“Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”. Por Sara Rosenberg


La lucha por la memoria y contra la impunidad del terrorismo de estado vertebra la lucha del pueblo argentino.

Es un tema profundo. Es la lucha por nuestra historia, que sintetiza la consigna clara y contundente:  Memoria- Verdad- Justicia.

Es la lucha de las madres, los familiares, los hijos -y de todos los que no olvidamos ni perdonamos- lo que ha permitido juzgar a una parte de los genocidas –militares, policías- implicados en el terrorismo de estado que acabó con la vida de treinta mil detenidos desaparecidos, robó niños, asesinó impunemente y devastó el país para imponer un proyecto económico que sólo podía imponerse a sangre y fuego. Y que hoy de una manera mutada sigue imponiéndose con la  violencia de clase –mediática y física- que necesitan para someter a la gente.     

Hay una continuidad en el proyecto que hoy está llevando adelante la oligarquía

-con sus representantes parlamentarios- para imponer nuevamente a sangre y fuego el neoliberalismo. El despojo y la desposesión de las mayorías incrementa la acumulación que necesita el capital financiero y de las grandes corporaciones.  La lucha de clases es aguda. Y en esa lucha la bandera de Memoria- Verdad y Justicia ha permitido y permitirá la cohesión que las grandes mayorías necesitan para enfrentarse al mismo enemigo de siempre. Hoy vestido de amarillo –el color del PRO- y apodado la “fiebre amarilla”.

No es casual que el macrismo libere a los genocidas que han sido juzgados y que deberían permanecer para siempre en prisión.  No es casual, porque son sus socios desde siempre. El grupo económico “Macri” fue uno de los favorecidos por la estatización de la deuda privada llevada a cabo en 1982 por el Estado Terrorista . El pueblo tuvo que cargar con las deudas de los especuladores, como en el caso de las empresas del grupo –SIDECO,SEVEL Y FIAT – que llegaron a más de 250 millones de dólares .
Ninguno de los militares juzgados por crímenes de lesa humanidad –tortura, asesinato, robo de niños- se ha arrepentido y mucho menos ha dicho nada sobre dónde están los desaparecidos o los hijos nacidos en cautiverio.  Funcionan, hoy como ayer, con espíritu de cuerpo y siguen siendo fieles a su ideología criminal. En los  setenta se desata en todo el cono sur de América la cacería y el crimen contra la  organización popular y contra el pensamiento antiimperialista; un proyecto que se preparó detalladamente y es posible decir que se inicia con el golpe contra el gobierno de Salvador Allende en 1973, preparado por los chicago boys y su mentor intelectual, -Friedman- y su mentor logístico el gobierno de USA, la CIA y como no el ubicuo Kissinger.

No es casual que ahora el golpe parlamentario en sus variadas formas y la represión se desaten – Argentina, Honduras, Perú, Brasil…- porque una vez más necesitan acabar con la resistencia de los pueblos a la política neoliberal. No es casual tampoco que todavía no se haya podido llegar a juzgar a las empresas que participaron en este genocidio y que tienen nombres propios: Ford, Mercedes Benz, Ledesma,  Clarín, etc. y a toda la red civil que financió, apoyó, participó y fue cómplice  de los crímenes de lesa humanidad. 

La red civil criminal ha salido indemne de estos juicios, por el momento, y sigue gobernando el país. Y siguen operando desde el mismo lugar y con el mismo objetivo: robar y acumular. Sólo que ahora lo hacen de una manera más “democrática”, no necesitan un golpe de estado militar porque han desarrollado técnicas de un alto nivel de perversión del discurso capaces de enloquecer a una parte de la sociedad –esa clase media que aspira a compartir el botín- decidida a sostener a los verdugos y a repetir sus mentiras de cruel y mediocre manual evangélico-goebeliano mientras es saqueada a mansalva.   

En ese contexto se ha producido un hecho de enorme importancia para la salud mental –salud histórica- de nuestro pueblo: los hijos e hijas de los genocidas hablan, cuentan la verdad, se organizan y se movilizan junto a las familias que han sido víctimas del terrorismo de estado y en sus testimonios hay una dignidad  asombrosa.  Una elección y una lección de valentía que nos demuestra una vez más que la voluntad humana existe y que cuando hay voluntad los vínculos profundos se transforman y pueden transformar el horror individual en justicia colectiva.

He leído y he escuchado a la hija de uno de los más sanguinarios verdugos de nuestro pueblo, la hija de Etchecolatz. Y he recordado aquel viejo libro de Franz Fanon, Los condenados de la tierra, cuando analiza lo qué sucedía con los asesinos y torturadores que volvían a sus casas y hacían “vida normal” –golpeaban y violentaban a su familia- y también recordé aquella frase: “matar a un colonizador es matar dos pájaros de un tiro: es matar a un asesino y matar al esclavo para que nazca un hombre libre”.   

Ha pasado mucho tiempo, pero la memoria de nuestro pueblo es  una memoria que renace, crece y se fortifica. Que se hace cada día más dueña de su historia  y no lo hace desde el lugar que la oligarquía hubiera querido que lo hiciera, desde el victimismo, sino desde un profundo combate por la justicia y por el necesario castigo y juicio y prisión a los culpables. Este combate por la historia es un  combate ético y político de largo alcance.  

Los genocidas son gente peligrosa, son asesinos y seguirán asesinando. Siguen  sirviendo al mismo proyecto político que hoy encarna Mauricio Macri y sus cómplices. Por eso Milagro Sala sigue presa, por eso el crimen de Santiago y Nahuel y la brutal represión contra el pueblo mapuche se desata, por eso encarcelan a dirigentes sociales y políticos, por eso allanan locales de organismos de derechos humanos y fraguan causas y noticas falsas cada día, por eso se atreven a hablar de “reconciliación como en Sudáfrica”, y por eso hoy en la Plaza de Mayo una vez más se les ha respondido con claridad que no perdonamos, no nos reconciliamos y no olvidamos. [1]   “Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”, dijeron   miles de voces memoriosas. 

En España, hasta el día de hoy las fosas y los crímenes del franquismo siguen impunes.  Y no se trata –como la burguesía española franquista y liberal dice- de  crear conflicto o reabrir heridas y hasta el insultante querer cobrar indemnizaciones, sino que se trata de cómo los asesinos siguen siendo impunes y se perpetúan –y los muertos desde el 36 hasta ahora no descansan-, de cómo la historia ha sido transformada en un vacío, en una zona opaca que impide crecer y comprender que se ha robado no sólo el derecho a las victimas de la dictadura sino el derecho de  varias generaciones a saber quienes son y adonde van. El olvido –consensuado por los partidos políticos y muy bien articulado desde Washington- pudrió la posibilidad de hacer justicia y nunca mejor dicho entronizó a la monarquía como sucesora del régimen. La tergiversación y el robo de la historia es la gran tragedia del pueblo español. Y es desde allí desde donde se deberían leer los conflictos actuales y el desgraciado rol de “imperio con muletas” como lo llamaba Fidel, con su papel de socio asociado en sociedad con el imperialismo norteamericano que le paga con el papel de mediocre potencia colonial en América Latina y partícipe en las guerras más sucias  en Oriente medio, en África y en el este de Europa. Pedacitos de botín y siembra de bases militares para operaciones que de poco le sirven al pueblo español, condenado día a día a perder sus derechos políticos y sociales más elementales, mientras crece una juventud desmemoriada, carne de cañón para empresas y ladrones de cualquier futuro. 

¿Cómo podría existir esa pretendida reconciliación-perdón con los asesinos?

El pueblo argentino tiene una excelente salud histórica, una buena memoria y  jamás olvidará ni permitirá la impunidad.

