Un siglo americano de brutal conquista en ultramar comenzó en la bahía de Guantánamo. Por Miriam Pensack


Sobre este tema, “The Intercept_”, un prestigioso sitio de noticias en internet, publicó el pasado 4 de julio el siguiente artículo:

Un siglo americano de brutal conquista en ultramar comenzó en la bahía de Guantánamo

por Miriam Pensack

The Intercept_, julio 4, 2018

https://theintercept.com/2018/07/04/guantanamo-bay-cuba/

Es un testimonio de la destreza retórica del “establishment” de Washington que ha etiquetado la bahía de Guantánamo como el hogar de los terroristas más peligrosos del mundo. Los líderes de EE. UU. querían, por supuesto, referirse a los cientos de personas no estadounidenses detenidos en la base en los últimos 16 años. Pero una mirada más cercana a la historia de Guantánamo cuenta un relato diferente: uno en que los Estados Unidos, comenzando hace 120 años este junio, usó el enclave en el sureste de Cuba para lanzar décadas y décadas de conquista terrorista en el extranjero.

Cuba fue el objetivo de muchos de tales complots de terror. Mucho antes de que Donald Rumsfeld se concentrara en el país para encarcelar a ‘combatientes enemigos’, después del 11 de septiembre, el entonces Fiscal General Robert F. Kennedy buscó infligir ‘los terrores de la tierra'(1) a Cuba como parte de la Operación Mangosta, un empeño encubierto de la CIA para derrocar al líder Fidel Castro. Mangosta previó actos de sabotaje, incluida la escasez de alimentos (2) creada por los EE. UU., potencialmente inducida (3) a través de armas biológicas (4). Y otro complot de los años 60, la Operación Northwoods (5), buscó crear un pretexto para invadir Cuba. ‘Podríamos desarrollar una campaña de terror comunista cubana en el área de Miami'(6), decía un documento presentado al Estado Mayor Conjunto. ‘Podríamos explotar un buque de guerra de los EE. UU. en la Bahía de Guantánamo y culpar a Cuba’. Los EE. UU. Inventaron una serie de planes simultáneos para asesinar a Castro; al menos uno involucró reclutar a la mafia. Estas tramas probaron ser un precedente ideológico poco sutil para la broma que en 2003 George W. Bush realizó al administrador de Irak, Jay Garner, que, tras los esfuerzos de Garner por reconstruir ese país, que los Estados Unidos, ‘para el próximo'(7), invadirían Cuba, la cual clasificaba entre los países del ‘eje del mal’ de la administración Bush.

Hoy, GTMO, como se le llama a la base en la jerga militar, cuenta con una tienda de regalos a un tiro de piedra del McDonald’s Guantánamo. Allí, por $15, se puede comprar una camiseta de la Fuerza de Tarea Conjunta GTM de operaciones de detención, que tiene en relieve un gráfico de una torre armada de guardia de la prisión y rematada con filigrana de alambre de púas. El “souvenir” es un recordatorio preocupante de la normalidad con la cual el Imperio estadounidense se ha infiltrado en nuestra vida cotidiana, una iteración de lo que el historiador de revisionista William Appleman Williams llamó “un estilo de vida.” En efecto, la malignidad estadounidense en Cuba, de la Guerra Fría a la llamada guerra contra el terror, es solo parte de la agresión que surgió de la toma de Guantánamo. Este mes de junio marca un aniversario importante para la base naval y también para el imperio estadounidense. De hecho, su historia de origen es el mismo. De hecho, su historia de origen es una y la misma.

A principios de junio de 1898, los marines estadounidenses llegaron a la bahía de Guantánamo y protagonizaron el primer desembarco exitoso en lo que se conocería como la Guerra Hispanoamericana. Además de vengar el hundimiento del acorazado USS Maine en el puerto de La Habana, Estados Unidos intentó ‘liberar’ a los cubanos del dominio imperial. Esa pretensión ignoró convenientemente la anterior lucha de 30 años de Cuba por la independencia de España, un esfuerzo nacido en la sociedad de plantaciones de la parte oriental de la isla, no muy lejos de Guantánamo. De hecho, 1898 resultó el desenlace de la guerra de los diez años (1868-1878), la pequeña guerra (1879-1880) y la guerra final por la independencia de Cuba que comenzó en 1895.

