Debates y opciones. Por Rafael Cruz Ramos


 ¿De qué estamos discutiendo?

Discutimos del presente de Cuba y de su futuro. Discutimos de política, debatimos sobre la sobrevivencia del socialismo en Cuba. De eso debatimos.

Como se puede imaginar no es un debate fácil, ni es un debate entre amigos, es un debate donde los unos quieren pluripartidismo, socialdemocracia, liberalismo del mercado, cesación de la lucha de clases, en fin, El Fin. Y otros quieren mantener el sistema socialista, reparado, renovado, fortalecido, rearmado pero socialista.

Ese es el debate, Todo lo demás es retórica, necesaria o no, pero el núcleo duro del asunto es este.

Así de sencillo para quedar de una vez claro.

Cena del primer evento de Cuba Posible en Washington DC, enero 2015. En la cabeza de la mesa Phil Peters (según Ted Henken es quien le presentó a Yoani Sánchez), a sus lados Lenier Domínguez, Roberto Veiga y Julio César Guanche (Fundadores de Cuba Posible), María Isabel Alfonso y Arturo López Levy ( (CAFE-Cuba Posible) Elaine Díaz (Periodismo de Barrio), Harold Cárdenas (La Joven Cuba-El Toque) Hugo Cancio (On Cuba)

Las tendencias en esta porfía -desde el lado de los que defienden a Cuba Posible, a sus fundadores y colaboradores y su plataforma política- es dispersar el tema en cuestiones anexas y eludir el asunto principal. Así por ejemplo asistimos a verdaderas cátedras sobre  la validez del debate político, el miedo al retorno del quinquenio gris, la burocracia y los mangos perdidos, entre otros temas, no menores, pero que se desentienden de la esencia, o que al menos deben ser debatidos con toda fuerza en espacios más propicios.

¿Vale la pena el debate? ¿Es fortalecedor? Tal vez las preguntas no sean correctas, tal vez debamos cuestionar su lucidez.

Supongo, el debate ideológico está planteado desde siempre, más agudo en los últimos cincuenta años, mucho más luego de la caída del llamado Campo Socialista, definitivamente desafiante en estos tiempos de cambio de mando.

La Revolución genera sus propias contradicciones y estas se despliegan, entre otras zonas, a través del debate, en escenarios diversos, con actores diversos. Hace unos días un amigo me comentaba sobre la necesidad de restaurar la polémica pública como arma ideológica,  al estilo de aquellos del periódico Hoy entre Alfredo Guevara y Blas Roca.  Estoy de acuerdo, tan solo llamo la atención sobre un detalle. Tanto Alfredo como Blas estaban posicionados en el mismo lado, era un debate desde y con la Revolución, por muy encendida que fuera la polémica ambos partían de iguales principios.

En política es fundamental el origen y la intención de los opinantes. Ha quedado claro, más de una vez, con suficientes documentos y argumentos, pero sobre todo con la confesión de los ideólogos de Cuba Posible su apuesta por el cambio de sistema político en Cuba en la dirección del pluripartidismo y la socialdemocracia. Por tanto todo lo que desde ellos se diga hay que leerlo en esa clave. Como en la música, si usas la clave incorrecta la melodía no se escucha bien.

Es característico de estos tiempos la confusión como arma desmovilizadora. Así como hacerle creer al lector que se trata de un asunto personal, o personalizar el asunto, para reducirlo a una persona atrincherada, o un piquete de respuesta rápida ideológica 

Contradictoriamente los que ahora debaten para defender el llamado centrismo ocultan (1)  esa intención manifiesta, o sibilinos, se desmarcan de ella para que sus argumentos suenen auténticos. Es característico de estos tiempos la confusión como arma desmovilizadora. Así como hacerle creer al lector que se trata de un asunto personal, o personalizar el asunto, para reducirlo a un sujeto atrincherado, o un piquete ideológico de respuesta rápida.

Seguir leyendo en Turquinauta

 

 

8 pensamientos en “Debates y opciones. Por Rafael Cruz Ramos

  1. Como se puede imaginar no es un debate fácil, ni es un debate entre amigos, es un debate donde los unos quieren pluripartidismo, socialdemocracia, liberalismo del mercado, cesación de la lucha de clases, en fin, El Fin. Y otros quieren mantener el sistema socialista, reparado, renovado, fortalecido, rearmado pero socialista.´´ hoy lo hacen desde un debate con apariencias pacíficas y de Mesías buscando lo ´´mejor para nuestro pueblo´´, pero no nos engañemos, estos tipos son iguales que la derecha venezolana, solicitando sanciones económicas y hasta intervenciones militares para cambiar el sistema político y económico Bolivariano, ratas inmunda cloaquianas, las de Venezuelas y las Cubanas,no nos vamos a tragar sus cuentos, y a las ratas Cubanas a llorar a maternidad.

