El fidelismo post Fidel. Por Javier Gómez Sánchez


javiergosanchez09@gmail.com

¿Es compatible el pensamiento centrista con el pensamiento fidelista? Me hacía esa pregunta recientemente en medio del debate entre revolucionarios y el choque ideológico con los proyectos de comunicación que propone la socialdemocracia.

Creo que aun cuando los que intentan dar impulso a esa socialdemocracia para Cuba reconocen su mayor obstáculo en el comunismo cubano, chocan alrededor de este con una envoltura mayor: el fidelismo.

El fidelismo viene a desarrollarse afortunadamente, no solo con la vida longeva de su creador, sino en la época de mayor divulgación y soporte tecnológico de la ideas. No conocemos la voz de Martí, hay muy pocas fotos suyas y ninguna imagen cinematográfica.  No se soñaba siquiera que sus reflexiones pudieran ser divulgadas de inmediato con herramientas como Facebook, Twitter, o blogs. Martí lo más que podía hacer para divulgar sus ideas era el periódico, que pasaba semanas o meses antes de llegar a muchos lugares, si llegaba.

Eso puede evitar en el futuro que pase con Fidel lo mismo que ocurre con Martí, que sus palabras e ideas son objeto de manipulación y apropiación con mucha más facilidad.

La manipulación del pensamiento martiano se ha hecho por dos recursos: Por un lado, se separan las ideas del hombre que las generó, de su circunstancias personales, geográficas, sociales, y culturales. De la condición migratoria, generacional, y del desarrollo general de las ideas en el mundo de su época. Por otro lado, al mismo tiempo, presentar a Martí como un dogma (la vida nos demuestra que los que se auto titulan ¨anti dogmáticos¨ pueden llegar a convertir el ¨anti dogma¨ en un nuevo dogma), insistiendo en que ¨Martí nunca dijo esto o aquello¨. Pretenden entonces atar a Cuba en su siglo XXI a la Cuba, a la América, y al Mundo del siglo XIX. Pero… ¿Cuánto más hubiera legado Martí si hubiese vivido hasta los 90 años, lúcido hasta 1943? ¿Cuánto hubiesen avanzado sus ideas?

¿Entonces cómo podemos evitar que el fidelismo se convierta en el futuro en algo manipulable? Se convierta, por difícil que esto parezca, en parte del discurso que fabrique la  contrarrevolución cubana dentro de 50 o 100 años. Y a quien le parezca esto una idea estrambótica, le recomiendo que lea con cuidado lo que hoy se escribe, donde ya comienza a estilarse  ¨elogiar¨ a Fidel pero decir que ¨la época de Fidel¨ ya pasó porque el bloqueo puede terminar o han llegado relaciones diplomáticas con Estados Unidos, etc, entonces ya lo que se generó a partir de sus ideas no es necesario, o ha perdido actualidad y  que es conveniente abandonarlo como un lastre. 

¿Cómo evitar que los que hoy utilizan a Martí, habilidosamente lleguen a hacerlo mañana con Fidel Para que no tengan que enfrentarse a eso nuestros hijos, nuestros nietos,  o nosotros mismos? Que aten las ideas de Fidel solo al tiempo y a las condiciones en que generaron. Que disfracen de dialéctica lo que en realidad sea la demolición de las ideas fidelistas. Creo entonces que el legado principal de Fidel fue precisamente dejar algo mucho mayor que sí mismo como hombre en sus circunstancias: El fidelismo.

Para preservar el fidelismo y que nos sirva de herramienta de ética, de acción política y de pensamiento tendríamos entonces que llevar con nosotros sus esencias. Esas esencias yo quisiera verlas en cuatro pilares fundamentales:

1-La unión del paradigma de la Independencia con el de la Justicia Social. Muy necesario en estos tiempos en que algunos intentan engañarnos diciéndonos que nuestros independentistas carecían de ideas respecto a la lucha de clases. Fidel hizo que no hubiera definitivamente nada en Cuba más patriota que el socialismo, y que no haya manera de ser socialista sin ser independentista. Deberían entender eso los que andan con una banderita cubana en una mano, supuestamente hablando de mejorar el socialismo,  mientras alargan la otra para recibir dinero estadounidense.

2- La unión a partir de la definición. Desde la diversidad y la no exclusión, pero siempre hacia la definición que da base sólida y sincera a la unidad, que no es una  alianza por circunstancias como son los pactos electorales. No la habilidosa pretensión del  inclusismo nacionalista ni del dialoguismo de la cubanidad.  Cuando últimamente tan de moda se ha puesto la ambigüedad, la ambivalencia y la equidistancia, ser fidelista no es ser extremista, pero es imposible ser fidelista desde el ¨centro¨. En estos tiempos en que nos tratan de engañar con la frase martiana de ¨Con todos y para el bien de todos¨, siendo tan burda la manipulación y de patas tan cortas para el conocimiento de la Historia que los propios ideólogos del centrismo lo reconocieron, aunque alguno la siga repitiendo por ahí. Esa unidad se materializa en el PCC. (Esos mismos ideólogos socialdemócratas admiten que su obstáculo en Cuba no es la cantidad de comunistas, sino que están reunidos en un solo partido. ¡Qué problema!)

3-La búsqueda de un modelo propio. Tanto para los que reprocharon la copia del modelo soviético, como los que aspiran a que copiemos un modelo socialdemócrata (ahora alguno de los primeros aparece defendiendo a los segundos) que no ha solucionado los problemas del mundo, y cada vez los alivia menos en su parte más desarrollada. En medio de este mundo, que Cuba tenga una democracia y una administración en construcción, es por la lucidez  de los cubanos y no por su extravío. De esa búsqueda surgió la Conceptualización.

4-La trascendencia cubana más allá de los límites del tiempo, de la geografía, de las fronteras y de la imposición social e histórica. El entender la dialéctica empujando la dialéctica. En un mundo ya dividido entre países ricos-desarrollados y países pobres-subdesarrollados trabajar por lograr cosas 30, 40, 50 años antes que el resto de nuestra región y ayudar a otros a hacerlo. El fidelismo es disminuir el tamaño del mundo ante las ideas y acortar el tiempo en que se comprenden.  Para los que desde una pretendida lucidez nos ponen como Ícaro y para los que nos dicen que abandonemos el internacionalismo hablándonos de un nacionalismo que en realidad nos empobrece. El internacionalismo cubano es la universalidad de Cuba.

Anuncios

13 pensamientos en “El fidelismo post Fidel. Por Javier Gómez Sánchez

  1. Estimados compañeros de la Pupila, les agradezco los envios sistemáticos de artículos de gran valor ideopolítico que tanta falta nos hacen para nuestro trabajo de ¨sembradores de conciencia revolucionaria¨ que tanto nos demandara nuestro Comandante en jefe. Me gustaría que me aceptaran (si lo consideran pertinente) como colaborador de esta importante publicación, con algunos textos de mi autoría.

    Un reiterado abrazo,

    Alfonso Alonso Fránquiz (Fonfy).

  2. Himno del 26 de julio Marchando, vamos hacia un ideal
    sabiendo que hemos de triunfar
    en aras de paz y prosperidad
    lucharemos todos por la libertad.
    Adelante cubanos
    que Cuba premiará nuestro heroísmo
    pues somos soldados
    que vamos a la Patria liberar
    limpiando con fuego
    que arrase con esta plaga infernal
    de gobernantes indeseables
    y de tiranos insaciables
    que a Cuba han hundido en el Mal.
    La sangre que en Cuba se derramó
    nosotros no debemos olvidar
    por eso unidos debemos de estar
    recordando a aquellos que muertos están.
    El pueblo de Cuba…
    sumido en su dolor se siente herido
    y se ha decidido…
    hallar sin tregua una solución
    que sirva de ejemplo
    a ésos que no tienen compasión
    y arriesgaremos decididos
    por esta causa hasta la vida
    ¡que viva la Revolución!
    FELICIDADES PINAREÑOS, EN EL 2011 LOS AVILEÑOS TAMBIEN VIVIMOS ESAS EMOCIONES

