¿Ataque cibernético contra red eléctrica de Venezuela made in USA? Por Omar Pérez Salomón


Recuerdo que cuando el gusano informático Stuxnet afectó el programa nuclear iraní, muchos no reconocieron la participación estadounidense e israelí. Todo cambió cuando el diario The New York Times hizo público el 16 de enero de 2011, opiniones de expertos militares y de Inteligencia norteamericanos, donde reflejaron que la central nuclear de Dimona (al sur de Israel) se convirtió en un laboratorio para examinar y ensayar el virus  Stuxnet que afectó a gran parte del mundo y se reportó en las redes cubanas el 13 de julio de 2010.

Es un hito cómo en la década de 1980 se utilizó por primera vez  un arma cibernética, cuando  la CIA introdujo un software defectuoso en el sistema de operación del nuevo gasoducto transiberiano que debía llevar gas natural desde los yacimientos de gas de Urengoi en Siberia a través de Kazajstán, Rusia y Europa oriental hasta los mercados de divisas de Occidente, causando grandes pérdidas económicas  y contribuyendo al colapso de la URSS.

El virus Stuxnet puso de manifiesto la debilidad de las infraestructuras críticas de varios países en sectores claves como la Banca, Energía, Información, Telecomunicaciones, Hidráulico, Salud y Transporte; con vulnerabilidades en los sistemas de seguridad informática, de la información y en los programas de vigilancia del tráfico en la red de redes.

En la actualidad las empresas diseñadoras y productoras de hardware, software y sistemas, como Microsoft, IBM, Oracle, INTEL y otras, están obligadas, por su participación en los sistemas de gobierno en Estados Unidos y otros países, a introducir los requerimientos de los servicios especiales en el funcionamiento de sus productos, implementando puertas traseras y programas troyanos que actúan como procedimientos almacenados que permiten acceder a los datos y claves de acceso, sin que los usuarios se percaten.

En el artículo, “Venezuela bajo ataque: 7 apuntes sobre el shock eléctrico, publicado en el sitio Misión Verdad, se dan a conocer algunos elementos de este sabotaje:

“Esta vez no hubo un ataque a subestaciones o a líneas de transmisión eléctrica, como se había ensayado en distintas ocasiones con anterioridad, según manuales de sabotaje de la CIA contra la Nicaragua sandinista de los 80, ya desclasificados.

“Cabe acotar que el software usado (llamado Scada) en el Sistema de Control Automatizado (SCA) que operativiza el funcionamiento de los motores es el creado por la empresa ABB, que desde hace años no trabaja en el país. Esta empresa ABB, que en Venezuela trabajó como Consorcio Trilateral ABB (ABB Venezuela, ABB Canadá, ABB Suiza), diseñó un proyecto de modernización del Guri a finales de la década pasada, durante el gobierno de Hugo Chávez, en el que describe a profundidad tanto el sistema atacado como la organización básica del Guri.

“El analista geopolítico Vladimir Adrianza Salas, en entrevista con Telesur, relaciona el ataque con el consorcio. Explicó que el embalse del Guri ‘requiere un sistema de control que técnicamente se llama sistema scada, el cual no es otra cosa que un sistema de supervisión, control y requisición de datos que permite, desde la perspectiva informática, controlar todos los elementos de generación de energía. Si saboteas esto, saboteas el funcionamiento. Pero para sabotear esto necesitas dos cosas: o debes tener acceso desde afuera o debes tener complicidad interna para modificar los procesos’.

“Precedentes de este tipo se encuentran en países atacados o presionados directamente por Estados Unidos, como Irak y el Líbano, donde los apagones han sido sistemáticos y de forma consecutiva, uno tras otro durante decenas de horas. Las ‘réplicas’ en la interrupción del suministro de energía responderían a estas secuencias de ofensivas que ya han sido experimentadas en otros contextos de guerra asimétrica e irregular”.

En el ataque cibernético a la red eléctrica de Venezuela todos los caminos conducen a EE.UU. De seguro habrá que esperar que el NYT publique la noticia para que se conozca y se crea.

