Cuba: Democracia sin dogmas. Por Carlos Luque Zayas Bazán


Mientras el pueblo cubano todo, incluso allende los mares, asume el deber y el derecho democráticos de estudiar, agregar, modificar o proponer ideas para la redacción final de nuestra Ley de Leyes, continúa un debate que comenzó desde mucho antes y que hubiera sido absolutamente normal, si una parte no recibiera apoyos y anudara lazos externos que, al aproximarse el relevo generacional y la reforma constitucional, creyeron ver la oportunidad de proponer y acompañar, decían ellos, un cambio o tránsito de régimen, aupados en el trampolín de la política obamiana, las aspiraciones socialdemócratas y hasta las pesadillas neoliberales. Incluso nos rondó un sionista, teórico de la ofensiva “suave” del presidente que usurpó las esperanzas de los negros y ofendidos de su nación, mientras quienes se declaraban sin ideología proclamaban su anticomunismo.


La humareda se ha ido disipando, algunas voces abandonaron a tiempo ciertas plataformas, quizás cuando se consideraron muy cubanamente “embarcados”, cuando las naos capitanas comenzaron a derivar en el proceloso mar de los concilios y las tibiezas, los congresos de dudosos mecenazgos y los reciclados foráneos que pretendían pescar en aguas turbulentas. Ciertos perfiles se fueron dibujando con mucha más claridad. Hasta que la continuación, ahora, de un proceso revolucionario que nunca se ha detenido, los ha dejado sin argumentos. Es natural entonces, que intenten dinamitar el sustento del proceso constitucional, a saber, el indudable rol constituyente del pueblo cubano.

La teoría sucumbe y zozobra cuando se detiene y congela en las márgenes de los hechos. La abstracción obcecadamente tradicionalista que valora, propone y exige lo que considera puramente republicano como aplicable a cualquier circunstancia y época, como si cada nación de las orillas del llamado sistema-mundo-capitalista e imperialista viviera en una campana de cristal impoluta y aséptica, como si el enfrentamiento económico y mediático se librara sólo entre los contendientes internos de los países sometidos, como si los intentos de liberación contra el orden mundial prevaleciente no fueran gestos heroicos constantemente obstaculizados, esa exigencia de puridad se convierte en un sueño de la razón que pare criaturas monstruosas del raciocinio, rápidamente amamantadas por aquellos a quienes ni las repúblicas, ni las democracias, ni aún la justicia misma importa.

Un ejemplo reciente es el intento de negarle a nuestro proceso actual su carácter genuinamente constituyente. Es de tan cegadora evidencia el despropósito, porque se estrella de narices contra todo el curso democrático anterior, que legitima a la actual Asamblea Nacional para esa función, más la consulta popular ya en curso, que al ser tenida en cuenta adquiere un fáctico carácter vinculante, más el posterior referendo que debe aprobar o no la nueva Constitución, todo ello de tan irradiante evidencia que uno se avergüenza de sí mismo ante la insistente sospecha de que esos “expertos”, en su afán de hacer carrera académica y mediática, y alcanzar notoriedad y publicar en los medios donde bien se pagan y reciben sus productos, toman su patria de pedestal y no de ara, la inteligencia se les obnubila y tuercen su sabiduría para su único medro.

La democracia cubana no necesita justificación. Nada teme porque es del pueblo. No se legitima en los discursos, sino en los hechos, y en los hechos puede dar espacio a todos, como sucede en el actual proceso, incluso a quienes la atacan. El valladar contra el que se erige nuestra soberana creación es el mismo enemigo que no reconoce a un país que ha utilizado los mecanismos que dicen son los únicos respetables como democráticos, ha vencido con ellos decenas de veces, y a cuyo presidente, electo según esos procedimientos, le acaban de someter a un intento de magnicidio. Mientras, intentan hacer lo que no pudieron lograr en Cuba, rendirla de hambre y desesperación.