Y es una lucha profunda, abarca todos los aspectos de la vida porque es una lucha por la historia y por eso es una lucha que alumbra el futuro.    

(1) https://www.pagina12.com.ar/90673-reconciliacion-y-perdon-son-sinonimos-de-impunidad

21 enero 2018

 

13 pensamientos en ““Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”. Por Sara Rosenberg

  1. Pingback: “Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”. Por Sara Rosenberg — La pupila insomne – Sin Oropel ni Garufa

  2. Es curioso pero el caso es que despues de unas pocas semanas en el occidente judeocristiano solo esta permitido recordar “los crimenes de Stalin”. Muchos creen que esa fijacion contra el gran lider sovietico responde al hecho de haber dirigido la lucha hasta la destruccion de la bestia facista alemana.
    Pasadas esas dos semanas los criminales se convierten en luchadores por la democracia a menos que sean negros africanos, arabes o nacidos en algun pais al este de Europa.
    Miremos el show actual de Venezuela donde un grupo de hampones armados y preparando mortales atentados, debian ser tratados con cariño democratico.
    Hablando en plata, como dicen en mi barrio, el Plan Condor del judio Kissinger que enluto Argentina entre otros paises del sur, fue un crimen mayor que los que puedan haber cometido Saddan Husseim o Muamar al Gadaffi y el tipo todavia esta comiendo filetes y viajando por el mundo en clase de lujo.
    Es por eso que la farsa democratica se destiñe hasta sin lloverle.

  3. Como me gustaría coincidir con todo lo que planteas, tal vez no soy tan optimista, decir que el “pueblo argentino” tiene una buena memoria y salud histórica, no se condice con lo que le está pasando y ha pasado en su historia reciente, diría que por suerte en todas las sociedad incluyendo la Argentina, están “los bibliotecarios de la resistencia”, que son los que guardan toda la dignidad y la memoria de los pueblos, vos los mencionastes en el caso de la Argentina, por supuesto que llenar una plaza con 500 000 personas es algo importante y tiene un alto valor simbólico, lo que no sucede es cuando ese pueblo se tiene que unir para destruir “propuestas” ya vividas, que les proporcionan perdidas enorme. Esta bien, me podrás decir que la prensa juega un papel en todo esto, y tengo que darte la venia, pero…es un tema con muchas aristas, que estaría bueno profundizar.
    Te dejo algo que escribí hace un tiempo sobre estos temas y otra noticia que salio después que escribiera ese post.
    http://lalunadenoka.blogspot.com.ar/2017/11/blog-post_30.html?m=1
    http://lalunadenoka.blogspot.com.ar/2017/12/hace-unos-dias-escribi-una.html?m=1
    Saludos

  4. Durante el régimen de Jorge Rafael Videla empresas representantes del capital trasnacional, o asociadas a éste, fueron cómplices de los crímenes de lesa humanidad y la represión contra los trabajadores y los movimientos populares, dejando un saldo de decenas de miles de muertos y desaparecidos. Entre esas empresas sobresalieron la Ford y Automotores Orletti, esta última devenido centro de detención y tortura donde fueron asesinados nuestros compañeros Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias, trabajdores de nuesra embajada en el pais austral. En los interrogatorios y torturas participó el connotado terrorista Guillermo Novo Sampoll.