  2. El real dilema de la encrucijada Cubana está en esa realidad a la que se ha llegado en donde el sistema, prefiero no llamarle “Socialismo” por respeto a algo soñado y aun no logrado, El sistema político económico Cubana ha sido incapaz de lograr eso que hoy anuncian como próspero y sostenible y en otras épocas fue futuro luminoso y mucha más para atrás la sociedad más justa. Es por ello que corrientes políticas diferentes, no importa su ubicación en el amplio espectro que hoy leo, logran una buena conexión y larga vida existencial en esta nueva época de la Internet y los eternos debates a los que el pueblo Cubano muy poco acceso tiene. Esta lucha de clases desde los teclados ha derivado en que ya hoy no se pierde el tiempo con la llamada oposición clásica, aquella que desde hace mucho tiempo es más negocio que reflejo de un posicionamiento político, esa de fácil descredito y neutralización dejo de ser importante y urgente para los defensores de la fe que han enfocado su trabajo en la Internet.
    Debido a la persistente crisis económica – social de una sociedad y la dictadura del proletariado, hoy sin proletarios en el poder, surgieron y la Internet ofreció resonancia perfecta a idearios políticos dentro de Cuba y sectores que hablan el mismo idioma que el oficial pero desde posiciones diferentes, que inclusive estuvieron muchos dentro de la política oficial pero que hoy les abre fuego por ser oposición. Apareció esa otra corriente política de la lucha de clases como vía hacia el socialismo que es la SOCIALDEMOCRACIA, que más que otra vía hago notar es hoy la vía que una inmensa mayoría del mundo sigue dentro de sus sociedades, por lo tanto de muy fácil referente cuando uno trata de buscar razones y como hacer las cosas. Y en esto me remito a ECURED para utilizar un lenguaje común en que representa, y allí la define como ”Socialdemocracia: Es una ideología política que declara como objetivo el establecimiento de un llamado socialismo democrático a través de métodos reformistas y gradualistas[1]. Es considerada una disidencia del marxismo, rechazando la orientación revolucionaria de la lucha de clases[2].”.
    Es decir hoy básicamente vemos el enfrentamiento de dos corrientes políticas reformistas y gradualistas derivadas del Marxismo, una seguida por la dirección del país con guion original Estalinista y adaptación de Fidel y más recientemente de Raúl a las condiciones de Cuba, que presupone que sin dar oportunidad de cambios del grupo de poder se logren reformas para lograr el socialismo próspero y sostenible que por los últimos 60 años no han logrado y pretenden seguir intentándolo con un cheque en blanco a su favor. Y otra que aboga por el llamado Socialismo Democrático de la SOCIALDEMOCRACIA que lo primero que tendría que lograr es el cambio del grupo de poder porque ni reconocimiento político tendrán de seguir el curso de la historia reciente, el llamado cambio generacional a nivel de gobierno es completamente simbólico pues el poder real todos sabemos está en el dominio del PCC y ese solo la muerte lo separa de los históricos revolucionarios.
    Como imagino que ese grupo de amigos combatientes que usted posee gritaran Al Machete con mi opinión, les propongo nuevos “halagos” porque los veo muy faltos de creatividad. Disfruten todos el fin de semana.

  3. Martínez Heredia:
    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2017/08/26/martinez-heredia-algo-intermedio-es-confusion-se-trata-de-o-el-capitalismo-o-el-socialismo/
    “el capitalismo sueco puede tener cosas buenas y malas, pero sin dudas es sueco; el capitalismo cubano no podría ser cubano, tendría que ser norteamericano-cubano, es decir, para Cuba no hay una posibilidad de capitalismo autónomo. Entonces, de entrada, la disyuntiva no puede ser: bueno, vamos a seguir introduciendo cosas del capitalismo, vamos a hacer lo que antiguamente algunos llamaban un socialismo de Estado, que es un tránsito hacia que una cantidad de funcionarios se conviertan en empresarios, etcétera, no es factible, eso no es factible en Cuba.

    “En Cuba no es factible que digamos: sí, vamos a hacer un capitalismo, pero no va a ser neoliberal, ustedes verán que vamos a tener una política social muy buena. Nada de eso es factible.

    “Podría ser, incluso, que algunas personas hasta lo crean, de buena intención, y digan: si hacemos un pluripartidismo, por ejemplo, y un sistema democrático de elección de personas, vamos a evitar que haya corrupción, que los pobres empiecen a pasar hambre, etcétera. Eso, desgraciadamente hay demasiados ejemplos en el mundo de que no es posible, ni siquiera en Estados Unidos donde casi 4 millones de personas no tienen donde dormir, y le tildaron de comunista a este presidente que está terminando porque trató de que una parte grande de los 52 millones de personas que no tienen posibilidad de una asistencia médica correcta, tuvieran algo.

    “Es decir, nosotros por lo menos tenemos, y en Cuba creo que eso es de lo más importante, una población con un grado de conciencia política que posiblemente sea un récord mundial y eso sí es una cosa muy, muy valiosa. Y por esto es que yo digo muy claramente: no hay nada intermedio, creer que hay algo intermedio es confusión; se trata de o el capitalismo, o el socialismo.