  3. Como aproximacion personal del autor a lo que el entiende por fidelismo, puede ser interesante.

    Sigo creyendo, cada vez mas, en eso de “Con todos y por el bien de todos” a la luz de aquello que decia Fidel de “Con la Revolucion todo, contra la Revolucion nada”, asi de grande es el saco de la Revolucion, todo intento de reducirlo abierta o solapadamente, lo veo contrario a lo que aspiraba el Marti del siglo XIX que ha llegado al XXI y al Fidel del siglo XX que ha llegado al XXI.

  4. Para el mundo crédulo de los superheroes, Fidel lo era todo y el resto son solo incapaces comparsas que con su muerte se readaptaran fácilmente al yugo. Y de ejemplo estan miles de películas de Hollywood.

  5. Pingback: El fidelismo post Fidel | Solidaridad Latinoamericana

  6. ´´Los profesores Lennier López y Arturo López-Levy se han reconocido en sus artículos como “centristas” y han dado sus argumentos de por qué escogen esta tendencia política para posicionarse, por qué entonces hablar de “supuestos centristas”. En su caso particular ellos se han calificado con orgullo, de esa forma.´´ pregunto, ¿ Y que dejamos para la calidad de la unidad de la que hablaba Fidel?. yo también ´´Creo que aun cuando los que intentan dar impulso a esa socialdemocracia para Cuba reconocen su mayor obstáculo en el comunismo cubano, chocan alrededor de este con una envoltura mayor: el fidelismo.´´ Con Fidel no hubo ni habrá medias tintas, yo estoy seguro que Fidel no se iba a dejar serruchar el piso por ningún intelectualoide, tuviere el rango que tuviera, inventores de tratados hipócritas y camaleónicos, con ofertas de mejoramientos, que no caben en el campo de lo humano ni de lo divino, el centro es el transito solapado y sigiloso hacia la restauración capitalista, y ahora mucho peor que antes, porque el imperio se siente herido de muerte y es capaz de todo, y al parecer se le ha extinguido el pudor y los escrúpulos, no queremos prosperidad cambalachada, por nuestra soberanía y nuestra independencia, ya esa película la vimos en el pacto del zanjón, pero por suerte para la dignidad de los Cubanos de ayer y los cubanos de hoy, también hubo una digna y gloriosa protesta de baragua,¿ de quién es la arenga Cuba es un eterno Baragua? de Fidel, ¿o me equivoco?, ni lo intenten, a Fidel no lo van a robar para luego enclaustrar su verdadero legado revolucionario, que coincidencia lo que intentan hacer los centristas con lo que hizo la oligarquía Venezolana con Bolívar. Fidel, el Mejor amigo de Chávez, al igual que el Martí Bolivariano, siempre quiso echar su suerte con los pobres de la tierra.

  7. Para los aludidos, de ayer y de hoy:´´ Lecciones de nuestra historia maestra que está prohibido olvidar´´, a propósito de mi paso por el artículo, O Cuba o Washington del profesor Fernando Martínez Heredia. 1868-1878- La población, las haciendas, la ganadería y un gran número de establecimientos productivos, fueron devastados por una década de cruentas contiendas que no condujeron a la realización de las quimeras revolucionarias del 68. La sagrada madre, como la llamo martí, no pudo parir el sueño de la libertad para los cubanos, muchos patriotas dignos no transigieron en el empeño y proclamaron su protesta en los mangos del Baragua, otros, en el Zanjón, pactaron con la desidia, y con los inicuos perdones otorgados por el opresor, se dedicaron a la egocéntrica misión de reconstruir la economía de sus antiguos emporios coloniales. 1878-1895- En el periodo comprendido entre 1878 y 1895 se alcanzó parte de la´´ prosperidad´´ de antaño, pero ni el espejismo de una insípida recuperación, ni la quimera abolicionista de 1886, cambiaron un ápice la situación ignominiosa del sometimiento al colonialismo español, los pobres fueron más pobres, los antiguos esclavos abandonados a su suerte, y ni los cubanos más ricos, se sentían conformes con las migajas autonómicas que España les habían canjeado a cambio de la firma del pacto del zanjón. Los clarines insurrectos preludiaban los sonidos de al combate, Martí, que ya estaba todos los días a punto de dar su vida por su país, convocaba a la guerra necesaria. De 1895 a la intervención y ocupación imperial-Conscientes de que en la región occidental era donde se libraría el Ayacucho cubano, Gómez y Maceo concentran todos sus esfuerzos en la tea incendiaria y de aniquilación al enemigo, ocasionándole duros golpes al ejército español. Pero nuevamente, el caudillismo, el racismo, el oportunismo, y el anexionismo, sembraron la división en las filas cubanas,´´ facilitando´ ´, o solicitando, el auxilio intervencionista de las garras apetentes del naciente imperio , que Martí había profetizado y que trato de impedir a tiempo con la libertad de cuba. 1959-2016- ´´La historia sigue siendo maestra, pero ahora trae consigo una gigantesca cultura de liberación acumulada. De Céspedes a Fidel hemos crecido y aprendido tanto, que ya nunca más podrá engañarnos el capitalismo, y frente a cualquier ropaje con que se presente sabemos desnudarlo y barrerlo. Y nuestra patria ha crecido tanto, que lo que fue Yara hoy es Cuba, y Cuba es mucho más que una isla liberada´´. Aferrarnos a la historia y a la gloria que se ha vivido, es lo que final y únicamente nos liberara de las garras apetentes y trasvertidas, pero por siempre imperiales. Un pequeñito, pero sincero homenaje al profesor Fernando Martínez Heredia.

  8. A los aludidos, a los ´´electores´´ criollos, que votaron por el presidente Obama, el Obama que represento al mismo perro, pero que para hacerlo se puso un collar diferente, casi nada ,pasajes de nuestra historia reciente. ´´El hermano Obama´´ por :Fidel Castro Ruz
    Hay una cuestión importante:
    Obama pronunció un discurso en el que utiliza las palabras más almibaradas para expresar: “Es hora ya de olvidarnos del pasado, dejemos el pasado, miremos el futuro, mirémoslo juntos, un futuro de esperanza. Y no va a ser fácil, va a haber retos, y a esos vamos a darle tiempo; pero mi estadía aquí me da más esperanzas de lo que podemos hacer juntos como amigos, como familia, como vecinos, juntos”.
    Se supone que cada uno de nosotros corría el riesgo de un infarto al escuchar estas palabras del Presidente de Estados Unidos. Tras un bloqueo despiadado que ha durado ya casi 60 años, ¿y los que han muerto en los ataques mercenarios a barcos y puertos cubanos, un avión de línea repleto de pasajeros hecho estallar en pleno vuelo, invasiones mercenarias, múltiples actos de violencia y de fuerza?
    Nadie se haga la ilusión de que el pueblo de este noble y abnegado país renunciará a la gloria y los derechos, y a la riqueza espiritual que ha ganado con el desarrollo de la educación, la ciencia y la cultura.
    Advierto además que somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo. No necesitamos que el imperio nos regale nada. Nuestros esfuerzos serán legales y pacíficos, porque es nuestro compromiso con la paz y la fraternidad de todos los seres humanos que vivimos en este planeta. http://www.granma.cu/reflexiones-fidel/2016-03-28/el-hermano-obama-28-03-2016-01-03-16

  9. Pingback: El fidelismo post Fidel – Blogosfera Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s