    “En declaraciones para La Radio del Sur el periodista del diario Tiempo Argentino, Álvarez Rey informó que en el país suramericano se está procesando judicialmente la sentencia relacionada con la última dictadura contra dos exgerentes y el exjefe de seguridad de la empresa Ford, acusados de participar en el secuestro de 24 obreros durante el régimen militar de Jorge Rafael Videla (1976-1983).
    Durante el programa Rebelados el comunicador señaló que los directivos de la trasnacional en el país se prestaban para entregar trabajadores a la represión de la dictadura.
    Recordó que el secuestro de 24 obreros de la Ford ocurrió a partir del 24 de marzo de 1976.
    Rey detalló que los procesados son: el exgerente de Manufactura, Pedro Müller; exgerente de Relaciones Laborales, Guillermo Galarraga; y ex jefe de seguridad, Héctor Francisco Jesús Sibilla. “Ellos cooperaron con los militares golpistas suministrándoles datos personales y fotografías de los trabajadores“.
    De igual manera, agregó que también se les procesó por haber permitido montar un centro de detención en el interior de la fábrica (donde los trabajadores) fueron golpeados, maniatados, tapándoseles sus rostros para que no pudieran observar lo que ocurría y golpeados por el personal que intervino.
    El presidente de Ford Motors en Argentina, Nicolás Courard, también estaba imputado, pero falleció en Chile en 1989.
    Por otra parte, mencionó que otra empresa transnacional como Automotores Orletti tenía centros clandestinos de detención, donde se realizaban instalaciones secretas empleadas por las fuerzas armadas y de seguridad para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas implementado por la dictadura militar que ocupó el poder en la Argentina entre el 24 de marzo de 1976.
    Explicó que Automotores Orletti fue el centro de operación de la represión coordinada de las dictaduras, lugar donde en 1976 fueron detenidos, torturados, asesinados o desaparecidos decenas de personas, y algunos fueron procesados.
    El periodista del diario Tiempo Argentino afirmó que los propios empleados de la empresa eran marcados por los directivos de la trasnacional y entregados a los comando para estatales con los que contaba la dictadura en Argentina. “A todos los empleados de dichas transnacionales se les violaba sus derechos y se le se secuestraba”, dijo.
    Según organizaciones de derechos humanos, unas 30 mil personas fueron desaparecidas en el régimen militar del dictador Jorge Rafael Videla.”
    https://laradiodelsur.com.ve/2013/05/argentina-ex-directivos-de-ford-procesados-por-secuestro-y-torturas-a-sus-obreros-en-la-dictadura-audio/

    Véase también “La SIDE y Orletti, las claves del eje Argentina-Uruguay en la Operación Cóndor”
    https://www.fiscales.gob.ar/lesa-humanidad/la-side-y-orletti-las-claves-del-eje-argentina-uruguay-en-la-operacion-condor/
    La SIDE y Orletti
    “Ouviña también analizó el rol del centro clandestino de detención Automotores Orletti -ubicado en la calle Venancio Flores 3519/3521 de la Capital Federal- en la Operación Cóndor “porque allí fueron alojadas clandestinamente y torturadas un número importante de las víctimas” de esta causa. En efecto, el análisis también le permitió el estudio del aporte de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), uno de cuyos ex agentes, Miguel Ángel Furci, se encuentra entre los acusados y porque además lo sucedido en aquél lugar se relaciona con el único de los imputados extranjeros que está siendo juzgado en este proceso, el militar uruguayo Manuel Cordero Piacentini.

    El fiscal recordó la sentencia dictada en 2011 por el mismo Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 respecto de crímenes en Automotores Orletti y puntualizó que la SIDE, “como la CIA en Estados Unidos, produce inteligencia estratégica nacional y trabaja para la Presidencia, mientras que las unidades de inteligencia de los ejércitos trabajan para el jefe de ese Ejército, Armada o Fuerza Aérea y para sus comandantes”, aunque en este caso -por las directivas represivas- se encontraba “bajo el control funcional del Ejército”, lo cual “no le daba [a este último] capacidad de mando” sobre ella pero “le permitía fiscalizar sus actividades” en el marco de la represión ilegal.

    En efecto, en 1976, narró Ouviña, la SIDE pasó al mando del general del Ejército Carlos Otto Paladino, quien hasta entonces había sido jefe de Inteligencia del Estado Mayor General de aquella fuerza. A ello, se suma que a la SIDE se integraron numerosos miembros del Ejército en puestos de dirección.

    La situación derivó en que la SIDE integrara la denominada “comunidad informativa” -la entente que reunía a las agencias de espionaje de todas las fuerzas de seguridad y armadas- y que tuviera a su cargo el GT 5, integrado por personal del Departamento de Asuntos Extranjeros de la Policía Federal, “cuyas funciones eran detectar blancos de la JCR y las relaciones internacionales de las organizaciones político-militares nacionales”. Entre otras pruebas de ello, el fiscal Ouviña citó la declaración indagatoria del fallecido policía federal Juan Antonio del Cerro, quien señaló que el GT5 trabajaba con “Tupamaros, MIR chileno y MIR boliviano, controlando también elementos de la Junta Coordinadora Revolucionaria”.

    El fiscal describió que la prueba indica que la SIDE desarrolló sus tareas principalmente en el Comando de la Zona 1 (Capital Federal, gran parte de la provincia de Buenos Aires y La Pampa) y en la Zona 4 (Campo de Mayo), donde tenía la mayor cantidad de recursos.

    En este contexto, el grupo de tareas que operaba en Automotores Orletti realizó “un enorme número de operaciones” (allanamientos y secuestros) que “transcurrieron sin mayores dificultades para sus autores, lo que no podía haber ocurrido de no ser porque habían sido previamente concertadas y coordinadas con las autoridades militares y policiales a cargo del control poblacional”.

    “Este centro clandestino tuvo la particularidad de alojar principalmente a personas pertenecientes a organizaciones políticas extranjeras, especialmente de Uruguay, Chile y Bolivia, y en este sentido también se ha comprobado que fue utilizado por miembros de las fuerzas represivas de esos países, quienes actuaban coordinadamente con la ‘Banda de Gordon’ [por el inorgánico, Aníbal Gordon, miembro de la Triple A], entre los que se encuentra el acusado Manuel Cordero Piacentini”, señaló el fiscal, al tiempo que recordó que Orletti era conocido como Base O.T.1.8 en el cifrado lenguaje de los espías.

    Judicialmente, fue acreditado que Orletti funcionó entre el 11 de mayo y el 3 de noviembre de 1976. “Como derivación del cierre se produjo el retiro de Otto Paladino, la disolución de la O.T. 18 y la visita de los integrantes de este grupo al CCD ubicado en Boulevard Artigas y Palmar, en la Ciudad de Montevideo, Uruguay, donde en ese momento permanecían todavía cautivos algunos de los ciudadanos uruguayos que habían sido secuestrados en Argentina, mantenidos en cautiverio en Orletti, y trasladados clandestinamente a Uruguay”, narró Ouviña.

    El fiscal hizo hincapié en el antisemitismo que caracterizó a los represores de Orletti y describió, entre otros métodos de aplicar vejámenes, que la planta alta estaba destinada a los “interrogatorios bajo tortura” donde había “una máquina con que se colgaba a las víctimas, haciéndolas pender con sus brazos colocados por detrás, y que las bajaba y subía provocando que tocaran con la punta de los pies el piso que había sido inundado de agua y sal gruesa”.

  5. Pingback: “Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”. Por Sara Rosenberg – Blogosfera Cuba

  6. Gracias Alejandro por la documentacion. Es importante -y escamoteado permanentemente – el rol de las empresas/corporaciones en la represión. Y a Maño, también gracias, pero no soy optimista , mi optimismo es sólo de la voluntad. Creo que cuando digo que la lucha por la justicia y la memoria son vertebrales, no digo que lo hayamos conseguido sino que aunque nos falta mucho, ese es el camino y es estratégico.

  7. A 70 años del asesinato de nuestro General de las Cañas, víctima de ese mismo enemigo común que nos describe Sara.

    Aquí les dejo la sección II de la Elegía a Jesús Menéndez, de Nicolás Guillén.

    II

    …hubo muchos valores que se destacaron.

