Los mangos que no comimos. Por Javier Gómez Sánchez


javiergosanchez09@gmail.com

Las imágenes de toneladas de la fruta pudriéndose en los campos han recorrido el país.

Quisiera aprovechar este episodio actual, para darle una utilidad más allá de la indignación compartida y hacer una reflexión sobre el papel de la prensa en el socialismo, tomando como ejemplo precisamente dos situaciones muy parecidas, la del mango que vivimos hoy en Cuba y la que experimenté en República Dominicana ante la pudrición de toneladas de plátano.

En el año 2011, vivía en Santo Domingo, y trabajaba como Productor  (Jefe de Redacción)  en una revista televisiva de análisis sobre temas nacionales realizada por una casa productora privada. El programa, cuyo formato era una mezcla entre la Mesa Redonda y Cuba Dice, se transmitía cada sábado en la noche y era de los más vistos del país.

Un día recibimos una carta de una Asociación de Productores de Banano, que agrupaba a pequeños agricultores de una región del norte del país. Hasta ese momento exportaban plátano utilizando un puerto que fue construido por el Estado dominicano años atrás en apoyo a la agricultura local. Pero los muelles fueron entregados a una compañía privada, que les comenzó a dar otro uso más lucrativo y le cerró el acceso a los productores agrícolas. 

Para el momento en que los agricultores, agotados los recursos legales (Que tratándose de una gran compañía es de león contra mono), decidieron acudir a la prensa y contactaron con nosotros, ya se habían perdido en las afueras del puerto camiones llenos de plátano, mientras en los campos la fruta se maduraba y se pudría a los costados de las plantaciones o colgada de las matas.

No comunicamos telefónicamente con los bananeros que nos hablaron desesperados. Estaban agradecidos de que un medio de comunicación les prestara atención. Nos extrañó mucho que un tema con esas consecuencias no hubiera saltado ya a las portadas de los periódicos.

Al ver las fotos de las montañas de plátano podrido que nos enviaron los agricultores, comenzamos a prepararnos para ir a hasta la lejana provincia. Coordinamos todo para el día siguiente, auto listo, cámara lista, casettes listos, luces listas. Salvo las secciones habituales, casi todo el programa de ese sábado sería sobre el conflicto de los bananeros con la compañía portuaria.  El día antes del programa, según lo grabado, se le agregarían textos de un locutor y entrevistas hechas a especialistas en temas jurídicos, empresariales y gremiales. El enfoque sería tanto la injusticia como la pérdida de mercado de exportación justo cuando el gobierno hablaba, con vistas a las elecciones, de dar impulso a los exportadores agrícolas. Íbamos a dar ¨el palo¨.

Hasta que vi abrirse la puerta del salón de la Redacción. La casa productora rentaba oficinas en el mismo edificio de uno de los canales por dónde se transmitía el programa. Entró nada menos que el dueño del canal, patriarca de una de las familias ¨con apellido¨ más ricas y propietaria de uno de los grupos empresariales más grandes del país.  Dueños de la santísima trinidad para ser lo que se llama un ¨ grupo de presión¨: Poder financiero con los bancos, poder alimentario con los supermercados, y poder  comunicacional con los medios.  

Resulta que eran los dueños también de la compañía que había expulsado a los bananeros y se habían enterado de la preparación del programa. Con confianza entró a la oficina de la directora y propietaria de la casa productora.

La conversación duró 5 minutos.

La puerta se volvió a abrir y la dueña salió tras el hombre, pero en vez de acompañarlo caminó hasta mi buró y dijo tres palabras:

-¨Inventa otra cosa¨

Así el plátano siguió pudriéndose en el mayor silencio. Los campesinos nos hicieron algunas llamadas más, que respondimos con evasivas, hasta que ya no insistieron.

Volviendo a Cuba.  ¿Por qué nos indigna tanto que se pudra el mango? Porque es indignante que en el socialismo ocurran las mismas cosas que en el capitalismo, no importa que sea por motivos diferentes.

Sin embargo aquí sí se supo del mango podrido. Pero el proceso debe hacerse completo y no dejarnos solo en la indignación.

Una prensa socialista debe llevar sobre sí el deber de exponerlo, como debieran tener el deber de responder en ella los responsables, para que esta haga entonces el análisis sobre lo ocurrido. Exposición, respuesta y análisis, ese debe ser el proceso en una prensa socialista. Que no es ni limitarse a dar ¨un palo¨, ni impedir que se llegue más allá de la indignación que produce.

Porque entonces no solo sufriremos la realidad de que en nuestra dieta consumamos menos frutas y vegetales con las consecuencias que eso tiene para la salud, sino que en la mente de muchas personas -como ocurre- la imagen de mangos podridos se vea como sinónimo de socialismo.

 

 

 

 

Anuncios

14 pensamientos en “Los mangos que no comimos. Por Javier Gómez Sánchez

  1. En Holguín pasó lo mismo, el periodista Addiel realizó un reportaje con imágenes y un buen análisis de lo que estaba pasando con esa fruta en esta provincia, pero ahí quedó. El pueblo holguinero se enteró del desastre, pero estamos esperando las conclusiones, el análisis del gobierno por solo mencionar una AUTORIDAD, los responsables????, causas y condiciones… y sobre todo una respuesta al pueblo; los tiempos no están para que los productos se pierdan en los campos por negligencia, contratos y pagos incumplidos, falta de gestión para la distribución, eso para mi es contrarrevolución. Siempre hablo de la credibilidad de nuestras instituciones, eso no se puede tolerar, el pueblo espera información y como dice el Javier, la prensa es el arma de defensa de la Revolución!!!!

  2. Disculpen, debí decir: Interpretando a Javier y pensando en Fidel, la prensa es el arma de defensa de la Revolución!!!!

  3. No es suficiente con denunciar el hecho. Hay que investigar, determinar las causas y responsables. Si ha sido por negligencia, irresponsabilidad, ineptitud, falta de previsión y deficiencias en la planificación o cualquiera otra razón subjetiva, los responsables deben responder moral, económica y penalmente si fuera el caso.

    Hoy son los mangos, pero anteriormente fueron los tomates, la guayaba, etc.
    Aquí no todos los problemas son por falta de recursos o resultado del boqueo. Hay muchos que sí, eso no lo dudamos, pero también hay muchos que ocurren hasta por falta de sentido común. Si resolvieramos los problemas subjetivos, los que dependen de nosotros mismos, estoy seguro que la situación fuera mucho mejor.

    El presupuesto, cuando lo aprueb a la Asamblea Nacional, pasa a ser ley. Por tanto, cualquier incumplimiento de la ley debería tener su correspondiente penalidad.

    Otra cosa. El sistema de Acopio o más bien, la empresa de Acopio, debe ser analizada. Llevamos años y años con el mismo problema y no se acaba de rersolver. Si queremos sustituir importaciones, particularmente las de alimentos y estimular la producción nacional, no se pueden permitir que las cosechas se pierdan en el campo.

    En el capitalismo, hasta para mantener precios altos, botan los productos como la leche, pero en el socialismo, en nuestro socialismo, eso no puede ocurrir.

    La principal batalla política e ideológica es demostrar la eficiencia de nuestro sistema.

    Hay que penalizar con todo rigor a los responsables cuando sea por causas que pudieron evitar.

  4. En mi modesta opinión este autor escribe muuuyyy bien cuando no se mete en el tema Ravsber y la neo-contra…

  5. Es triste que eso pase, estando en la siembra del plátano en la Provincia Habana cada 15 días llegaban 100 hombres para sustituir a los que terminaban su tiempo. Esto empezó en marzo y cada dos meses me tocaban participar 15 dias desde la primera vez que llegue comencé a comer plátanos maduros directamente de las Matas que ya estaban en producción hasta los últimos 15 días que estuve noviembre, pero eso no era yo sólo éramos los 100 hombres comiendo plátanos varias veces al día sin poner a madurar nunca. Me dijeron que eso pasaba porque ni habían camiones o gasolina para trasladarlo. Yo propuse al administrador crear una carrera con dos bueyes y dos hombres y llevarlos al pueblo más cercano y que se le vendiera a la población y la respuesta fue que eso no estaba recogido que se hiciera en la contabilidad del Estado cubano. Asi es siempre hay una justificación para no hacer las cosas y si encima no hay quien sancione , pues Uds me dirán

  6. En todo este problema, les voy a ser muy honesta, lo que más me molesta es que no es la primera vez que sale a flote la pérdida de cultivos por fallas en los encadenamientos productivos. Año tras año se ven estos casos y seguimos en lo mismo. Y siendo aún más sincera todavía lo que mucho más me molesta es que, en estas últimas sesiones de la Asamblea, una delegada le preguntó específicamente al Ministro de la Agricultura ¿cómo se iba a resolver esto? y este hombre le ha dado una respuesta, no sólo igual a las explicaciones que ha dado en otros años, sino que ni CANTINFLAS. Por favor, nadie es capaz de enfrentarse a ese hombre y decirle que lo que hacen falta son soluciones, no explicaciones????

  7. Todo es obvio, pero … ¿cuando se van a empezar a hacer la cosas que se deben hacer?, ¿quienes las van a hacer? Co,,,, !!!, ¿hasta cuando?

