse de la carrera de Periodismo, adquirir habilidades y competencias profesionales para luego actuar en la sociedad desde una posición contraria a la política de los medios de comunicación de nuestro país, voceros de los principios que defendemos. Máxime cuando el ingreso a esta carrera exige responsabilidad y compromiso con los fines de la sociedad socialista y el servicio exclusivo al pueblo.

    Entonces, ¿puede Karla estudiar en una institución revolucionaria que tiene como principal objetivo la formación integral de los estudiantes como profesionales competentes, comprometidos con la Revolución y portadores de los más encumbrados valores del ser humano?

    Está claro que la joven no apoya el proyecto social cubano y apuesta por la plataforma ideológica de Somos +, que exige cambios en el sistema como el pluripartidismo, las elecciones “libres” y la economía de mercado. Defiende además la privatización de los servicios de salud y educación, cuando ella misma recibió el privilegio de ingresar en un centro de educación superior de excelencia y con trayectoria de éxito en la entrega a la sociedad de hombres y mujeres preparados para asumir y enfrentar cualquier puesto en sus distintas esferas, desde una perspectiva humanista.

    ¿Quién es realmente esta estudiante?, que a raíz del fallecimiento de Fidel expresó: «Y qué importa Fidel, Guevara o cualquier personaje e ideología…», y que declaró que solo le importaba graduarse, pues si la solución para continuar la carrera era entregar el carnet de Somos +, estaba dispuesta a hacerlo, e incluso, se ofreció a formar parte de la FEU. Esto no quiere decir que la ausencia de un documento que la identifique o la integración a conveniencia, borren su afinidad por esa organización contraria al modelo social cubano, y menos su posición de reconocimiento y reafirmación de estar en contra de la defensa de la Revolución.

    Debemos cuestionarnos ese comportamiento hipócrita y utilitarista en esa estudiante de una carrera de perfil ideológico. Por otro lado, queda en duda su credibilidad, con tal de lograr el objetivo de alcanzar un título en una de las más prestigiosas universidades cubanas, para luego insertarse en la sociedad y plegarse a la contrarrevolución.

    http://www.uclv.edu.cu/nuestras-razones/

  13. Es de agradecer que la amiga Iliana nos quiera enseñar la democracia de Somos + insultando y hablando mal de su país y su pueblo.
    Amigo DML: Gracias los revolucionarios que se han corrompido han sido denunciados y castigados por la Revolución, los mercenarios al servicio de un poder extranjero todo lo contrario: son aplaudidos y enmascarados.
    Amigo Giordan, creo que el ropio artículo de Javier responde tu pregunta:
    “no acaba de cuajar esa superación en una estrategia definida, acorde, funcional y enérgica frente al aparato neo contrarrevolucionario de los ¨nuevos medios de comunicación¨ como eufemísticamente ellos mismos se hacen llamar.

    La contrarrevolución ha evolucionado, ha evolucionado tanto, que va dejando atrás la capacidad colectiva y articulada, institucional y organizacional de enfrentarla. Gran parte de los golpes que recibe, son propinados por iniciativas aisladas y personales, más que por políticas y estrategias asumidas como frente revolucionario.”
    pero tú no leíste y te lanzaste a insultar a Javier, eso no parece muy tolerante y democrático.

    Saludos a todos y todas.

  14. Viendo que un buen comienzo es hacer uso de antiguos escritos sagrados le recalcaría algo simple al colaborador, “No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad.” Aristóteles ( desde muchos años antes que esos escritos de su inicio) . Usted y los que como usted se arrojan el derecho de clasificar, encasillar para acto seguido desprestigiar a los actores de la sociedad Cubana hoy, pierden el tiempo, la contrarrevolución un pueblo altamente educado como el Cubana la reconoce y nunca ha sido vacilante en no darle cabida, hasta ahí les fue fácil mantenerlos acorralados, el problema hoy es que esa “neo contrarrevolución” como usted le llama, que hace mucho tiempo he dicho que es solo los primeros pasos de la nueva revolución que ya se viene gestando, ofrece a su pueblo ideas y cuestionamientos de los resultados de +50 años de intentar el socialismo muy parecidos a los propios cuestionamientos que tiene el pueblo de la realidad en que viven su día a día, si usted quiere rásguese las vestiduras y convocar a que los “verdaderos revolucionarios” toman acción más temprano que tarde, lo veo bien y hasta optimista de su parte, la verdad es un criterio demasiado sobrevalorado cuando es tan traído y llevado sin seguir ese principio de demostrar falsedades. Solo una cosa más, en el contrato social al que se llegó en esa revolución triunfante que ha sido respetado hasta en los momentos más críticos del periodo especial, están los valores que representa la educación y la salud para todos, además reflejados en la carta magna, cuestionar o condicionar ese derecho a profesar la ideología que el régimen asume como la única posible y sobre todo no cuestionable es destapar la caja de pandora.

