“El jefe de la Revolución es el Partido”. Por Fidel Castro Ruz


Veo en la prensa una fuerza de enorme importancia, decisiva; es verdaderamente decisiva en esta lucha que estamos librando, en la cual nos estamos jugando todo. No solo nos estamos jugando nuestra obra, nos estamos jugando la obra de todas las generaciones que nos precedieron, y estamos defendiendo la herencia de los que vendrán después de nosotros. Hay que partir de ese enfoque.

No han existido dudas tampoco aquí de que la Revolución tiene una dirección, de que la Revolución tiene un jefe y que el jefe de la Revolución es el Partido. Creo que nadie ha cuestionado esa idea; es un principio fundamental.

No vivimos tiempos normales y no se sabe cuándo viviremos tiempos normales. Como aquí se dijo, todo es susceptible de progreso, todo es susceptible de cambio.

Piensen ustedes que antes que nosotros hubo mucha gente que pensó en la Revolución, en la justicia social, en la igualdad, en la fraternidad, en el socialismo. Hubo, incluso, la ilusión de que un día, al desaparecer las clases, desaparecería también el Estado en la sociedad comunista.

Hoy vemos cuán lejana está todavía la sociedad comunista, cuán lejana está, incluso, la desaparición del Estado, cuán lejana está la desaparición del imperialismo. ¿Cuánto tiempo tendremos que luchar? Van a pasar 35 años desde el triunfo de la Revolución y muchos más años todavía desde el inicio de la lucha, y vean ustedes en qué difíciles condiciones tenemos que luchar hoy, qué difícil batalla tenemos que librar; luego el papel del Partido, a mi juicio, durante una larga etapa, tiene que ser un papel fundamental, un papel esencial y tiene que desempeñar ese papel con relación a nuestros medios de divulgación.

DISCURSO PRONUNCIADO EN LA CLAUSURA DEL VI CONGRESO DE LA UNION DE PERIODISTAS DE CUBA, EFECTUADA EN EL PALACIO DE LAS CONVENCIONES, EL 24 DE DICIEMBRE DE 1993, “AÑO 35 DE LA REVOLUCION”. (VERSIONES TAQUIGRAFICAS – CONSEJO DE ESTADO)

 

27 pensamientos en ““El jefe de la Revolución es el Partido”. Por Fidel Castro Ruz

  1. Pingback: “El jefe de la Revolución es el Partido”. Por Fidel Castro Ruz — La pupila insomne | Luíz Müller Blog

  2. Pues claro, no hay otra manera de conducir una revolución socialista que tiene como objetivo el comunismo, que no sea con el partido, porque el partido es a la revolución, como la revolución es al partido y por supuesto este concepto nos transmite el comandante en jefe de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz y como broche a las palabras que marcan este post: “El jefe de la revolución es el partido” estas que donde precisamente Fidel muestra que las personas somos perecederas pero las ideas no, por eso el partido es el verdadero jefe de la revolución y aquí es donde está la clave de todo el concepto de revolución, por eso Fidel en su última asistencia en el VII Congreso del Partido dejo impresas para la historia estas palabras: “El jefe de la revolución es el partido” con las otras que en sus últimas emotivas e imborrables palabras el VII Congreso del Partido comunista, nos quería transmitir ese concepto exactamente, de que el jefe de la revolución es el partido, porque “ Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me hubiera ocurrido tal idea, y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho de la vida, pronto seré ya como todos los demás, a todos nos llegará nuestro turno, pero quedaran las ideas de los comunistas cubanos. Como prueba de que en este planeta si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de AL y del mundo, debemos transmitirles, ¡el pueblo cubano vencerá! Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala, he votado por todos los candidatos, sometidos a consulta por el Congreso y agradezco la invitación y el honor de escucharme, los felicito a todos y en primer lugar al compañero Raúl Castro, por su magnífico esfuerzo. Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debemos perfeccionar con lealtad meridiana y la fuerza unida como Martí. Maceo y Gómez en marcha indetenible. Fin”

    Es obvio que leer este post para aquellos anticomunistas, anti socialistas, ultraderechistas anticubanos mayameros, (mayor anacronismo que esto…) inversores escocidos, “demócratas convencido ellos” como les gusta aparentar, e incluso les gusta a muchos de ellos autodenominarse también “exilados” (??) y a aquellos partidarios de multipartidos , elecciones multipartidistas y toda la fauna depredadora que conlleva semejante situación, a todos ellos este post les parecerá anacrónico, incluso algunos se mofarán con gestos y palabras, pero para su frustración pena y desesperación: ¡el pueblo cubano vencerá! Y digo el pueblo cubano porque es el pueblo el protagonista y el partido debe ser el pueblo y con el pueblo no se juega en ninguna de sus formas, esto es fácil de entender incluso para aquellos que ponen cara de, “yo no fui”.

    ¿Acaso Cuba tiene que estar en manos del Dpto.de estado norteamericano?, de la USAID, NED y cualquier otra organización fascista y manipuladora? Quizás en mano de los colonialistas? de los corruptos y especuladores?, de los vagos que viven del cuento? , De los ni-ni? De los que se corren… de gusto por el centro? Para todos ellos repetirles de nuevo: lo sentimos mucho, pero ¡el pueblo cubano vencerá!, incluso el bloqueo económico, financiero y humano se vencerá definitivamente y Cuba será lo que es, tierra de titanes, y al que no le guste pues ya sabe… que se apunte al médico ..