Nuestra democracia no necesita justificaciones. Además, serían desoídas, tanto por los mercaderes de la palabra y los conocimientos, como del cinismo enemigo. Pero conviene hacer una pequeña reflexión.
Los procesos constituyentes desatados en el llamado ciclo progresista de los países latinoamericanos, se han convertido en armas necesarias de la acción antimperialista. El ejemplo más notorio es el proceso constituyente bolivariano en curso, única forma de vencer y detener la violencia desatada en el país y desbancar un espurio parlamento en desacato y abandono de sus funciones. Tanto fue así su carácter necesario y resultado eficaz, que se acudió al desesperado expediente de la intentona asesina y un posterior golpe de estado de urdimbre internacional.

Cada experiencia de un proceso constituyente latinoamericano ha tenido el signo revelador de un arma antimperialista, antisistema, y el único modo de entronizar a los sectores progresistas en el poder político. Como ocurren en países de fuerte estructura económica capitalista, no se ha podido lograr el poder económico y mediático, y esa es la principal razón de sus fragilidades y sus azarosos destinos. Es por esa misma razón que Lula ahora habla de la necesidad de un proceso constituyente originario si logra librarse de las tenazas jurídicas que lo entrampan. Esos procesos, por el elemental y mero hecho de realizarse en las peculiares y específicas condiciones de esos países, no deben ponerse como abstractos ejemplos para Cuba. Es un interesado desvarío de la razón recibido, además, con indisimulado alborozo por los mismos intereses que asolan a esos países.

La unidad cubana, el hecho indudable de que, pese a su natural y tremenda diversidad, el tejido social cubano no ha sido fragmentado y conducido a la violencia de los enfrentamientos egoístas de la politiquería y el antagonismo de intereses que convierte a los ciudadanos en enemigos de clase, es la criatura más bella y necesaria de nuestro orden social.
Defender esa unidad no equivale a proponer la falsa unanimidad o alentar la hipocresía. Esa lectura maniquea es la que conviene y alienta la guerra psicológica enemiga o aquellos que son sus víctimas o sus tontos útiles. El concepto de diversidad también abarca, por lógica de la definición, a lo contrarrevolucionario.

La unidad revolucionaria de la diversidad dentro de la Revolución incluye la denuncia a la acción que se le oponga si es pro imperialista, o pro capitalista, o asume alguna forma del anti patriotismo. Opino que no podemos dejarnos desvirtuar la definición de Fidel: dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada, como han hecho reiteradamente Raúl y Díaz Canel. Ese debe ser el sema maestro interpretativo del significado de la Unidad. Porque sería una forma de entregarnos y traicionar el sentido manifiesto de nuestra historia e iría en contra de la voluntad mayoritaria manifiesta y legitimada por nuestra democracia. Ese concepto de la unidad necesita de crítica, de no apoyar a lo que lesione los principios fundamentales. Pero la crítica misma, por definición, necesita, a su vez, de la crítica.

Un solo ejemplo: parece, y digo parece porque sólo cuento con lo que leo en las redes, o lo que me cuentan los amigos, que se está notando cierto rechazo en determinados círculos bien acotados por sus concepciones doctrinarias, a la propuesta de matrimonio que se propone en el Proyecto de Constitución. Lo sé también por ejemplos de mi entorno más estrecho, incluso de personas que no obedecen a doctrinas sino a simples prejuicios. Sin duda alguna de mi parte habrá quienes con toda honestidad no logren comprender el derecho que le asiste a toda persona a decidir al respecto. ¿Pero debemos permanecer ajenos a que también en este caso se aprovechará la coyuntura, y se notan indicios de ello, para que Cuba no pueda presentar ante el mundo un paso de avance como ese? Y así en otros temas.
Una cara aspiración de nuestros enemigos es abrirle una brecha, cualquier pequeño agujero a nuestra unidad. El cerco sobre el que nos advertía Raúl recientemente, se estrecha para intentar su ofensiva final sobre nuestra principal arma.

Creyeron propicio el tiempo de los cambios. Es natural que objeten, o apoyen a los que objeten, nuestra ruta democrática. Seguir nuestro propio orden democrático, según lo entendamos necesario, y táctica y estratégicamente útil para nuestra cohesión como comunidad, diversa sí, pero navegantes lúcidos de un destino constantemente amenazado, es un tesoro que ninguna teoría, hipercrítica, descontextualizada, o supuesta pureza académica nos debe desvirtuar.
Sietemesinos les llamó Martí a los que pierden la fe en su tierra. Y a los apasionados, como Fidel, los primogénitos de la humanidad. Los que pierden la fe le llaman consigna, o fracaso, a todo aquello que afirma algo de lo que ya ellos no creen, o ya han dejado de creer e intentar. Es humano flaquear, debatirse en la incertidumbre. El tenaz enemigo de la humanidad y de las revoluciones y de los pobres de este mundo, sabe muy bien que manteniendo el dogal al cuello el tiempo suficiente, consigue rendir a muchos. Como nos dijo Fidel, desde el 59 todo sería más difícil. Pero nunca será revolucionario rendirse, desanimar, desalentar, repetir sin pensar lo que conviene a los criminales de este mundo. Esa es la herencia más valiosa que nos dejó Fidel. Y no es una consigna.

22 pensamientos en “Cuba: Democracia sin dogmas. Por Carlos Luque Zayas Bazán

  1. Los camaleones no han podido y mira que lo han intentado, ahora el blanco parece ser el proceso de discusiones democrática en torno a la nueva constitución que soberanamente el pueblo cubano se auto otorgara, pero al seguro una vez más se cogerán el ano con la puerta,ja,ja,ja, ..

  2. Concuerdo contigo Juan Carlos, pero para eso tenemos que mantener la unidad todos los verdaderos revolucionarios para cerrarle la puerta al “gigante de las 7 leguas”

  3. La unidad con calidad entorno a ella,´´ Sietemesinos les llamó Martí a los que pierden la fe en su tierra. Y a los apasionados, como Fidel, los primogénitos de la humanidad´´ unidad entre los apasionados y los primogénitos.

  4. El problema del socialismo cubano es que no se lo pone nada fácil a los enemigos de clase de los humildes. La revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza. Con lo fácil que resultaría la legalización de partidos políticos y medios de persuasión privados para que la oligarquía imperial y sus imitadores en la isla puedan crear la ilusión de que se vive en democracia por el juego de la alternancia.

    Así fue como los españoles transitamos de la peor versión de la dictadura del capital a la versión moderna. Todo empezó con una enmarañada sopa de letras, en que no podían faltar palabras como “democracia”, “socialismo”, “popular”, y, aunque no todos entraron en el Olimpo, los medios arribistas de la oligarquía (viejos y nuevos) crearon la ilusión de que estaban todos los que son y que iba a ser la sabiduría del pueblo la que decantara a los mejores como legítimos representantes, con la ayuda, claro está, de esos mismos medios, que, como ocurre siempre, logran el éxito apoteósico del 5% privilegiado, dando paso al juego de la alternancia de sus partidos compromisarios. Resulta fácil de imaginar el grado de eficacia y precisión si les digo que existieron en un principio dos PSOE, el renovado del farsante Felipe González y el histórico de Rodolfo Llopis en una nación de clamoroso analfabetismo político. Mientras el segundo obtuvo sólo uno o dos diputados, el primero se convirtió en el indiscutible ganador como partido opositor de izquierdas a la UCD (cuando fueron los comunistas los únicos que hicieron oposición durante el franquismo y contaban con cuadros muy cualificados y méritos más que ganados), que aglutinaba a los partidos y políticos más carismáticos del régimen franquista. Finalmente, se decidió acabar por la vía de la ilegalización con un partido que habría suscitado muchas dudas y simpatías en el futuro, cuando el felipismo consumara la traición del jardinero fiel.

    Esto de que el pueblo debata documentos es algo ya muy caduco y superado, como demostraron en España los 7 magníficos de la oligarquía, redactores del paquete de leyes que el pueblo tenía que aprobar en referéndum, votando sí, no o absteniéndose a la totalidad, sin posibilidad de enmienda. Así fue como se aprobó la vuelta a la monarquía, la irresponsabilidad de los representantes públicos ante los electores o el estado de las autonomías (que dejaba sin competencias ni fondos a los gobiernos municipales). No obstante, la redacción final fue generosa en algunos aspectos a través del reconocimiento de derechos fundamentales (al trabajo, a la salud, al medio ambiente, a la vivienda, a la educación o a una información veraz) y de la subordinación de la propiedad privada al interés general. Pero nada de esto se ha materializado, ni siquiera en los supuestos en que una ley orgánica lo ha desarrollado (como la ley general de sanidad).

    Una vez que los representantes de la oligarquía se enquistan en el poder, con la ayuda de sus aparatos ideológicos, es muy difícil desalojarlos (existiendo un plan B para echar a los antisistema en supuestos excepcionales, como viene ocurriendo en América Latina). Cuando uno de ellos está en el poder, los otros intentarán sintonizar con el descontento y las reivindicaciones de las mayorías humildes, maltratadas y humilladas, para, una vez en el poder, olvidarse de todo ello, acogiéndose a su derecho a ser irresponsables y a no reconocer vinculación alguna con sus electores. El juego de la alternancia a quien realmente ha perjudicado es a la izquierda, por el hecho de que son los electores progresistas los que reclaman decisiones contrarias a la oligarquía y los que menos toleran la traición. Aquí en España han sido legión los electores progresistas desafectos de la izquierda y de la política por confundir al PSOE con un partido de izquierdas y por su relación clientelar con un medio de comunicación fundado por franquistas y dirigido por una joven promesa del periodismo franquista (Juan Luis Cebrian). Por el contrario, los partidos conservadores clásicos (todos los grandes que han gobernado lo son, incluido el PSOE) han ganado en apoyos por su mayor coherencia y por la desbandada y descrédito que ha provocado la falsa izquierda entre los progresistas (en cuyos caladeros han acabado obteniendo buena pesca).

    Ya que los anexionistas y procapitalistas se empeñan en enfangar la sociedad cubana reclamando la entrada de los caballos de Troya, yo lo que recomendaría a los ciudadanos cubanos, venezolanos, nicaragüenses o bolivianos es que promuevan el carácter vinculante de los programas electorales y los documentos que el pueblo apruebe, así como la revocabilidad de los cargos, con responsabilidad penal en caso de incumplimiento, con lo que el modelo ganaría muchos enteros en democracia y pondría el listón inalcanzable a las democracias burguesas, ya que sólo pueden funcionar mediante la corrupción sistémica, que confiere un poder absoluto a los peones de la oligarquía y limita el poder del pueblo, como denunciara Rousseau, a elegir cada cuatro años a sus verdugos, con la ilusión de que se puede desalojar a estos del poder pasado ese tiempo, pero eligiendo a nuevos verdugos entre los peones de la oligarquía. Para mí, es evidente que este sería un torpedo demoledor en toda la línea de flotación de las plutocracias, como lo sería la creación de monedas virtuales, pero no cabe la menor duda de que un enemigo tan perverso y egoísta no tardaría en utilizar sus peores armas como represalia.

  5. simpermiso: me llena de sorpresa que una persona pueda decir publicamente que espana es un pais de ” clamoroso analfabetismo politico “….vaya hombre eso es un descubrimiento muy suyo.El pueblo espanol,si de algo peca es de ser demasido politizado y muy poco pragmatic.Si el pueblo espanol es como usted dice,que dejaremos para nuestro pueblo unipolar ?????

