Cultura de la equidad, si de pueblo se trata. Por Luis Toledo Sande


La Cuba revolucionaria tiene la responsabilidad de actuar con el mayor tino y la mayor voluntad de justicia. Sería iluso que intentara complacer a sus enemigos, dados a encontrar o fabricar asideros para desaprobarla y calumniarla. Hasta la acusan, por ejemplo, de no luchar contra la pobreza, sino contra la riqueza, a pesar de todo lo hecho desde 1959 para transformar el país y librar de la miseria a gran parte de la población que la sufría en zonas rurales y en ciudades, con lo cual vino a cumplir el programa trazado en La historia me absolverá, que el título del presente artículo recuerda con la alusión al modo como allí expresó Fidel Castro su revolucionario concepto de pueblo. Sigue leyendo