  3. Aunque estas palabras de Fidel estén dirigidas fundamentalmente hacia el papel del periodismo, por su importancia conceptual siguen tan vigentes como en aquel momento, incluso más, porque ya no está él físicamente con nosotros. Como dijo Raúl, Fidel es insustituible. Y solo el Partido, con su acción y pensamiento de vanguardia, pueden seguir guiando la Revolución. Acción y Pensamiento, ambos juntos: Ideología y accionar revolucionario ahora más que nunca antes, cuando por confusión, oportunismo o incultura se entiende el término Socialismo de manera imprecisa, como si fuese un mantra sánscrito, una onomatopeya o una palabra en chino, vietnamita o peor aún: el estribillo de un reguetón. Porque el término socialismo no es un chicle que se estira y estira, pues aunque no sea una “marca registrada” tampoco es lícito que cada cual, a su conveniencia, la ajuste a su manera. El Socialismo cubano es, ante todo y por encima de cualquier otra consideración, el Socialismo de Fidel, el Socialismo del Che, el Socialismo hijo de Lenin y Martí, de Marx, Engels y Bolivar, aunque como sabemos todos ni Martí ni mucho menos Bolivar (inicios del Siglo XIX !!!) hayan sido Socialistas, pero SUS ideas están en las bases mismas de NUESTRO Socialismo. Y este Socialismo de Fidel no es un contenedor de reciclaje, donde por “arte de magia” se pueda pretender convertir basura en oro. Este Socialismo de Fidel no es simplemente, “distribuir utilidades” , ni un “repartidor de beneficios” o un mero gestor económico. El Socialismo de Fidel, ese que se defendió con los fusiles de los humildes en Girón, ese Socialismo por el cual perecieron horriblemnte quemados con napalm los milicianos del batallón 123 en esa batalla, ese Socialismo que nos ha costado tanta sangre y océanos de sufrimientos, ese Socialismo, es ante todo un sentido de la vida, un modo solidario de llevar a cabo las relaciones humanas, es la sociedad del trabajo, el amor y la Cultura, la cooperación en red de diversas maneras de llevar la economía, tanto del que trabaja y se dirige por sí mismo, como una empresa cooperativa auto-gestionada o la gran empresa de propiedad social, todos formando parte de redes iner-conectadas, sin que NINGUNO explote a nadie, sin que haya bandidos ganando millones y cubanos patriotas y trabajadores que apenas ganan para comer. Socialismo es Humanismo, hermandad, esperanza, mejoramiento, conciencia. Por eso, más que nunca, necesitamos al Partido para seguir transitando “el largo y tortuoso camino” (al decir de Beatles) que lleva al Comunismo, al que nunca renuciaremos.

  4. El hecho de que tratemos de insertarnos al mundo capitalista que nos rodea y del cual debemos extraer algunos beneficios, no es motivo para que hagan juegos de palabras, omisiones, menos asumamos los términos de las “democracias burguesas”, etc.

    Ese movimiento que algunos perciben como táctico, es un error estratégico grave. Nos llena de contradicciones y paradojas, incertidumbres y confusiones, que ya estaban presentes antes de la discusión del texto constitucional.

    Y esas dudas se están manifestando y aumentando en el texto de la Constitución.

    ¿Por qué quitar la palabra comunismo, si sabemos que el título de socialismo está contaminado y tiene numerosas cargas semánticas, algunas muy negativas?

    Se nos ha olvidado que el fascismo se camuflajeó en el nacional socialismo, que la Internacional Socialista (refundada en 1951), ya había hecho aguas desde la época de Lenin y Rosa Luxemburgo, traicionando a los trabajadores de sus países, involucrandolos en la primera guerra mundial; que esa misma socialdemocracia -en América Latina y el Caribe, Democracia Cristiana- abandonó sus programas políticos e ideológicos cuando se derrumbó el socialismo real. Desertó y traicionó, y lo sigue haciendo, a los trabajadores, pobres, explotados y oprimidos, porque gerenció el neoliberalismo capitalista mejor que la derecha.

    El hecho contraproducente, incogruente e incoherente es que después de quitar el comunismo del texto constitucional, sólo aparece cuando se menciona al Partido de forma muy parca, sin mayores argumentos, y en la UJC. Despues casi ni se menciona a los obreros, campesinos, intelectuales, trabajadores manuales e intelectuales, las amas de casa (trabajo no remunerado), al trabajo voluntario, y no se nombran las organizaciones de masas y sociales, tampoco a la sociedad civil revolucionaria y socialista. ¿Por qué?

    Si todas ellas son parte del sistema y subsistema político cubano socialista.

    Una falla lleva a las otras.

    Y el Partido Comunista de Cuba es el alma de la nación cubana y de su socialismo. Hasta se ha sido timorato al renunciar a que el Partido dirige este país en caso de guerra, desastre y otras calamidades o estados de excepción.

    Propongo:

    Párrafo 38. ARTÍCULO 5. El Partido Comunista de Cuba, [eliminar único, que por cierto, no estaba en el anterior texto constitucional], martiano, fidelista y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter [disciplinado], democrático, [pluralista], de autoridad moral y selectividad- representativa de la variada composición del cuerpo societario]; [en estrecha y permanente interrelación con el pueblo en su lucha patriótica, revolucionaria y socialista]; [y este carácter avanzado lo realiza a través de su ejemplaridad cotidiana, la ética revolucionaria y elevada preparación política e ideológica]. Por tanto, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, [la que ejerce en alianza y unión con las masas trabajadoras revolucionarias, apoyándose además en las organizaciones políticas, de masas y sociales, incluida la heterogénea sociedad civil nacional].

    Párrafo 39. Organiza, [coordina, educa, persuade, controla] y orienta los esfuerzos comunes hacia la construcción del socialismo, [rumbo estratégico al comunismo]. Trabaja por preservar y fortalecer la unidad patriótica de los cubanos y por desarrollar [la teoría, ideología y práctica política, revolucionaria y creativa que influencia y dispone a favor del pueblo, enriqueciéndolo con la necesaria retroalimentación popular], en conjunto a los valores éticos, morales y cívicos que estimula y los hace concordar con los preciados ideales socialistas y comunistas.

    Otra proposición de agregado, claro que mía:

    Párrafo 96. El Estado controla y regula que no exista concentración de la propiedad (ni de la riqueza) en personas naturales o jurídicas no estatales, a fin de preservar los límites compatibles con los valores socialistas de equidad y justicia social.

    En una transición socialista no puede existir polarización de la riqueza en la sociedad, y ya hoy se advierten territorios de precariedad salarial, habitacional, educacional, racial, de género, etárea, etc.; barrios y personas con síntomas de pobreza extremos, desocupación, multioficios que no satisfacen el salario real en comparación con el nominal, según los altos precios que están presentes en el país, y que satisfagan la sustentación familiar; pensiones con seguridad y asistencia social sumamente deprimidos, con falencias en las expectativas de vida y trabajo, empleos que subsisten con obsolescencias tecnológicas, que requieren baja calificación técnica de los trabajadores asalariados; jóvenes que no encuentran cuando culminan sus estudios un centro laboral donde poner en práctica sus conocimientos y saberes.

    En este sentido, el Estado -¡y el Partido!- debe evitar no sólo la concentración y acumulación de la propiedad y la riqueza no estatal, sino también de la estatal, así como de las personas naturales o jurídicas, estatales y no estatales…, porque se debe evitar cualquier monopolio estatal fuera de los que están establecidos como esenciales en una economía transicional socialista.