  6. La cita completa de Martí, creo es necesario traerla aquí:
    ” Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses. Porque les falta el valor a ellos, se lo niegan a los demás. No les alcanza al árbol difícil el brazo canijo, el brazo de uñas pintadas y pulsera, el brazo de Madrid o de París, y dicen que no se puede alcanzar el árbol. Hay que cargar los barcos de esos insectos dañinos, que le roen el hueso a la patria que los nutre. Si son parisienses o madrileños, vayan al Prado, de faroles, o vayan a Tortoni, de sorbetes. ¡Estos hijos de carpintero, que se avergüenzan de que su padre sea carpintero! ¡Estos nacidos en América, que se avergüenzan, porque llevan delantal indio, de la madre que los crió, y reniegan, ¡bribones!, de la madre enferma, y la dejan sola en el lecho de las enfermedades! Pues, ¿quién es el hombre?, ¿el que se queda con la madre, a curarle la enfermedad, o el que la pone a trabajar donde no la vean, y vive de su sustento en las tierras podridas, con el gusano de corbata, maldiciendo del seno que lo cargó, paseando el letrero de traidor en la espalda de la casaca de papel? ¡Estos hijos de nuestra América, que ha de salvarse con sus indios, y va de menos a más; estos desertores que piden fusil en los ejércitos de la América del Norte, que ahoga en sangre a sus indios, y va de más a menos! ¡Estos delicados, que son hombres y no quieren hacer el trabajo de hombres! Pues el Washington que les hizo esta tierra ¿se fue a vivir con los ingleses, a vivir con los ingleses en los años en que los veía venir contra su tierra propia? ¡Estos “increíbles” del honor, que lo arrastran por el suelo extranjero, como los increíbles de la Revolución francesa, danzando y relamiéndose, arrastraban las erres!”
    http://www.josemarti.cu/publicacion/nuestra-america-2/

  7. La revolución cubana siempre ha estado en movimiento, nunca ha estado paralizada, o anquilosada, fuera de juego, ni como a algunos les gusta decir, obsoleta, fuera de tiempo, porque “ahora son otros tiempos”, otros modelos los que la sociedad cubana necesita, lo que está pidiendo el “cubano a pie”.. estos vocablos postizos y muchos otros más, son los que han tratado y no dejan de tratar de inyectar a los cubanos y cubanas en vena “suavemente”, pero como Carlos Luque nos dice en la primera parte del post con su riquísimo repertorio, en su particular y contundente sencillez de guajiro ilustrado que personalmente tanto me gusta, y que sabe llegar a ese universo interior de cada uno de nosotros, Carlos nos dice que: “Hasta que la continuación, ahora, de un proceso revolucionario que nunca se ha detenido, los ha dejado sin argumentos” así que lo que les queda a los hipercríticos es intentar desvirtuar el proceso más democrático que en un pueblo puede existir, el de crear por si mismo sus leyes, su proyecto, su soberanía, su independencia, sus gustos, y en este proceso como un auténtico fenómeno libre y democrático, el único protagonista desde que triunfó la revolución del 59, el pueblo cubano, aquel por el que Martí tomó parte de sí mismo, este pueblo que Fidel lo protagonizó en una revolución de los pobres, por los pobres y para los pobres. Esto tampoco es consigna.

  8. JDS, JLSD para los amigos y jose dario sanchez para las momias, se encuentra ahora mismo en fase de desconcierto, no sabe realmente donde se encuentra despues de la actuación del equipo de desinfección en su domicilio. En el centro temporal de recogida “Homeless” que es donde se encuentra a la espera del dictamen psiquiátrico, solo le permiten un breve espacio de tiempo para que juegue con el teclado en la “Sala de entretenimiento” el Rom de memoria finalmente se le quedo muy deteriorado a nuestro JDS, JLSD para los amigos y jose dario sanchez para las momias y por otra parte no sabe distinguir unipolar de su estado bipolar, algo de lo que estoy seguro el compañero Simpermiso podrá informarnos plenamente.

