Lo previsible y lo ignorado. Por Iroel Sánchez


Rechazo toda discriminación y toda violencia y creo es válido preguntarse si al suspender la conga dentro del programa de las jornadas contra la homofobia no se regaló una oportunidad a quienes quieren aumentar aún más el cerco contra Cuba, más cuando los organizadores de la tradicional marcha no dudarían en condenar gustosos el recrudecido bloqueo anticubano, a diferencia de quienes convcaron un evento que ocupó ese espacio abandonado por las instituciones proclamando no estar “contra nada”.

Era previsible que al suspenderse la ya habitual conga que durante los últimos años ha formado parte de las jornadas que bajo ese nombre y encabezadas por el Centro Nacional de Educación Sexual dirigido por Mariela Castro Espín tienen lugar cada mes de mayo en Cuba, el desacuerdo y los sanos deseos de realizar la marcha de una parte de quienes asistían tradicionalmente a esa actividad que no quedaron conformes con los débiles argumentos expuestos para no realizarla, intentaran ser aprovechados para lograr la convocatoria que la contrarrevolución cubana y sus patrocinadores del norte no tienen, dañar la autoridad que la propia Mariela y un grupo nutrido de colaboradores se han ganado con un duro trabajo de décadas, además de desacreditar las transformaciones positivas que han tenido lugar en la Isla en este terreno.

Pero por eso mismo tampoco puedo dejar de preguntarme si se debe ignorar que el nuevo mártir que a raíz de esos acontecimientos los medios de comunicación internacionales colocan en primer plano, Ariel Ruíz Urquiola, recibió instrucciones en la embajada en La Habana del homófobo, violento, racista, misógino y xenófobo Donald Trump, como se puede ver en una lista publicada en su momento por el sitio Razones de Cuba.

14 pensamientos en “Lo previsible y lo ignorado. Por Iroel Sánchez

  1. La ley no se viola camarada Iroel. No puede existir desacato si se avisó que no estaban autorizados a realizar la famosa conga. Por cierto, en medio de esas congas de años anteriores, algunos LGTBIQ, aprovechaban para acosar a los agentes del orden público, y a otros ciudadanos que deambulaban en los alrededores. No estoy en contra de que ellos se manifiesten. Pero hay que respetar y ser respetado.

  2. Es cierto que si se prohíbe expresamente la manifestación y a pesar de eso se hace es desacato y eso no se puede permitir.
    Y también es probable que hubiera razones de peso para no realizar la que normalmente llevan años haciendo.
    Pero, y siempre hay un pero…
    Coincido con iroel en que es probable que se le haya regalado la oportunidad al enemigo al cancelar la conga “oficial”, sobre todo si no se dá una explicación consecuente y convicente. Según he leído primero se dijo que la suspendian este año por la situación del país ¿? Otro que sí malecón es una via rápida, otro que sí iban a coger la conga para la bachata los enemigos.
    En la concreta solo espero que los que tomen las decisiones en este tema no sean igual que los que las toman en los temas económicos y que por lo menos sepan sumar y restar, analizar pros y contras porque en mi opinión la cuenta no dá, se perdió más políticamente ahora que lo que se pudo haber perdido si los hubieran dejado hacer su conga.

  3. Si los organizadores de la tradicional marcha no dudarían en condenar gustosos el recrudecido bloqueo anticubano, como señala Iroel, no se entiende los motivos de la prohibición, máxime tras el reconocimiento del matrimonio igualitario en la vigente Constitución. ¿Motivos económicos? No parece que la organización de esa actividad al aire libre, que dignifica la imagen de Cuba en el terreno de las libertades personales y que tal vez sea un importante reclamo para el turismo internacional (como lo es la celebración del día del orgullo gay en Madrid), conlleve un elevado gasto para las arcas públicas.

    ¿Se ha pensado por un momento en el daño que se ha causado al socialismo con rostro humano cubano, tras años de encomiable labor del CENESEX, en una sociedad que tenía en la homofobia uno de sus mayores flagelos y que el enemigo siempre supo utilizar esta vulnerabilidad al servicio de sus perversos intereses? Esta mañana, en el periódico español La Razón, Zoe Valdés se despachaba a gusto no sólo contra el CENESEX y la homofobia en Cuba sino contra el régimen cubano. Si el medio ultraconservador le pidió que aparecieran en el breve texto 50 improperios y que le pagaría “x” euros por cada uno de ellos o con arreglo a una tasación específica, las “zoeces” de Zoe, cuyos libros se venden a peso en el Rastro de Madrid, han cumplido con creces y propina incluida.

    Si no me equivoco, todavía se está a tiempo de rectificar, ya que se hace coincidir con el día del campesino, que es el 17 de Mayo, y no creo que a los organizadores les faltara tiempo para preparar un evento que no requiere un sofisticado despliegue de medios sino imaginación y sana alegría en una jornada más de desagravio por el daño que la homofobia de la sociedad cubana ha causado a muchos cubanos, que probablemente no eligieron voluntariamente ni gustosamente la desviación de la férrea norma cultural en materia de identidad y orientación sexual sino que lo descubrieron un día como una verdad incómoda, que había que afrontar con mucho valor para ser uno mismo y no lo que establecía el patrón impuesto por la sociedad.

    La Cuba de hoy, sometida a una mayor presión por el imperio genocida, necesita incrementar los niveles de testosterona en la sociedad para afrontar con valentía las peores situaciones imaginables, pero se equivocan los que piensan que una sociedad puede llegar muy lejos en permanente tensión o que no hay testosterona en el movimiento LGBT. Sara González fue una lesbiana corajudamente comprometida con la revolución y, en la hermana Venezuela, Erika Farias, la actual alcaldesa de Caracas, es una de las figuras más carismáticas, preclaras y combativas del chavismo. Enmendar es de sabios y en Cuba no hay que rendir cuentas a la oligarquía machista y homófoba del mundo capitalista. En la revolución de los humildes y para los humildes no se puede dejar fuera al colectivo LGBT.

  4. Si la celebración venía realizándose desde un tiempo con el apoyo de las autoridades se excluye sea un caso de homofobia “social” y más que se avisó la suspensión de la actividad días antes.
    El show mostro que los riesgos que se intentaron evitar en realidad estaban sobre el tapete, en eso no hay dudas.
    Y cabe preguntar……por qué en esta ocasión era tan importante la celebración cuando no era la primera y se supone no sería la última.

  5. En este caso, intuitivamente, confío en nuestras autoridades, porque creo que en una marcha más numerosa, multitudinaria y bulliciosa como es la LGBTI, era precisamente donde estaban las condiciones mejores para la provocación que sin dudas se estaba organizando…Era una cuestión de probabilidades….¿Era mejor dejar la marcha original y enfrentar la provocación? ¿Y sabemos lo que la provocación se proponía? Las razones expuestas para prohibirla quizás se pueden calificar de muy débiles… Pero, ¿se podrían dar otras más sólidas sin quemar información? Y ya prohibida y celebrada la marcha del desacato, ¿se podía dejar que siguiera hasta su final natural? Si se acepta que se transgreda la ley, perdemos más…Como no hubo verdadera represión, siempre será inventada y magnificada, sea lo que se haga…

  6. Querido Luque, está de más decir que yo confío en nuestras autoridades y por supuesto defiendo el acatamiento de la Ley. Ni desconfianza ni desacato están en mi texto pero sí creo que una batalla política se gana haciendo política, dando argumentos, demostrando de modo convincente, cosa que la Revolución cubana ha demostrado sabe hacer con creces. Uno de esos argumentos es demostrar la conducta servil hacia quienes nos quieren muertos de hambre y enfermedades que es lo que intento hacer con este post. Abrazos

    Abrazos

  7. Para mi hay de todo en esta historia. Los errores en política siempre tus adversarios los aprovecharán y con creces. La manifestación LGBTI se hizo con un alto grado de espontaneidad, sólo que algunos desafectos al sistema se pusieron en alerta para aprovechar cualquier encontronazo, provocar y mediatizar. Todo eso se hubiera evitado haciendo la conga como todos los años y alertando que podían existir provocaciones si se tenía esa sospecha… estoy seguro que la normalidad se hubiera impuesto y por demás el gobierno hubiera logrado una sonada victoria y legitimidad con el movimiento LGBTI, ganancia que en términos sociopolíticos bastante falta que hace. Por qué presuponer que el colectivo LGBTI no sería capaz de resistir e imponerse a las provocaciones contrarrevolucionarias? Para mi ahí subsiste el viejo prejuicio de asociar lo gay con lo marginal, con lo antisocial y por defecto con lo antirrevolucionario. Un error que cometemos en los análisis políticos en Cuba es hablar en términos de oposición/gobierno. Hay oposiciones y disenciones en plural. Mientras que el gobierno piense que todo el que lo contradiga y disienta es un “opositor” estamos jodidos…mientras los opositores proyanquis (versión clásica del oposicionismo) no entiendan que hay personas que tienen el derecho a disentir y apoyar cuando lo entiendan, sin renunciar a la Revolución y el Socialismo… también estamos jodidos. En Cuba la política se polarizó en extremos hace mucho tiempo, y los verdaderos enemigos sacan provecho cotidianamente de estas negaciones desde los extremos. Como lo que se mediatiza y resalta es el conflicto y el antagonismo, qué queda para la mayoría que accede informalmente a la información menos argumentada y más distorsionada, polarizada. Ahora los únicos que perdemos somos los cubanos: unos pensando que “todo” el movimiento LGBTI cubano es contrarrevolucionario, lo cual genera un retroceso en la percepción psicosocial de la diferencia y por ende una justificación para futuros actos discriminatorios y/o prejuiciados desde posturas “revolucionarias” a niveles casi de criminalización; para otros será un pretexto más para demostrar ante sus amos la “catástrofe en derechos humanos” que representa el país y con eso lo “patriótico” y “necesario” de justificar el recrudecimiento del bloqueo; para algunos/as significará desesperanza y frustración en la Revolución a partir de la actuación errada de un gobierno que no tomó una decisión feliz, entonces por transición los valores democráticos de izquierda de la Revolución pueden ser asociados, en el imaginario psicosociopolítico, con una negación conservadora y tradicionalista del respeto a la diferencia, los derechos y los movimientos antidiscriminatorios (cuestión fatal), es decir que defender la Revolución es defender posturas como estas; otros/as creerán que es una muestra fehaciente de la falta de legalidad y legitimidad del sistema por lo cual se sienten con argumentos para proponer un sistema de gobierno alternativo, a veces sin saber bien cuál, con quién o para qué y cuáles serían los resultados; el extremismo religioso hará misas/cultos multitudinarios convocando a sus fieles (ahora) a respetar las leyes y al gobierno y rezar con vehemencia para que Dios? continúe iluminando a la Nación y a sus Gobernantes en la cruzada terrenal contra los “impíos que amenazan la familia”; habrán unos cuantos que les importe un carajo lo que pasa, porque esa pelea entre “comunistas vs. gays” no les da ni le quita y seguirán ausentes concentrados en disfrutar de sus lujos (que tendrán en cualquier circunstancia) o intentando llevar el plato fuerte a sus hijos en la casa…a lo lejos o bien cerca, los de siempre, los que nos han tenido agarrado por los c…. 60 años con sus restricciones; los burócratas y corruptos envilecidos por el poder y temerosos de caer de su burbuja por cualquier evento “transgresor”; los que esperan una Cuba arrasada, hipotecada y traspatio de su casa…esos indiscutiblemente hoy están felices. Los/as que llevamos y sentimos a Cuba, al menos una cuarta hacia adentro del pecho, hoy y durante mucho tiempo estaremos expectantes, sufrientes, impactados sin saber qué hacer entre tanta fragmentación efímera y tanto vicio de homogeneizar espurio y falaz.

  8. Pingback: Red News | Protestation

  9. Siempre optimista hermano Iroel pero también realista…para mi es mejor evitar riesgos que reducir daños. Confío en la esencia humanista de la Revolución, con ella y la sabiduría de las personas a quienes delegamos con nuestro voto el poder político que la/nos representan es que cuento para salir airosos y fortalecidos de esta mala pasada, claramente evitable.

  10. Que opine el presidente de los consejos de estado y ministro , esto es algo sensible. Se cuestiona por ende los conceptos socialismo y comunismo siempre estamos señalando y hablando de nuestra democracia socialista, Piensen ahora lo q sucedio en Brasil con los altos precio de los buses q desembocaron en los conflictos en Sao Paulo y la subida al poder de Bolsonaro. La resistencia de nuestro pueblo el martirologio de nuestra patria se hizo para contar con todos. Y en toda actividad humana hay que asumir riesgo y salvarlos. El concepto pueblo de la historia me absolvera y la quinta esencia el concepto revolucion han de ser la brujula en el combate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.