    Por otra parte, en la sociedad cubana contemporánea se conoce que hay fuertes evidencias de prácticas reales sobre ilegalidades, delitos y corrupciones a distintos niveles, -no sólo en las formas no estatales- lo que no se evita solamente con la prohibición de la concentración de la propiedad, lo que ya es un acto consumado, pues existen individuos y ciertas colectividades que la poseen.

    Comentan que, en la provincia de Mayabeque, hay 40 millonarios, la mayoría de los cuales son campesinos y cooperativistas, pero que también hay muchos intermediarios, y aquellos que actúan como jefes de grupos de poder económico, que pueden ser, o no, delincuenciales.

    Que, en algunos casos, esa propiedad concentrada está encubierta por falsos “propietarios”, siendo en realidad ‘arrendatarios’ (testaferros), que funcionan como “agentes contratados y subcontratados” por parte de propietarios que están en el exterior, nacionales que bajo los nombres camuflados y de familiares cercanos y lejanos son los reales propietarios (lo que se están dando bastante en las casas y alquileres de habitaciones para el turismo, también las cafeterías, paladares y otras zonas de servicios muy privilegiadas), y porque, algunos logran sus propiedades y riquezas a través de prebendas y privilegios de la que son recepcionadores, por ser familias de gerentes y funcionarios de élites administrativas y políticas.

    Incluso, otros están descapitalizando al país enviando sus ganancias e invirtiendo en países foráneos y ubicando su dinero en bancos extranjeros, con altas tasas de interés. Ni siquiera lo invierten en beneficio de la sociedad en la que viven, a través de los impuestos y tributos, pues intentan continuamente violarlos, y lo logran en casos específicos y, en otros, de bastante generalidad.

    Otro factor que se debe tenerse en cuenta es que existe un mercado negro, subterráneo e informal que está “produciendo” cerca del 30 o el 40 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, lo que lo convierte en fuente de maximización de ganancias y dinero, por encima de la media de los trabajadores estatales y no estales, del cuerpo societario cubano. Que no tiene ningún carácter de legalidad y, a la vez, goza de bastante impunidad para quienes lo practican.

    Este dinero no sólo proviene de la concentración de la propiedad, sino del enriquecimiento ilícito, corruptela, malversación de bienes del Estado, el robo, el acaparamiento y especulación de mercancías, fortuna mal habida, -han existido casos de lavado de dinero- que, en algunos casos, las mercancías, al por mayor o poco a poco, se traen desde el exterior y otras se obtienen ilegalmente de los almacenes del Estado con el hurto y la utilización de bandas organizadas.

    Finalmente, el ingenuo ocultamiento de la existencia de clases, tradicionales y emergentes, y de la lucha entre ellas en el tránsito socialista, la subestimación de la democracia popular, protagónica – directa, en cualquier espacio social, sirven para esconder el crecimiento, el enriquecimiento y los privilegios salariales -ya que algunos de los privilegiados compran con precios especiales, asignaciones de tarjetas, tiendas asignadas, etc.,-, el continuado suministro de viviendas -no sólo para el uso familiar, sino para llevar sistemas de vida alternativos al núcleo hogareño-, la designación de consumos y servicios especiales, por encima de lo que recibe un ciudadano común, sirve para que el funcionariado y la casta-clase burocrática se vaya transformando en una clase, no como una casta, que vive ya como si fuese una clase, con valores y mentalidades burguesas que comienza a pugnar políticamente por defender esos intereses individuales y de grupo.

    No vale sólo preguntarse cómo fue posible que los medios neo-burgueses o emergentes capitalistas tuvieran éxito para capitalizar simbólicamente los resultados de una política revolucionario, sino como mitigar y evitar que siga sucediendo.

    La única manera de explicar ese éxito es a partir de los errores en el trabajo ideológico por parte de las instituciones socialistas.

    En primer lugar, contaron con la ventaja de lo novedoso: traían un mensaje fresco, mientras que los medios de comunicación revolucionarios fueron ineficaces en renovar las formas de transmitir sus mensajes, dando la impresión de estar repitiendo siempre lo mismo con lo mismo. En segundo lugar, encontraron un terreno preparado de antemano para la aceptación de sus productos. La población cubana ya estaba acostumbrada a consumir en televisión nacional productos culturales de factura capitalista, promotores de valores capitalistas. Los mensajes neo-burgueses fueron fácilmente asimilados por una sociedad que, como consecuencia de la larga crisis económica, ya estaba mostrando síntomas de pérdida de valores, conservadurismo, apatía y enajenación.

    Estamos siendo penetrados y algunos actúan como si no vieran estas manifestaciones abiertas.

    Para ganar la lucha ideológica contra la nueva burguesía no es necesario tomar la contraproducente medida de cerrarle la boca para que no hable.

    Es mucho mejor dedicarnos a liberar nuestro sistema social de las taras del socialismo real. Si realmente somos socialistas y queremos que el Estado desaparezca -se extinga como dijo Marx-, lo mejor es empezar de una vez por todas.

    Se debe tomar en serio el proceso de descentralización de la economía y la sociedad.

    Sería bueno que el Estado devolviera a la sociedad civil revolucionaria las cuotas de poder y los espacios de decisión que le ha enajenado, para así crear esa democracia popular de base que es el único remedio verdaderamente eficaz contra los intentos de la burguesía de restablecer su hegemonía.

    ¿Quién dirigirá la lucha contra esa emergente burguesía interna, que inevitablemente se conjurará con las transnacionales capitalistas, y su ideología burguesa?

    ¡EL PARTIDO DE VANGUARDIA DE LA REVOLUCIÓN Y LA NACION CUBANA!

    ¿A qué le tememos? Al que dirán. Ya eso les pasó a otros y por cambiar las aparaiencias cambiaron y se trasvietieron ideológica y políticamente y fueron derrotados de manera estrepitosa. No somos ni China tampoco Vietnam. No podemos resbalar en el abismo de un partido marxista y leninista, martiano y fidelista y tener una economía capitalista en ascenso.

    Volveré con otras ideas.