La invasión de Guantánamo marcó el comienzo formal de una inclinación estadounidense a intervenir militarmente en los asuntos de otras naciones. Los historiadores del imperio estadounidense han reconocido desde hace mucho tiempo a 1898 como un hito en la trayectoria de la postura global de los Estados Unidos. Estados Unidos siempre había puesto sus miras en el Caribe y Cuba, a solo 90 millas de la costa de Florida. Los filibusteros simpatizantes del sur buscaron incorporar la isla como un territorio esclavo adicional desde principios del siglo XIX, y en 1823, John Quincy Adams predijo lo que muchos vieron como la inevitable adquisición de Cuba por los Estados Unidos, argumentando que ‘si una manzana cortada por la tempestad de su árbol nativo no puede elegir sino caer al suelo, Cuba’…solo puede gravitar hacia la Unión Norteamericana, la que, por la misma ley de la naturaleza no puede apartarla de su seno’. Pero Estados Unidos solo se movilizó para invadir Cuba después de que sus adquisiciones territoriales en América del Norte hubiesen alcanzado sus límites occidental y meridional: un cumplimiento del Destino Manifiesto y la realización de un sueño colono-colonialista que se extendía desde el Atlántico hasta el Pacífico.

Así, en 1890, la Oficina del Censo de los Estados Unidos declaró la frontera ‘cerrada’. En la década siguiente EE. UU. atacó al imperio español, logrando una victoria rápida que tuvo como resultado el traslado de las posesiones coloniales restantes de España a los Estados Unidos. Puerto Rico y Guam se convirtieron en tenencias territoriales de los Estados Unidos y emprendieron una guerra brutal y sangrienta contra los nacionalistas filipinos para anexar Filipinas.

Cuba, entretanto, cayó bajo la ocupación militar de Estados Unidos de 1898 a 1902. Un gobierno militar americano que aparentemente intentaba guiar a la nación incipiente en el camino hacia la plena autonomía y acordó poner fin a la ocupación una vez que la primera República cubana hubiese redactado y ratificado una Constitución al gusto de Washington – una constitución que debería incluir el texto completo de la Enmienda Platt, que otorgó a los Estados Unidos la última palabra en los tratados cubanos y legalizó la intervención de los Estados Unidos siempre que lo considerara necesario ‘para la preservación de la independencia de Cuba’. El artículo VII de la enmienda ordenó el arrendamiento de Guantánamo sin fecha de terminación, que se anularía únicamente con el acuerdo de los gobiernos de los Estados Unidos y de Cuba. El propósito declarado del arrendamiento era garantizar que, al otorgarle a los Estados Unidos un espacio para una estación naval y de carbón, ‘permitiera a los Estados Unidos mantener la independencia de Cuba’.

Así comenzó un legado de la cuasi-soberanía de Cuba. Ambos gobiernos renovaron el contrato de arrendamiento coercitivo de Guantánamo en 1934, y es en virtud de ese contrato de arrendamiento que los 40 detenidos actualmente en la base se encuentran encarcelados indefinidamente en una impresionante extensión de 45 millas cuadradas de territorio cubano, cuya belleza natural seguramente nunca verán.

A poca distancia de los campamentos 5 y 6, donde se recluye a ‘detenidos de bajo valor’, el personal militar y sus familias disfrutan los frutos del territorio efectivamente robado, tierra que Castro exigió que se devolviera después de que su Movimiento 26 de Julio subiera al poder en 1959 y procuró deshacer unos 60 años de maquinaciones imperiales estadounidenses en la isla. En un momento dado, Castro cerró el suministro de agua a la base, una sugerencia poco sutil de que Estados Unidos debía desocupar las instalaciones. Los EE. UU. Tomaron represalias Más de 2 mil cubanos empleados en la base fueron despedidos sumariamente. A pesar de estos antagonismos, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos aún envía al gobierno cubano un cheque de 4 mil 85 dólares anuales por ‘arrendamiento’ de Guantánamo. Hasta el día de hoy, el gobierno revolucionario se niega a cobrar los cheques.