  9. LA cita completa martiana que nos recuerda Iroel, me hace rememorar una de esas tesis que los “increíbles” de los “derechos” – (de los derechos manipulados y aprovechados por las oligarquías para hacerlos cumplir cuando desean jugar a la democracia e incumplirlos cuando, como nos recuerda el agudo Simpermiso, se hacen del poder) -, por cierto, un autoconfesado sionista, que agitaba la tesis de un Martí conciliador y tibio cuando Obama nos vino a mostrar aquella zanahoria que escandiló a algunos…Relean ese ensayo, de majestuosa indignación, donde tiembla la dignidad ante la traición, y verán al Martí firme y entero, nada conciliador y que confirma, históricamente, que, de modo ineludible, se es o no se es…Cuba lee, Cuba sabe, ser cultos para ser libres, el hueso duro de roer, buen amigo y lúcido Simpersimo, es que durante muchos años los mejores autores de la cultura universal valían fragmentos de pesos y muchos cubanos leyeron, no nos engañan tan fácilmente…o…por qué las grandes universidades de aquel mundo sólo son accesibles para las élites? Ah!, y para los becarios del tercero, que como dice Martí, van esos que esconden a su abuela donde no se las vea?

  10. José Dario: su participación en este foro demuestra que en Cuba se puede debatir y confrontar ideas. En España, casi todo lo que se publica en los medios (públicos y privados, escritos y audiovisuales) es propaganda política y publicidad, que adoctrina a las masas y convierte a una mayoría de ciudadanos en analfabetos funcionales, capaces de recitar la biblia en latín pero incapaces de sacar provecho a los guijarros indigestos que falsimedia les arroja a la cabeza hueca con la peor de sus intenciones. Sólo así se puede entender que una amplia mayoría de ciudadanos vote a los peones de sus enemigos de clase, que, en términos censales, no representan más del 5% de la población y que disfrutan de toda clase de privilegios. Llamar democrático a un sistema que mantiene a más del 30% de la población por debajo del umbral de la pobreza y niega cada vez más derechos a la gente y soberano al pueblo que lo permite es una estupidez.

    De todos modos, el analfabetismo político al que yo me refiero específicamente en mi comentario es al que existía en España durante los primeros años de la transición, tras 40 años en el dique seco. Por más cierto que resulte que el PSOE fue el partido de la izquierda con más apoyo popular en tiempos de la II República, no lo es menos que a fines de los 70 ya habían pasado 40 años y que llegó a haber 2 PSOE, siendo el histórico de Rodolfo Llopis el que más bebía de las esencias del republicano, a lo que había que sumar el protagonismo del PCE como partido hegemónico de la izquierda en la clandestinidad durante los últimos años del franquismo. Aquel sí era un analfabetismo iletrado en una mayoría de ciudadanos que vino a ligarse con el analfabetismo funcional creados por la publicidad y la propaganda de los medios de comunicación de masas (propiedad todos ellos de la oligarquía excepto los públicos, controlados por sus peones, y unas pocas editoriales comprometidas, que brillaron con luz propia y fueron las artífices de la descomposición y superación cultural del franquismo pero que pasaron a manos rapidamente de las grandes corporaciones de las desinformación, como el grupo PRISA y el grupo PLANETA) dando como resultado un país con profundas desigualdades y un grave déficit en políticas sociales, gran feudo de la derecha y de sus totalitarios aparatos de propaganda. En este contexto, el triunfo aplastante del PSOE renovado, liderado por un protegido de la policía franquista en Sevilla (Felipe González) y financiado por la CIA y la corrupta Internacional Socialista, existiendo un PSOE histórico y un PCE con los mejores cuadros universitarios del país y una valiente lucha clandestina), sólo puede ser el resultado del analfabetismo político, iletrado y funcional.

    Ya que ha tenido la amabilidad de opinar sobre uno de mis comentarios, permítame que opine yo también sobre otro suyo. Dice usted que un país no puede ser soberano sin un pueblo soberano. Para mí, un pueblo soberano no es el que tiene derecho de elegir a candidatos irresponsables e irrevocables en listas cerradas confeccionadas por las cúpulas de los partidos políticos, entre los que cuentan con una insalvable ventaja los apadrinados por la burguesía, propietaria de los aparatos ideológicos que modelan y conducen la opinión pública. En un sistema de estas características, tan pronto el pueblo delega el poder con su voto en los peones de la oligarquía pierde la soberanía por el hecho primero de que no existe en el capitalismo el mandato vinculante (los programas electorales no son vinculantes ni se puede pedir responsabilidades en caso de incumplimiento, por expreso mandato del texto constitucional, que tiene todo atado y bien atado, para que ningún cultureta se confunda y pida lo que es imposible, como hizo Luis Llach tras las elecciones generales de 1982 y haber apoyado al PSOE en campaña, quien amenazó con denunciar al partido ante los tribunales por incumplimiento de programa) y, en segundo lugar, por delegar su poder soberano a sus enemigos de clase como resultado de una estafa sistémica protagonizada por los aparatos ideológicos de la burguesía, ante la que tampoco se puede hacer nada, por mucho que en la Constitución de 1978 se reconozca el derecho a una información veraz (sabido es que en el capitalismo hay que distinguir entre derechos y deberes programáticos y derechos y deberes imperativos: defender a tus enemigos de clase en caso de una agresión a su patrimonio por otra potencia o en caso de que decidan practicar políticas de rapiña fuera de sus fronteras, es, como no podía ser de otra manera bajo el capitalismo, un deber imperativo, al que no puedes oponerte, pero, por el contrario, el derecho a la salud, al trabajo, a un medio ambiente adecuado, a la vivienda, a la educación o a una información veraz es sólo un derecho programático, una utopía, que se materializará bajo el capitalismo cuando las ranas críen pelo, es decir; nunca).

    Por el hecho de que en Cuba el pueblo va a disponer de la oportunidad de debatir y decidir sobre un anteproyecto de reforma constitucional va a actuar como pueblo soberano y no como pueblo al que sus enemigos de clase le arrebatan la soberanía cada 4 años con falsas promesas para hacer lo que convenga a los enemigos de clase de las mayorías, que, por definición, deben ser vistos como los enemigos de la patria dentro de sus fronteras, ya que, siendo menos del 5% del censo electoral, impiden que la democracia pueda funcionar adecuadamente, convirtiendo al sistema en plutocrático y a sus ciudadanos en analfabetos funcionales.

  11. simpermso : antes que todo,gracias por llamarme estupido y gracias al blog porque me deja opinar.Una vez dadas las gracias ledire que :si usted dice que el pueblo espanol,despues de pasada la larga noche del franquismo era de un analfabetismo politico tremendo por la censura en la vida politica….que sera el ueblo de cuba tras 60 anos de granma y juventud reveled…de cine IcaIc y TV cubana…de “seremos como el Che” y CDR ,etc,etc….???Le preguno,para aprender…

  12. Advierto a los foristas que responder las interrogantes de JDS baja mucho el nivel de reflexión en esta bitácora, pero, por supuesto, el moderador sigue teniendo en derecho de publicarle y los foristas de responderle. Creo que es demasiado evidente diferenciar cuándo se discute una idea para escuchar argumentos y con respecto a ellos aprender, y cuándo es sólo para trolear. Negar que gran parte del pueblo cubano ha tenido la posibilidad de adquirir cultura general, información y saber politico, ya es obsecado y nada aporta tratar de demostrarlo al no ser que la persona que lo afirma sea una prueba misma de lo contrario.

  13. El peor analfabeto es el analfabeto político
    No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
    No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
    El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
    No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.
    Bertolt Brecht

  14. estimado luquecasiopea: la vanidad y por consiguiente la falta de humildad crea un efecto de repulsion ante el publico.No caiga en esa vicio llamado culturismo,o sea,no sea culturoso.Ademas no trate de enviar mensajes subliminares de acoso al editor !!!!!

  15. En la cabeza de este estólido estulto el culturismo es un vicio, Carlos Luque un culturoso e Iroel objeto de acoso ‘subliminar’ (sic) por parte de Luque. Creo que valdría la pena banear y desterrar de La Pupila a esta plaga con un buen plaguicida. Ya es hora. Saludos.

  16. Pobre JDS, JLSD para los amigos que le quedan, y jose Dario sanchez en su célula de identidad falsa y que para colmo de los colmos esta caducada. Como todos en el foro cuando ven un telegrama de JDS… encogen los hombros en un gestoconpungido de lastima conocedores del “Estado” cognitivo en que se encuentra, ya que nadie le va hacer el mínimo caso, y tampoco Iroel le puede confesar que ha recibido una petición del equipo psiquiátrico del centro “Homeless” donde se encuentra después del allanamiento fumigador en su apto. (véase anteriores capítulos) para que por una cuestión de “ayuda humanitaria” este blog haga como que le publica dichos telegramas tan penosos mientras dura el proceso de “clasificación”. No somos nada….

  17. Lo que más voy a extrañar cuando por fin lo recluyan en el pabellón correspondiente del Psiquiátrico es la saga-historieta JDS, LSD con la cual nos viene deleitando Tocororo.

  18. Se me olvidó decirte Tocororo que hicieras las diligencias pertinentes ante la administración del Psiquiátrico para que permitan que JSD, alias LSD practique el culturismo mientras se encuentra recluido. A ver si por fin capta el significado subliminal del término.

  19. La historia no tiene desperdicio Alejandro, es de locos, nunca mejor la expresión. El paciente JDS, JLSD para los ya “consternados” amigos que le quedan y jose dario sanchez en su cédula de identidad más falsa que Judas. Según informaciones, en la mañana de hoy, después de los dos últimos incoherentes telegramas a La pupila Insomne, el paciente JDS, como así ya se le conoce, ha sufrido un “corrimiento hacia el centro”, me refiero al centro de la ciudad de Miami, al Downtown, concretamente al “Homeless del Centro Polivalente” en este caso al de pacientes aquejados de cambio de personalidad repentino, unipolar, bipolar, multipolar y finalmente, oso polar, aunque en este caso según parece la disfunción viene de hace rato, desde que a un tío cura paterno le embarcaron en el Covadonga y pa’ la “metrópoli”, ya nunca fue la misma persona, cambió de personalidad y de domicilio y se trasladó a 90 y pico millas, llevándose consigo algunos pergaminos y reliquias como miembros, un libro de inspiración sobre la recuperación de la soberanía de Fernando VII, el de la quijada prominente. Ya con los años le vino una verdadera hemorragia mental, y desde que le confiscaron el brazo incorrupto del ya conocido último obispo de La Habana en tiempos de la constitución del 40 (ahora en la oficina de objetos perdidos), además tremendo problema con el teclado como podemos apreciar al leer en este foro sus últimos telegramas: “granma y juventud reveled…de cine IcaIc y TV cubana…de “seremos como el Che” y CDR ,etc, etc y mas etc “ y en el que se dirige a nuestro estimado Carlos Luque a quien acusa de acosador y de mensajes libidinosos nada menos que al editor, a Iroel.

    Pero para terminar, habiéndote leído ahora Alejandro, me he interesado por poder conocer si en el centro de “clasificación in extremis” donde se encuentra el paciente JDS, como se le conoce en dicho centro, había algún Gimnasio de culturismo, aunque me resultaba extraño, debido a que las barras, discos y mancuernas no las podrían dejar sueltas por seguridad, la respuesta es que ningún gimnasio de marras, que en todo caso sería en la sala de espera que tienen una mesita con revistas de decoración del hogar de mutilados y de veteranos, Revistas de anatomía, Guía de inseminación artificial, Milla de oro, y es posible que quedara alguna revista del ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger, cuando era Mister Olimpia de físico-culturismo, pero ya bastante arrugada.

    Es una verdadera pena y me siento abrumado por el desenlace del ahora paciente JDS, JLSD para los poquísimos amigos que le quedan después de esto, y jose dario sanchez según célula de identidad, que aunque falsa le van a renovar la caducidad como parte de un tratamiento virtual, con tal de que no se ponga a escribir un diario, que sería eso sí, insoportable.

  20. Te quedó genial Tocororo. Previmos este desenlace para este desquiciado e infeliz caso, una curiosa mezcla de sinvergüenzura y vesania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.