Venezuela: la derecha busca un baño de sangre. Por Ángel Guerra Cabrera


Más de 26 muertos, cientos de heridos y daños materiales estimados en 100 mil millones de bolívares es el saldo provisional de la violencia generada por el demencial clima de odio y violencia desatado por las protestas opositoras en abril.

¿Sus antecedentes inmediatos? Hace poco más de un año la contrarrevolución obtuvo mayoría en la Asamblea Nacional(AN) y se sentía más fuerte que nunca. Por primera vez desde 1998 había superado al chavismo en unos comicios. No hizo más que instalarse el órgano legislativo e inició un camino irracional hacia el golpe de Estado, que es lo suyo.  El nuevo presidente del Legislativo manifestó que en seis meses sacaría del cargo a Nicolás Maduro. Al continuar este en su puesto pasado el plazo, los legisladores oposicionistas le hicieron un juicio político en 24 horas y acordaron convocar elecciones en 30 días, decisiones para las que la AN no está facultada por la Constitución. Para no hablar de la ridícula “ausencia” del mandatario que declararon.

La AN se extralimitaba cada vez más en sus competencias y atropellaba las de otros poderes del Estado, cuando decidió juramentar a tres diputados cuya elección había sido anulada por el Consejo Nacional Electoral, que la consideró fraudulenta. Ante el reiterado atropello de la Constitución, es que el Tribunal Supremo, garante de su observancia, decide declararla en desacato y en el ínterin asumir algunas de sus funciones ante asuntos que requieren resolución urgente por interés social. Bastaría que revocara la juramentación de los tres diputados para que cesara la situación de desacato.

Pero no, prefiere acusar a Maduro de haber dado un “autogolpe”, cuando en realidad es la mayoría opositora la que mantiene una conducta golpista desde la misma instalación de la AN, que se retrotrae al golpe del 11 de a abril de 2002, del cual son cómplices todos sus cabecillas más connotados.

El autogolpe ha sido el pretexto para la nueva ola de protestas violentas, siempre apegadas, al igual las de febrero de 2014, al manual del asesor de la CIA Gene Sharp y a las directivas de la Operación Venezuela Freedom 2 del Comando Sur yanqui. En concordancia con la violencia opositora, sus exigencias son inaceptables por su carácter golpista: destituir a los jueces del Tribunal Supremo, convocar elecciones de inmediato, liberar a los presuntos presos políticos y abrir un canal “humanitario” para asistir a la población. Puro cinismo.

Es también el caso de la marcha convocada para el miércoles 26, cuyo supuesto objetivo era entregar una carta en la oficina del Defensor del Pueblo para solicitarle que –bajo descaradas amenazas- declare en falta grave a los jueces del Tribunal Supremo, requisito legal para que la AN los destituya. El objetivo real era buscar derramamiento de sangre y una vez más lo consiguieron. Tarek Williamn Saab, Defensor del Pueblo, ha dicho que la misiva fue entregada ya 15 veces por personeros opositores y desestimada por improcedente. Esta marcha, como siete anteriores que la oposición ha intentado conducir al centro de Caracas no han sido autorizadas, como ocurre en otros países, donde se impide marchar en determinadas áreas. Aquí una explicación de por qué la prohibición(http://www.albatv.org/Por-que-el-gobierno-venezolano-no.html).

Con el extremismo de derecha en el poder en Washington, la contrarrevolución tiene cuatro objetivos: asaltar el poder no importa el costo en vidas humanas y a la economía(otra Siria); impedir la recuperación económica y política de la Revolución Bolivariana en pleno curso y ocultar su hundimiento político en un momento en que el chavismo ha ganado considerable fuerza, como lo demuestran sus movilizaciones de calle en comparación con las de los adversarios.

La hostilidad de la OEA, de varios gobiernos de derecha o atemorizados y la campaña mediática sin precedente contra Venezuela han contribuido mucho a estimular la demencia opositora. Un individuo mediocre, rencoroso y de baja estofa como Almagro, ha terminado de descalificar a la OEA para tratar cualquier tema relacionado con la patria de Bolívar.

Al fin y al cabo, el organismo siempre ha sido instrumento de la política injerencista y agresiva de Washington contra los gobiernos soberanos de nuestra América.

El fin único de la oposición es derrocar el orden constitucional para volver al infierno neoliberal y a la represión masiva contra el pueblo. Mucho peor y más sangrienta que la ejercida después del caracazo.

Twitter: @aguerraguerra

15 pensamientos en “Venezuela: la derecha busca un baño de sangre. Por Ángel Guerra Cabrera

  1. La OEA junto al alca, al CARAJO, VIVA VENEZUELA, VIVA CHAVEZ, VIVA MADURO

  2. Maduro con mano suave o con mano dura para la derecha y para el imperio tu seguirás siendo un dictador, el problema no eres tú , el problema es la riqueza de Venezuela, el tipo de gobierno que se eligió para si el pueblo venezolano ,y el ejemplo que emana de Venezuela, para estas escorias , para ellos el estado que tu representas, seguirá siendo un estado fallido, pues entonces te sugiero que elijas la mano dura y no permitas que estos terroristas financiados por Trump sigan asesinando a los hijos del pueblo Chavista, estos lame botas se están envalentonando y para luego va a ser tarde, mándalos a todos a la cárcel.

  3. La “oposición democrática” en Venezuela: peor que el fascismo

    Atilio A. Boron
    Rebelión

    La secuencia de los acontecimientos que tienen lugar en la República Bolivariana de Venezuela demuestran que la estrategia de la mal llamada “oposición democrática” es una conspiración sediciosa para destruir el orden democrático, arrasar las libertades públicas y aniquilar físicamente a las principales figuras del chavismo, comenzando por el mismísimo presidente Nicolás Maduro, su familia y su entorno inmediato. Los opositores están recorriendo metódicamente los pasos indicados por el manual desestabilizador de “no violencia estratégica” (¡sic!) del consultor de la CIA Eugene Sharp. No puede haber el menor equívoco en la interpretación de las criminales intenciones de esa oposición y de lo que, si llegaran a triunfar, serían capaces de hacer. Si sus jefes lograsen involucrar militarmente a Estados Unidos en la crisis venezolana propiciando la intervención del Comando Sur –con la tradicional colaboración militar de los infames peones de Washington en la región, siempre dispuestos a respaldar las aventuras de sus amos del Norte- arrojarían una chispa que incendiaría la reseca pradera latinoamericana. Las consecuencias serían catastróficas no sólo para nuestros pueblos sino también para Estados Unidos que seguramente cosecharía, como en Girón, una nueva derrota en nuestras tierras.

    Esa es la apuesta de esta oposición, canallescamente exaltada por la prensa hegemónica mundial -como antes lo hiciera con “los combatientes por la libertad” en Nicaragua y, después, en Libia e Irak- y que miente descaradamente al presentar lo que realmente está ocurriendo en Venezuela. La tentación de la derecha venezolana de internacionalizar el conflicto y atraer al músculo militar del imperio cobró nuevos bríos al conocerse las recientes declaraciones del jefe del Comando Sur, Almirante Kurt Tidd, ante la Comisión de Fuerzas Armadas del Senado de Estados Unidos, y sobre todo cuando se hizo pública la designación de Liliana Ayalde como Vice Jefa Civil del Comando Sur. Esta se desempeñó como embajadora de Estados Unidos en Paraguay en vísperas del “golpe parlamentario” contra el gobierno de Fernando Lugo, ocasión en que se movió tras bambalinas para garantizar el éxito de los golpistas. Luego de unas breves vacaciones retornó a la región para ocupar el mismo cargo pero esta vez en Brasilia, donde alentó y auspició el “derrocamiento institucional” de Dilma Rousseff. Consumada su obra regresó a Estados Unidos en busca de nuevas misiones desestabilizadoras y la encontró en el Comando Sur. En otras palabras, la número dos esa organización es mucho más peligrosa que su jefe: hija de un médico colombiano radicado en Estados Unidos, Ayalde es una temible experta en demoliciones políticas, y fue designada (¡seguramente por obra del azar!) para el cargo que hoy ocupa en Febrero del corriente año, en coincidencia con la intensificación de las protestas violentas en contra del gobierno bolivariano. Según puede leerse en el sitio web del Comando Sur su misión es “monitorear el desarrollo y refinamiento de la estrategia regional del Comando Sur y sus planes de cooperación en materia de seguridad”. Lo que la oposición “democrática” venezolana desea es precipitar una violenta “transición” al pos-chavismo, re-editando en la patria de Bolívar y de Chávez la tragedia ocurrida en Libia o Irak. Ese es su plan, el modelo que se desprende de las desaforadas e irresponsables arengas violentistas de sus líderes y lo que el Comando Sur y su tenebrosa vice jefa tienen en carpeta. Pocas designaciones podrían haber sido más oportunas que ésta para alentar a los sectores violentos de Venezuela. Y pocas actitudes serían más suicidas del gobierno venezolano que pretender apaciguar a los violentos con concesiones de distinto tipo. Desgraciadamente ha llegado “la hora de los hornos” y sólo podrá verse la luz, como decía José Martí, si el estado aplica todo el rigor de la ley y apela a la eficacia de su fuerza para someter sin miramientos al vandalismo de la derecha y aplastar el huevo de la serpiente antes de que sea demasiado tarde.

