¿Para quién es la Universidad? Por Rafel Plá León


Los sucesos de la suspensión de una estudiante y una profesora de la Universidad Central de Las Villas han puesto a dicha institución en el centro de la atención mediática. Como sucede en la inmensa mayoría de los casos, se ejerce la opinión sin tomarse el tiempo para indagar acerca de las causas de una u otra decisión. Cada cual parte de sus elementos a priori respectivos y defiende los principios de que parte. Yo no puedo hacer mucho más, puesto que la información es poca, pero creo necesario intervenir ya que la avalancha adquiere apariencia de bombardeo y se requiere mirar también desde otros ángulos.

Sigue leyendo

¿Qué pasa en Venezuela? Por Embajada venezolana en España


Parte I: Resumen

-Durante las últimas semanas se registra un incremento sostenido y articulado en las acciones de desestabilización contra el Gobierno y el pueblo venezolano: mayor injerencia de la derecha internacional (desde el Departamento de Estado de EEUU, la Organización de Estados Americanos –OEA; y algunos gobiernos latinoamericanos y europeos); la utilización de la Asamblea Nacional (AN) para intentar deslegitimar al poder Ejecutivo; la intensificación del uso de la violencia callejera y los medios masivos de difusión, para generar crispación social y desprestigio internacional del Gobierno.

-Los recientes hechos de violencia promovidos por la oposición venezolana y alentados por la derecha internacional, han arrojado como saldo 7 personas fallecidas (entre el 6 y el 12 de abril), la reedición de mecanismos de terrorismo callejero como la colocación de alambres de acero para degollar motorizados, incendio a entidades públicas, etc. –con un coste aproximado hasta ahora de 50 mil millones de bolívares- . Los cuerpos de seguridad ciudadana han actuado impecablemente, bajo la directriz de mantener un riguroso apego a la Constitución y normativas de protección a los Derechos Humanos, evitando todo tipo de provocaciones, y limitándose a controlar a sectores exaltados o que actúan directamente fuera de la legalidad, con el fin de garantizar la seguridad y tranquilidad de la población. Las instituciones del Estado han actuado con celeridad y firmeza en los pocos casos de acción irregular en que se han visto implicados funcionares de los cuerpos de seguridad ciudadana.

-En Venezuela no hubo ni hay un autogolpe de Estado. La AN no ha sido disuelta en ningún momento y sus competencias siguen vigentes. En Venezuela el Poder Público Nacional está dividido en 5 ramas: poder Legislativo, poder Ejecutivo, poder Judicial, poder Ciudadano y poder Electoral. Debido a que la AN (poder Legislativo) se encuentra en desacato judicial y la mayoría opositora insiste en sabotear la labor de Gobierno (poder Ejecutivo), promover golpes parlamentarios, así como en llamar a una intervención internacional, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) (Poder Judicial) se ha pronunciado, dentro de sus competencias constitucionales, para garantizar el equilibrio institucional y la estabilidad. (Los órganos del Poder Público constitucionalmente están obligados a cooperar con el Ejecutivo para el logro de los fines del Estado y sus discrepancias cuentan con mecanismos claros para ser resueltos sin amenazar el orden constitucional).

-Todos los partidos políticos, incluyendo los opositores, siguen operando en el país e internacionalmente con plenas garantías y libertad, hecho que puede corroborarse ampliamente en la prensa venezolana e internacional.

-Como en otras democracias del mundo, en Venezuela se fiscaliza la labor de los entes y personas jurídicas del sector público, aplicándose, en los casos que se detectan irregularidades, las sanciones que establece la Legislación. La Contraloría ha inhabilitado desde el 2001 a más de 1000 personas, incluyendo a ciudadanos de todas las tendencias políticas. La Contraloría se rige por las competencias que le asigna la Constitución (art. 289), así como por la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal, aprobada en 2001 por unanimidad (con apoyo de la oposición).

-Pese a la intensa campaña mediática en contra, según las últimas encuestas, 55% de la población prefiere que el Gobierno del presidente Maduro tome medidas para resolver los problemas económicos del país, mientras que 42% prefiere un gobierno de oposición.

-El gobierno del presidente Maduro, sigue haciendo un llamado para que impere el respeto a la soberanía de los pueblos y al diálogo como método de resolución de cualquier controversia. Sigue leyendo