  15. Iliana Hernández: gusana, ahora residente en Cuba, luego de una larga estancia en España, quien se ha dedicado, entre otras cosas, a desarrollar la plataforma neocontrarrevolucionaria en formato de televisión digital llamada Lente Cubano.

    Y cito textualmente algunas de sus palabras difundidas en algunos medios contrarrevolucionarios: “Advertir a los españoles de lo que se les viene encima si le vota a Podemos…lo que va a caer aquí es un régimen como el de Venezuela o el de Cuba… yo no salgo huyendo de una dictadura para que me metan otra aquí…”

    Algunas pinceladas autobiográficas de Mrs. Ileana Hernández:

    “Quiero aclarar unas cositas, es cierto que mi ex pareja al que tanto quiero porque es un caballero es millonario, pero le conocí en España después de vivír 11 años allá, salí de Cuba después de dos intentos de salida ilegal y prision de 37 días por mi intento de salir por la base naval de Guantánamo, no he tenido tiempo de mover la cintura con Eliecer porque existe un respeto mutuo y lo siento como parte de mi familia, además añado que no es mi tipo, en lo de Joseito Hetero (me encanta ese apodo) si hubo algo pero no como lo cuentas, él me mintió a mi y a ciertas personas involucrada en el asunto…”

    ¿A qué estamos esperando para expulsar definitivamente de nuestro suelo a personajillos/esperpentos como éste?

  16. Muy extraña la “revolución” de Mr Livio: Se financia con dólares y euros desde Europa y EEUU, sin ellos ninguna de estas payasadas existiría.

  17. Lo que no se ha dicho. Por: Ileana González.

    Voy a escribir sobre cuestiones hasta ahora ocultas sobre el caso de Karla María Pérez González, la estudiante de 1er año de periodismo expulsada de la Universidad Central de Villa Clara (UCVC).

    Aunque no es grato hacerlo, comparto con ustedes otros elementos que creo serán útiles para aclarar las cosas.

    Karla María, se relaciona con Somos+, una organización dirigida y financiada desde los Estados Unidos y países europeos aliados desde marzo del 2016 por influencias de su madre Lizet González, la que ya pertenecía a esa organización contrarrevolucionaria, su padre, en esos momentos, no apoyaba la conducta de su conyugue.

    Lizet González sin ningún escrúpulo, por fines de lucro, más que por cualquier otro interés, puso en contacto a su hija con el mercenario Eliecer Ávila, propiciando una relación, cuya influencia negativa agravó el deterioro político ideológico de la joven.

    Eliecer Ávila, para fortalecer su dominio sobre Karla María, comenzó a facilitarle recursos monetarios a ella y a su familia, lo que fue rápidamente notado por sus condiscípulos, por la mejora de sus niveles de vida y el alquiler de un apartamento por $30 CUC mensuales en Santa Clara.

    El mayor interés de este politiquero, en sus relaciones con Pérez González, estaba centrado en su utilización para la penetración de su ignominiosa organización en el ambiente de la Universidad Martha Abreu, para ello le encomendó la tarea de captar estudiantes de este centro de estudios.

    Es así, que Karla María comienza a invitar a compañeros de clases a centros nocturnos y restaurantes asumiendo los gastos, aprovechando los intercambios para intentar captarlos para Somos+, lo que no logró en ninguno de los casos. El dinero que gastaba provenía de Eliecer Ávila quien a su vez lo recibe de organizaciones extranjeras que promueven el cambio de sistema político en Cuba.

    En la medida en que se fortalecían sus relaciones con el contrarrevolucionario, y fracasaban sus pretensiones de reclutar estudiantes para el engendro, se incrementaba la agresividad del lenguaje de la joven contra la Revolución y sus dirigentes. En sus cuestionamientos llegó a tildar de asesino al Che.

