El respaldo tácito de Harvard a la esclavitud. Por Amy Goodman y Denis Moynihan


La evocadora mirada de Papa Renty se asoma desde un daguerrotipo de 1850. Este hombre esclavizado se vio obligado a posar desnudo para un estudio conducido por un antropólogo racista de Harvard llamado Louis Agassiz. El científico de origen suizo respaldaba el “poligenismo”, una teoría que sostenía que las diversas razas eran especies diferentes, y que la raza blanca era muy superior a la negra. Para validar este concepto, Agassiz viajó desde Harvard a Carolina del Sur en busca de esclavos negros auténticos, “puros”, cuya composición racial africana original no hubiera sido diluida, como ocurría con demasiada frecuencia por la violación de las mujeres esclavizadas por parte de sus amos blancos. Agassiz encargó estas imágenes de Renty, su hija Delia y otros esclavos, y regresó a Harvard con ellas. Las imágenes finalmente terminaron olvidadas en un depósito hasta 1976, cuando fueron descubiertas. Desde entonces, Harvard ha mantenido un control estricto sobre el acceso a la colección y cobra derechos de uso a quienes deseen utilizarlas. Ahora, Tamara Lanier, una de las descendientes directas de Renty, ha presentado una demanda contra Harvard, en la que exige que los daguerrotipos de Renty y Delia sean devueltos a su familia. Sigue leyendo