Omitir, negar y evitar: la troika de la manipulación. Por Carlos Luque Zayas Bazán


Pedro Monreal (desde ahora PM), se embarca en un fatigoso inventario cronológico de artículos publicados en el blog La Pupila Insomne con el peregrino objetivo de  atribuirles la invención y uso del término centrismo a los autores de los textos que han abordado un fenómeno político e ideológico que existe sustantivamente. Se supone, por lo tanto, que el autor no pretenda negar la existencia en sí misma de los posicionamientos que se denominan del centro político. Pero si no lo niega, entonces dedicar esfuerzos a la arqueología de su uso local-insular es un ejercicio poco menos que inútil. Porque como advierte Enrique Ubieta el asunto de su nominación es irrelevante si no fuera porque necesitamos conceptuar las ideas.

Al referirse a la selección de esos artículos, (la “antología”, como la entrecomilla PM, y no se puede afirmar si para enfrentar al lector a una cita o es un intento de descrédito), aclara que no utiliza el término panfleto con una intención peyorativa, sino sólo para identificar un tipo de “literatura de combate”. Sin embargo, cuando un propósito subyacente pretende ocultarse con una advertencia inicial, casi siempre resulta una confesión adelantada, y por ello después el subconsciente termina revelando lo que niega: PM no puede evitar el desliz de un juicio peyorativo al suponer que la reunión de esos textos pretende darle un “cariz intelectual”. No hace mucho el mismo PM le señalaba a un polemista, que sus opiniones no eran dignas de tenerse en cuenta porque su nombre no aparecía registrado en respetables índices académicos. Uno se pregunta para qué sirve la ardorosa defensa de la democracia que hacen esos que después le niegan la palabra y el juicio a quienes no consideran a su altura intelectual. Es un método dogmático, que acaba de repetir el cantante Miguel Bosé para dar ventaja al fascista Leopóldo López sobre el “chofer de bus” Nicolás Maduro.

Si ya cualquiera sabe que no hablamos en “prosa”, como creía aquel célebre personaje de Moliere,  sin embargo hay quien se reserva una estatura intelectual inalcanzable para los meros combatientes en el campo de las ideas. Cierto onanismo académico no aspira a que su sapiencia tenga como receptor final y más importante al hombre común, y que este tenga la necesidad y el derecho de opinar sobre el resultado de sus propuestas, fruto de la injusta división del trabajo en virtud del cual unos disponen  y disfrutan del ocio creador, mientras otros crean la riqueza que se lo permite. Quizás escriben para los papers y los currículos académicos. En todo caso debemos recordar que la nobleza obliga.

Y al no obedecer esa vieja sabiduría, el intento desacreditador le resulta fatal a PM. Veamos qué omite, qué niega y qué evita.

En ningún momento abandona su inventario estadístico para exponer  argumentos que demuestren que los autores de la antología destilan el “veneno impreso” que le atribuye a los “panfletos”. Es decir, no argumenta si las propuestas y las ideas de los autores que se discuten en esa recopilación, adoptan o no posiciones políticas e ideológicas de centro, y por lo tanto en qué se equivocan los “panfletistas” de la antología. Quizás eso bastaba en lugar del intento de desdorar a otros desde la superior poltrona de un estadístico académico, que revela en su sospecha de que esa selección pretendía darle un cariz intelectual. PM no se atreve a revelar claramente su juicio peyorativo, que se adelanta a negar al principio, quizás porque lo que se insinúa es más sugerente, y venenoso que lo que se declara. Por fortuna la “antología” no hace uso de esas artes de la mala polémica sino del lenguaje alto y claro que tanto molesta a los moderados que desean persuadir al capitalismo.

Así, vemos que en lugar de un elemental ejercicio argumentativo, PM sólo hace un arduo ejercicio cronológico con la esperanza de apuntalar los dos sustantivos que adornan su título: la invención y la ausencia. La existencia de las políticas e ideologías centristas, o úsese el término que se quiera, en todo caso no es una invención de nadie ni nace en la fecha que compila. Como cualquier fenómeno político-social que previamente exista, fue más bien un descubrimiento, y de más vieja data que la fecha de génesis que PM fija, porque apareció hace mucho como práctica en el  escenario político mundial, de manera que excede los límites insulares. A no ser que PM quiera ajustarse sólo al término “centrista” entre nosotros, lo que resultaría más que baladí, y no a la sustancia objetiva de ese posicionamiento político, ampliamente analizado por investigadores y analistas de distintas geografías. Pero un texto que debe ser breve no puede rastrear esa historia. En su lugar debemos subrayar que PM, si se quiere limitar al ámbito cubano, olvida, o no conoce, que el uso del término objeto de sus desvelos salta a la palestra de los debates en un momento anterior a su inquietante aparición en el blog que él antologa. Es la omisión que comete, la brecha que deja en su cuidadosa cronología, y  a la que nos vamos a referir en un momento.

Antes digamos que el camino más eficaz para demostrar esa falta de un prestigioso “barniz” intelectual en los textos de la “antología” sobre el centrismo, podría ser dar él mismo un ejemplo intelectual a los que acusa de panfletarios, y no tratar de negar la íntima relación que tiene toda la obra y la acción de Fernando Martínez Heredia con la ideología comunista, y por ende anticentrista, en cualquiera de los matices o metamorfosis de ese posicionamiento, y desde la base meridianamente marxista, comunista y revolucionaria de nuestro pensador. No creemos que PM haya tratado de demostrar lo contrario, sólo basado en que el autor de Las ideas y la batalla del Che,  En el horno de los 90, o El corrimiento hacia el rojo, no usó la palabra centrismo en la respuesta de la entrevista que cita, o cualquiera de sus posibles variantes o sinónimos. No sería de esperar que quien nos recuerda que un panfleto es un veneno impreso, a su vez administre la pócima de tan débil argumento. Entre otras muchas razones que no son del caso, debemos tener en cuenta que Fernando Martínez Heredia nunca optó por enviar sus textos a determinadas plataformas y sí, y varias veces, a La Pupila Insomne, lo cual es ya toda una toma de posición. Pero lo importante es que la obra completa de Fernando es un mentís rotundo a la pertinencia de cualquier matiz centrista que nos proponga un socialismo que diluya las contradicciones fundamentales, llame a moderar la política, a persuadir al Capital, a suavizar su salvajismo intrínseco, e intentar en Cuba otra que no sea socialismo, temas sobre los que debiera disertar PM en vez de inventar una impostura.

Eso basta para refutar el buen intento de PM de separar a Fernando de un posicionamiento en la polémica que legítimamente subyace, como sólida refutación, en toda su obra. Pero si de sutilezas se trata y nos fijamos sólo en la entrevista a que se limita PM para estimular su propia inventiva, obsérvese que a la pregunta de la periodista: “Fernando, usted mismo ha alertado de la existencia en Cuba de un nacionalismo de derecha, que está en contra del bloqueo pero también implícita o explícitamente  en contra de la Revolución, invocando posturas centristas.”, el entrevistado inicia su respuesta con una conjuntiva que enlaza y acepta la idea anterior en la propuesta de la periodista: Y un nacionalismo de derecha incluso que tiene una acumulación cultural a la cual referirse”. Pero ese argumento no es ni necesario. La no participación de Fernando en el “laboratorio de ideas” es una prueba más que elocuente del significado de su silencio y la opción de su medio para publicar algunos de sus textos.

Pero he aquí que tenemos una sorpresa final: el oficiante del inventario comete una omisión en su meticulosa lista de textos anticentristas, y aunque menciona a Emilio Ichikawa en la supuesta saga del uso del término (lo que tiene como fin deslizar uno de esos “venenos impresos” al sugerir que la opción D del filósofo cubano le impondría una dificultad a La Pupila), sin embargo excluye con cuidado un antecedente en la fatigosa armadura del árbol genealógico isleño del dichoso calificativo que tantas ronchas levanta: y es que fue precisamente uno de los direcivos de la plataforma donde anidan varios textos centristas y otros contra bolivarianos, en dulce maridaje pluralista, esos, los supuestos opositores al capitalismo, pero también ariscos al comunismo, quien -inauguralmente y bastante antes de que en La pupila insomne se mencionaran los términos “centro” o “centrista”- en una entrevista aventuró que en la sociedad cubana se estaba verificando “un corrimiento al centro”.  La afirmación se encuentra en una entrevista a Elaine Díaz en Global Voices, donde el entrevistado declara que: “Si algo ha tipificado los últimos 10 años, es un corrimiento “al centro” en un conjunto importante de actores sociales y políticos, dentro y fuera de la Isla”.

Apuntemos, de paso y como quien no quiere la cosa, que más adelante, el entrevistado parece no apoyar, “la transición cubana” que “está codificada en las leyes norteamericanas”, y uno se hunde en la confusión cuando su otro compañero de ruta, y director del laboratorio CP, en otra entrevista declara estar a favor de un cambio de régimen, change y régimen que nunca caracterizan con claridad, sino con ese lenguaje resbalante e inapresable que habla de consensos y pluralidades fraguadas en simposios foráneos. No es el capitalismo, dixit, no es el modelo del estado socialista cubano, proclaman y, entonces, ¿qué es?. Pues eso que está allí, en esa zona política difusa adonde se llega si hay un corrimiento al supuesto centro inexistente, porque tanto los senderos de la centroizquierda como los de la centroderecha llegan a la misma meta. Recomiendo a nuestros lectores la lectura y el estudio cuidadoso de Las disyuntivas de la izquierda en América Latina, del economista argentino Claudio Katz que hace un sustancioso estudio de este tema y muchos otros afines. Siempre es necesario tener a mano un buen antídoto para ciertos brebajes y para detectar las OTI de nuevo tipo.

¿Qué intentó generalizar aquella opinión omitida ahora tendenciosamente por PM en el recuento histórico de la aparición de un significante del que evita discutir su significado?¿Qué se quiso atribuir a toda, o casi a toda una sociedad, con una festinada generalización que no matizaba ni entraba en ninguna otra consideración? Revelaba algo que les pertenecía, es decir, que ese “corrimiento” se estaba manifestando muy señaladamente en un conjunto de autores de un círculo bien acotado y desde una plataforma bien específica, mientras se deseaba presentar como una tendencia predominante en el pensamiento social cubano. ¿Lo olvidó PM, no lo leyó, o es que “corrimiento al centro” y “centrismo”  no tienen ningún parentesco etimológico? No me desgasto en desmnentir al inaugurador de esa expresión “corrimiento al centro”, los más de siete millones de cubanos de cubanos que suscribieron con su firma, nombre y carnet de identidad el concepto de Revolución fidelista, luego de repetir “yo soy Fidel” por toda Cuba lo hacen innecesario.

Por último, una aclaración pertinente: creo que ninguno de los “panfletistas” antologados (y en lo que atañe a este comentarista a mucha honra, si sus convicciones no tienen ninguna tangencia con las de PM, ni con determinados autores de Cuba Posible, y ojalá sí algunas con las de Fernando, o a ello al menos aspira) tiene como principio de su actividad polémica una oposición contra la “normalización” iniciada por Obama. Creer eso puede ser confusión de algunos, e intento consciente de dividir en otros, haciendo una campaña contra las “etiquetas”, mientras diluyen y debilitan sus argumentos echando mano a lo que dicen repudiar, con otras etiquetas muy caras a las propagandas anticomunistas de todos los tiempos: oficialistas, extremistas, izquierdistas radicales, stalinistas, ortodoxos, etc. Lo que nos diferencia y opone en la valoración de ese proceso, es su utilización para propiciar los objetivos obamianos de hacer una “transición pacífica” que no es otra cosa, aunque lo oculten con ardides de academia, que llevar a Cuba al capitalismo, suavemente, “suavemente nena”, como lo musicó Iroel al comentar una entrevista a Arturo López Levy, mediante la “moderación”, mimetizados en una supuesta izquierda, o desde la real y franca derecha que se dice socialdemócrata, a la vez que opina que el capitalismo no siempre es salvaje y se le debe persuadir.

Opino que si en La Pupila no se citó la famosa opción D de Emilio Eichikawa (“Defensores del régimen político y críticos de la normalización de las relaciones Cuba-EEUU, sería el izquierdismo radical, nostálgicos del fidelismo, etc.”).es porque sencillamente el tema era otro, y no habría ninguna suspicacia elusiva en ello, pues resulta evidente que los que publican en ese blog no ocultan nada y son defensores claros del gobierno, el partido y el proyecto socialista cubanos  y, si quieren, del “régimen socialista”, pues el término también tiene significados ajenos a la propaganda de la derecha y de sus intelectuales orgánicos. Lo que nos diferencia en la crítica es la intencionalidad del discurso crítico. Y también pueden ser críticos de la normalización, si eso no se tuerce para interpretar oposición extremista, sino examen y ejercicio del criterio como hizo Martínez Heredia en la citada entrevista al decir “pensar que, porque Obama viene a Cuba, la situación material de una parte grande de los cubanos va a mejorar (…) supone una tremendísima confusión”; y, sobre todo, no sienten ninguna nostalgia por una presencia que sigue viva entre nosotros y afirmara “no necesitamos que el imperio nos regale nada”. Crítico es también Raúl cuando en su más reciente discurso ante la Asamblea Nacional declaró:  “El presidente Obama terminó su mandato y se mantuvo el bloqueo, la Base Naval en Guantánamo y la política de cambio de régimen”. La ponzoñosa sugerencia de que se evitó la taxonomía de Ichikawa se parece mucho más a las “sutilezas” de los malos panfletos que en su aparente objetividad, “combaten” pero omitiendo lo que no les conviene, negando lo evidente y evitando lo medular.

Hablando de omisiones, aprovecho esta réplica para preguntar por qué si se tomó PM el trabajo de dedicar un artículo a refutar el comentario de un forista en La pupila insomne, no ha respondido las interrogantes de otro  identificado como Aldo Cabrera, quien dijo lo siguiente:

“Es posible tener discrepancias con politicas de revolucion cubana pero no es correcto participar en la divulgacion de posiciones al servicio de la ley Helms-Burton, con dinero de la ley Helms-Burton para servir a sus intereses. Nada se puede tener contra el uso de las estadisticas pero el Doctor Pedro Monreal de Cuba Posible cuando participaba en el encuentro para una nueva constitucion cubana organizado para el profesor Rafael Rojas en Mexico, a nombre del Centro de estudios constitucionales iberoamericanos con 60 mil dolares para distribuir entre sus participantes, incluyendo los directores de la Fundacion de los derechos humanos en Cuba (pantalla de la Fundacion Nacional Cubano Americana encabezada por Juan Antonio Blanco y Marlene Azor) tiene que enfrentar el dato de que estaba participando en una actividad anticubana. ¿Qué dijo Monreal allí que no se pudiese leer en ningun lado? ¿Por que la National Endowment for Democracy, la USAID y la Fundacion Nacional Cubano-Americana están auspiciando ese evento en México para como reformar la constitucion cubana sin ningun reporte publicado?”

28 pensamientos en “Omitir, negar y evitar: la troika de la manipulación. Por Carlos Luque Zayas Bazán

  1. Muy bien Luque hay argumentos de peso para seguir evaluando al centrismo y sus manías…

  2. “No faltarán jamás en la sociedad humana los demagogos, los oportunistas, los que anhelan soluciones fáciles en busca de popularidad, pero los que traicionan la ética tendrán cada vez menos posibilidades de engañar. La lucha nos ha enseñado el daño que pueden causar el oportunismo y la traición.

    La educación de los cuadros será la tarea más importante que los partidos revolucionarios deberán dominar. No habrá jamás soluciones fáciles, el rigor y la exigencia tendrán que prevalecer. Cuidémonos especialmente también de aquellos que junto al agua sucia vierten los principios y los sueños de los pueblos.”
    Fidel
    Abril 8,2010

  3. Muy bueno el artículo.

    Señor Pedro Monreal también omitió, negó y evitó lo siguiente el La pupila insomne:

    Los “izquierdistas” y los anexionistas de Cuba: “¿Por qué no los nombró?” por Arnold August

    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2017/04/13/los-izquierdistas-y-los-anexionistas-de-cuba-por-que-no-los-nombro-por-arnold-august/

    Fue escrito como una prueba de mi análisis. Los anexionistas en forma de Cubanet (CIA) salieron en apoyo de los “izquierdistas” tal como se expresa en el artículo de Pedro Monreal.

    Cubanet escribió:

    “En menos de dos semanas, este señor August, que no se sabe si es pagado por la dictadura o se trata de un camarada solidario por cuenta propia, presto a elucubrar sin argumentos y a escribir sandeces, ha publicado dos artículos donde arremete contra la oposición cubana, tildándola de anexionista.”

    No utilice el término “centrismo” en ese momento, no obstante fui al centro de su posición y pensamiento. Es posible, a causa de este, que Señor Monreal reaccionó de manera tan desesperada a mis artículos. Escribió lo siguiente:

    La supuesta confabulación de la oposición de “izquierda” y el plattismo: ¿una Luna de queso?

    https://cubaposible.com/la-supuesta-confabulacion-la-oposicion-izquierda-plattismo-una-luna-queso/

    Monreal omitió, negó y evitó este intercambio y otros porque parece haber hecho un poco de daño a sus credenciales como “izquierdistas.”

  4. Parte de las “tonterías útiles” que uno tiene que dejar atrás cuando emigra al primer mundo es intentar “reinventar la rueda” que se convierte inevitablemente en una pérdida de tiempo, seguir dándole vuelta al yoyo de clasificar para después descalificar al pensamiento diferente es hoy dado el nivel de saturación y agotamiento político en Cuba, perder el tiempo o peor aún perder el poco tiempo útil que nos va quedando. Al emigrar todos tenemos que dedicar la mayor parte de su esfuerzo diario a salir adelante y lograr reinsertarse en la sociedad que le da abrigo, La Cuba de hoy debería seguir esos mismos patrones de urgencia dado que el tiempo se va convirtiendo en su peor enemigo y la urgencia de lograr efectivas estructuras sociales no puede seguir vendiéndose como lograble para el 2030 cuando el día a día va mostrando que mañana ya es una incógnita para una inmensa mayoría de Cubanos.
    Hoy aquí tenemos una de esas diatribas que algunos quieren convencernos de ser muy importante y el camino que ha siguiendo la propia revolución Cubana para solventar esa llamada crisis de los 90, hasta hoy no superada, es el mejor ejemplo de que todo es relativo. Por favor seamos honestos, no importa las eternas clasificaciones que por lo regular terminan en descalificaciones en el entorno académico Cubano, el problema es que funcionen las propuestas y aporten bienestar y estabilidad a la Cuba futura, se cabría preguntar a cualquier entendido en el tema, Quien introdujo en Cuba las estructuras y bases del capitalismo en un intento de hacer que la economía del país funcionase hace hoy casi 30 años, y todo esto bajo un estricto control del PCC y los que dominan su máxima estructura de poder, cuando se entra en crisis. A quienes podemos acusar de ” haciendo una campaña contra las “etiquetas”, mientras diluyen y debilitan sus argumentos echando mano a lo que dicen repudiar” cuando se multiplicaron en el espectro económico Cubano categorías económicas del capitalismo, formas de actuar capitalistas basadas en el poder del dinero, estructuras y formaciones económicas capitalistas dentro de la economía nacional con la formación de monopolios económicos y de intereses sectoriales que terminaron perfilando la economía nacional hoy, Muchos de ellos nombrados dentro de la cartera de intereses económicos para la inversión foránea que ya incluye hasta la industria azucarera. A quien mencionar cuando se permite nuevamente la explotación del hombre por el hombre o la muy particular explotación del hombre por el estado en la Cuba socialista que vemos cuando un trabajador es despojado de una inmensa mayoría de su salario por una empresa empleadora estatal o cuando se siguen aplicando el draconiano impuesto del 240% mínimo de ganancia en los mercados que anteriormente eran para de uso muy limitado pero hoy son la única fuente de suministro de artículos de uso universal y hasta de la canasta básica.
    Lo primero que se tiene que reestablecer es el derecho a debate desde el respeto y asumiendo que nadie hoy tiene la verdad absoluta, y lo más importante el eterno “experimento” tiene que dejar de ser la forma de intentar “reinventar la rueda”, si muchos desde el poder no ven la urgencia es porque precisamente la distancia los aleja de tener la real sensación de que es importante y urgente como para priorizar y tomar en sus manos acciones concretas y cuales importantes pero no urgentes o ni importante ni urgentes para derogarlas a las estructuras sin poder real que tanto abundan.
    Iroel perdón por ser extenso y ojala ese grupo de animados colaboradores que posee entiendan que “los gusanos” también tenemos ideas y opiniones sobre como podría ser Cuba independiente y soberana en el futuro, y si todavía hoy seguimos debatiendo desde la distancia es más una derrota para todo el pueblo de Cuba, que un logro de su posición política.

  5. Yo creo que el ataque a Monreal es muy gratuito, se puede estar de acuerdo o no con él, pero lleva a cabo un trabajo muy bueno y coherente en su Blog El Estado como tal.
    La mayoría de las personas que escriben sobre Cuba lo hacen sin aportar nada, sin mostrar cifras ni estudios concretos de su economía. Monreal pone cifras sobre la mesa, y cuando no le han dado ha publicado a sus ponentes en el tema en un diálogo respetuoso y sincero
    En ese sentido comparto los puntos de vista de Monreal.
    Gracias si lo publicáis.

  6. Esta coincidencia de la extrema izquierda (Sr Livio) y de la extrema derecha (Sr Livio) con lo que Tariq Alí llama el extremo centro (Sr Monreal) da la razón a Silvio Rodríguez cuando a propósito de un texto del Sr Crespo dijo que los extremos coinciden
    Gracias a los dos.

  7. Salvador
    Le pareció que el artículo de Crespo en Segunda Cita coincidiera con el de Sánchez, más bien eran opuestos.

  8. Me importa poco que me intente clasificar Sr. Salvador, para mí que soy ambidiestro la izquierda o la derecha depende de que quiera hacer y a los 54 años eso ya es innato, mi cerebro ya ni se toma el trabajo de diferenciar manos o directrices en el proceder diario, quizás como toda mi vida como mecánico de profesión he tenido que sobreponerme a que todas las herramientas estén diseñada para derechos, he tenido que imponerme cuando quieren que haga lo contrario, así que hacer las cosas a la contraria me es normal.
    Pero además no soy académico, mucho menos político, no me interesa para nada que me acepten como posible interlocutor válido en esta tragicomedia Cubana y su futuro, es más hace muchísimo tiempo que acepte que quizás, y hoy creo es ya lo más posible, nunca vuelva a vivir definitivo nuevamente en Cuba, cuando visito a mi padre que es la única filiación familiar fuerte que me queda no es mis deseos de futuro, así que tranquilo enfóquese en los que quizás les hagan sombra o le disputen poder que soy orgullosamente Cubano pero disfruto muchísimo mi ciudadanía Canadiense.
    Disfrute el fin de semana.

  9. El problema de Cuba no es de proyecto o de metodo, mas seria de ceder en sus principios basicos a cambio de que se afloje el dogal que pretende asfixiar el pais, nadie puede creer que con solo gritar…Viva el capitalismo ! cambiaria la situacion, todo dependeria de la decision de los enemigos de siempre, de que le agrade hasta donde se ha cedido. Y eso es la parte tenebrosa del asunto.
    La situacion en Cuba esta muy mala, de acuerdo, pero el hecho de que con solo rendirse todo cambiaria indica claramente cual es el origen del problema.

  10. Crespo y Yoani Saánchez, como también Livio, coinciden en a quién defienden y a quién atacan, casi nada.
    Un saludo

  11. Los comunistas cubanos deben reconocer que sólo últimamente se permiten las opiniones entre ellos que no sean un haz de conceptos ideológicos, un horcón de ideas afines, un muro gris para que no entrara la luz de la esperanza. Ya ese pensamiento no tiene la pureza leninista de antes. No lo quieren reconocer, pero esto es perestroika, anunciando la glasnot que no ha llegado aún.
    “Cuando toda la oposición de izquierda fue expulsada del Partido Comunista de la Unión Soviética por el XV congreso del partido, al final de 1927, la sección Zinovievista de la oposición (Zinoviev, Kamenev, Yevdokimov, Bakayev, etc) ante la demanda del congreso estalinista de que renunciaran no sólo a su derecho de diseminar sus opiniones sino a prestarle atención a esas opiniones, terminó presentando una declaración de capitulación completa.
    Poco después fueron readmitidos en el partido. De poco les valió aquella humillación porque volvieron a ser expulsados al final de 1932, por haber tenido “conocimiento culpable” de una facción secreta organizada por Syrtsov, Lominadze, Shatskin and Sten y no haber informado a las autoridades partidistas. Una vez más Zinoviev y Kamenev presentaron una declaración de apostasía aún más humillante que la primera, por la que fueron readmitidos en 1933. En lo adelante sus declaraciones continuaron periódicamente hasta Enero de 1935 cuando admitieron “complicidad moral” en el asesinato de S. M. Kirov en Leningrado, por lo que fueron sentenciados junto a un número de asociados reales o atribuídos a prisión de 5 a 10 años. En Agosto de 1936 fueron acusados una vez más de complicidad en la misma causa, pero esta vez con responsabilidad directa. Menos de dos semanas después de abrir el farsaico juicio, fueron ejecutados junto a otros 14 acusados.”

  12. Yo noto que nos complicando en cuestiones muy sencillas, ahora unos que llamaron a otros superevolucionarios se nos presentan con lindas biografías, militancia y el revolucionometro conectado, pero no responden a simples preguntas ya de principios.
    Para entender mejor el tema del debate, digamos que Ramiro con más historia que ellos escribiera artículos para radio Martí que sería lo mismo que para el laboratorio de ideas, ¿ que pensará Raul?. Respondan sólo éso.
    Pudieran tener razón en algo o mucho, pero la perdieron en su juego con el enemigo y recuerden a Fidel y aquí están pintaditos.

    Cuidémonos especialmente también de aquellos que junto al agua sucia vierten los principios y los sueños de los pueblos.”
    Saludos

  13. El Sr Mike debería informarse mejor. En el fragmento de una entrevista que publicó hace poco La pupila está la respuesta que merece:

    Periodista: “si en un momento dado Fidel Castro —fantaseemos un poco nada más— decide implantar la perestroika en Cuba, ¿en ese momento terminaría la agresión de Estados Unidos hacia la isla?”

    Fidel Castro.- En primer lugar, Fidel Castro no podría implantar la perestroika en Cuba, porque Fidel Castro unipersonalmente no puede tomar una decisión estratégica de esa trascendencia.

    En segundo lugar, si tú me pides mi opinión personal, nosotros no tenemos por qué venir y copiar lo que hicieron en la Unión Soviética, somos dos países distintos, dos mentalidades distintas, dos idiosincrasias distintas. Respeto mucho a los soviéticos y les tengo cariño, pero aquel es un Estado multinacional y nosotros no somos un Estado multinacional. En aquel país tuvieron lugar fenómenos históricos que aquí no se han dado. El fenómeno del stalinismo no se dio aquí; no se conoció nunca en nuestro país un fenómeno de esa naturaleza de abuso de poder, de autoridad, de culto a la personalidad, de estatuas, etcétera; eso no se ha conocido aquí. Nosotros no tenemos por qué rectificar en Cuba errores que se cometieron en otras partes. Aquí no hubo colectivización forzosa de la tierra, ese fenómeno nunca se dio en nuestro país, nosotros no tenemos por qué rectificar fenómenos que no existieron.

    En nuestro país se hicieron las cosas de una manera, a nuestra manera. Cometimos nuestros errores, pero nosotros no tenemos por qué y es de género tonto que vengamos a rectificar errores históricos cometidos en la Unión Soviética, son dos historias diferentes.

    Ya habíamos cometido algunos errores en copiar, y ya teníamos suficiente conciencia de que mientras menos se copie, mejor. Yo, personalmente, no he sido jamás copista, mi carácter es alérgico a la copia, pero sí se desarrollaron tendencias copistas en nuestro país, tendencias a copiar de otros países socialistas, porque esos son fenómenos que se dan en las revoluciones: Bueno, tal país hizo la primera revolución, tiene más experiencia, más cosas.

    Nosotros hemos tenido que rectificar copias que hicimos de manera incorrecta en algunas cosas —me refiero a copias de tipo institucional, ¿no?, acerca del método en que se hace la planificación, acerca del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía, algunas de esas cosas—; pero nosotros, en mi criterio, no teníamos por qué hacer aquí un tipo de reformas, un tipo de cambio o un tipo de rectificaciones que no se ajustaran a nuestras realidades. Nosotros, antes de que se hablara de perestroika, habíamos hablado de rectificación de errores y tendencias negativas cometidos en distintos aspectos, sobre todo en el plano económico, pero también de errores y tendencias negativas, que veníamos combatiendo por nuestra cuenta. Ese es nuestro proceso, que no tiene nada que ver con aquel proceso.

    Desde luego, si nosotros hacemos lo que han hecho en la Unión Soviética los yankis estarían felices, porque, de hecho, los soviéticos prácticamente se han autodestruido. Si nosotros nos autodestruimos, los yankis estarían felices; si nosotros nos dividimos en 10 fracciones y empieza aquí una pugna por el poder tremenda, entonces los yankis se sentirían las gentes más felices del mundo y dirían: Ya nos vamos a liberar de la Revolución Cubana. Pero nosotros no nos vamos a autodestruir, eso debe quedar muy claro. Si nosotros nos dedicamos a hacer reformas de ese tipo que no tienen nada que ver con las condiciones de Cuba, nos estaríamos autodestruyendo.

    La historia tendrá que decir la última palabra, porque ahora muchos estamos sufriendo las consecuencias de lo que ocurre hoy en la Unión Soviética, esa es una cosa muy clara. En respuesta concreta a tu pregunta, si nosotros iniciamos un proceso de autodestrucción, si nos ponemos a realizar reformas que no tienen nada que ver con nuestra historia y con nuestros errores, los yankis serían felices.

    Fuente: http://www.fidelcastro.cu/es/entrevistas/no-hay-dos-socialismo-iguales-entrevista-con-la-revista-siempre

  14. “Pero ellos hacen los mayores esfuerzos para debilitarnos políticamente, para desmoralizamos, para dividirnos. Esa es la estrategia del imperialismo y de sus agentes dentro del país, y frente a cada una de estas maniobras tenemos que hacer conciencia, mucha conciencia; tenemos que meditar, tenemos que desenmascarar, tenemos que denunciar, tenemos que explicar.”
    Fidel
    26/9/1993

  15. “tenemos que desenmascarar, tenemos que denunciar, tenemos que explicar.”
    Extremista?

  16. Emplazo a PM a que haga pública una transcripción íntegra de sus palabras en el citado encuentro en el CECI- Centro de Estudios Constitucionales Iberoamericanos- donde se abordó la elaboración de una nueva constitucion cubana.

  17. Alejandro, éso ya está entre lo real y lo divino ,mon-ton de tiempo a esperar si es de verdad real.

  18. Veremos. Ha sido emplazado el Sr. Pedro Monreal. La respetabilidad académica también pasa por la transparencia.

  19. Refrescando la memoria:
    “El Cambio constitucional y la democracia en Cuba,” organizado por Centro de Estudios Constitucionales Iberoamericano (CECI) y Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Ciudad de México, 20-22 February.2017 . Sede: Hotel La Casona, Durango 280, Colonia Condesa.
    Algunos participantes ya han subido a sitios como http://www.researchgate.net sus ponencias o ‘papers,’ y no veo por qué PM no podría hacer lo mismo.

  20. Alejandro, no entiendo el porqué el distinguido intelectual fue tan lejos a jugársela con la violencia en Méjico, será también espiritista, sería mucho para un corazón, la jugarreta con la alquimia y los peces de colores dan espasmos estomacales y muecas para la derecha,no lo digo yo, lo dicen los caracoles. La Constitución se discute en Cuba y con los cubanos, lo otro tiene su adjetivo.
    Triste ver cómo algunos pierden el tino.
    Saludos

  21. El Sr. Luque hace un buen esfuerzo en su extenso artículo (el lector también lo debe hacer) para responderle a Monreal y a la vez puntualizar lo que considera importante y necesario. Sin embargo, desde mi modesta opinión, no creo que ni el Sr. Luque ni nadie logre variar, desmontar o desvirtuar la esencia del artículo de Monreal.
    El asunto es sencillo, Monreal descubrió una “falla” en lo escrito anteriormente en La Pupila y así lo demuestra: Martínez Heredia nunca utilizó el término “centrismo”, en contra de lo que se había afirmado en La Pupila y además demuestra que el señor Iroel Sánchez utiliza incompletamente y a su conveniencia, el concepto de ” centrismo” de Ichikawa. El Sr. Luque debe demostrar en este sentido que Monreal está equivocdo, algo que obviamente no consigue y lleva la discusión hacia otros derroteros.
    Se puede estar de acuerdo o no con lo planteado por Monreal, pero lo que queda claro es que muestra evidencias de estos errores cometidos por los autores que han publicado en La Pupila, algo que siempre se agradece en este tipo de discusiones en los que se establecen posturas que en no pocas ocasiones ocurren si la debida argumentación.

  22. Me llama poderosamente la atención la manera en la que el Sr. Alejandro se dirige indirectamente al Sr. Monreal, como si éste último fuese un subordinado o un hijo del primero, al cual le debiera respeto o si de una subordinación militar se tratase. Esperemos a ver si Monreal se pronuncia al respecto o no, pero no sería asombroso que no le reconociera autoridad alguna al Sr. Alejandro como para responderle lo que éste le demanda.

  23. Es curioso: El Dardo Antillano que escribe en defensa del Sr Pedro Monreal comenta desde una IP en Francia, donde vive PM, mientras el comentarista Aldo Cabrera, que acusó a Monreal de participar en un evento clandestino financiado por la NED y la Ley Helms Burton escribe desde Texas, donde vive Arturo López Levy. ALL comentó en el programa radial de Edmundo García, casi al mismo tiempo del comentario de Aldo Cabrera aquí que cita Luque: “y yo sé que hubo un evento, para discutir los cambios en la constitución cubana, en México, financiado por la National Endownment for Democracy con dinero que sale a partir de la Ley Helms-Burton….”
    Ni el Dardo ni Cabrera habían existido jamás en este foro ni tienen perfiles en ninguna red social.

  24. Otra cosa: ¿de dónde habrá sacado el D. A.parisién que el término “centrismo” lo acuño Emilio Ichikawa?
    Le recomiendo que vuelva a leer el escrito de Zayas Bazán donde plantea que “la existencia de las políticas e ideologías centristas, o úsese el término que se quiera, en todo caso no es una invención de nadie ni nace en la fecha que compila. Como cualquier fenómeno político-social que previamente exista, fue más bien un descubrimiento, y de más vieja data que la fecha de génesis que PM fija, porque apareció hace mucho como práctica en el escenario político mundial, de manera que excede los límites insulares.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s