En efecto, Guantánamo es a la vez la base militar más antigua fuera de los Estados Unidos y la única mantenida contra la voluntad expresa del gobierno del país que ocupa. Esto hizo que el estado legal de aquellos en la instalación fuera particularmente turbio, y esta misma ambigüedad legal permitió la detención indefinida de presuntos combatientes de guerra contra el terrorismo, algunos de los cuales nunca han sido acusados ​​de un crimen. Antes de un puñado de casos de la Corte Suprema que han extendido protecciones legales limitadas a los detenidos, la administración de Bush se aprovechó de la limitación legal de Guantánamo para argumentar, entre otras cosas, que la base estaba bajo la soberanía de la República de Cuba, negando ostensiblemente las protecciones constitucionales u obligaciones de acatar los tratados internacionales y, por lo tanto, hacer de la base un lugar ideal para cometer abusos contra los derechos humanos. Un puñado de casos de la Corte Suprema ha mitigado parte de esta ambigüedad legal. En el caso Rasul versus Bush la Corte dictaminó en 2004 que los tribunales federales estadounidenses tienen jurisdicción sobre la bahía de Guantánamo, proporcionando así acceso a los tribunales a los detenidos como un medio para cuestionar la legalidad de su detención, aunque el fallo dejó sin resolver la cuestión de las protecciones constitucionales que se extendían a los no ciudadanos en la base.

Hay una similitud en la retórica y la lógica entre la Enmienda Platt y el papel de Guantánamo en la guerra contra el terrorismo. El argumento de Estados Unidos de arrendar coercitivamente el territorio como estación de carbón y naval para ‘proteger la independencia cubana’ hace eco del llamado a la tortura y detención ilegal de combatientes enemigos por el bien de la seguridad nacional de los EE. UU.

Pero estos paralelismos son más profundos, en la medida en que todos los caminos conducen de regreso a Cuba, donde Estados Unidos todavía se las arregla para hacer lo que quiera. Guantánamo persiste como un lugar de reinvención y olvido imperial, una hidra en constante evolución donde el personal militar estacionado puede recibir su certificación de buceo y llevar a sus hijos al cine a un corto trayecto del sitio negro donde la CIA llevó a cabo torturas en la base. Si no fuera por la sección de “Cuba” de la tienda de regalos GTMO, donde imágenes de la Habana adornan llaveros, postales e imanes, usted podría olvidar que estaba en Cuba. En efecto, esta amnesia imperial, junto con los 120 años de maquinaciones imperiales que comenzaron en la bahía de aguas profundas, bien pueden hacer que Guantánamo sea el lugar más estadounidense de la Tierra.

(Traducción: Juan Alfonso Fernández González)

Referencias:

(1) <https://archive.nytimes.com/www.nytimes.com/books/00/11/26/specials/schlesinger-robert.html>

(2) <https://www.nytimes.com/2017/10/27/us/politics/jfk-files-cuba-castro-cold-war.html>

(3) <https://www.npr.org/sections/thetwo-way/2017/10/27/560352638/jfk-documents-highlight-talks-on-clandestine-anti-cuba-ops>

(4) <https://www.nytimes.com/1997/11/23/weekinreview/stupid-dirty-tricks-the-trouble-with-assassinations.html>

(5) <https://abcnews.go.com/US/story?id=92662&page=1>

(6) <https://www.nytimes.com/1997/11/19/us/declassified-papers-show-anti-castro-ideas-proposed-to-kennedy.html>

(7) <https://www.newyorker.com/magazine/2005/07/04/the-home-front-6>

9 pensamientos en “Un siglo americano de brutal conquista en ultramar comenzó en la bahía de Guantánamo. Por Miriam Pensack