    ¿Fascistas? Sí, por sus métodos, similares a los empleados por las bandas armadas de Mussolini y Hitler para aterrorizar a italianos y alemanes sembrando destrucción y muerte por la nueva oleada terrorista; fascistas por su contenido político, pues su propuesta es intrínsecamente reaccionaria al pretender borrar de un plumazo, como infructuosamente se intentara en el golpe de estado del 11 de Abril del 2002, todas las conquistas populares alcanzadas desde 1999 en adelante. Fascistas también por la absoluta inmoralidad e inescrupulosidad de sus líderes, que alimentan el fuego de la violencia, incitan a sus bandas de lúmpenes y paramilitares a atentar contra la vida y la propiedad de los venezolanos y las agencias e instituciones –hospitales, escuelas, edificios públicos, etcétera- del estado y que no se arredran ante la posibilidad de sumir a Venezuela en una cruenta guerra civil o, en el improbable caso de prevalecer, convertir a ese país en un abominable protectorado norteamericano.

    Dicho todo lo anterior los opositores venezolanos son peores que los fascistas en la medida en que estos conservaban, por lo menos, un cierto sentido nacional. Sus congéneres italianos y alemanes ni remotamente se arrastraron en el fango de la política internacional para ofrendar sus países a una potencia extranjera como lo hace, hundida para siempre en eterna ignominia, la derecha venezolana que alternativamente gime o aúlla para que su patria, la patria de Simón Rodríguez y Francisco de Miranda, de Simón Bolívar y Hugo Chávez, se convierta en una abyecta colonia norteamericana. Tratarlos de fascistas sería hacerles un favor. Son mucho peores y más despreciables que aquellos.

    Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

    Envía esta noticia
    Compartir esta noticia: delicious digg meneame twitter

  4. Liliana Ayalde , Vice Jefa Civil del Comando Sur. Forista a esta susodicha hay que seguirle los pasos, al parecer es especialista en guerra sucia, desestabilización y golpes de estados a los gobiernos progresista de la región, y parece que está tomando protagonismo contra Venezuela, si alguien tuviera una foto

  5. Alejandro, capitán al mando de nuestra tropa anti OEA Y anti Almagro, esperamos por tus órdenes y las nuevas estrategias que vamos a usar para desplumar al cotorrón mayor Almugroso, por lo pronto yo pienso retarlo a un duelo de honor con padrinos y to , para caerle a tomatazo, y si no hay tomate por lo menos a cocotazos.

  6. El problema fundamental de Venezuela no es esta clase mercenaria que utiliza el voto de los electores para boicotear las instituciones e impedir que, a través de la política, se pueda acabar con las desigualdades y las injusticias sino el indecente y criminal papel desempeñado por los aparatos ideológicos de la oligarquía, tanto los venezolanos como los del resto del mundo capitalista. Lo que ahora está ocurriendo en la república bolivariana no es más que una reedición de las guarimbas de hace dos años, de más profundo calado, habida cuenta del fracaso de aquellas en su perverso objetivo de acabar con la democracia, pues, en ningún otro momento de su historia la política estuvo al servicio de las mayorías humildes como ahora ni se hizo una labor tan constructiva en el proyecto integrador de América Latina.

    Para que estos criminales aparezcan ante la opinión pública como activistas de los derechos humanos reclamando la restauración de la democracia en Venezuela, ha sido imprescindible que los medios de persuasión de la tiranía nacional e internacional colaboraran en la creación de una matriz falsa, que han exhibido por todas las televisiones, radios y prensa con el mayor desprecio hacia la audiencia y hacia la dignificación y relevancia de la política como herramienta al servicio de los derechos humanos de los más humildes, que es lo que representa el socialismo bolivariano en Venezuela y en el mundo.

    Tan pobre y mezquino es el discurso de la oposición venezolana, que se están dedicando a repetir las mismas canalladas de hace dos años: formar barricadas en las calles para impedir el tráfico normal de vehículos y personas, colocar cables para segar el cuello de los moteros, quitar las bocas y rejas del alcantarillado para que se accidenten los vehículos, disparar contra los transeúntes y quienes deciden retirar los obstáculos de la vía pública, incendiar centros infantiles y educativos, disparar con armas de fuego contra los manifestantes y la policía y no descartemos que, como en el año 2002, disparen contra sus propios manifestantes con tal de intensificar el clima de violencia. Sin embargo, los medios de la tiranía no han dudado en presentar a estos vulgares delincuentes, que nada tienen que ofrecer a la sociedad venezolana, como ejemplares activistas por los derechos humanos, que muestran su profundo pesar en una manifestación del silencio, en la que denunciaron los crímenes del chavismo (sus propios crímenes).

    Para redondear la jugada, el brazo político del crimen organizado ha echado mano de las declaraciones del Secretario General de la OEA, quien tendrá que aclarar algún día los favores recibidos por sus felaciones en el despacho Oval o los siempre oportunos informes de Amnistía Internacional, entre cuyos patrocinadores figura la Fundación Ford, principal responsable de que el neoliberalismo se extendiera por América Latina y de que encontrara su caldo de cultivo apropiado en dictaduras como la chilena, la argentina, la brasileña y la uruguaya, habiendo cambiado ahora de estrategia (que no de objetivo) al utilizar los informes de esta organización como arma arrojadiza contra las naciones que no acatan el dogma neoliberal (como es el caso de Venezuela, Cuba y Bolivia). Lo que parece fuera de toda duda es que el imperio tendrá que utilizar más recursos que las guarimbas de su clase mercenaria, las declaraciones del representante del ministerio de colonias en América Latina y los cada día más desacreditados e interesados informes de Amnistía Internacional, la propaganda del brazo político del crimen organizado y los palos en la rueda de la economía. Lo que hay enfrente es un pueblo agradecido y dispuesto a defender la democracia y todos los logros del socialismo boliviariano.

  7. A los medios de la tiranía internacional hay que recordarles constantemente toda la h puta que hay en Méjico, en Colombia, en Paraguay, en Brasil y hasta en los propios estados unidos,
    Con los líderes sociales y con los periodistas latino americanos que luchan por los temas sociales, no hay que temer , estas gentes están actuando asi , porque saben que a pesar de todos sus instrumentos mediáticos están jodido y cogidos , su impotencia lo demuestra , lo que nos toca a nosotros es deschavarlos , que se quieren apostar que con corea no va a pasar nada, ellos son pendejos y saben que corea les va a tirar con toooo, china está en su sodomía, y ni china va lograr que corea se abstenga de nada, y algún dia todos los países del mundo tendremos que agradecerle al valiente pueblo de corea su actitud, viva corea

  8. Nuestro apoyo sin matices, nuestra energía y nuestro impulso al lado y en la defensa de la hermana República Bolivariana de Venezuela. Hoy ha habido un anuncio esperado por parte del presidente Nicolás Maduro, Venezuela abandona el ministerio de colonias al servicio del imperialismo yanqui, llamado oea, bienvenida al club Venezuela, ya está bueno de tanta grosería, injerencias y mandados imperiales, váyanse al carajo, al re-contra-carajo, Venezuela se respeta!!!, váyanse al carajo yanquis de mierd.., esa misma decisión deberían tomar todos los demás países soberanos YA y que se lo coman y se lo guisen todos esos cipayos, pitiyanquis, gusanos, en sus reuniones en Washington ellos solitos. Buenísimos los hasta ahora comentarios de los compañeros Juan Carlos y simpermiso.

  9. Mi Pregunta es :

    ? Donde estaban esta derecha NARZICISTA ,Terrorista y ASESINA de HOy en Venezuela Cuando Gobernaba en la VENEZUELA millonaria y 4to productor de Petroleo en el Mundo Rafael caldera , Carlos Andres Perez que el Mismo Pueblo de Pie venezolano y los Estudiantes no tenian Derechos ni NADA de Hospitales , Medicos y Escuelas , solo Pobrezas y Represion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s