  5. Orlando: BRILLANTE tu comentario, apoyo tu criterio, en particular sobre el papel fundamental del Partido, la ideologia y sobre todo, de las organizaciones revolucionarias de masas, a cuyas bases se les ha quitado casi todo el protagonismo para entregárseloa mecanismos administrativos de cuanto organismo estatal existe.
    Se olvida que el Socialismo NO ES una Tarea administrativa, es una Tarea Política, ideológica, dirigida por el PArtido que la ejecuta dirigiendo las masas ORGANIZADAS, en sus organizaciones de base, con un PODER REAL, auxiliadas por mecanismos administrativos y legales.
    ASí fue como único se pudo defender la Revolución y alcanzar logros en los primeros 30 años.
    Acaso se entiende la institucionalización como burocratización?
    Sacar del juego a las organizaciones populares?
    Si los CDR y los Sindicatos tuviesen el poder que tuvieron en los 60, otro gallo cantaría: no habría tantos bandidos ni ilegalidades, ni ladrones ni corruptos.
    Y en los 60 no teniamos al Poder Popular, ni a los delagados de circunscripcion, ni los Consejos Populares ! Por que motivos no se pone en la vanguardia de los cambios a lasorganizaciones revolucionarias junto a todo ese tremenda fuerza de los organos de base del Poder Popular y los nucleos del Partido?
    Por que no son ellas las encargadas de velar, fiscalizar y poner en orden la sociead y fiscalizar la economia privada y estatal en su entorno inmediato?
    Socialismo es PODER PARA EL PUEBLO, no poder para los funcionarios.
    Socialismo es Poder para el Pueblo revolucionario,organizado, bajo la dirección del Partido.
    JAMAS vamos a resolver nuestros graves problemas (que YA son gravísimos, peligra la Patria) con funcionarios, decretos leyes e inspectores.
    LA Revolución es, ante todo, una tarea IDEOLOGICA y política.
    Por ultimo, recomiendo calurosamente el magnífico articulo aparecido en La Jiribilla, respecto al anteproyecto de Constitución. Es de un joven profesor de origen pinareño.
    Me enorgullece que haya jóvenes cubanos con tal hondura de pensamiento y calidad humana.
    Ahi les dejo el enlace:
    http://www.lajiribilla.cu/articulo/estamos-obligados-a-dialogar-con-el-futuro

  6. ´´Otro factor que se debe tenerse en cuenta es que existe un mercado negro, subterráneo e informal que está “produciendo” cerca del 30 o el 40 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, lo que lo convierte en fuente de maximización de ganancias y dinero, por encima de la media de los trabajadores estatales y no estales, del cuerpo societario cubano. Que no tiene ningún carácter de legalidad y, a la vez, goza de bastante impunidad para quienes lo practican.´´, ¿Esos explotados subterráneos o proletarios informales llegado el momento se unirán para defender el socialismo, o aprobaran el texto de la nueva constitución, nos hemos preguntado eso?, yo creo que Orlando ha aportado reflexiones muy sensibles, que debieran ser debatidas en el seno de este Foro,sobre todo por nuestros colegas que más han investigado estos temas y que poseen una mejor preparación académica. No permitamos que nuestros detractores veneno logos nos acusen de hablar de solo lo que nos conviene, se que en este foro se han publicado muchos trabajos con estas temáticas y con esta profundidad pero no esta demás debatir sobre las reflexiones de Orlando y sobre todo desde la perspectiva en que el la enfoca.
    ´´Existe un mercado negro, subterráneo e informal que está “produciendo” cerca del 30 o el 40 por ciento del Producto Interno Bruto nacional´´, mi primera pregunta para Orlando es si estas cifras están reconocidas oficialmente. Gracias Orlando se que volveras con otras ideas pero aquí hay mucha tela por donde cortar.

  7. Todas las cifras en este país son bastante difíciles de demostrar. Esta como otras la ofrecieron científicos que trabajan la sociología, la demografía, la etnografía, la antropología, la psicología social, en fin un grupo de cientistas sociales que tienen que hacer malabares para extraer y sacar interpretaciones, porque nuestras estadísticas son opacas, tardías, no transparentes, oportunas y adecuadas. Como la de los 30 o 40 millonarios en Mayabeque.

    Las cifras incluso pueden ser menores pero ya está disfuncionalidad de la estructura de nuestro sistema sociopolítico, que también es económico, jurídico, constitucional, ético, estético, simbólico, que se adentra en el imaginario popular, en el sentido común del ciudadano de a pie.

    Sin lugar a dudas cualquier cifra es enorme para este país que no produce casi nada totalmente made in Cuba. Tenemos que traer muchos insumos para darle valor agregado a nuestras producciones auténticas. Eso es el subdesarrollo, multiplicado por el bloqueo estadounidense. Y nuestros propios bloqueos burocráticos.

    Y el tema central, sea una cifra u otra, es que ese mercado informal, negro subterráneo existe con la malversación de los bienes del Estado, con el robo, con la corrupción, las ilegalidades, delitos, especulación, reventa, etc. Y hay gente que solo trabaja para ese mercado. No son trabajadores, son parásitos.

    Podemos abrir el foro, pero mi llamada de atención es el lugar del partido, de la organizaciones de masas (CTC, CDR, FMC, ANAP) de las organizaciones sociales y las asociaciones de la sociedad civil. Por cierto, la cifra de estas asociaciones son secretas el MINJUS no la quiere ofrecer.

    Es de lo que no está en la Constitución. De lo demás podemos también conversar. Pero no sé de que te extrañas. Porque ese mercado negro y el problema de las clases sociales, no es nuevo en Cuba y se recrudeció luego del Período Especial, que yo no lo he dado por terminado, tampoco ningún dirigente.

  8. El tema del partido de los obreros y la dictadura del proletariado, es algo pensado mucho por Lenin, primero en su lucha dentro del Capitalismo para alcanzar el poder y luego en la transición hacia el socialismo. El partido comunista y su supremacía es vital en presencia de la clase antagónica a los oprimidos, es decir en presencia de la burguesía, en cualquiera de sus formas, si esta existe tiene sentido que una “minoría consiente de la clase obrera”, como le gustaba llamar Lenin al partido comunista, guié las riendas de la mayoría oprimida, eso si, si sabe hacer su trabajo, “si es capaz de dar respuesta a cada una de las cuestiones planteada en el orden del día”, decía Lenin.
    Fidel retoma esta idea para Cuba, basado también en la idea de Marti para alcanzar la Independencia. Hasta los otros días, como aquel que dice, la burguesía en Cuba solo se encontraba fuera del país, y aun en esas condiciones Fidel vio la necesidad de la existencia de un solo partido y comunista que mantuviera a raya la futura restauración desde afuera del país, del capitalismo, la restauración de los anhelos de la burguesía cubana desplazada.
    Si hay lucha de clases, porque hay clases antagónicas, la presencia de un partido y la dictadura de la mayoría humilde se justifica.
    Hoy al parecer como dice Orlando esa “burguesía” esta dentro del país, y en esa lucha de clase la presencia del partido de los humildes es fundamental, siempre que como he dicho en otras ocasiones, las bocinas sean menos que los micrófonos de cara al pueblo, o como dijera Lenin “…Si la minoría no sabe dirigir a las masas y vincularse estrechamente con ellas, no es un partido y, en general, no tiene ningún valor, aunque se denomine partido o Comité Nacional de consejos de delegados…”.
    Igual pienso, que el Partido es una estructura heredada de la democracia burguesa y que si queremos construir algo distinto tenemos que apelar a algo mucho mas revolucionario que en ella no se encuentra. No me queda claro si fue Fidel, o salio del conjunto de pensamiento de varios, pero la idea que aplaudo con dos manos es las Asambleas Barriales o de Circunscripción, ahí esta una semilla importante para la democracia socialista y cubana, donde por otra parte, el partido deja de cumplir una de sus funciones heredada de la burguesía, ni postula ni elige.
    Quiero aclarar que no soy un especialista en el tema, solo alguien que busca respuestas.
    Saludos