Hay mucho en juego para no estudiar al detalle esta experiencia y adoptar las medidas necesarias para impedir ataques cibernéticos de esta naturaleza o de otro tipo que sirvan de pretexto para una escalada desde Estados Unidos contra Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

14 pensamientos en “¿Ataque cibernético contra red eléctrica de Venezuela made in USA? Por Omar Pérez Salomón

  1. Troyanos, gusanos informáticos, software. Todos miembros de la Guerra No Convencional. La escalada está en pie y recuérdese que después de los bombardeos del 15 de abril, llegó la invasión por Playa Girón. Claro, la situación no es la misma que entonces. Pero Venezuela y el mundo en general debemos esperar que estos ciberataques se regularicen, tanto contra países socialistas y democráticos o de izquierda, como para obtener ventajas en la competencia económica global. Bien que el ADN del proceso de desarrollo capitalista es necesariamente belicista, castrista.
    A Venezuela le queda un solo camino, igual que a Cuba después de 1959: vencer. Como aquella consigna de mi juventud, “¡Nacimos para vencer y no para ser vencidos!”.

  2. Dentro de unos años alguien publicara un libro para jactarse de como lo hicieron como sucedio con el atentado al oleoducto de la Union Sovietica, mietras tanto se debe esperar que algun medio estadounidense o europeo reconozca que fue una operacion “democratica” para el cambio de gobierno.

  3. Con ser muy grave el apagón que sufre Venezuela, como resultado de la agresión cibernética, no es comparable con el apagón que sufren el derecho internacional y el que sufren los derechos nacionales en las mal llamadas democracias de la “comunidad internacional” , que dicen velar por los derechos humanos y la soberanía de los pueblos, particularmente USA.

    Estamos al borde de un nuevo genocidio a cargo de naciones multirreincidentes y lo que venimos presenciando es el triunfo del lenguaje sobre el derecho, de la retórica sobre un sistema normativo y judial garantes de los derechos humanos y la paz.

    Hace ya muchas décadas que los gobernantes de las democracias burguesas se convencieron de que, controlando la información, era posible violar o eludir el derecho y la ética. Los ejércitos bien uniformados de Napoleón e investidos de la retórica de la ilustración disfrutaban de licencia para matar, de mismo modo que la retórica goebbelsiana del lenguaje repetido hasta la saciedad, por disonante que resultara con el derecho y la realidad.

    Tendríamos que preguntarnos si hoy seria posible violar el derecho más elemental y la realidad objetiva del modo que se hace en Venezuela sin el trabajo previo de un oligopolio infernal, que ha llevado muy lejos las enseñanzas de Goebbels sobre la construcción de un imaginario colectivo falso capaz de servir de coartada para cometer los crímenes más horribles de forma impune.

    Aquel no era más que el órgano de propaganda del partido nazi pero lo que lleva ya muchos años fabricando una matriz falsa sobre Venezuela, por la simple razón de que allí el pueblo tiene patria y dignos gobernantes al servicio de sus derechos, es lo que se sigue considerando por las mentes bien pensantes como paradigma de la libertad de expresión: un oligopolio perfectamente sincronizado que ha sabido dorarse de un diafraz de independencia y que sirve a los mayores criminales del planeta (sus propietarios)

    Quién o qué nos puede librar del apagón que sufre el derecho? Por supuesto que no van a ser las personas ni las instituciones que sirven a un sistema tan deshumanizado y genocida. Los supremacistas blancos que crearon en norteamerica el huevo de la serpiente robaban tierras y asesinaban indios porque disponían de una retórica del lenguaje (sin ningún fundamento empírico) similar a la retórica que ahora les anima a cometer crímenes mucho más aberrantes e igualmente impunes. Para ser supremacistas, bien poco es lo que han evolucionado estos primates albinos, salvo en el arte de robar y matar, en que han adquirido gran sofisticación.

