#LaPupilaTv: Para la libertad, sangro, lucho, pervivo (video)


Nuestro programa de televisión La pupila asombrada recorrió la vida de un grande de la poesía en lengua española: Miguel Hernández, que combatió por la República contra el fascismo. Música y cine relacionada con la Guerra civil española en un programa donde se escucha su voz grabada por el cubano Alejo Carpentier. 

3 pensamientos en “#LaPupilaTv: Para la libertad, sangro, lucho, pervivo (video)

  1. Hace algunos años,visito periódicamente,La Casa Museo Miguel Hernández,en Orihuela,a un lado del “Colegio diocesano Santo Domingo”,aún siendo,bien sencilla(por lo cual creo, su pueblo todavía está en deuda con el poeta)posee un encanto que atrae,algunos objetos personales y familiares,una pequeña librería en la entrada de la humilde vivienda,que un día lo vio correr,es todo,aun asi,siempre,siento esa necesidad de pasar por el.Gracias Iroel por el programa homenaje de anoche,ojalá y en España,le dediquen algo así.

  2. “LA BOCA” MIGUEL HERNÁNDEZ
    Boca que arrastra mi boca:
    boca que me has arrastrado:
    boca que vienes de lejos
    a iluminarme de rayos.
    Alba que das a mis noches
    un resplandor rojo y blanco.
    Boca poblada de bocas:
    pájaro lleno de pájaros.
    Canción que vuelve las alas
    hacia arriba y hacia abajo.
    Muerte reducida a besos,
    a sed de morir despacio,
    das a la grama sangrante
    dos fúlgidos aletazos.
    El labio de arriba el cielo
    y la tierra el otro labio.
    Beso que rueda en la sombra:
    beso que viene rodando
    desde el primer cementerio
    hasta los últimos astros.
    Astro que tiene tu boca
    enmudecido y cerrado
    hasta que un roce celeste
    hace que vibren sus párpados.
    Beso que va a un porvenir
    de muchachas y muchachos,
    que no dejarán desiertos
    ni las calles ni los campos.
    ¡Cuánta boca enterrada,
    sin boca, desenterramos!
    Beso en tu boca por ellos,
    brindo en tu boca por tantos
    que cayeron sobre el vino
    de los amorosos vasos.
    Hoy son recuerdos, recuerdos,
    besos distantes y amargos.
    Hundo en tu boca mi vida,
    oigo rumores de espacios,
    y el infinito parece
    que sobre mí se ha volcado.
    He de volverte a besar,
    he de volver, hundo, caigo,
    mientras descienden los siglos
    hacia los hondos barrancos
    como una febril nevada
    de besos y enamorados.
    Boca que desenterraste
    el amanecer más claro
    con tu lengua. Tres palabras,
    tres fuegos has heredado:
    vida, muerte, amor. Ahí quedan
    escritos sobre tus labios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.