  9. Gracias Orlando por tus respuestas, hermano claro que a mí no me extraña nada de lo que tu dices, pero te hago esa pregunta porque a pesar de uno chocar con ellas a diario en tu entorno, mas de lo que te enteras de lo que pasa por allá o por aculla ,a uno, como ciudadano común le es difícil cuantificar o hacer estadísticas al respecto y aunque no debiera ser ni super infima las cifras, cuando uno choca con la magnitud de las mismas se asusta, porque se hace evidente que la articulación a todos los niveles es peligrosamente escandalosa y virulenta y tal vez incorregible. Llevamos años en lo mismo, pero tomemos algunos picos que van desde el famoso discurso del comandante en la universidad, el año de la sanción de Esteban Morales por sus denuncias sobre el tema, sigamos avanzando hasta el periodo en que se publico el articulo ´´Corrupción: Peligro que nos afecta a todos´´ de Lázaro Barredo, hasta el presente debate entorno a la denuncia de Iroel de Los asaltantes de la puntilla, a Lazaro en su articulo yo le comente cuando el decía:Juan carlos corcho vergara dijo:´´La corrupción constituye una potencial amenaza a la seguridad nacional, porque quienes la practican se aprovechan y utilizan en beneficio propio los recursos que el Estado ha puesto en sus manos para el desarrollo de sus funciones y pretenden satisfacer intereses individuales de lucro y ostentación.´´ Algo parecido dijo el compañero Esteban Moralez y bien caro que le costo, pero bueno recupero su militancia, pero que mal rato paso, yo solo voy a decir que en la lista de los organismo o sectores que cometen actos de corrupción veo importantes omisiones ,el turismo que, el sector de las relaciones comerciales de la música que. Por favor, en el primero por las características propias de su actividad, la corrupción pudiera ser una bomba de neutrones para nuestra seguridad y hasta para nuestra soberanía, y el segundo , la música, elemento esencial de la cultura, escudo y espada de la nación ni que decir. El otro aspecto, nueve a quince años de privación para delitos que atentan contra la seguridad nacional y la soberanía, ya tuvimos una experiencia anterior y por poco nos cuesta una invasión norte americana, que gracias al genio , la sabiduría, y la limpieza moral de Fidel aborto y evito , ya hoy Fidel no esta físicamente, y Raúl y los históricos se retiran de la dirección del país.ojala estemos a tiempo de llevarla a su mínima expresión, pero no creo que con esos castigos simbólicos, se logre mucho.
    Con relación a la denuncia de Iroel sobre la puntilla no hay que hablar, todavía esta presente en las redes batalla campal entre las clases sociales, manifiesta y descarnada, .Hace poco hablando con un amigo sobre la propiedad privada yo le respondi ,si por mi fuera cero propiedad privada y requeté muchísimo menos la que proviene de la corrupción,la especulación y la explotación de la mano obrera, pero por ahora prefiero finalizaro con sus palabras que también han sido las mias y las de la mayoría de este pueblo,´´ ¿A qué le tememos? Al que dirán. Ya eso les pasó a otros y por cambiar las aparaiencias cambiaron y se trasvietieron ideológica y políticamente y fueron derrotados de manera estrepitosa. No somos ni China tampoco Vietnam. No podemos resbalar en el abismo de un partido marxista y leninista, martiano y fidelista y tener una economía capitalista en ascenso.´´

  10. Rey estoy de acuerdo contigo cuando dices ´´ Se olvida que el Socialismo NO ES una Tarea administrativa, es una Tarea Política, ideológica, dirigida por el PArtido que la ejecuta dirigiendo las masas ORGANIZADAS, en sus organizaciones de base, con un PODER REAL, auxiliadas por mecanismos administrativos y legales.
    ASí fue como único se pudo defender la Revolución y alcanzar logros en los primeros 30 años.
    Acaso se entiende la institucionalización como burocratización?, Es como decir Empresas socialistas con ideologías tecnicistas o tecnócraticas, para mi la verdadera institucionalización es la relación y el interactuar de todas las instituciones de la sociedad, y sobre todo con las organizaciones políticas y de masas con el partido al frente, o es ¿Qué acaso el partido y las organizaciones políticas y de masas no son instituciones?

  11. Yo opino que , desde el discurso de Fidel en la universidad hasta la fecha, el único logro que se ha alcanzado en esta lucha ,a pesar de los insistentes llamados de atención de personalidades y pueblo en general, ha sido el de empezar a llamar a las cosas por sus nombres, corrupción, mafias articuladas con burócratas corruptos, hasta hace muy poco toda la culpa era de los totis ,´´ las indisciplinas sociales´´, y la inacción del pueblo en este sentido, hace falta no demorar mucho en nombrar a los corruptos cuellos blancos por sus nombres también..

  12. Pingback: “El jefe de la Revolución es el Partido”. Por Fidel Castro Ruz | argencuba

  13. Muy interesantes los comentarios de Tocororo, Orlando, Rey y Corcho. Sin las organizaciones sociales velando por los principios de la revolución y la disciplina social, el proceso puede entrar en descomposición, incentivado por el magnetismo que ejerce su mortal enemigo. En otros tiempos no era así, pero ahora, para ser revolucionario, se requiere mucho valor, dignidad, sólidos principios y mucha luz larga.