    A quién podríamos responsabilizar de un nuevo genocidio si llegara a producirse? En primer lugar al sistema que pare esta clase de monstruos y le entrega los instrumentos más sofisticados para perpetrar sus magnicidios. Pero de forma especial y directa a quienes teniendo la posibilidad de evitarlo no hacen nada o echan leña al fuego (como la Bachelet, de la que poco podemos esperar en su visita, como no sea entrevistarse con el perro imperial que mordió a Maduro). De forma especial al pueblo norteamericano y partido demócrata ( que podría evitar la agresión pero que siempre ha formado parte de los halcones de la guerra).

  4. Mis saludos Sin-permiso, siempre interesantes sus comentarios.

    Habría que responsabilizar, entre otros, a los descastados del grupo de Lima y a la OEA con el Judas Almagro a la cabeza que hace honor a la 3ra acepción de almagrar según la RAE : Entre rufianes y valentones, herir o lastimar de suerte que corra sangre.

  5. Pingback: ¿Ataque cibernético contra red eléctrica de Venezuela made in USA? | mitimaes

  6. Mis saludos también para ti, Rodolfo Garva. La OEA es la comparsa que siempre legitima los crímenes de la superpotencia en su patio trasero. El ministerio de colonias del imperio en América Latina. Nada nuevo bajo el sol. El directo de cine cubano Titón no descartaba a comienzos de los 60 en una de sus cartas una actitud hostil de la OEA, alineada de perrito faldero de USA. El tiempo le dio la razón en el caso de Cuba y resto de agresiones.

    A quién o qué habría que responsabilizar de que en Venezuela se haya llegado a la situación de que los guarimberos sean reconocidos como legítimo gobierno de transición? Por supuesto que en primer lugar a los medios que llevan ya muchos años construyendo una matriz falsa, de forma tal que quien se atreva a cuestionar que Maduro es un dictador y la cruzada de los 100.000 hijos de San Luis una legítima guerra de restauración del turnismo burgués se expone a sufrir linchamiento social e incluso físico.

    Han logrado crear un imaginario colectivo en el que vale todo para acabar con un proceso de emancipación de la tiranía imperial. Qué nos queda para salvar al pueblo venezolano de un genocidio, además de la conciencia y valentía de este?

    Por una parte, si Rusia y China son capaces de ver en Venezuela la antesala de lo que les espera, del mismo modo que lo fue la II república española en 1936. Mejor les iría a ellos y a sus inversiones en Venezuela si dejaran claro que una agresión a esta nacion desencadenaría la III guerra mundial ,como lo hizo la agresión nazi a Polonia.

    Pero el número uno en responsabilidad lo tiene el pueblo yanqui, que es el que legítima con su voto y el pago de tributos las políticas genocidas y el sistema que las produce. Yo no veo al telonero Sanders denunciando el plan violento de cambio de régimen en Venezuela, del mismo modo que no lo hizo en Yugoslavia, Irak, Libia o Siria, ni siquiera después de evaluar los resultados de las falsas guerras humanitarias.

    Por lo visto, a Sanders le preocupa más el modelo de abordaje de la enfermedad (otra cosa es la salud) en USA que el derecho a la vida en Venezuela. Otro supremacistas más en una nación que no es capaz de darse cuenta de cuánto debe al saqueo y robo de cerebros fuera de sus fronteras. También habría que decir que el complejo militar, al igual que la industria de la enfermedad y de las energias fósiles, está entre los grandes patrocinadores del partido demócrata.

    Que cada cual aguante su vela. Yo hago todo lo que puedo desde adolescente para que en España no gobierne un partido turnista de la oligarquía. Con nuestro voto e impuestos somos responsables de los crímenes de muestros gobernantes, por lo que, en justa reciprocidad quienes respaldan las políticas genocidas de estos monstruos se merecen que las víctimas les paguen con la misma medicina, cualquiera que sea la vía y formato de administración m

  7. Tienes toda la razón Sin-permiso.
    Al leerte recordaba una canción de tu compatriota Patxie Andión que oia en mi adolescencia: ” Nos pasarán la cuenta”.
    abrazo

  8. El régimen USA ha elegido un ataque sofisticado a la estructura eléctrica de Venezuela porque un 70% de la electricidad que consume Venezuela proviene del embalse de El Guri y de este modo se quedaría sin “luz” y todo lo que conlleva, asi que aparentemente el caos estaba servido. Habría que sacar lecciones de esto. Lo que el régimen USA esta haciendo es un esquema casi idéntico al que se aplicó en Libia y Siria. En libia les resultó , en Siria han fracasado, asi que en Venezuela van a fracasar por otras muchas razones. El “ejercito cibernético” , coordinados con elementos en el interior y usando virus y programas de acceso remoto para cegar las defensas del sistema y provocar cambios no deseados en su infraestructura, algo que en otras palabras, Omar Perez explica en este post.