    Expresó claramente que al graduarse de periodista crearía un medio de prensa o trabajaría en uno que se opusiera totalmente a la Revolución, su paradigma resultó ser el sitio subversivo El Estornudo.

    Durante sus prácticas en el periódico “5 de septiembre”, confeccionó articulo nocivo, donde tergiversó la figura de José Martí y su pensamiento, llamando cobardes a los cubanos de hoy.

    Asimismo, trató de sabotear el intercambio que sostuvo el periodista Oliver Zamora Oria con estudiantes de la UCVC, intentando influir en uno de ellos para que realizara preguntas de carácter contrarrevolucionario, en lo cual fracasó. No obstante, realizó comentarios nocivos y tergiversadores de la historia.

    Sobre sus publicaciones en plataformas subversivas de internet, su marcado carácter contrarrevolucionario y sus contenidos manipuladores ya el sitio “El joven cubano”, publicó el artículo, “Argumentos de verdaderos revolucionarios” , donde detalla bastante sobre el tema, por lo que no me extenderé sobre el mismo.

    Es necesario aclarar que en su proceso de ingreso a la carrera de periodismo se produjeron violaciones de procedimientos que le propiciaron el acceso a la misma, no presentó los avales de la FEEM y la UJC, lo que fraudulentamente le facilitó el presidente de la Comisión de Ingresos Yadán Cresencia Galañera León, quien además, le ofreció una sobre puntuación, dinero mediante, en su examen de aptitud. Este profesor fue separado de la Universidad por conducta no ética.

    Quizás alguien pudiera pensar que se dejó la joven a su suerte, pero no fue así, la FEU y la UJC, trataron de salvarla e influir positivamente en ella, pero no pudieron alcanzar su objetivo, era demasiado el daño causado por un ambiente familiar adverso y una relación de dependencia de una persona inescrupulosa, que la utilizó y la va a seguir utilizando para sus fines politiqueros.

    Duele, todo esto, pero es la verdad.

    https://postcuba.org/2017/04/19/lo-no-se-ha-dicho/

  18. NO podemos esperar por ninguna estrategia, hoy una parte importnate de los revolucionarios no le prestan la atención necesaria a la guerra en Internet. Argumentos nos sobran para discutir con cualquiera porque este páis está lleno de REALIZACIONES CONCRETAS. No podemos ser ingenuos, no podemos permitir que nos serruchen el piso en nombre de la libertad, porque cuando los contrarrevolucionarios han tomado el poder en cualquier país, apoyados por el imperio han implantado la libertad de los sepulcros.

  19. ´´Estamos en la Cuba del 2017. Pero hay quienes en el bando revolucionario parecen no darse cuenta, o peor algunos que sí se dan cuenta y lo saben perfectamente, pero fingen. Fingen no ver, para no buscarse problemas, para no tener incomodidades, para no romper la Espiral del Silencio que se practica también desde algunos cargos, de la complicidad horizontal hacia la comodidad y el ¨picao malo¨, para no señalarse, para no asumir´´. Camaleones de pura raza, dios nos libre y nos proteja de semejante linaje.

  20. Me asombra sobre manera, que se percibe el peligro de los neo revolucionarios y no se percibe el peligro radicalizador de los superrevolucionario.
    Recuerdo siempre mis años de estudiante que, pues nunca fui revolucionario, ni hice militancia política en contra, fui del grupo de los apáticos. Y así fue como me pude graduar de mi carrera. Aquí en este blog me han vituperado y ofendido. Pero que otra opción tiene un joven en Cuba para graduarse?
    En Cuba esta instituido que la educación es gratis pero si quieres ser profesional universitario tienes que ser revolucionario. Sino pues le toca a uno ser un mediocre.
    Ahora el señor que escribe el blog quiere que le den un giro al concepto pues dice que en la universidad si pueden estudiar contrarevolucionarios lo que no se puede es hacer contra revolución. Me da la impresión que este señor se graduó en España pues en las universidades cubanas esta muy claro que: ¨Las universidades son solo para los revolucionarios¨.
    Las aptitudes inflexibles excluyentes, siempre y mas temprano que tarde, conllevan a una respuesta radicalizada.
    Tengan claro todos esos super-revolucionarios que a todo ciudadano que se le excluye de sus derechos, mas tempranos que tarde trataran de exigirlo. Que cambien el eslogan y el proceder como sugiere el autor del blog, pero el costo político ya esta tomado. Y que no se preocupen por lo que piensa la prensa extrajera que la mayoría de los cubanos no puede leer. Preocupen por lo que piensan los jóvenes cubanos.
    La universidad no se equivoco bajo que criterio se le expulso, aquí ha puesto un comentario donde, nuevamente da sus razones donde se ratifica que ¨la universidad es solo para los revolucionarios¨. No pretendan ahora echarle la culpa a la universidad del la metedura de pata, la institución actuó con apego a lo que esta orientado.