    “Hay quien dice, exagerando mucho, que si Cuba pasara al capitalismo sería como Haití; no, como Haití nada más que es Haití, cada uno vive su desgracia, pero la nuestra sería grande, entre otras cosas, porque hemos dado no solo un ejemplo al mundo de cómo es posible que incluso un pequeño país al lado de Estados Unidos, como se decía siempre, subdesarrollado, haya cambiado tan profundamente la vida en favor de toda la población y no de una fracción pequeña de ella.

    “Pero, bueno, no solo es un ejemplo del mundo, sobre todo que es la vida de nosotros, es lo que hemos logrado hacer entre todos, y no es posible permitir, de ninguna manera, que nuestros hijos y nuestros nietos vuelvan a lo que hubo.”

  4. Las evidencias cada día van demostrando que estos personajes y sus abogados defensores no son centristas, estas gentes, clara y explícitamente, son unos reverendos contra revolucionarios, de que debate, ni de que unidad hablan, a estas gentes no se les puede perder ni pies ni pisada, y que pinten el quinquenio del color que les de la gana, lo que si no podemos permitir es que pinten a nuestro país de capitalismo de ningún signo, ni europeo, ni de ningún tipo.La prosperidad en Cuba tiene que estar ceñida con los auténticos valores, culturales, humanistas y solidarios, valores que para nada promueve el capitalismo, al contrario, el capitalismo germina el egoísmo, el individualismo y la incultura, es preferible vivir con el equilibrio que proporciona la ancestral austeridad de los pueblos originarios, a sumergirnos en el derroche consumista bárbaro para el uno por ciento, y en esencia es lo que buscan los cucarachones metamorfeos, por cierto, ya descartados, por lo que el debate no tiene sentido, la lucha de clase es la que se esta abriendose paso, la mayoría del pueblo cubano y Fidelista vs aspirantes al uno por ciento cubano

  5. Livio Delgado: el motivo por el que “corrientes políticas diferentes,…, logran una buena conexión y larga vida existencial en esta nueva época de la Internet” se debe ante todo a que disfrutan de fuentes de financiamiento inagotables y apoyo gubernamental de países desarrollados, especialmente del gobierno estadounidense, pero también europeos. Los problemas y las naturales contradicciones de la Cuba socialista son objetivos e innegables, como los son sus éxitos y virtudes evidentes. Lo que resalta en el debate actual es cuán dependientes son las corrientes antisocialistas (contrarrevolucionarias) de la narrativa impuesta por la derecha anticubana y antisocialista, o sea, la narrativa de quienes pagan. Los recursos provienen directa o indirectamente del gobierno de los Estados Unidos y de otros gobiernos, varios de ellos europeos. Puede haber confusión y hasta ingenuidad de algunos, pero no es lo que prevalece.

  6. Sr. Raúl Fernández, realmente usted cree que los debates actuales en cuanto al modelo existente o las posibles variantes al modelo Cubano de desarrollo están solo ligadas “a que disfrutan de fuentes de financiamiento inagotables y apoyo gubernamental de países desarrollados”, honestamente creo que usted menosprecia el grado de desarrollo intelectual y educacional que la propia revolución ha ofrecido a sus ciudadanos, nos enseñaron a pensar, a analizar, y cuando se llega a resultados diferentes entonces a ti alguien te está pagando. Me diría usted que debates como los que ocurren en segunda cita del Sr. Silvio y muchos de los Cubanos inteligentes y bien informados que en su blog intercambian opiniones, conceptos, modos de ver las cosas de la actualidad Cubana, dependen de fuentes de financiamiento. Mezclar e intentar homogenizar al acostumbrado blanco y negro, el conmigo o contra mí ya les está pasando factura a esa sociedad desde hace mucho tiempo, despierte y acérquese desde la honestidad a los niveles educacionales actuales, el desbarajuste ético y moral que por años han venido aparejado de la doble moral impuesta como único medio de sobrevivencia, le propongo que solo lea el primero de los comentarios de esta entrada en donde un intelectual miembro de la UNEAC sobrepasa las mejores canciones del reguetón Cubano con ese lenguaje chabacano e irrespetuoso a la opinión diferente.
    Yo jamás he puesto en duda que existe y es más que evidente corrientes de pensamiento y hasta de acción dentro de Cuba de “corrientes antisocialistas (contrarrevolucionarias) de la narrativa impuesta por la derecha anticubana y antisocialista”, existe anexionismo, existe una burguesía rampante dentro del Capisol a que se ha llegado intentando la sobrevivencia, nada nueva es verdad pero hoy si más publica y poderosa dentro de las esferas de poder. No creo exista confusión ni ingenuidad en todo esto, lo que existe es necesidad de convivencia mientras el grupo de poder no se sintiese amenazado y al parecer se les esta yendo de control y han realizado el toque de a degüello para imponer como siempre la opinión única.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .