Los “valores universales” ante Julian Assange. Por Iroel Sánchez


Mientras era extraído a la fuerza de la embajada ecuatoriana en Londres Julian Assange portaba en sus manos un libro de Gore Vidal. No se trataba de un libro “escrito” por Vidal, sino de una compliación de entrevistas en que el autor de novelas como Burr denuncia con su característico sarcasmo el funcionamiento de lo que denominó “los Estados Unidos de Amnesia”.


Buena parte de la obra narrativa de Vidal gira -directa o indirectamente- alrededor de cómo Estados Unidos dejó de ser una república para convertirse en un imperio. Washington D.C. y la Roma de los césares son escenario de muchas de sus novelas. Cuando con el pretexto del atentado a las Torres Gemelas el Congreso estadounidense aprobó la Patriot Act, el célebre escritor declaró que el estado de derecho había muerto en su país. A ese país es el que con casi absoluta seguridad será trasladado Assange para ajustarle cuentas por develar las pruebas que muestran los crímenes cometidos por Washington fuera de sus fronteras.

Contra lo que muchos anunciaron, luego de la implosión soviética y el mundo que la circundaba, la época contemporánea no se ha visto caracterizada por el triunfo definitivo de la democracia liberal que haría innecesario el irrespeto a la ley y el uso de la fuerza dentro y entre las naciones. Los que Barack Obama solía llamar “valores universales” han sido violados sistemáticamente por sus propios promotores desde el Oriente Medio a América Latina y hasta en su propio territorio por todas las administraciones norteamericanas que sucedieron a la caída del Muro de Berlín. El debido proceso, el libre comercio y acceso a la información, los derechos humanos, las libertades de expresión y de palabra, la libre movilidad de los ciudadanos, el respeto de los organismos armados a las instituciones electas, aspectos presentes en todos los discursos de los gobernantes occidentales durante la Guerra Fría se han venido violando de manera creciente con protagonismo estadounidense sobre todo en lo que, tanto el Secretario de Estado de Barack Obama, John Kerry, como los de Donald Trump, coinciden en llamar su “patio trasero”.

Desde que en 2009 el Presidente hondureño Manuel Zelaya fuera sacado de su casa en pijama por los militares, que después ametrallaron a la multitud que lo esperaba en un intento de regreso aéreo, hasta hoy varios presidentes latinoamericanos han sufrido golpes de estado, un seguro vencedor electoral como Lula ha sido encarcelado en un procesos arbitrario, conducido por jueces adiestrados en Estados Unidos, y se ha llamado abierta y reiteradamente desde Washington a derrocar el gobierno venezolano, electo con mayor votación y más participación que el de Donald Trump, por solo citar algunos hitos.

El intento de poner al alcance de todos información científica, obtenida con fondos públicos, costó al joven informático Aaron Swartz la amenaza por el gobierno de Obama con treinta años de cárcel y un millón de dólares de multa que lo hicieron suicidarse. Edward Snowden informó al mundo que la privacidad de todos, de los jefes de estado a los ciudadanos más simples, es violada por el gobierno estadounidense. Pero el resultado no es que Snowden es condecorado por los autores de los discursos más elevados sobre la libertad en los medios de comunicación de mayor alcance sino que debe vivir escondido bien lejos de Occidente, en Moscú, mientras el derecho de asilo -reconocido en su momento hasta por las más feroces dictaduras latinoamericanas- es violentado para poner en manos de sus perseguidores a Assange, el hombre que más ha hecho por denunciar violaciones masivas y flagrantes de los Derechos Humanos.

China, que en buena lid ha venido ganando espacio como potencia económica global con las que hasta ahora eran las reglas de juego del comercio mundial, es atacada con aranceles y medidas que usan el poder de un estado en contra del sacrosanto espíritu de libre empresa, y los muros en Palestina y México convierten en minimalista el que dividía a Berlín.

Con el aval del voto (casi 80% del padrón electoral) y la voz (1,7 millones de opiniones), los dos medidores de la democracia aceptados en Occidente desde Pericles, se ha proclamado una nueva Constitución en Cuba pero la respuesta de quienes llevan sesenta años exigiendo a la Isla ser democrática es arreciar el bloqueo económico e imponer nuevas sanciones en nombre de la libertad de empresa y competencia.

Ese “dictador” que es el Comandante Fidel Castro dijo que a Wikileaks “habría que hacerle una estatua”. ¿Dónde está la democracia y dónde la dictadura? Al responder a las nuevas agresiones norteamericanas, el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez recordó ante la Asamblea Nacional de Cuba una frase Fidel: “sólo podrá decirse que aquí se organizó una sociedad donde todos los pueblos del mundo pudieron venir a aprender lo que era justicia, lo que era democracia, y que supo defenderla y supo sostenerla”. Y tanto Gore Vidal como Assange supieron ver con claridad lo que significa Fidel “¿Quién no lo admira?” se preguntó el primero, mientras Assange agregaría después: “Estoy altamente impresionado por cómo ustedes han resistido estos 50 años a 90 millas de Estados Unidos… La autenticidad de Fidel Castro se mantiene en todo lo que el país va a continuar haciendo”
(Al Mayadeen)

8 pensamientos en “Los “valores universales” ante Julian Assange. Por Iroel Sánchez

  1. Con todo el respeto que nos merece Gore Vidal, no fue la Patriot Act lo que acabó con el estado de derecho en USA ya que este nunca existió, al menos lo que se debe entender por un estado de derecho inspirado en principios y valores democráticos. Las autoridades de esta nación han pisoteado los derechos civiles tantas veces le ha hecho falta a los plutócratas, como en la caza de brujas posterior a la II Guerra Mundial, así como los derechos y la soberanía de otros pueblos a través de la técnica del autogolpe, que convertía a las víctimas en verdugos y a los hombres dignos en terroristas, como en el caso del Maine, el golfo de Tonkin y tantos otros.

    Cuando Donald Trump celebró recientemente la negativa de la Corte Penal Internacional a juzgar los crímenes de guerra de la superpotencia en Afganistán como el triunfo del “estado de derecho”, ¿qué podría entenderse por tal concepto en la mente de un sátrapa de su calaña y en el contexto de una causa abierta por un fiscal del tribunal internacional que fue boicoteada por las autoridades norteamericanas con embargos de cuentas, denegación de visas y otras típicas medidas disuasorias, que acabaron convenciendo a los jueces complacientes de la Corte de que la justicia no era universal ni este organismo se creó para hacerla realidad sino para ajusticiar a los líderes antiimperialistas que sobrevivían a las balas y a las bombas?

    Parece evidente que el “estado de derecho” que promueven USA y aliados persiguiendo a los periodistas que difunden la verdad (en lugar de las fake news), no reconociendo y boicoteando organismos creados inicialmente para garantizar el estado de derecho nacional e internacional (como la CPI) y practicando el injerencismo desestabilizador y de rapiña en todas las naciones que no aceptan sus leyes de vasallaje nada tiene que ver con un sistema normativo capaz de garantizar principios tan importantes como la igualdad y la seguridad.

    En todo caso, lo que se viene reivindicando con fuerza desde ese modelo de crimen organizado que es el neoliberalismo es una nefasta interpretación del principio de libertad, según el cual, todo debe ser desregulado y despenalizado para que también en las sociedades humanas impere el darwinismo social, para que sean los más fuertes los que sobrevivan y transmitan sus genes, aunque se trate de psicópatas como Donald Trump y reglas de juego que permiten la acumulación ilimitada de bienes, que los derrotados deben aceptar de buen grado como expresión de la voluntad divina recostándose en el suelo y esperando la muerte, que diría Muhammad Yunus, el fundador del banco de los pobres, al referirse a la resignación con que sus compatriotas aceptaban el fracaso personal bajo leyes injustas implorando la muerte a la divinidad.

    Esto es lo que la supremacista jicotea con tupé y los que piensan como él le están reclamando ahora a venezolanos, cubanos y nicaragüenses: que acepten su condición de perdedores por latinos y socialistas rindiéndose incondicionalmente antes de que la divinidad y la sabia naturaleza les causen una humillante derrota final. En mi condición de defensor de un mundo alternativo inspirado en valores socialistas y ecologistas no puedo dejar de expresar mi profundo desprecio hacia la gentuza que divulga noticias falsas, creando matrices que posibilitan los mayores crímenes continuados en absoluta impunidad, los jueces y tribunales que, por acción o por omisión, garantizan la impunidad de los genocidas y los políticos responsables de toda clase de magnicidios, que han celebrado con gran júbilo el apresamiento de Assange, del mismo modo que celebraron la muerte de Gadafi y de cualquier líder político o social opositor a la tiranía imperial. Para ustedes, cubanos, venezolanos y nicaragüenses (no digamos en el caso de afganos, iraquíes y libios) esta escoria no debe valer el precio de la bala con la que habría que hacer justicia si finalmente se produjera una intervención armada en un mundo estructurado en clases sociales en permanente conflicto donde el estado de derecho jamás existió o existió con muchas restricciones y arbitrariedades para salvaguardar los privilegios de la clase dominante..

  2. El Gobierno corrupto y Politico PIRATAS del ECUADOR estan Hoy y desde ayer para quedar Bien con el TRATO que HICIERA el presidente Pirata de lenin ” Yo entriego a Assange y UTDS me ayudan con mi CORRUPCION ” ESTAN tratando de desmoralizar Completamente a este Periodista Bloguero y Dicen Barbaridades de mentiras y calumnias para justificar su TRAICION .
    ” como se explican la embajada del Ecuador y el Presidente lenin >
    ” primero : DEjar entrar a suelo del Ecuador a una Policia extranjera y sacar a la Fuerza a un asilado.
    segundo : Todo refugio y asilo a un Ciudadano dicen las leyes de ese pais y cualquier Otro que alla firmado dicho Tratado de asilo politico en la ONU y demas organismos competente a la Carta de Asilo en una embajada.
    ” Ningun ciudadano Puede mantener palabras, declaraciones ya fuera de Politica o contra la misma.ni contra el pais de su nacimiento, es decir ; de donde Huye.o se escapara .
    ” Como decir ECUador QUE ASSANGE ESTABA DENTRO DE LA EMBAJADA haciendo actos de espionajes aun contra el mismo Ecuador…..” ademas ; el presidente lenin Personalmente le Habia RETIRADO su Conepciones a la Internet.

  3. Pingback: Los “valores universales” ante Julian Assange | mitimaes

  4. Vidal olvidaba la tragedia del racismo estadounidense como la gran negacion de lo mas basico para un estado de derecho, aunque la discriminacion se considero un derecho de los blancos por mucho tiempo como herencia recibida de los Padres Fundadores. Inclusive el racismo esta muy lejos de haberse resuelto aunque los negros tengan algunos millonarios como mparte del juego sucio.
    Por no mencionar la etapa de matar indios para robarles las tierras bajo el imperio de la Ley de la Selva. Ese tema es un estercolero que es mejor ni mencionar y sin embargo creen haber vivido en un mundo ejemplar.

  5. Pingback: Los “valores universales” ante Julian Assange.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.