  21. Bueno, ¿qué decir después de leer todo esto? Hace algún tiempo me preguntaba por nuestros intelectuales, que no aparecían en la prensa con sus artículos, críticas y enfrentamiento a la contrarrevolución; como en la época de los revolucionarios del 30: los Carpentier, los Marinello, el Grupo Minorista, etc., etc. Ya hoy hay más conciencia que cuando publiqué ese artículo, “UN DEDO DE CENSURA FRENTE AL SOL DE INTERNET. (Del más exquisito Ballet a la soez pornografía.)” Pero andamos lentos y todavía demasiado pasivos. Nos falta la disciplina frente al enfrentamiento. Esta situación se incrementará, va a tomar alturas, porque es el único camino que tiene hoy el imperialismo para debilitar la Revolución.
    Luego sigo pensando (en lo cual no coincido con el artículo) que a los neocontrarrevolucionarios hay que seguir mencionándolos aunque se hagan famosos, hay que seguir desenmascarando sus intenciones en esta llamada etapa de la “posverdad”. ¿Para qué tanto secretismo? Que el pueblo los conozca y reciban el rechazo del pueblo. Qué el pueblo sepa a quién está leyendo cuando lee a un Ravsberg, a Yoanni Sánchez o Elaine Díaz.. Se torna necesario ser más dinámico, incluso de manera acelerada.
    Tampoco me desalienta que las instituciones no hayan respondido, o que no haya una respuesta colegiada; por el contrario, me alegra que los revolucionarios por su cuenta hayan hecho el trabajo hasta tanto nos organicemos mejor.
    saludos.

  22. El amigo MAFW se queja cuando aquí el más atacado es Iroel y él jamás lo ha defendido.
    Lo primero que pasaría si la revolución agarra el poder aquí es la entronización del crimen y el latrocinio y olvidémonos de la educación para todos. Eso lo sabe hasta un bebé.

  23. Me ha gustado especialmente una frase de Jesús López: “No podemos ser ingenuos, no podemos permitir que nos serruchen el piso en nombre de la libertad, porque cuando los contrarrevolucionarios han tomado el poder en cualquier país, apoyados por el imperio han implantado la libertad de los sepulcros”. Esta es la realidad y esto es precisamente lo que ocurriría en Cuba si los contrarrevolucionarios, financiados por Occidente y en nombre del sistema aquí imperante, lograran el cambio de régimen. Hay que ser muy canalla y muy oportunista para no reconocer los valores y conquistas de la revolución socialista cubana. Frente al imperialismo criminal de Occidente, Cuba promueve la paz y la solidaridad internacional. Frente a la ganancia sin ningún tipo de regulación ni cortapisas, la defensa de los derechos humanos. ¿Para qué sirvieron las “guerras humanitarias” libradas en territorios hostiles al imperialismo económico, como Libia, Afganistán e Irak? Para saquear sus recursos y condenar a sus ciudadanos a ser extranjeros en su propio país, indeseables refugiados políticos o tropa mercenaria al servicio del crimen organizado.

    Cuando comentaristas como Iliana hablan de la emigración como una opción asequible para cualquier cubano que no se siente conforme con las condiciones de vida estándar de la sociedad cubana, estoy convencido que lo hace en primera persona y no en nombre de las miles de personas que no lograron la visa dorada en la superpotencia o en las cada día más intolerantes políticas migratorias de las naciones que más recursos saquean en el planeta pero que ya no desean a sus víctimas como parte del botín. No hace falta preguntar en qué destinos está pensando Iliana y los oportunistas como ella al servicio del enemigo tradicional de la ideología socialista. Por supuesto que ella en ningún caso formaría parte de los 50 millones de pobres censados en Estados Unidos, que no disponen ni de salario directo ni del indirecto (al que tiene derecho cualquier cubano por el hecho de serlo, como la sanidad, la educación, los alimentos y recursos energéticos subvencionados, así como las ayudas básicas para los dependientes). Parece evidente que Iliana y los que son como ella no dudarían en sacrificar la existencia futura de sus compatriotas con tal de ganarse un lugar de honor como clase mercenaria.

    ¿Por qué será que los críticos con los problemas de escasez de recursos que sufre Cuba y lentos avances en el desarrollo económico no dedican ni una tecla de su ordenador a condenar el bloqueo criminal de quien se siente con derecho a intervenir en cualquier parte del mundo como vulgar ave de rapiña? Hay que estar ciego para no darse cuenta de que tanto el bloqueo de 1960 como las leyes que lo endurecieron posteriormente no tenían otro objetivo que acabar con un sistema cualitativamente superior al capitalismo, dirigido por políticos que habían consagrado su existencia a la defensa del pueblo que les vio nacer. Sobre la sociedad cubana pende una espada de Damocles, de forma que los avances son contrarrestados por el endurecimiento de un bloqueo criminal y extraterritorial, estando siempre presente la amenaza de la intervención como recurso último para el supuesto de que Cuba pudiera convertirse en un “mal ejemplo” suficientemente atractivo para otros pueblos del tercer mundo. Evitar que lo fuera ha sido siempre la estrategia de la superpotencia y aliados, que no ha optado por la invasión debido al alto coste en vidas.

    Desde la revolución soviética tuvieron claro que un socialismo en pleno desarrollo iba a provocar la huida masiva de quienes vivían esclavizados bajo el capitalismo al servicio de la ganancia de la clase dominante, de ahí que impedirlo, aprovechando la superioridad histórica, tuviera carácter prioritario. Si al menos Cuba disfrutara del poderío militar de Corea del Norte, para su uso disuasorio (como la nación asiática), las potencialidades serían muy diferentes, como percibieron con toda claridad los líderes de la revolución en la crisis de los misiles. Tan pronto el líder norcoreano dijo que estaban listos para una guerra total, la flota pirata cambió de rumbo con el rabo entre las piernas. La sola idea de que un misil atómico pudiera impactar en suelo yanqui de forma aleatoria, provocó que Trump tuviera que hacer un cambio de pañales antes de dar la orden de retirada.

  24. Carlitos no me he referido a Iroel en ningún momento pues me refiero a quien hizo el articulo.
    carlos no es que quien quiera o no cojer el poder pues el pueblo cubano en ningún caso quieren un gobierno corrupto y mafioso.
    Lo que se quiere es que se sea justo con todos los ciudadanos y todos tengan el mismo derecho a estudiar en este caso y no solo los revolucionarios

  25. Me parece un artículo excelente. La infantería mercenaria (y los bobos útiles que hacen coro) que envía y paga el imperio para instaurar la dictadura del capital y neocolonial en Cuba, va a estar mucho más activa a partir de ahora gracias a la disponibilidad de los medios digitales y de Internet.

    El estado mayor de la contrarrevolución ha decidido dar un fuerte impulso al cambio de estrategia, ya que el ataque frontal ha quedado obsoleto y ahora se trata de un ataque de posiciones, lento pero sostenido, una estrategia de desgaste molecular en términos gramscianos, tal y como actúa un cáncer en desarrollo hasta pasar a la fase de metástasis irreversible si no se emplea a tiempo la cirugía.

    El patrón es el mismo que el seguido en el colapso de la URSS: la promoción de intelectuales que difundan valores “universales”, la crítica del pasado revolucionario, la difamación, el despliegue entre los jóvenes de un escaparate de consumo y desenfreno inmoral de todo tipo que sólo puede conseguirse en el capitalismo (el capitalismo de la seducción), frente a la dureza de la resistencia y la vida cotidiana, de la ética del trabajo y el compromiso colectivo. Se trata de conseguir el cuestionamiento, o mejor aún, la indiferencia, hacia los valores de la Revolución, su historia y las instituciones que rigen la vida política del país.

    Parece que el desafío a la seguridad nacional merece una convocatoria amplia de intelectuales y artistas revolucionarios, profesionales, maestros, etc., que puedan realizar una tarea organizada y profesionalizada de destruir y extirpar las células cancerosas con los mismos métodos de guerra que nos impone el enemigo, y con otros nuevos que puedan crearse.

