La Marca de Trump es Ayn Rand. Por Robert Reich


Donald Trump dijo una vez que se identificaba con el personaje de Ayn Rand –  Howard Roark – del libro «The Fountainhead», un arquitecto tan enojado con que un proyecto de vivienda que diseñó no cumplió sus especificaciones que lo había dinamitado. (En 1957, Mort Sahl [comediante] agregó «… descuidando informar a los inquilinos, por escrito». Ted.)

Otros en el círculo de Trump fueron influenciados por Rand. Se decía que «Atlas Shrugged» era el libro favorito de Rex Tillerson, el Secretario de Estado de Trump. Rand también tuvo una gran influencia sobre Mike Pompeo, el jefe de la CIA de Trump. El primer candidato de Trump para Secretario del Trabajo, Andrew Puzder, dijo que pasó gran parte de su tiempo libre lo pasa leyendo a Rand.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, requiere de su personal que lean a Rand.

El fundador y antiguo CEO de Uber, Travis Kalanick, se ha descrito a sí mismo como un seguidor de Rand.Antes de ser despedido, aplicó muchas de sus ideas al código de valores [corporativos] de Uber, e incluso utilizó la portada del libro de Rand, «The Fountainhead», como su avatar en Twitter.

¿Quién es Ayn Rand y por qué ella importa? Ayn Randes más conocida por dos novelas muy populares que aún se leen hoy en día, «The Fountainhead», publicada en 1943, y «Atlas Shrugged», en 1957, no creía que hubiera un bien común. Ella escribió que el egoísmo es una virtud, y el altruismo es un mal que destruye a  las naciones.

Cuando Rand ofreció estas ideas, parecían pintorescas o hasta exageradas. Cualquiera que haya vivido el medio siglo anterior fue testigo de nuestra interdependencia, aun a través de la depresión y la guerra.

Después de la [Segunda] Guerra [Mundial] usamos nuestra prosperidad aparentemente ilimitada para financiar todo tipo de bienes públicos: escuelas y universidades, un sistema nacional de carreteras y atención médica para las personas de la tercera edad y los pobres (Medicare y Medicaid). Reconstruimos la Europa devastada por la guerra. Buscamos garantizar los derechos civiles y los derechos de voto de los afroamericanos. Abrimos puertas de oportunidad a las mujeres. Por supuesto que había un bien común. Lo estábamos viviendo.

Pero luego, a partir de finales de la década de 1970, las opiniones de Rand ganaron terreno. Ella se convirtió en la madrina intelectual del conservadurismo estadounidense moderno.

Este absoluto egoísmo, este desprecio por el público, esta mentalidad de ganar a cualquier costo está erosionando la vida estadounidense.

Sin la adhesión a un conjunto de nociones comunes sobre lo correcto y lo incorrecto, vivimos en una jungla donde solo los más fuertes, más listos y sin escrúpulos salen adelante, y donde todos deben ser cautelosos para poder sobrevivir. Esto no es una sociedad. Ni siquiera es una civilización, porque no hay civismo en su núcleo. Es un desastre.

En otras palabras, tenemos que entender quién es Ayn Rand para poder rechazar su filosofía y dedicarnos a reconstruir el bien común.

La idea del bien común fue ampliamente comprendida y aceptada en América. Después de todo, la Constitución de los EE. UU. fue diseñada para «Nosotros, las personas» [“We the People”], que buscamos «promover el bienestar general», no para «yo, el idiota egoísta que busca tanta riqueza y poder como sea posible».

Sin embargo, hoy en día, cada vez hay más pruebas de su desaparicion: los CEOs [Chief Executive Officers – los altos oficiales corporativos]  que explotan a sus clientes, saquean sus empresas y defraudan a los inversionistas. Los abogados y contadores que miran para otro lado cuando los clientes corporativos se conducen con tal ligereza, que incluso se confabulan con ellos para eludir la ley.

Banqueros de Wall Street que defraudan a clientes e inversores. Los productores y publicistas de cine que eligen no ver que un poderoso magnate del cine del que dependen está acosando sexualmente y abusando de mujeres jóvenes.

Políticos que reciben donaciones (en realidad, sobornos) de donantes y corporaciones adineradas para promulgar leyes que sus clientes quieren y obstruyen al gobierno cuando no obtienen los resultados partidistas que buscan.

Y un presidente de los Estados Unidos que miente repetidamente sobre asuntos importantes, se niega a poner sus riquezas financieras en fideicomiso independiente y luego se beneficia personalmente de su cargo, y fomenta el conflicto racial y étnico.

El bien común consiste en nuestros valores compartidos sobre lo que nos debemos unos a otros como ciudadanos que están unidos en la misma sociedad. Una preocupación por el bien común, teniendo en cuenta el bien común, es una actitud moral. Reconoce que estamos todos unidos, juntos y conectados.

Si no hay un bien común, no hay sociedad.

Blog de Robert Richhttp://robertreich.org/post/171545493770

06 de marzo 18

Robert Bernard Reich comentarista político, Regente principal del Sistema de universidades de California, profesor de Economía, autor. Trabajó en las administraciones de Gerald Ford, Jimmy Carter y Bill Clinton. Fue Secretario del Trabajo entre 1993 y 1997.

Traducción dede La pupila insomne

 

 

21 pensamientos en “La Marca de Trump es Ayn Rand. Por Robert Reich

  1. Si mal no recuerdo, en los tiempos de la SINA los “diplomáticos” yanquis regalaban los libros de esta fascistoide, proponente de la eugenesia del mercado y otras bondades del capitalismo, a los elementos contrarrevolucionarios que solían frecuentar las actividades que organizaban en sus residencias. Constituyen libros de cabecera para los fascistas yanquis y sus émulos como Macri en Argentina.

  2. Leyendo esas porquerias nada bueno se puede esperar de esa gente y si para completar se fuman un cigarrillo de mariguana o se clavan una jeringuilla con heroina son capaces hasta de sustituir a Cristo por Rambo en la cruz.
    Lo mas curioso que esos estupidos fenomenos literarios es lo que consideran la maxima expresión de la cultura de su mundo y no están preparados para otra cosa. Viven celebrando panfletos como el 1984 de Orwell, aquel de El fin de la Historia o cualquier otra gran estupidez que diga que los seres humanos están condenados, como si ellos mismos no fueran una mala versión del triunfo de la evolución y la condición humana.

  3. hola: una pregunta, quién tradujo esta nota? Como traductora, me parece un dato importante reconocer el trabajo (tantas veces) ad-honorem de los traductores, al menos eso, ya que el pago suele ser inexistente. Mil gracias por la información! Silvia

  4. Pingback: La Marca de Trump es Ayn Rand. Por Robert Reich | argencuba

  5. Se les cayó el show y la farsa mediática, la soberanía e integridad territorial y las leyes que nos hemos dado los cubanos son inquebrantables y se respetan:

  6. Discúlpenme los forista por algunos de los adjetivos: ladronzuelos, estafadores, timadores, rascabuchadores, proxenetas, vagos, indolentes, etc. Diriamos que en estos dos sujetos concurren algunos de los índices de peligrosidad de nuestro Código Penal como son:
    a) la embriaguez habitual y la dipsomanía;
    b) la narcomanía;
    c) el proxenetismo;
    ch) el ejercicio de la prostitución;
    d) la explotación o el ejercicio de vicios socialmente reprobables;
    e) la vagancia habitual. Se considera en estado peligroso de vagancia al hombre en edad laboral, apto física y mentalmente para el trabajo que, injustificadamente, y sin hallarse incorporado a escuela del sistema nacional de enseñanza o a centro de calificación profesional a cargo de organismos estatales, se mantiene desvinculado de toda actividad laboral, y viviendo, por lo mismo, como un parásito social del trabajo de los demás;
    f) la conducta antisocial. Se considera en estado peligroso por conducta antisocial al que habitualmente mediante actos de violencia, o frases, o gestos, o por otros medios provocadores o amenazantes o por su comportamiento en general quebranta o pone en peligro las reglas de la convivencia socialista, o burla derechos de los demás o perturbaron frecuencia el orden de la comunidad.
    En cuanto a las medidas de seguridad predelictiva más adecuadas que se le deberían imponer a estos dos antisociales lo dejo a criterio de los foristas.

  7. Magnifica presentación Alejandro del curriculum de estos sujetos representativos de la escoria más reprobable, casposa, cobarde y jalabolas majunches del imperialismo y de la derecha latinoamericana, lamebotas per se, que se hacen llamar, “ luchadores demócratas”.

    •Jalabolas: Su origen data de las viejas cárceles venezolanas donde los presos usaban grilletes. Aquellos con mayor poder económico o influencia tenían a su “jalabolas” particular que los ayudaba a cargar o arrimar las pesadas bolas de hierro que tenían aferradas a sus tobillos con cadenas.»

    En Cuba este tipo de sujetos antisociales serían causa de internamiento en un centro educacional, donde se les aplicaría la premisa del Alfabetizador de la Brigada Conrado Benitez, para estos dos casos de extrema vagabundería, se les aplicaría con rigor, Estudio, Trabajo y Zafra. ¡Lápiz, Cartilla, Manual y Alfabetizar!

    Estudio: Entraría situación geográfica de la isla de Cuba, Historia de Cuba, Historia de la revolución cubana, principios del socialismo, Derrota del imperialismo en Playa Girón, diferentes sabores de la compota, fauna cubana..

    Trabajo: Limpieza de fondos, en aguas pantanosas de Ciénaga de Zapata.

    Lápiz y cartilla: Escribir todos los días 1.000 veces, Abajo Imperialismo! ¡Arriba Libertad! Llevando con las letras la luz de la verdad.

    Una vez dieran pruebas de su reeducación efectiva y promesa de volver el año que viene para nuevas pruebas de psicopatías, esta vez sin show, se les pone de patitas en la manigua del aeropuerto como “jalabolas” para llevar las maletas y bultos a los usuarios y ya cuando reciban ticket pagado por tan mala “Idea” los mandamos, pa’yá…

  8. Concurro con todas la medidas propuestas por Tocororo.
    Regístrese, comuníquese y ejecútese.

  9. Ciertamente Ayn Rand es de lo maás rancio de la cultura imperialista.
    Pero (prepárense Alejandro y Tocororo) la han leído? Han leído 1984 de Orwell?
    Y Rebelión en la granja, también de Orwell? No les suena conocido de nada?
    La URSS, qué era? Qué era el estalinismo? No tenemos síntomas de ésos?
    Porqué quitaron a Pelayo Terry? Qué pasó con Acevedo? Y Luis Gómez?
    Por fin, el incendio en el servicentro de santiago fue como dijo la nota de granma, o como salió luego en el video de los celulares? Quién rectificó la mentira?
    Efectivamente Ayn Rand y Trump parece que fuman marihuana, tengan uds. cuidado no les dé el humito cuando se ponen triunfalistas. Ahora a ponerse casco!

  10. Debe vigilar usted el uso de los adjetivos pues ciertamente la literatura de Rand no tiene nada de rancio. Ni es antigua o de larga tradición, ni propio de épocas pasadas. Los escritos de la Rand sirven como sostén ideológico al capitalismo neoliberal, en su versión norteamericana. Tampoco habla usted con propiedad y claridad cuando dice «cultura imperialista», ya que lo más exacto sería hablar de imperialismo cultural o política cultural imperialista.
    Hace mucho rato que Tocororo y yo nos leimos la novela «1984», por cierto en inglés, y hemos cofirmado que lo que narró Orwell es la distopía o antiutopia yanquí en su modalidad más moderna. Una oligarquía que detenta el poder económico y político, una seudodemocracia corrupta, una clase trabajadora sumida en pobreza y endeudamiento, vigilancia y manipulación del pensamiento a través de medios controlados por el capital financiero y las grandes corporaciones, etc. Queda claro que algunas personas con motivaciones ulteriores, como las de este forista, utlizan la novela de Orwell de forma reaccionaria, convirtiéndola en un alegato anticomunista.

    Sobre la figura de José Stalin le remito a las valoraciones de Fidel en la entrevista que le realizara Tomás Borge en 1992. Y para ello le recomiendo encender sus entendederas.
    Entrevista a Fidel Castro sobre Stalin
    http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/412338/index.php

  11. En efecto Criollo, hace rato que tanto Alejandro como yo leímos 1984 de Orwell. Tu comentario digamos que tiene como protagonista el humo, como si tuvieras la intención de vendernos humo, pero corres el riesgo de llegar al humo de las velas !! o quizás se trata de otro tipo de humo?. Haces una serie de alusiones encaminadas a crear “climax” y vamos a ser serios Criollo, que no te dé el “Siro-co”. Aquí lo que no usamos, ni tienen vigencia son los “cascos blancos”…..

  12. Los cascos blancos son los de siria, creo. No entiendo.En cuando al siroco, creo es un fenómeno atmosférico en italia. Tampoco entiendo. Yo lo que sí entiendo es que tienen raíces de un fundamentalismo de extrema izquierda, no sé en qué burbuja viven. Sinceramente, preferiría estar yo equivocado. Cuánto ganan, cómo pagan sus gastos, dónde viven? No quiero que me lo digan, en realidad lo mejor es debatir sin saber quien debate pues lo importante es la idea no el hombre, sino que reflexionen si en esos ambientes hay esa Cuba ideal de la que uds. parecen enorgullecerse. Les deseo mucha suerte

  13. Criollo, le respondo su comentario porque parece que no entiende, según dice, aunque simplemente es una respuesta desenfadada mi comentario a todas las alusiones que hace sobre URRS, stalinismo, Pelayo Terry, Acevedo, Luis Gómez, incendio en servicentro de Santiago, todo esto con interrogante y por eso digo lo de siro-co que es un juego de palabras de siroco, viento de origen africano y un “periodista” habanero de origen dice, y que se dice así mismo, humorístico, con el mismo nombre y casi apellido del viento. Como termina el comentario, “ahora a ponerse casco”, pues en el mismo sentido le respondo los “cascos blancos” que a buen entendedor…
    Lo que ya es más difícil de entender es su respuesta, aunque la comprendo. ¿Porque ese interés de preguntar?, “Cuánto ganan, cómo pagan sus gastos, dónde viven?” se refiere a los “cascos Blancos” o a Alejandro y al que suscribe? Si quiere aclarar esa pregunta y su porqué..
    Sobre eso que, “si entiendo, que tienen raíces de un fundamentalismo de extrema izquierda, no sé en qué burbuja viven”. Te refieres a los cascos blancos?
    Dejo algo interesante sobre esos cascos y que en Cuba jamás tendrán vigencia en ninguna de sus formas.
    Saludos Criollo y buena suerte también.

  14. Como ya lo ha demostrado, Criollo es ducho en eso de “romper los cascos”, tomado en su acepción de “caput alicui obtundere”.
    Pero acuérdese Criollo del refrán que dice, ‘donde buenas ollas quiebran, buenos cascos quedan’.
    Criollo, lo veo muy preocupado por nuestros salarios, remuneraciones, moradas y otras menudas cuestiones que ya a nadie quitan el sueño, por lo que le sugiero que se los quite del casco y se cure definitivamente de sus malos o bravos cascos. Le dejo esto como remedio para el mal de cascos:
    “Declaración sobre la Visita a EE. UU., por el Profesor Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos”
    http://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=22533&LangID=S

  15. “Per omnia saecula seculorum”
    Me abruma la lectura de “Declaración sobre la Visita a EE. UU., por el Profesor Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos”…. Gracias Alejandro.

  16. Exacto Tocororo.
    Imagínate los que están inmersos en esa apabullante realidad y no tienen ninguna salida o escapatoria. Abrazo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.