Para no vestirse con la piel del cordero… Por Carlos Luque Zayas Bazán


¿Cuánto le debe la dificultad de construir una sociedad socialista, y hasta cualquier política progresista en favor de las grandes mayorías, a la enorme libertad que tiene el poder del Capital para ahogar en sangre y lodo todo intento que se le oponga? 

Si un sabio, real o supuesto, tiene la humilde gentileza de prestar atención a los criterios de un hombre común, quizás también debiera recordar que, como parte de esa virtud, la nobleza obliga. Sigue leyendo