  26. Amigo MAFW: Ningún gobierno ha hecho más por la educación y los derechos básicos de TODOS sus ciudadanos que el cubano, incluyendo los no revolucionarios.

  27. Enrique, coincido plenamente contigo , yo también pienso que a estos personajes con un activismo político, explícito o solapado en contra de nuestro sistema, hay que desenmascararlos con nombres y apellidos, estas personas tratan de confundir, influir y de manipular a nuestro pueblo, aprovechando determinadas zonas de entronización del silencio, pero también creo que este combate se debe institucionalizar, crear una estrategia común y unitaria de lucha que sirva a todos los revolucionarios que estén dispuesto a defender, de frente y sin seudónimos, todas las esencias de nuestra revolución Fidelista, si no en cualquier momento nos roban hasta el concepto de revolución que nos legara el Comandante ,camaleones, caudillos y oportunistas, sobran, dispuesto a crear falsas expectativas e incentivar la desconfianza entre los revolucionarios, ya vimos lo que paso antes , durante y un tiempo después de la visita del caballerito Obama, como se revolvió la gusanera, digo la chipojera(camaleonera),claro este paso tiene que venir antecedido de una homologación en el tratamiento público, la visualización y conceptualización política, ética, y hasta judicial del burócrata corrupto, con el llamado neo contra revolucionario, no debe coexistir dos estándares en el tratamiento a un mismo fenómeno que persigue un mismo propósito, destruir nuestra revolución, y permítanme volver una vez más al artículo´´ Viva la Revolución´´.´´Viendo los procesos de desmerengamiento del socialismo europeo, la pregunta sobre cuándo la protoburguesía emergente toma conciencia de si misma como clase y busca aliarse con la burocracia no ha sido contestada. Preguntas como esa no sólo son importantes como curiosidad académica, son esenciales para abortar amenazas y conjurar peligros a tiempo. Hay que trascender lo descriptivo en los estudios sobre el fracaso del socialismo europeo, en particular el soviético, y ahondar para lograr periodizar, descubrir dinámicas, entender cómo se comporta el tiempo como variable social. Otras muchas preguntas de la misma índole y mirando hacia nosotros mismos esperan respuestas´´. Por eso como el autor de este texto Javier Gómez Sánchez , también digo,
    El cambio no puede posponerse más. Hay que asumirse como el tipo de revolucionario más difícil, que es el que se mantiene siendo revolucionario dentro de una revolución. O lo hacemos ahora, o nos arriesgamos a que un día no exista más Revolución dentro de la cual serlo.

  28. Solo un linea de lo que he dicho anteriormente: La Batalla de ideas ha decaído en grado superlativo y le hemos estado dando mucho espacio a nuestros enemigos ideológicos que han permeado las capas más jóvenes de nuestra sociedad. …Ojo con eso!!!!

  29. ´´O termina el cómodo silencio que mantienen individuos, organizaciones e instituciones revolucionarias, o se empoderará cada vez más la neo contrarrevolución a niveles que luego lamentaremos. Lidiando estamos con gentes que tratan de mantener una fría equidistancia, una conveniente apuesta hacia el futuro. Pues para ellos “nadie sabe, nadie sabe…” si en unos años On Cuba sea un gran consorcio mediático en este país, o si la Sra. Elaine Díaz dirigirá uno de los principales periódicos, o si los señores de Cuba Posible dirigirán tanques pensantes y fundaciones, o si el Sr. Fernando Ravsberg pasará de tener una app de contenidos a poseer una oficina corporativa de comunicación empresarial para inversionistas en Cuba y de marketing político para partidos en elecciones´´. Si tenemos en cuenta otras premisas de autores que han expuestos sus trabajos por este medio y con las que estoy totalmente de acuerdo, una ´´ cuándo la protoburguesía emergente toma conciencia de sí misma como clase busca aliarse con la burocracia.´´ Viva la Revolución´´ por Ernesto Estevez Ramos, dos, ´´el enemigo más urgente a enfrentar por el revolucionario socialista, es la corrupción, la burocracia, la doble moral, la insensibilidad, el sálvese quien pueda”, ´´Ser revolucionario en Cuba hoy´´ por Enrique Ubieta Gómez, le sumamos los continuos informes de la contraloría sobre hechos de corrupción, donde se malversan millonarios recursos, flagelo que lejos de disminuir aumenta de manera temeraria, es lógico pensar que si , que hay mucha gente de todo tipo y de toda clase apostando y ´´preparándose´´ para una Cuba pos socialista, y repito, soy también de los que piensa que ´´el cambio no puede posponerse más. Hay que asumirse como el tipo de revolucionario más difícil, que es el que se mantiene siendo revolucionario dentro de una revolución. O lo hacemos ahora, o nos arriesgamos a que un día no exista más Revolución dentro de la cual serlo´´.

  30. Quien realmente está serruchando nuestro piso no son los neos ni los asalariados, ni si quiera los intelectuales seducidos, son los burócratas corrompidos, al pan pan y al vino vino. NO, auditoria no, ahora viene el piña cola y después los carnavales, cero auditoria, no nos conviene más escándalos. y que orquesta viene al carnaval,¿? Tenemos un compromiso con los yoyos, que———————

  31. Javier, me gustó tu post. No comparto el criterio sobre algunos sitios, pero desnudaste en lo esencial la cosa. Sí creo que tienes un error conceptual que repites mucho> Si todos aquellos que no son revolucionarios, son necesariamente contrarrevolucionarios, entonces obviamente, una persona revolucionaria no hubiese abandonado su patria amenazada por tal de tener un mejor par de zapatos y un auto, por tanto los dos o tres millones de cubanos repartidos por el mundo son contrarrevolucionarios en su mayoría, por tanto las familias de esos tienen vínculos e influencia de la contrarrevolución, lo cual sumado a que todo antisocial es antisocialista, tomando en cuenta el mercado negro, las indisciplinas sociales y los robos grandes y pequeños, da un potencial contrarrevolucionario de… 6 millones tal vez? y 7 millones que serían revolucionarios, así a grosso modo, sin sumar que los idealistas cristianos no pueden entender o aprobar un proyecto basado en el marxismo, filosóficamente hablando en claro y duro español. Pueden ponerse paños tibios, la teología liberadora, pero la cuenta no da ahí.
    Dentro de poco tú mismo te bajas al sótano o a la bodega clandestina.
    Hay que ser ecuménico, convencedor, aglutinador, político, unificador.
    Y dentro de esos colectivos habra HPs anexionistas y otros q no lo son.
    La cuestión no es tan simple de estás conmigo o contra mí> cuba no estuvo con la guerra ni con el terrorismo. Por favor modera el uso del término para aquellos casos que sí lo ameriten, generalizas mucho.

  32. NIHIL FIT SINE CAUSA
    Siendo maestro, no se me hace fácil entender que se le obstaculice a alguien el estudio. Por otro lado, el examen del ejemplo de dignificación y mejoramiento de la condición humana que ha dado este país en los últimos casi sesenta años, para sí mismo y para el mundo, hace que no vea con ojos de simpatía a los que se afanan por hacerlo desaparecer y cambiarlo por el que existía antes (que de eso se trata en no pocos de los casos de los opositores).
    Acepto, frecuentemente con dolor y pena (y hasta rabia a veces), la critica que todos le hacemos a lo que está mal o que pudiera mejorarse; pero hay que estar ciego o insensible o muy cargado de mala voluntad (o de interés en el provecho personal) para dejar de valorar lo que sí se ha logrado con tantas y tan duras penas, y que muchos otros países están lejos de alcanzar (aun siendo más bendecidos por la fortuna o bien aceptados por los poderosos del mundo, o ambas cosas).
    El derecho de un Estado a defenderse de sus enemigos declarados lo tienen —y lo deben ejercer— todos los países: hasta los más poderosos toman medidas en circunstancias amenazantes. Para no ir tan lejos, nuestro vecino del norte neutralizó masivamente (por decirlo con suavidad) a los japoamericanos que vivían allí en la Segunda Guerra Mundial; durante la era maccartista atacó, extorsionó y encarceló a muchos de sus conciudadanos por ser comunistas o de simpatizantes suyos (a algunos, sin serlo); y recientemente aprobó una ley que limita los derechos de sus ciudadanos ante la amenaza terrorista.
    Si medidas de tal envergadura las toman los más poderosos, ¿cómo va a negársenos siendo pequeños de tamaño y teniendo tan formidable enemigo? Más aun, cuando se toman contra individuos que declaran abiertamente su aversión al “régimen” (calificativo universal y ofensivo de la propaganda occidental para satanizar a quienes quieren poner en capilla ardiente), y ejercen activismo por desacreditarlo y derrocarlo.
    Si fuera el caso (que no lo es) de personas autoconvencidas, y de una trayectoria de sacrificios y entrega a una causa política propia y nacionalista, serían dignas de respeto y de ser oídas. Pero cuando se trata de líderes cosechados in vitro (esos que, en un laboratorio de oro, son echados en la probeta del malestar y la inconformidad, se le dejan caer unas gotas “verdes” y se espera a que empiecen a desprender humos y pestilencias), al servicio de los intereses geopolíticos de la plutocracia mundial, no pueden esperar a cambio sino rechazo. Son una pequeña quinta columna, consciente de su papel propagandístico a favor del derrumbe, que, a su vez, pretende formar una numerosa sexta columna entre gente atormentada y, sobre todo, ingenua y adormecida.
    Son estos los mismos “opositores”, y no otros, los que desconocen resultados de procesos electorales, probadamente limpios, en que gana la izquierda (excepto cuando la oposición misma resulta beneficiada, como en las últimas de Venezuela y de Argentina).
    Son los mismos, y no otros, los que se escandalizan de los “desmanes” del Gobierno bolivariano, del “irrespetuosa cólera” de Correa o de la “insurrección indígena” de Evo, pero ignoran el descalabro institucional de México, el cotidiano asesinato de líderes en Colombia, Guatemala u Honduras, o que ignoraron (mejor, asesoraron, acunaron y bendijeron) las masacres de Stroessner, Videla, ¡Pinochet! (para remitirnos solo a casos de Nuestra América).
    Son los mismos, y no otros, los que son socios y defensores de los gobiernos verdugos en Israel (contra los palestinos) o Arabia Saudita (contra sus opositores u homosexuales).
    Mientras el enemigo mantenga una actitud revanchista y hostil (por más que haya intentado maquillarse de noble y santa) con el objetivo nunca olvidado, todavía intacto, de hacernos volver a 1958 (o quién sabe si a 1902 o ¡a 1899!); mientras pague corifeos y compre voluntades; mientras difunda falsedades e intente hacerlas pasar por palabra divina (“the best democracy money can buy”, literalmente); mientras mantenga el lastre de las penalizaciones a Cuba (o el decreto contra Venezuela como amenaza inusual y extraordinaria: que las bardas que vemos arder en los vecinos, deben hacer que pongamos las nuestras en remojo); mientras no dé muestras claras de aceptar que cada país se conduzca por sus propios fueros; mientras lance bombas y haga guerras por doquier para beneficiarse de ello; mientras apoye y aplauda deposiciones de presidentes con golpes de todo tipo (Dilma, Lugo, Zelaya, el Chávez del 2012, Árbenz, Bosch, ¡Allende!), no pueden esperar brazos abiertos para sus proyectos.
    Nada se hace sin causa.

  33. Pingback: ¿Para quién es la Universidad? | Dialogar, dialogar

  34. Nunca olviden que esta Revolución es lo que pudo ser y no lo que quiso ser (esto lo dijo una personalidad que ahora no recuerdo). Busquen bien los objetivos de esta Revolución, lo que quiere para el pueblo, y díganme si no es lo mejor. Entonces por qué luchar contra ella? Otra cosa, un dirigente, o político, corrupto no es la Revolución, es sólo una persona que lamentablemente, y por errores, obtuvo cierto poder dentro de ella, y por tanto, a quien hay que tumbar no es a la Revolución, es a esa persona que está haciendo mal las cosas. Entonces señores, los que realmente quieran el bien para Cuba, para su pueblo, luchen con la Revolución, que como dijo Fidel, tiene cosas que deben ser cambiadas, pero aun así sigue siendo la mejor alternativa.

  35. Pingback: Lo que “El Mundo” no dice y todo el mundo aplaude. Por Justo Cruz | La pupila insomne

  36. Pingback: Lo que “El Mundo” no dice y todo el mundo aplaude – Villa Clara a la Vanguardia

  37. Pingback: Lo que “El Mundo” no dice y todo el mundo aplaude | Santiago Arde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s