  1. Visión de mi Guantánamo
    Alberto N Jones
    14 de Junio del 2018
    Poco podría añadirse al cúmulo de daños, sacrificios, dolor y muertes causados por el cruel, sofocante y destructor embargo/bloqueo que los Estados Unidos le ha impuesto al pueblo de Cuba durante más de medio siglo. No es necesario abundar sobre los infructuosos esfuerzos o estrategias de Cuba para impedir o reducir los efectos de ese engendro.
    Nadie en su sano juicio podría esperar que este crimen desapareciera por generación espontánea o por los valores morales de diferentes Administraciones norteamericanas, que siempre han visto en Cuba a su principal enemigo en América Latina.
    Entre otras acciones, Cuba ha implementado estrategias no solo para denunciar este crimen en foros internacionales sino también, para exponer las grandes diferencias entre nuestra sociedad y la norteamericana, donde existen elementos criticos como son la violencia escolar y la injusticia racial que están devorando ese país.
    Desearía referirme en particular a los efectos que el criminal Bloqueo ha tenido en mi Guantánamo, que hasta 1959, era la comunidad más diversa en Cuba, donde convivían con sus diferencias, Españoles, Cubanos blancos, negros y mestizos, Italianos, Americanos, Paquistaníes, Alemanes, Chinos, Canadienses, Árabes, Haitianos, Caribeños de cada una de las islas Anglófonas, Franceses y Polacos, que supieron construir un modelo de comunidad armoniosa, a la que los malos gobiernos de turno privaron del necesario desarrollo educacional, cultural, deportivo y científico.
    A pesar de la ilegal ocupación de tierras Cubanas por la Base Naval Americana y de haber convertido a Guantánamo y Caimanera en el mayor prostíbulo de Cuba, la fortaleza moral y el inquebrantable carácter del Guantanamero no sucumbió ante aquellas tentaciones y en las primeras décadas del triunfo de la Revolución, produjo el mayor número de médicos, enfermeras y maestros per cápita de Cuba.
    Fidel visito numerosas veces esta región y prometió que Guantánamo sería la representación del país frente a la distorsión norteamericana, tal cual la Republica Democrática Alemania confronto el diversionismo de Berlín.
    Por los efectos del bloqueo y muchas otras razones ajenas al mismo, Guantánamo es hoy la cenicienta de Cuba, en la que miles de sus hijos vagan sin empleos, futuro ni esperanzas y solo aspiran a emigrar, al desaparecer sus centrales azucareros, el decrecimiento de su producción cafetalera, el estancamiento educacional, cultural e industrial, que ha traído aparejada una creciente tendencia a delinquir.
    Sin embargo, ninguna ciudad en Cuba posee el potencial de horadar, socavar y desenmascarar el bloqueo y la ilegal ocupación por la fuerza de más de 100 kilómetros cuadrados de tierras en Cuba por los Estados Unidos que Guantánamo. Paradójicamente, las primeras medidas defensivas que el país tomo para cercar y aislar ese enclave militar del resto de Cuba en 1960, se han mantenido incólumes y el cual le cuesta millones de dólares y miles de hombres dedicados a defender el territorio nacional, en un mundo cambiante en detrimento de todo el país.
    Cuando los Estados Unidos decidieron unilateralmente y en contra de los deseos del pueblo gobierno Cubanos, convertir aquel enclave en centro de torturas y prisión permanente para los islamistas acusados de terrorismo, Cuba debió poner este asunto en el centro de la atención de un mundo consternado por lo que alli ocurría, y haber convertir a Caimanera en un lugar de peregrinación, repulsa y condena por parte de millones de personas ofendidas por un Buchenwald o Auschwitz del siglo XXI.