    Los hay que sólo quieren resolver los problemas cotidianos aprovechándose de la propiedad pública o realizando actividades en la economía sumergida, sin otros propósitos que cubrir las necesidades como lo haría alguien de la clase media-baja en el mundo capitalista. Este fenómeno va asociado a la escasez creada por el bloqueo y el aislamiento de Cuba, una pésima pedagogía en la transición al comunismo pero reversible si mejorara la economía, de forma que los ciudadanos pudieran cubrir sus necesidades cumpliendo y haciendo cumplir las normas de buena conducta y las leyes. Si puedes lograr lo que necesitas desde la cooperación y el altruismo en un sistema de valores y principios socialistas, es fácil de pensar que acabarás haciéndolo, en lugar de transgredir las normas, aprovecharte de los demás y arriesgarte a toda clase de sanciones.

    Lo realmente preocupante en Cuba es la irrupción de la mentalidad capitalista y sus fenómenos asociados (como la adicción al trabajo como modelo de juego patológico y el consumismo). He tenido la oportunidad de conocer a alguno de esos nuevos empresarios que intentan imitar en Cuba a los acumuladores de riqueza en el mundo capitalista, a esos que invierten sus ganancias en nuevos bienes raíces y negocios con los que obtener más dinero para invertir en nuevos medios de producción y así hasta el infinito. Desincentivar esta mentalidad es probablemente la tarea más urgente de la revolución si pretende preservar sus conquistas. Esta clase de personas son como la célula maligna en el organismo humano y no cabe duda de que, como pasara en China y en la URSS, altos cargos de la administración y familiares son especialmente vulnerables a convertirse en las células malignas del sistema por su influencia y por contar con el respaldo de la oligarquía capitalista, que tiene en ellos a sus mayores aliados en lo que sería una transición pacífica o no especialmente violenta al capitalismo.

    Para combatir a los nuevos capitalistas en Cuba, nada mejor que un sistema fiscal basado en la capacidad económica y con carácter progresivo, hasta el punto de confiscar toda la riqueza generada a partir de unos límites establecidos acordes con el nivel patrimonial máximo permisible. La economía tiene que estar al servicio de las necesidades de las personas, jamás para llenar de contenido esa parte lúdica de nuestro cerebro, que conduce a adicciones peligrosas como el juego patológico consistente en acumular y acumular cosas como lo haría la ardilla más obsesivo-compulsiva del mundo tras un año de hambruna extrema. Nadie tiene derecho a acumular bienes y renta privando a otras personas del derecho a una vida digna o sobreexplotando los recursos escasos del planeta y provocando problemas ambientales como el cambio climático. Las leyes restrictivas y un derecho tributario justo y humanista deberían garantizar que nadie tendrá más bienes ni más riqueza de la que necesita para cubrir sus necesidades. De este modo, sería el sector público quien gestionaría las plusvalías extra para mejorar toda clase de derechos universales y el patrimonio público.

    Una Cuba capitalista pasaría a ser parte del problema que hoy afronta la humanidad en el patio trasero del imperio. Que lo tengan claro los aprendices de capitalistas en la isla. Vamos rumbo al desastre más absoluto. Ya estamos observando cómo los políticos y partidos de extrema derecha ganan posiciones en un mundo sobreexplotado, superpoblado y con una megafauna antrópica que acumula la mayor parte de la riqueza (80 personas tienen más riqueza que el 50% más pobre de la humanidad). Llegará el día en que la supervivencia de unos dependa enteramente de la exclusión y eliminación de otros en un planeta superpoblado y sobreexplotado. No estamos muy lejos de ese día y debería provocarnos graves pesadillas saber que 9 de cada 10 dólares se dedican a actividades especulativas y sus dueños no contemplan la posibilidad de que dejen de generar plusvalías. Las burbujas inmobiliarias, el casino financiero y autogolpes como el 11S no son más que las primeras nieblas de lo que acontecerá inexorablemente en los próximos años si no somos capaces de acabar con el capitalismo. Por suerte para los cubanos, hoy están en una posición privilegiada para no hundirse en los infiernos y para servir de faro al resto de la humanidad.

  14. ¿Quién dirigirá la lucha contra esa emergente burguesía interna, que inevitablemente se conjurará con las transnacionales capitalistas, y su ideología burguesa?La pregunta de Orlando que es la mía también, sigue en pie. Sin-permiso tu tienes toda la Razon del mundo cuando dices ´´ Por suerte para los cubanos, hoy están en una posición privilegiada para no hundirse en los infiernos y para servir de faro al resto de la humanidad.´´ pero el tiempo cada dia se va agotando, y como dice una cursi canción,´´es verdad que la costumbre es más fuerte que el amor´´, ojala más pronto que tarde encontremos las formas de derrotar a la costumbre de robar, de especular, de enriquecerse ilícitamente, pero me sigo haciendo la misma pregunta, ¿Quién dirigirá la lucha contra esa emergente burguesía interna, que inevitablemente se conjurará con las transnacionales capitalistas, y su ideología burguesa? . Sin-permiso, ? a ti no te causa suspicacia que el imperio, que tanto nos despotrica por lo que es y por lo que no es, casi no habla de la corrupción en Cuba? ,a no ser cuando intentaron desprestigiar al comandante ,y Fidel gallardamente los desafío a que le encontraran un solo centavo en alguna cuenta del mundo, que el estaba dispuesto a dimitir si eso sucedía,? no será que los corruptos de cualquier color de cuello son los principales aliados del imperio para sus propósitos restauradores en Cuba?, por eso yo sostengo la tesis de que los delitos de corrupción son delitos de alta traición ,y como tal deben ser sancionados.

  15. Dependiendo el post que se trate, es decir, el de su contenido, me gusta dejar aparecer los comentarios de los compañeros foristas, leerlos con atención y ver y tratar de entender lo que dicen. Este post guarda un contenido muy fino y con muchas intenciones, de hecho me parecen brillantes Orlando, Rey, Corcho y Sin-permiso, extraño a Carlos Luque en este tema que podría aportar seguro algo valioso. Personalmente mi comentario es sencillo y con Fidel como guía, porque además de ser un contenido suyo de lo que trata el Post, yo nunca renunciare jamás a Fidel, no porque sea un Dios, sino porque es de las personas que han luchado toda su vida, por eso es imprescindible, y lo es para todos los cubanos y cubanas agradecidos que luchan lo mejor que saben y se comprometen por un mundo mejor y Fidel nos dejó bien marcado que el partido es el verdadero guía y jefe de la revolución, porque todos nosotros somos perecederos, algunos como escribió Bertolt Brech somos buenos si luchamos un día. Otros que luchan un año son mejores. Los que luchan muchos años esos son muy buenos, Pero ahora viene lo difícil, y es luchar toda la vida, ese es Fidel. No es el único por supuesto, porque afortunadamente la historia de Cuba está plagada de imprescindibles, y los pueblos del mundo también, pero Fidel es Fidel y quien estuvo al lado siempre de Fidel?, las organizaciones de masa revolucionarias, trabajadores, estudiantes, técnicos, etc.. todos y cada uno de los que componen la sociedad cubana, el pueblo cubano, y el partido es esencial, el partido comunista cubano, sin nada de esto entonces no hay revolución, con parcheo tampoco hay revolución, ni con mediocridad, ni con individualismo, ni con corrupción, que conlleva a todo lo demás que se debate esta última etapa con bastantes ganas, el acaparamiento, especulación, favoritismos, mercado negro y subterráneo, pues como dice Rey, que se dé protagonismo a las organizaciones de masa, sin ir más lejos a la mayor con la que ha contado la revolución, el CDR, y gallo cacareando gallo, desplumado y caiga quien caiga, y es cierto, han conseguido penetrar como dice Orlando, y a que se teme entonces? Hay miedo por ahí? Que levante el dedo quien tenga miedo, la revolución la hicieron sin miedo a ninguna represalia de los batistianos así que ahora a quien se va a temer? a los camaleones insertados?, a las lapas? a los acaparadores de riqueza y más riqueza? Que se vayan a acaparar a la yuma con sus testaferros y monigotes interesados!!. Cualquiera de ellos sino te la hacen a la entrada te la harán a la salida, así que caña al mono hasta que aprenda honestidad…

    De acuerdo con Orlando en su proposición de artículos y párrafos, me parecen muy interesantes y sobre todo necesarios.

  16. Es la unica forrma para asegurar la continuidad de un programa politico popular, lo otro seria el constante cambio por sinverguenzas e iluminados de turno.
    En el capaitalismo, el programa politico lo asegura el dinero.

  17. Tienes razón, Corcho, la prioridad ahora en el terreno de la confrontación es Venezuela, aunque hay que reconocer que se la sigue situando en el eje del mal y que el discurso oficial de las autoridades cubanas no ha perdido coherencia. No cabe la menor duda de que el poderoso enemigo ha condicionado la política en Cuba desde la crisis de los misiles para acá y, sobre todo, desde la caída del campo socialista. Da la casualidad de que, quienes más pueden perder en una confrontación militar son al mismo tiempo quienes más pueden ganar imitando a los oligarcas rusos y chinos que abrazaron el neoliberalismo, por lo que no es difícil imaginar que también, en la más digna de las revoluciones se estén produciendo peligrosas disidencias y complicidades. Fidel ya dejó claro que lo fácil fue derrotar la dictadura de Batista. Lo complicado era y es sobrevivir en el imperialismo capitalista.

    Para toda la humanidad hoy lo realmente preocupante debería ser preguntarse por los frenos de emergencia y quién los tiene que activar ya que el crecimiento exponencial es inherente al capitalismo, siendo irrelevante si está al servicio del bien o del mal, lo fundamental es que garantice una acumulación creciente de beneficios y riqueza. El capitalismo morirá matando. Sufre la peor versión de lo que en España llamamos la “maldición de la gitana”: había de darte un dolor que cuanto más crecieras más te doliera y si pararas reventaras. En esta encrucijada se encuentra la Humanidad y a los ludópatas capitalistas no les temblará la mano con tal de complacer a su cerebro enfermo, aunque tengan que reeditar las 10 plagas bíblicas. Nosotros y todos los bienes somos sus peones y sus fichas en una partida de monopoly. Saludos.

  18. Solo el Partido puede guiar la Revolución enfrentar las desviaciones y las consecuencias de errores, porque no hay humanos ni procesos politicos, ni siquiera procesos naturales, sin ellos.
    Solo el Partido tiene el prestigio, la sabiduría, la moral y la valentía de encaminar al pueblo en cualquier tarea, por difícil que esta sea.
    Pero en primer lugar, hay que contar con las bases. Los núcleos de base sobre todo, porque actúan “en la concreta”, quienes ejercen y extienden su acción a través de las organizaciones de masas.
    Ellas deberian controlar los procesos socio-económicos en la base, tanto productiva, de servicios o en campos, barrios y ciudades, con la participación de las instituciones como soporte técnico, legal y ejecutivo.
    Los graves problemas de la sociedad cubana actual, originados por el derrumbe de la URSS y el Socialismo europeo, son consecuencia de errores cometidos en la implementación de políticas, que si bien fueron imprescindibles y muchas de ellas vinieron para quedarse, al aplicarse de manera centralizada, apurada, puramente ejecutiva y lo peor, tecnocráticamente, basadas en mecanismos administrativos y no políticos, sin consenso previo y posterior retroalimentación en las bases, generaron profundas desigualdades, casi liquidaron el valor del trabajo como modo de sustento (algo gravísimo !!!), extendió la filosofía del “sálvese quien pueda” y el individualismo y alimentaron el descontrol, el robo, la impunidad y la corrupción.
    Tal sucedió con la doble moneda, las tasas de cambio, el estatus de las empresas mixtas o las “firmas” y “corporaciones” versus el resto de los trabajadores, el libre mercado agropecuario, el Trabajo por cuenta propia, el auge paulatino de la propiedad privada, que entró por la puerta trasera en vez de privilegiar cooperativas auto-gestionadas.
    Ni se contó con las bases para decidir nada de esto, ni se les ha dado la menor posibilidad a las bases revolucionaris de particpar de manera decisiva en la administracion y control de nada de esto, disminuyendo incluso, el papel y poder de los sindicatos en la administracion de los centros de trabajo estatales.
    No basta con pedir opiniones y luego actuar de manera centralizada y ejecutiva, haciendo caso o no a lo planteado. El poder del pueblo es real y efectivo o no es poder del pueblo. Se hace necesario un consenso previo y luego constante, para corregir rumbos, entre dirigencia y bases.
    No solo en politica, sino en cualquier tipo de Sistema auto-dirigdo, se cumplen estos principios.
    Si los CDR, los delegados del poder popular y los consejos populares tuviesen atribuciones en la concesion de licencias, la decisión dinámica de la cuantía de UNA PARTE de los impuestos y la posibilidad de retirar licencias a privados, asi como de intervenir en bodegas, almacenes mayoristas, tiendas de divisas, panaderias y cuanta cosa exista, AUXILIADOS por autoridades y organismos especializados, NO existirian en tan alto grado el robo, el abuso o la corrupción y todos estos fenómenos negativos ya llegan al pecho, en todas partes.
    Si los núcleos de base y las organizaciones revolucionarias, auxiliadas por la legislacion pudiesen , dentro de ciertos limites establecidos por ley, pedir cuentas y regular precios liberados, privados o estatales, no existiria el abuso y la especulacion que HOY mismo deja desamparados a sectores de bajos ingresos.
    Y las revoluciones las hacen y las defienden los HUMILDES.
    JAMAS los bandidos, los ricos, los burócratas, los corruptos y los egoistas, en TODA la Historia de la Humanidad, han hecho, hacen ni harán NADA por el bien común, mucho menos SOCIALISMO.
    La confianza que tenia el pueblo en su Revolución décadas atrás, era porque con Fidel al frente, el Partido y el pueblo organizado, con el apoyo de las instituciones administrativas , llevaron a cabo la creacion de un ejercito y policias populares, alfabetizacion, administracion económica y agrícola y TODAS las tareas que permitieron edificar un pais nuevo.
    Y se cometían errores, desde luego. Y se trataba de corregirlos. Nada es comparable a la sabiduría colectiva del pueblo y su Partido.
    NUNCA hubiésemos tenido Revolucion ni pais socialista si lo hubiésemos hecho por mecanismos administrativos o burocráticos.
    Es ilusorio pensar siquiera que todo lo negativo desaparecerá cuando la economia mejore, porque es incluso ilusorio, casi una quimera, que la economía pueda mejorar si se está desangrando a causa de todos los fenómenos negativos actuales.
    Solo el Partido puede guiarnos, a todo el pueblo, con la sabiduría y la fuerza necesaria, a “cambiar todo lo que deba ser cambiado”, que no es, precisamente, dejar de edificar el comunismo.
    Hoy, resulta imprescindible entender que la principal tarea de la Revolución es política, solo así podremos continuar luchando por la economía y la legalidad

