Mangosta no come cocodrilo (Parte VI y final)


En su discurso ante el senado el 14 de junio de 1960, unos meses antes de ser electo, John F. Kennedy señaló  “Debemos mantener invulnerable una fuerza nuclear de represalia que no sea inferior a ninguna otra (…) debemos elaborar un programa de dispersión de bases, a la par que aceleramos el desarrollo y la producción de unos proyectiles que no puedan ser destruidos por un ataque sorpresa: Polaris, Minuteman, y proyectiles aire- tierra de largo alcance, así como incrementar nuestra producción de proyectiles Atlas…”

Sigue leyendo