La OEA es responsable de la violencia fascista en Venezuela. Por Ángel Guerra Cabrera


 

 

Anuncios

7 pensamientos en “La OEA es responsable de la violencia fascista en Venezuela. Por Ángel Guerra Cabrera

  1. Pingback: La OEA es responsable de la violencia fascista en Venezuela

  2. Pingback: La OEA es responsable de la violencia fascista en Venezuela – Tacón y Media suela

  3. Seguimos creyendo que el minuto cero de una intervención militar comienza cuando se produce una declaración formal de guerra o la ocupación del ejército invasor. Nada más lejos de la realidad. En un sistema imperial como el vigente, basado en técnicas de persuasión, las guerras tienen como escenario fundamental las trincheras de la información, reservándose a los ejércitos el papel de bomberos humanitarios. El minuto cero de la guerra contra el chavismo comenzó con el triunfo de Chávez en los años 90 del siglo pasado, sin que mediara ninguna declaración formal. Fue la lógica reacción de unas estructuras de poder oligárquicas e imperialistas, incompatibles con la democracia y la justicia social, que abrieron fuego a discreción contra el chavismo con las armas de última generación en el nuevo orden mundial: el teclado de un ordenador, el sistema financiero y el mercado de bienes y servicios.

    Tenemos el deber de preguntarnos si no habremos luchado más de una vez en la trinchera equivocada y si habremos hecho correctamente nuestro trabajo en la trinchera de la clase social a la que pertenecemos y de las ideas que defendemos. Hace unos días, algunas víctimas de las guarimbas viajaron a España y otros países europeos a difundir la verdad. Era la oportunidad de lanzar un misil en la línea de flotación de falsimedia, que lleva ya muchos años alimentando una matriz falsa sobre Venezuela. El enemigo lo sabía, de ahí que boicotearan los actos allí donde se celebraron. Aparentemente, la oposición logró su objetivo de impedir que la opinión pública europea conociera la verdad. Yo creo que se debería repetir la experiencia haciendo una gira por las principales ciudades europeas y reclamando el apoyo de las organizaciones que respaldan el proyecto de emancipación y transformación profunda en Venezuela. Esta es una buena ocasión para denunciar el papel infame del aparato ideológico del crimen organizado, que es falsimedia y que cuenta con una compleja red a nivel planetario.

    Esta misma tarde la televisión pública española ha informado que las autoridades alertan que no se viaje a Venezuela salvo en casos de extrema necesidad, al tiempo que abría los micrófonos a representantes opositores de la asamblea. Lo correcto hubiera sido alertar de que no se viajara a los barrios ricos donde los opositores organizan guarimbas, pero el gobierno ultraliberal del PP conoce muy bien su papel en esta guerra de cuarta generación, en que la oligarquía controla todos los medios de comunicación importantes y los mercados, sin que las mayorías humildes hayan tomado todavía conciencia de su papel y sus herramientas. Permitimos que los medios de manipulación de la tiranía imperial contaminen nuestras neuronas con la misma facilidad que contaminamos nuestras células con comida basura o el aire viciado de un cigarro. Sufrimos así adicciones que nos salen muy caras y no hacemos propósito de enmienda. Este aviso de la TVE1 suscita un inminente cambio de escenario en Venezuela, con nuevos acontecimientos, que buscarían el desenlace final con la intervención de la “ayuda humanitaria internacional”, que, por lo que hemos podido apreciar en otros casos, se convertirían en los escuadrones de la muerte de la sociedad bolivariana venezolana.

    Por si todavía estamos a tiempo, deberíamos seguir batallando en el terreno de la información, reclamar la colaboración de las víctimas de los opositores y pedir a los gobiernos amigos de Venezuela que repudien a la OEA como estructura al servicio del neocolonialismo en América Latina al tiempo que reivindican el Alba, Unasur, Petrocaribe, Celac como organizaciones supranacionales al servicio de la integración y de la emancipación.

  4. La OEA es un emporio mercenario al servicio del imperio norte americano, y Almagro es el comisario político de la violencia paramilitar en Venezuela. Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Salvador y todos los países del Caribe debieran retirarse de este establecimiento imperialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s