La cumbre Kim-Trump y la nueva geopolítica mundial. Por Ángel Guerra Cabrera


La cumbre coreano-estadounidense de Singapur parece significar un importante jalón hacia la distención y la paz en la península coreana. El solo hecho de que haya iniciado un diálogo fluido entre los jefes de Estado de los dos archienemigos el acuerdo alcanzado entre ellos, también constituye un gran paso de distención en el este de Asia y para el resto del planeta, pues ningún país, no importa cuán lejano se encuentre del conflicto, podría escapar a los terribles efectos de una guerra nuclear. Sigue leyendo