    New York Herald Tribune
    (Sección Financiera)

    Al fin sangre solar caída,
    disuelta en agrio charco sobre azúcar.
    Al fin arteria rota;
    sangre anunciada, en venta
    una mañana de la Bolsa
    de Nueva York. Sangre anunciada, en venta
    desde esa cinta vertiginosa
    que envenena y se arrastra como una
    víbora interminable de piel veloz marcada
    con un tatuaje de números y crímenes.

    Títulos que mejoran
    o bajan medio punto.
    Bonos sin vencimiento que ganaron
    hasta el cinco por ciento de interés en un año.
    La Cuban Atlantic Company
    ayer martes,
    operó, por ejemplo,
    a veintinueve y medio con baja de dos puntos.
    La Punta Alegre Sugar Company,
    cerró con alza de un octavo de punto.
    El Wall Street Journal anuncia
    que la Minnesota and Ontario Paper Company
    ganó cuatro millones
    más que al año anterior. (El New York Times
    bate palmas y chilla: ¡Vamos bien!)
    Dow Jones comunica por un hilo exclusivo
    que la Fedders Quigan Corporation
    ha retirado su propuesta para
    advertir las acciones comunes.
    La Cuban Railroad Company
    estuvo activa y firme.
    La Mullings Manufacturing Company
    recibió del Ejército
    un colosal pedido
    para fabricar proyectiles de artillería.
    En fin, cotizaciones varias:

    Cuban Company Communes:

    abre con 5 puntos,

    cierra con 53/8.

    West Indies Company,

    abre con 69 puntos,

    cierra con 695/8.

    United Fruit Company,

    abre con 31 puntos,

    cierra con 311/8.

    Cuban American Company,

    abre con 21 puntos,

    cierra con 213/4.

    Foster Welles Company,

    abre con 40 puntos,

    cierra con 415/8.

    De repente
    un gran trueno cuartea el techo frágil,
    un rayo cae
    desde aquel bajo cielo sulfúrico
    hasta el salón congestionado:

    Sangre Menéndez, hoy, al cierre,

    150 puntos 7/8 con tendencia al alza.

    El coro allí de
    comerciantes
    usureros
    ;papagayos
    ;lynchadores
    ;amanuenses
    ;policías
    ;capataces
    ;proxenetas
    ;recaderos
    ;delatores
    ;accionistas
    ;mayorales
    ;trúmanes
    ;macártures
    ;eunucos
    ;bufones
    ;tahúres;
    el coro allí de gente
    ;seca
    ;sorda
    ;ciega
    ;dura;

    el coro allí junto a la abierta espalda
    del alto atleta vegetal, vendiendo
    borbotones de angustia, pregonando
    coágulos cotizables, nervios, huesos de aquella
    descuartizada rebeldía;
    una mordida
    no más en el pulmón ya perforado.
    Y el capitán detrás de las medallas,
    cóncavo en la librea,
    el pensamiento en la propina,
    la voz a ras con las espuelas:
    -Please, please! Come on, ladies and gentlemen!
    Oh please! Come on, come on, come on!

    Finalmente, este cauteloso suspiro de angustia se escapó de un diario de la tarde:

    Aunque las ganancias ayer fueron impresionantes, el volumen relativamente bajo de un millón seiscientas mil acciones da motivo para reflexionar. A pesar de la variedad de razones expresadas, parece muy probable que la mejoría haya sido de naturaleza técnica, y puede o no resultar de un viraje de la tendencia reciente, dependiendo de que los promedios logren penetrar sus máximos anteriores…

    El capitán partió rumbo al cuartel
    con una aguja de cuajada sangre
    pinchándole los ojos.

  8. Todos los gobiernos que pretenden congratularse con los poderosos son “benévolos” ante criminales confesos y algunos que se proclaman de izquierda cuando comienzan con lo mismo van casi directo a un posible derechazo.

  9. Pingback: “Reconciliación y perdón son sinónimos de impunidad”. Por Sara Rosenberg | argencuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s