  9. Un saludo para los compañeros Garva y Sin-permiso que en otro anterior post no pude corresponder. Momentos compllcados pero “quien dijo que iba a ser fácil”,.. En cambio esos USA depredadores sin entrañas a 90 millas tienen indigestión duodenal con este hueso duro de roer que es la revolución cubana y ahora la revolución bolivariana les va a provocar tomar grandes dosis de bicarbonato pero finalmente acabarán con el estómago perforado e infección generalizada en forma de peritonitis inusual y amenazadora con su seguridad nacional y todas sus opciones barriobajeras y si, yo también estoy de acuerdo con Sin-permiso que el idiotismo generalizado del peliculero pueblo yanqui les hace responsables de todo el sufrimiento que ocasionan, salvo las excepciones a lugar.

  10. Pingback: ¿Ataque cibernético contra red eléctrica de Venezuela made in USA? | La Vacuna de Cuba

  11. Saludos Tocororo. Se agradece siempre tus atinadas e ingeniosas colaboraciones. Los yanquis tienen el número uno como noveleros aprovechando que son la Meca del cine, de las producciones audiovisuales y de las grandes agencias y medios de desinformación.

    Llevan ya mucho tiempo vendiéndonos el tráfico de esclavos y el comercio asociado de las colonias iniciales como paradigma del desarrollo económico basado en el esfuerzo y la inteligencia de una raza superior, el genocidio de los indios como misión civilizatoria en el nuevo mundo, la independencia de la metrópoli por la oligarquía más esclavista del mundo como ejemplo de revolución democrática, la entrada en la II Guerra Mundial tras aceptar Reino Unido y Francia su supremacía en un nuevo orden neocolonial a costa de sus colonias y del resto del mundo como prueba de su compromiso con la auto determinación de los pueblos (el que nunca prestó a los pueblos de América Latina, que se convirtió en laboratorio de su modelo neocolonial) y tantos otros disfraces con el que el mayor monstruo de la historia contemporánea se ha cuidado de ocultar su verdadero rostro y sus impulsos criminales.

    A falta de un derecho nacional e internacional efectivos y democráticos la superpotencia ha aprovechado su liderazgo en el ámbito de la retórica rastrera y goebbelsiana para convertir su dictadura de doble partido, oligopolica en la creación de opinión pública e imperialista, a cargo de los sucesores de los plutócratas esclavistas, como paradigma de la democracia, la libertad, los derechos humanos y las relaciones internacionales. Cualquier pueblo que no acate esta narrativa se convierte por pura lógica en la negación del modelo y por tanto en amenaza de tan altos ideales.

    Para colmo de males, ahora la financiación de los dos partidos de la tiranía es ilimitada, lo que implica que un puñado de grandes corporaciones en el sector de las armas, la enfermedad, las energías fósiles y la banca, conscientes de que podrían perderlo todo si se produjera un cambio de régimen hacia la democracia y los derechos humanos, no van a permitir que surja ninguna alternativa, por mucho dinero y medios que tengan que emplear, y ninguno de los dos partidos se va a permitir el lujo de prescindir del patrocinio de estos criminales. A menos de que el pueblo yanqui sea consciente de la situación y promueva una revolución, al mundo le va a resultar complicado acabar con tan abominable tiranía, que ya no tiene miedo a quitarse la máscara y apuntarse crímenes y amenazas, como vulgares terroristas. Sirva como ejemplo el ciberataque eléctrico y las amenazas al ejército bolivariano para que traicione a su pueblo. Saludos.

  12. Pingback: ¿Ataque cibernético contra red eléctrica de #Venezuela made in USA? | chichaalacubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.