    Cuba tiene las potencialidades para desenmascarar estos hechos, avergonzar a los autores de estas acciones en contra del país y transformar la moribunda economía de Guantánamo en un modelo a seguir, mediante el masivo empleo de la solidaridad, bondad y valores de nuestro pueblo, conjugándolas con las grandes necesidades sociales insatisfechas de millones de seres humanos de todo el mundo, mediante la creación de una comunidad diversa, modelo de convivencia armoniosa entre personas de diferente grupos étnicos, raciales o religiosos, a saber:
    a) Creación en Guantánamo de decenas de Escuelas Internacionales auto-financiadas con el más alto rigor académico, cultural, cívico y deportivo de este hemisferio, mediante el reclutamiento de los profesionales más calificados del país y del Caribe, donde decenas de miles de estudiantes de los Estados Unidos y del Caribe podrían ser educados, sabiendo que estarán protegidos de la violencia dentro y fuera del recinto, las drogas y otras lacras sociales prevalecientes en sus lugares de origen.
    La tabla siguiente refleja la media del costo de la matricula por Estado en la Union Americana, lo cual revela que solo en tres Estados muy pobres el mismo es inferior a $5,000.00. En Texas y la Florida que guardan una similitud geográfica y climática con Cuba, la media es de unos $8,000.00 mientras supera los $20,000 en los estados más afluentes de la nación.
    Esto demuestra, que solo por concepto de unos 10,000 alumnos y utilizando como media la matricula más baja significaría para Guantánamo unos $50, 000,000.00 por curso escolar, a lo que habría que sumarle una cantidad similar por concepto de alimentación, transporte, cuidado personal, visita de familiares, eventos culturales etc.
    Qué decir de la contrastante imagen internacional de escuelas Cubanas garantizando la educación y seguridad física de los hijos de norteamericanos, frente a la amenazante intromisión de la Base Naval en los asuntos internos de Cuba.
    Un Proyecto de esta naturaleza promovería:
    b) Estimular la creación de hostales, casas de alquiler, paladares y otras amenidades para los familiares de estudiantes, creciente turismo de la región y otros visitantes interesados en ver la Base Naval.
    c) Trasladar el Museo Aeroespacial sub-utilizado en la Habana para el Aeropuerto Mariana Grajales de Guantánamo.
    d) Valorar la inmigración ordenada de 20,000 familias campesinas de Viet Nam y entregarles parcelas de terreno en usufructo en Yateras para el desarrollo del café, frutos y animales menores.
    e) Valorar la emigración ordenada de 20,000 familias de Palestina y entregarles parcelas de terreno semiárido, improductivo en el Municipio de San Antonio del Sur, para el desarrollo de Nueces, Higos, Palmas, Ovino/Caprino y otras cultivos típicos de su región de origen, cuyos hijos, serán parte de los futuros médicos internacionalistas necesitados en el Medio Oriente.
    f) Valorar la inmigración ordenada de 20,000 familias Haitianas y del Caribe Anglófono y entregarles tierras en usufructo en Maisí y Yateras para el desarrollo del cacao, café, coco, frutas, viandas y para mitigar el progresivo envejecimiento de la nación.
    Miles de grupos solidarios con Cuba en los Estados Unidos, sus fieles aliados en el Caucus Negro del Congreso de los Estados Unidos, Cubanos que han dedicado sus vidas a promover la solidaridad con Cuba, serían los pilares en la promoción de este proyecto, el cual conlleva su propia integridad y seguridad, ya que ellos y sus hijos están expuestos a los asesinatos diarios a mansalva por una policía racista que se sabe tolerada e impune y los que están igualmente urgidos de un lugar sano, agradable, seguro, donde vivir sin los peligros que los acechan en pueblos y ciudades.
    Estas y otras medidas adicionales existen para impulsar el desarrollo económico de Guantánamo y convertirla en una prospera y pujante zona de Paz, Confraternización Humana y Solidaridad, que serviría de modelo para otras regiones de conflicto en el mundo.

  2. Antes se habían dado algunos conatos de agresión por Africa, hubieron algunas matanzas cuando el proyecto Liberia contra los que no aceptaban entregar sus tierras, algo así como lo sucedido en Palestina mas tarde y luego pasaron por las armas algunas tribus en Lybia como un ensayo imperial.
    Pero tambien participaron como segundones en la Segunda Guerra del Opio con Inglaterra y Francia a mitad del siglo XIX cuando se mataron varias decenas de miles de chinos que seguían rehusando ser pagados con opio como una divisa internacional, eso fue antes de que existiera el dolars sin respaldo y en realidad aquello fue el inicio del narcotrafico del día de hoy.

  3. De la Constitución de la República de Cuba:
    Artículo 11o.- El Estado ejerce su soberanía:
    a) sobre todo el territorio nacional, integrado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud, las demás islas y cayos adyacentes, las aguas interiores y el mar territorial en la extensión que fija la ley y el espacio aéreo que sobre estos se extiende;
    b) sobre el medio ambiente y los recursos naturales del país;
    c) sobre los recursos naturales, tanto vivos como no vivos, de las aguas, el lecho y el subsuelo de la zona económica marítima de la República, en la extensión que fija la ley, conforme a la práctica internacional. La República de Cuba y considera ilegales y nulos los tratados, pactos o concesiones concertados en condiciones de desigualdad o que desconocen o disminuyen su soberanía y su integridad territorial.
    …..

    De la Convención de Viena Sobre El Derecho de los Tratados (1969)
    52. Coacción sobre un Estado por la amenaza o el uso de la fuerza. Es nulo todo tratado cuya celebración se haya obtenido por la amenaza o el uso de la fuerza en violación de los principios de derecho internacional incorporados en la Carta de las Naciones Unidas.
    …..
    Aquí les dejo este excelente documental: Todo Guantánamo es Nuestro

  4. #58 AÑOS DE USA – BLOQUEO GENOCIDA Y CRIMINAL. CUBA RESISTIENDO

    Base de Guantánamo, “guarida de malhechores” yanquis, de auras y de otras especies.

    Buenísimo documental que nos aportas Alejandro, no lo conocía. Se puede intuir perfectamente lo que hubiera significado Cuba hoy en día sin el comandante en jefe, Fidel Castro Ruz, sin todos sus acompañantes del gramma, sin todos los valerosos rebeldes, cubanos y cubanas que hicieron de esta Cuba, territorio libre del imperialismo, a 90 millas!!. Dejemos llevarnos por la imaginación un ratico, veamos una Cuba en las garras imperialistas. No sería solo una base militar, habría muchas bases más repartidas por todo el territorio de la isla, del mismo modo que Colombia tiene no 7 bases militares, sino 9 bases en total impunidad y además ignoradas por la propia población colombiana.

    Cuba ocupada en su esencia y administrada por un cónsul de Washington, con una oligarquía cubana, con funcionarios subalternos cubanos, con lamebotas pitiyanquis, con playas privadas para el desembarco de cocaína, con casinos y prostíbulos gigantescos, con indignidad en cada rincón de la isla, con falsos positivos, con una mordaza en cada cubano inquieto y con resistentes desorientados esperando organizarse y tener una dirección para acabar con tanta asquerosidad e impunidad y ocupación, en las prisiones de Cuba habría centenas y centenas de años de prisión como la del hermano boricua, Óscar López Rivera, patriotas acusados de desacato y disidencia contra Washington, contra la ocupación militar, política y económica, y finalmente cultural, no existiría 58 años de USA – bloqueo genocida y criminal y Cuba resistiendo, porque es la única manera de que no hubiera existido ese bloqueo, pero afortunadamente un 26 de julio de hace más de medio siglo, sucedió lo que cambio la historia de Cuba y desde luego que ni la escoria vende patria, ni los mentirosos, ni los deformadores de la realidad, ni los auras, ni los neocolonialistas, ni los emboscados psicológicos, conseguirán que Cuba deje de ser socialista, martiana y fidelista, territorio libre del imperialismo, les guste o no les guste a los de siempre y a los advenedizos…

  5. Pingback: Un siglo americano de brutal conquista en ultramar comenzó en la bahía de Guantánamo | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s