  8. Hola:-)
    Tienes mucha razón Javier.
    Cuando se dio la noticia de la pérdida de tomates —el tomatazo—, les decía a algunas personas que no puede sorprender a ningún productor —incluyo a las respectivas delegaciones de la Agricultura— las superproducciones; puesto que regularmente deben hacerse pronósticos —como los que se hacen con los huracanes desde que viene por allá lejos— del desarrollo de los cultivos; pronósticos que parten desde los rendimientos de las especies comprobados en condiciones ideales y hasta el consumo del producto final en los mercados. Pero qué pasa lamentablemente cada año: que, si no tenemos pérdidas por causas ajenas al “hombre”, entonces tenemos pérdidas por causas del hombre.
    Nuestros medios, los locales, los más responsabilizados con seguir de punta a cabo estos procesos estratégicos para la provincia, solo actúa magistralmente al final, para dar la mala noticia. Y para colmo, entre los distintos medios, aparecen incongruencias sobre el mismo asunto; tal parece que no actúan como sistema informativo.
    Pero hay que ayudar, quien pueda hacer algo debe ser bienvenido por los medios. Por lo menos yo, llamo la atención con mis comentarios en los artículos que encuentro confusos. También he tenido la oportunidad de hablar de estos temas directamente con los medios —una vez me hicieron caso—; pero indudablemente, se necesita tiempo y más que eso, para ser como debíamos ser.
    Saludos;-)

  9. Hola Iroel:-)

    Este asunto de tema económico-productivo ha sido oportuno. Por estos días en la web los debates han sido más ideológicos que sobre nuestras hartas insuficiencias económicas, las que mejor atentan contra el sostenimiento de nuestra ideología revolucionaria.

    Hasta los “pobresitos” neocontrarrevolucionarios están sugiriendo que el debate en la web, fluya también a lo económico —como lo pudiera ser en otros frentes de la vida. Claro, lo que ellos tratan de que apartemos la atención sobre la subversión, para hacer el pan con los disociados.

    Saludos;-)

  10. Carlos:
    Eso fue cuando el Programa Alimentario. al igual que tu, iba 15 días a trabajar a la agricultura y después estuve más de seis meses de forma permanente. A mi me ocurrió parecido. Recuerdo crretas atestadas de calabaza, boniato, yuca, plátanos, entre otros productos, echandose a perder y esperando por acopio. Por eso digo que llevamos años y años con lo mismo y no se caba de resolver el problema pero es evidente que la empresa de Acopio, no funciona. Hay que refundarla o desaparecerla y crear otro mecanismo que sea eficiente.

  11. Esa es la cosa Javier, si eres capaz de ir a por todas contra los centristas, como no hacerlo con la misma fuerza contra estos fenómenos que están mucho más a la derecha que aquellos y que critican por no hacerlo. Cómo y cuando se resolverán estos problemas?, dónde están los rostros de los responsables?, por qué se repiten cada ano situaciones similares con otros cultivos?
    Quizás sería bueno desarrollar también, aunque en la teoría, un debate al respecto. Una última cosa, quizás los campesinos dominicanos esperaban algo más que evasivas. Cuidado, aquí también tenemos campesinos y también tenemos a los que se creen dueños del canal.
    saludos

  12. Eso pasa todos las temporadas de mango en Cuba. La pregunta es y Por que ? Por que no participaron los combatientes de las FAR y el MININT en la recogida de mango.Hay que incrementar las movilizaciones y ayudar en las labores del campo.Como dijo Raul”En estos momentos los frijoles valen mas que los canoñes”( en este caso los mangos)

  13. Estos temas son mas terrenales, como la seccion de Chang o los articulos de Opinion de VANGUARDIA. Esos son los verdaderos centristas porque estan en el centro del asunto y generan discusion de problemas superconcretos para encontrar solucion para bien de todos.
    Se ha discutido mucho sobre la efectividad de Acopio desde tiempos lejanos. Unos dicen que sera capaz de la tarea asignada, otros que no. Hubo demasiados tropiezos repetitivos, cambios de direccion y las situaciones de desorganizacion se repiten con demasiada frecuencia. Sin poner el 100 % de las dificultades en los hombros de acopio,, soy partidario de que se exploren otros métodos y va siendo tiempo de acudir a otras formas de acopiar y acelerar el proceso para que los alimentos lleguen todos, mas rapido y eficientemente a la poblacion, otorgando a las UBPC y CCS parte del parque de medios de transporte que posee acopio, para que autogestionen el transporte y la distribucion de productos a precios topados y reservar una parte restante para el acopio de productos a las granjas estatales y las CPA. También existe la posibilidad de que el estado tenga como perspectiva el permitir la importacion de vehiculos de transporte a particulares ligados a una de estas formas de propiedad de la tierra. Cuando el transporte de productos esté asegurado, mas de 3/4 partes del problema estara resuelto de una vez y por todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s