  19. ´´No vivimos tiempos normales y no se sabe cuándo viviremos tiempos normales´´, todavía seguimos viviendo tiempos que no son normales, e incluso con más saña del imperio y sus secuaces domésticos hacia nosotros, y no acabamos de encontrar la forma de extinguirlos, me refiero a los corruptos y secuaces domestico del imperio en su gestión genocida de tratar de rendirnos por hambre, enfermedades y penurias, ¿merecen o no las máximas penas los secuaces corruptos?

  20. Estoy completamente convencido que en una revolución socialista el partido es quien debe comandar la nave en todos los sentidos, sobre todo en el factor ideológico, pero los núcleos deben ejercer con combatividad, con ejemplaridad de vanguardia verdadera y real ,desde las propias bases, en el barrio, en el centro de trabajo, hasta en la cola para comprar el pan, muchas pero que muchas veces vemos que las iniciativas y la vanguardia combativa las toman militantes que no tienen el carnet, y eso desacredita la credibilidad del verdadero papel del partido en la construcción socialista, cuántas veces hemos visto que en cualquier centro se detectan problemas de todo tipo ,incluyendo de corrupción, y no han sido los militantes los que han tomado la iniciativa de alertar o prevenir, o denunciar, según sea el caso ,o en otros casos que los militantes sean jerárquicamente inferior en un centro, y no sean tenidos en cuentas por diferentes razones, incluyendo hasta por la poca capacidad intelectual y hasta política, el militante no tiene que ser un académico, pero si tiene la obligación de superarse, e informarse ,tener todas las herramientas desde el conocimiento para el debate y la confrontación a cualquier nivel de jerarquía.

  21. El partido no puede ser solo un partido de reuniones ni de visitas para mostrar logros, el partido tiene que ser un partido de calle, de centro de trabajos, de estudios, de centros agrícolas, diaria y cotidianamente, y si es posible bien identificado, que todos sepamos donde quiera que estemos que hay aunque sea un militante presto a representarnos y hasta defendernos si es necesario, el carnet se se exhibe con orgullo, con compromiso, con ejemplaridad y con un verdadero liderazgo, para mi ese es el verdadero partido único que necesitamos, primero para eliminar todas las desviaciones y poder seguir avanzando en la construcción socialista

  22. Tocororo: Leo con mucho interés y detenimiento vuestros aportes al tema. Quizás no me he motivado a participar porque ya traté, aunque parcialmente, el tema en un texto publicado en este enlace: https://cambiosencuba.blogspot.com/2018/09/como-la-zorra-que-perdio-la-cola.html.
    Quiero destacar entre todas las valiosas, las reflexiones de SimPermiso porque las creo muy útiles para pertecharnos de las balas de los argumentos, porque estamos en guerra, de pensamiento, cuando ciertos ilustrados niegan la batalla cultural: “nadie tendrá más bienes ni más riqueza de la que necesita para cubrir sus necesidades”…Allí está la esencia del Comunismo a que aspiramos y debe constar en la Constitución…Abrazos para todos…

  23. Para mi el jefe de la Revolución es el pueblo, y puede ser tan abstracto como el partido, ¿que es el partido?, hemos visto que una minoría dentro de la minoría que es el partido, se ha declarado “incompetente” para saber ni siquiera que es el Socialismo y como se construye, a tenido que apelar al pueblo humilde y a su sabiduría para delinear por “donde andan los tiros” para construir el socialismo.
    Preguntemos algo, ¿donde esta esa minoría consciente de la clase obrera, que lleva 10 años sin dar respuesta a cosas como la doble moneda?. Uno puede decir que es un tema difícil, ahora, 10 años para resolver un tema de esa envergadura. Digamos que un nene de 8 años comienza a entender porque hay cosas que se compran con un dinero y otras con otro, luego llega a la adolescencia 18 años,y ve que la cosa sigue igual y para colmo escucha “ya lo vamos a resolver”. ¿Como se convence a la gente, con palabras o con realidades?, y ademas le decimos a esa juventud que la fuerza dirigente es el partido. Muchas cosas para pensar. Si vamos a organizar la sociedad con un solo partido (y mire que aclaro, que ya uno para mi es mucho) tienen que cambiar radicalmente algunas concepciones que se vienen arrastrando desde hace tiempo.
    En el Pueblo, en el barrio, una vez que se llega al poder esta la fortaleza de una Revolución y también su guía, hacia allí hay que dirigir los “cañones” o mejor poner los micrófonos y las manos levantadas del consenso.
    Saludos

  24. El militante comunista tiene que ser una autoridad pública presta a tomar iniciativas por el bien colectivo,, la ejemplaridad activa y visible les facilitara grandemente el liderazgo militante, social y necesario. El militante realmente tiene que ser la vanguardia de la sociedad, el espejo donde nos miremos todos los que decimos apoyar y defender nuestro proceso social y político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .