Cuba: The “Monte Carlo of the Caribbean”? By Fabián Escalante Font (+ video)


On December 10, 2015, in a message to Venezuelan President Nicolás Maduro, Fidel expressed, among other ideas: “Cuban revolutionaries – a few miles from the United States, which always dreamed of taking Cuba and turning it into a hybrid of Casino and brothel, as a way of life for José Martí’s children – will never renounce its full independence and [demand] total respect for its dignity,” something necessary to remember today, when, from the North, the intention is to “glorify” Fulgencio Batista and the Cuban society of that time.

En español Cuba: ¿El “Montecarlo del Caribe”? Por Fabián Escalante Font

Relations between the United States and Cuba have been conflictive since ancient times, due to their old geopolitical ambitions. The Monroe doctrine,[1] promulgated in the first third of the 19th century, advocated its right over the countries of the continent. When Cuba became independent from Spain, they were entitled to it, as long as it was located in its sphere of influence. They seemed to be unaware that Cuban independence was achieved by the sacrifice and blood of its children, who suffered the complicit support of the Metropolis of that country, which only decided to take sides when the Cuban forces had defeated the Spanish army.

The U.S. military intervention that put an end to the war installed a provisional government, which, after dissolving the Mambí Army and holding elections in which the patriots were relegated [to the sidelines] and divided, created a neo-colonial republic. New interventions, and finally a constitutional amendment (Platt), which granted Washington the right to intervene militarily when they considered it [justified], opened a neo-colonial era in our homeland, frustrating our national independence and sovereignty.

Before, during the colonial period, U.S. economic interests had begun to establish themselves in Cuba and after the republican process had begun, financial groups from that country took over the Cuban economy, mainly in sugar, agriculture, livestock and services. In those first days. they invested approximately $1,500 million dollars. Sugar was their primary objective, from which they derived important dividends, not only because of the weight it had in their production, but also because they were the ones who commercialized it and later had to pay tariffs to their government for its export. In the 1920s, the government charged an incredible 1,119’000,000 dollars for this concept.

Cuba and its riches belonged to them. The Rockefeller group, one of the pioneers in settling in the Island, possessed a score of sugar factories, 40,000 caballerías of land [1,326,461 acres], the King Ranch for cattle development, the exploitation of nickel in the north of the Cuban east (Nicaro), Banks (like Chase Manhattan Bank and others) and petroleum refineries (Standard Oíl of New Jersey, Texaco…) and other businesses more.

The thirties were about definitions. On the one hand, the need to thwart the Revolution [of 1933), the result of the overthrow of Machado’s dictatorship, and on the other, the urgency of establishing a heavy-handed government that would provide stability for trade and business, a role then assigned to Colonel Fulgencio Batista.

Those years were the beginning of the penetration of the tentacles of the Yankee mafia, first with the smuggling of alcohol and then with money laundering. In the 1940s, U.S. capital invested in the island began to emigrate from the agricultural sector to services, mining, industry and tourism. The Constitution of 1940, which foresaw the possibility of an Agrarian Reform, forced them to make this decision, in addition to the reduction of the sugar quota assigned to Cuba in the North American market, which decreased significantly from 50% to 28%.

During the Second World War, in the United States, there had been a strategic alliance between the State, finance capital, the security and intelligence complex and the mafia. Its first result was to guarantee the security of the North American ports from possible German sabotage and then to facilitate the disembarkation of its troops in Sicily, Italy. This “holy” alliance would be strengthened over the years. The effects of this alliance would reach Cuba. One was the 1946 meeting of all the chiefs of the North American mafia at the Hotel Nacional, where the control and spheres of influence of the “families” on the island and the legalization of their fortunes were decided.

Graham Greene, the well-known British writer, after one of his visits to Cuba wrote: “Havana is the city where all vice is allowed and all business is possible. He delighted in talking about it at the Floridita, in its brothels, the roulette in the hotels, the Shanghai theater where for a dollar and twenty-five cents one could see a show of extreme obscenity. When he got bored with this, he would go to look for a little bit of cocaine, which was within everyone’s reach. The favorite brothel (Marina2) was furnished with spotless linoleum tables and chairs arranged around a small dance floor. The girls, all teenagers, were in shorts and were white and many were blond, with Latin eyes.

In Havana, U.S. Ambassador Arthur Gardner observed with growing disbelief and publicly lamented that “The masses of people who come here are inclined only to pleasure and think only in terms of fun, rum and nightclubs.

Little by little, the great North American economic interests took over the nascent industries, export and import companies and leisure tourism. Meanwhile, the smuggling of drugs, diamonds, sumptuous items, skilled prostitution and money laundering grew disproportionately. To this end, 72 banks and financial institutions were opened, of which just to mention one, the Gelats, received almost $1 million a day in 1949 to be “laundered”.

The economic project consisted of making Cuba the “Monte Carlo of the Caribbean”. According to Batista’s “memoirs”, the Cuban government invested one billion dollars, of which some was given for services (electricity and telephones), others for airlines, others for infrastructure, in short, all aimed at facilitating this enormous plan to make this country a brothel. At that time, Havana alone had 270 brothels and 11,500 registered prostitutes, although some commentators at the time considered a figure close to 100,000.

According to prominent Cuban intellectual Graziellla Pogolotti, “the leisure industry expanded throughout the country, the dives, meeting points for organized prostitution and the business centers of the mafia multiplied throughout the provincial capitals. In that scenario, the government outlined a master plan for tourism development, called the “National Planning Law,” through which it designed urban plans aimed at developing infrastructure in Varadero, Trinidad, Isla de Pinos and East Havana, and projected a new Presidential Palace between El Morro and La Cabaña.

The tourist function was enhanced with hotel development in front of the Havana Malecón and was reinforced with the creation of an artificial island (opposite the mouth of the Almendares River) to receive new facilities for leisure, hotels, casinos and shopping centers. It was proposed to extend the Jesús del Monte roadway through Muralla Street and the extension of Habana Street, directly connected to the Havana tunnel and eliminating the blocks between Lamparilla and Amargura, to create a landscaped promenade from the Capitol to the Port”.

The Financial and Atlantic banks owned by Julio Lobo and Amadeo Barleta, one, a sugar businessman and the other head of one of Havana’s mafia families, created two partnerships for this project: the Riviera company in Havana and the Hotel company in Cuba. They were in charge of – with the illegal money that constantly arrived from the United States – investing it in legal operations, which at that time consisted in the construction of 50 hotels in the capital and as many in the provincial capitals of Pinar del Rio, Matanzas, Cienfuegos, Camagüey, Holguín and Santiago de Cuba.

The gangster Meyer Lansky and his wife with the dictator Fulgencio Batista*

As if that wasn’t enough, dirty money began to invade all sectors: the department store La Filosofía, TV channels 2 and 12, the newspaper El Mundo, Ámbar Motors, a company selling the latest model cars, import and export companies in charge of introducing duty-free goods from the United States into the Latin American market, etc, etc, etc.

Until the early 1950s, the main drug consumed in the North was heroin, but when Batista inaugurated “aerovías Q” that provided trips between Havana, Camagüey and Barranquilla, cocaine began to flow from Colombia to the United States, at the same time as it flooded Cuban markets.

At the time of the revolutionary triumph, 23% of the population over the age of 15 was illiterate, only 55% of the children between the ages of 6 and 14 were enrolled in school; one million inhabitants of the 6 who had not passed any school grade, the population under the age of 15 had less than a third grade, 600,000 children had no school and 100,000 teachers had no jobs.

A single example shows the unjust distribution of arable land in the country. In the Ciénaga de Zapata, of the 25,000 existing caballerías laborables, only 273, or 1.15%, were in the hands of farmworkers.

In the city of Havana, tall buildings, mansions, hotels, gambling casinos, luxurious deals, flourished, while slums or favelas took over the capital’s periphery. There, the poor, unemployed and peasants who came by the thousands to try their fortune ended up, becoming cheap and disposable labor. However, seen from an airplane, the roof of a luxurious hotel or a tourist ship, the Cuban capital dazzled, hiding its vices and rottenness.

Those, in short, were the plans of the United States, its capitals and the mafia, along with the lackey government of Fulgencio Batista. He had the mission of maintaining order and tranquility in Cuba with blood and fire, which would cost our people 20,000 victims. His role was to facilitate the construction of the “Monte Carlo of the Caribbean,” the dream of the “owners of Cuba.”

These were the causes of the rebellion of our people, which was started on July 26, 1953, in the attacks on the Moncada and Carlos Manuel de Céspedes barracks. José Martí, in his speech known as Los Pinos Nuevos, declared himself heir to those foundational events. Fidel, who led these actions in the face of the prevailing corruption and injustice, said during the Moncada trial that the Apostle was its intellectual author. A few years later, in 1968, during the commemoration of the centenary of our independence struggles, he stated that “then we would have been like them and now they would be like us.

Notes

1 James Monroe, first secretary of state and then president of the United States.
2 Marina was a madam subordinate to Meyer Lansky’s mafia who owned a “chain” of “high-class” brothels in Havana.

La Pupila Insomne, August 9, 2019

Translated and edited by Walter Lippmann for CubaNews.
https://walterlippmann.com/cuba-the-monte-carlo-of-the-caribbean/

Video:

About this photo readSobre Batista y Meyer Lansky… ¿quién lanzó la foto? Por Iroel Sánchez

15 pensamientos en “Cuba: The “Monte Carlo of the Caribbean”? By Fabián Escalante Font (+ video)

  1. la foto de Batista con Meyer es falsa, photoshop de otra donde han cambiado la cabeza y puesto la de Fulgencio

  2. Batista y Lansky eran uña y carne. Lansky fue el asesor de Batista en todos los asuntos relacionados con los casinos y el juego. El dictador, sus altos jefes militares y policiales y sus ministros recibían jugosas comisiones de manos del mafioso encargado del sistema de lavado de dinero de las empresas de los clanes del hampa.
    El siguiente material que aparece en el canal de Youtube de Iliana Curra nos aporta más detalles y elementos en torno a Batista y Lansky.

    “En la década del 50 Cuba, en general, y La Habana, en particular, iban por el camino de convertirse en símbolos internacionales de placer decadente. El flujo de estadounidenses que durante los años de la ley seca viajaban a Cuba en busca de sol y sexo se convertiría en una auténtica inundación después de la Segunda Guerra Mundial. En La Habana, los clubs nocturnos refinados causaban furor y sus casinos rivalizaban con los de Las Vegas; altas mulatas bailaban en el escenario del Tropicana para un público borracho de daiquiri, mientras los más aventureros se dirigían a los espectáculos de sexo en vivo de los alrededores. Uno de los espectáculos regulares favoritos era el de Superman, que medía su impresionante erección alineando doce dólares de plata uno al lado del otro. La Habana pronto se convirtió en la capital de la prostitución del hemisferio occidental. Los hombres de negocios escogían su mulata de fin de semana a partir de las fotos que les mostraban en el aeropuerto. La industria cinematográfica de Hollywood contribuyó a exportar esta imagen de Cuba como capital mundial del sexo. Todo eso iba en contra del sórdido trasfondo de la política nacional cubana: una serie de regímenes corruptos, brutales y autoritarios que contribuían e incitaban la decadencia en espiral de La Habana. LA HABANA Y LA MAFIA En una ciudad donde se podían obtener fabulosas sumas de dinero a través del alcohol, de las drogas, del juego y la prostitución, era de esperar que la Mafia estadounidense no se quedara atrás. En diciembre de 1946 se celebró en La Habana la conferencia más importante de la Mafia desde la depresión. El poderoso Meyer Lansky fue quien organizó esta reunión. Conocido como el ¨Padrino judío¨, Lansky era el cerebro del sindicato criminal nacional de Estados Unidos, formado por la unión de varias familias en guerra durante la década de 1930. Como invitado de honor se encontraba Lucky Luciano, el socio siciliano más conocido de Lansky, quien hacía poco que había sido deportado de Estados Unidos por sus actividades escandalosas, y que había entrado en Cuba con un pasaporte falso. Los jefes de la Mafia se desplazaron desde Nueva York, Nueva Jersey, Tampa, Chicago y Nueva Orleans hasta La Habana para asistir al acontecimiento. La capital cubana era un punto de encuentro lógico. La Mafia se había establecido allí durante los años de la Ley Seca, usando Cuba como base para servir ron a los cayos de Florida. No obstante, en 1938 hubo una oportunidad mucho más lucrativa, cuando el poderoso cubano Batista invitó a Meyer Lansky para que se encargara de dos casinos y un hipódromo ubicados en el Parque Oriental de La Habana, conjunto hasta entonces de mala reputación. Lansky llevó a sus propios trabajadores para sustituir a los cubanos y pronto había ¨reformado¨ el lugar. Los negocios prosperaron y se construyeron más casinos, de los que Batista se beneficiaba gracias a Lansky. Lo mejor, por lo que se refiere a la Mafia, radicaba en que todo era, de cara al exterior, perfectamente legal. En 1946 los negocios eran lentos, pero Cuba seguía siendo el lugar más cómodo y seguro para los negocios de los mafiosos. Incluso Frank Sinatra se desplazó allí para cantar: el artista de Nueva Jersey llegó con dos primos de Al Capone y una pitillera de oro para Luciano. En el año 1953 Batista nombró a Lansky su asesor personal en la reforma del sector lúdico para que limpiara La Habana, como ya había hecho en 1930. Desde su base en el Club Montmartre, Lansky procedió a convertir La Habana en un Montecarlo tropical. Los juegos se regularon y se contrató una policía secreta para que detuvieran y deportaran a los tahúres.. La ironía no asombró a muchos. El segundo mandato presidencial de Batista se convirtió en el clímax de la era de la decadencia de Cuba, una época marcada por las míticas proporciones de la corrupción. La industria revitalizada del casino formaba parte de un esfuerzo masivo para promocionar el turismo; se fundó una nueva compañía aérea, se renunciaba a las tarjetas de crédito de los turistas estadounidenses y todos los hoteles y moteles nuevos estaban libres de impuestos. El número de plazas hoteleras en La Habana prácticamente se duplicó en seis años. Casi todos los hoteles podían tener, y de hecho tenían, una sala de juegos, con lo cual los cubanos con estudios dejaron sus profesiones de médicos o profesores para dedicarse a un trabajo mucho más lucrativo, el de crupier. Enriquecerse repentinamente formaba parte de un sistema bizantino de soborno, se dice que Meyer Lansky depositó más de tres millones de dólares estadounidenses en la cuenta bancaria personal de Batista en Suiza y que esta cantidad era solamente una pequeña fracción de su propia parte. El jefe de la Mafia y el presidente de Cuba continuaron llevándose estupendamente; alguien dijo que eran ¨como hermanos¨. Mientras tanto, la policía secreta de Batista cada vez era menos secreta y más salvaje en la persecución y captura de sus oponentes. Los cuerpos de los disidentes torturados colgaban en los postes de las farolas como aviso a quienquiera que se atreviera a contradecir el ritmo implacable de la ruleta y de las máquinas de póquer de La Habana. LOS ULTIMOS DIAS DEL DELIRIO Para muchos, la disparidad entre la imagen de la Cuba amiga de las diversiones y la cruel realidad era cada vez mayor. Muchos cubanos sentían repugnancia al ver los niveles de corrupción en los que su país se había sumergido y el espectáculo de los opulentos casinos dirigidos por la Mafia, mientras que había cubanos durmiendo en las aceras y en los coches quemados. No todo el mundo se dio cuenta del cambio de rumbo de los acontecimientos, ni siquiera el jefe de la Mafia. En 1957 Meyer Lansky abrió su propio hotel, el Riviera, justo en el Malecón; era el lugar más grande e insulso de La Habana. La noche de la inauguración, Ginger Rogers actuó en la Sala Copa; y poco después lo hicieron Abbott y Costello. Parecía que el dinero que La Habana podía producir no tenía límites: los cheques de los jugadores se enviaban cada mañana a Miami para asegurar que se cobraban. En abril de 1958, la Junta de Juegos de Nevada, enfurecida porque el éxito de La Habana perjudicaba a Las Vegas, prohibió a quienes poseían las licencias de juego en Nevada realizar operaciones en La Habana. Algunos de los operadores de Las Vegas retiraron su dinero de la capital de la isla; Meyer Lansky, desconocedor de la situación de la política cubana, no tomó ninguna medida. Se lo jugó todo en La Habana y perdió.”

  3. “Fueron siete años de verdadero terror, de verdadera inseguridad, de verdadera humillación; se respiraba una atmósfera de crimen, de terror, de inseguridad.

    Pero no se trataba solamente de que la vida y la seguridad no estaban garantizadas para nadie. Había cosas peores. Había cosas peores que la muerte: la humillación, la impotencia frente a los rifles mercenarios; sentirse hijo de este país, sentirse ser humano y vivir como animales. Sentirse ser humano y pensar que aquí no se respetaba condición alguna; daba lo mismo que fuese niño o anciano, hombre o mujer, nadie escapaba. Si el ser humano nace con una dignidad innata, y hasta a un niño cuando se le ofende se le hiere, cuando se le trata mal de palabra llora, cuando el padre le pega se siente humillado, ¿qué país era este, donde a los hombres respetables, padres ya de numerosos hijos, en cualquier esquina un esbirro les pegaba una bofetada? Lo que los niños no pueden soportar, tenían que soportarlo los mayores.

    Pero había cosas peores, algo que hacía todavía más infeliz a la ciudadanía, algo más asqueante, porque frente al deseo de matar —como dijo alguien— surge el deseo de morir; porque el exceso de asesinar semejantes, despierta en los hombres el reto a la muerte.

    Hay algo a lo que el ser humano no se adapta jamás: a lo que le produce asco, a lo inmoral; a la presencia de toda una serie de sujetos que iba desde el botellero hasta el chivato, desde el politiquero hasta el bolitero, desde el policía esbirro al policía picador, desde el camaján chiquito hasta el camaján grande; desde las microondas de los esbirros hasta los Cadillacs y los Oldsmobiles de los politicastros ladrones; desde Otto Meruelo hasta Luis Manuel Martínez y Díaz Balart; desde el asesino desalmado hasta el guataca insolente y empedernido; desde la censura de prensa para todo el pueblo hasta el derecho de decir todo lo que les daba la gana a unos cuantos insolentes; desde la prohibición a las estaciones de radio y a los periódicos de escribir lo que quisiesen sus directores y sus redactores hasta la obligación de permitir que allí ellos escribieran todo lo que les diera la gana, o hablaran ellos.

    Y si no fuera porque los hombres y los pueblos a la hora del triunfo no han de ser rencorosos, valdría la pena mencionar más de cuatro nombres de descarados (EXCLAMACIONES); los mismos que decían que la solución era el primero de noviembre, no este, sino el otro, el anterior; y los mismos que si no llega a ser por la Revolución, dicen que la solución son las elecciones de 1962 (ABUCHEOS). Y así querían tener a nuestro pueblo —cuando era imposible soportar tanta infamia, cuando era imposible soportar todo lo que aquí enumeraba hace unos minutos—, para así poder dominar mejor a su antojo a un pueblo que ni tenía fusiles, ni sabía manejarlos.

    Todo era un negocio turbio. El más turbio de los negocios era un senador que no trabajaba ni 10 horas en el mes y cobraba 5 000 pesos, mientras un obrero de Obras Públicas trabajando muy duramente ganaba 3.00 ó 4.00 pesos, y ganaba 100.00 pesos al mes trabajando… (ININTELIGIBLE)… Y no les pagaban… Ustedes veían que al senador era al primero que le pagaban, porque cuando las estaciones de radio anunciaban los días del cobro… (ININTELIGIBLE)… Pero algo peor: si ese señor asesinaba a alguien en la calle no iba a parar a la cárcel, era impune. Para castigarlo había que pedirles permiso, y como era una pandilla, si dejaban meter preso a uno, tenían que dejar meter presos a los otros luego. Solamente aceptaban que fuera enjuiciado, cuando un senador mataba a otro senador, porque ya era cuestión de senadores y ya no podía hacer eso. Pero si el que asesinaba no era un senador sino era un padre de familia cualquiera, ah, pues no, no había permiso. Y cuando cualquier ministro robaba 10 millones de pesos, se postulaba en la próxima campaña, se hacía representante, y ya los tribunales no le podían hacer nada. Y así resultaba que el senador era libre de hacer y deshacer.

    El policía era libre de hacer y deshacer y no le pasaba nada. El juez no condenaba a nadie. ¿A quién acudir? La ley era un papel inofensivo. La ley era para impedir, para que los abogados acabaran con él, y el juez acabara con él y la policía acabara con él.

    Llamar las cosas por su nombre. Yo, sí, yo soy abogado, pero del pueblo sencillamente. Y al hablar en estos términos bien se sabe que no estoy hablando de todos los abogados… (ININTELIGIBLE)… Pero yo no puedo hablar mal de los abogados. Desgraciadamente la profesión de abogado es una profesión dura, los primeros que están muy mal son los abogados porque es una profesión donde se hacen… No se puede hablar mal de los abogados después que hemos visto tantos abogados defendiendo a los presos políticos y tantos abogados sacrificándose en la lucha contra la dictadura. Y el Colegio de Abogados fue de las primeras instituciones que al régimen… Es una cuestión justa que haga la aclaración, sin que eso altere el sentido de lo que dije. El infeliz no tiene con qué pagar un abogado y, al no pagar un abogado… Lo que yo decía es que la justicia esa es una mentira. Si hubiera justicia en Isla de Pinos no estarían los ladrones… (ININTELIGIBLE)… no estaría el que te roba porque tiene hambre. Porque yo quiero hacer una pregunta: un hombre joven que está fuerte y quiere trabajar y no encuentra trabajo y el Estado no lo ayuda, se desentiende de ese individuo que es un ciudadano de nuestro país, ese hombre tiene hambre y no tiene manera de ganarse la vida honradamente, no le queda la alternativa de matarse. ¿Por qué hay tantos hombres jóvenes vendiendo bolita, haciendo trabajos realmente que no significan medio de vida alguno? Por no robar. Lo extraordinario es que con tanta pobreza no haya más ladrones, y esto habla muy alto de la moral de nuestro pueblo… Es una de sus virtudes. Como la de la felicidad honradamente, preferir morirse de hambre a que lo llamen ladrón.

    Yo decía que si hubiera justicia, en las cárceles estarían otros hombres. Aquí hay quien se roba 165 millones de pesos y no le pasa nada (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS). Pero el pueblo tiene su parte de culpa también, parte de culpa la tiene, porque hay muchos ciudadanos que, cuando esos ladrones les pasan por delante, los aplauden. Y decir la verdad es una de mis obligaciones (APLAUSOS). Y en parte se debe a que se ha hecho una costumbre aquí que a los ladrones no les pase nada. Pues esta vez les va a pasar (APLAUSOS).

    Señor, pasa uno por delante de la residencia de un pagador del ejército y se encuentra usted una casa de dos pisos con piscina, 20 cuartos, un jardín, 3 máquinas, una finca, ¡y gana trescientos pesos! Aquí lo que hay que preguntar no es quién roba, sino quién no robó. El representante que cobra 3 000 pesos es un ladrón, aunque llamen sueldo a lo que se le paga (EXCLAMACIONES); el senador que cobra 6 000 pesos es un ladrón (EXCLAMACIONES); el concejal que cobra 30.00 pesos por no hacer nada es un ladrón y mucho más si es en la época de la dictadura (EXCLAMACIONES); el agente de la autoridad que cobre 100.00 pesos por respetar la ley y defender a los ciudadanos, y lo que hace es agredir a los ciudadanos y violar la ley, es un ladrón (EXCLAMACIONES); el juez que castiga al infeliz y no castiga al poderoso y cobra un sueldo por ser juez, es un ladrón (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS). Sin embargo, nunca les pasa nada. Si el Estado tiene un parque forestal, cualquier día llega, viene el capitán jefe de la zona aquella y tumba todos los árboles, y no pasa nada.

    Todo es negocio. Si se van a comprar 20 camiones para Obras Públicas, hay una comisión de un 30%; si se va a comprar tela para hacerles uniformes a los soldados, hay una comisión de un 20%. Todo es comisión y todo es negocio sucio en todas partes. Si hay un crédito para hacer un camino, se roban la mitad… (ININTELIGIBLE). Y cuando no te cobran la comisión, venden los intereses del país, y les hacen concesiones a empresas extranjeras que son onerosas para la nación. Venden la soberanía, venden nuestra riqueza mineral, venden los servicios públicos. ¡Quién no sabe cuántos inconfesables negocios ha hecho la dictadura, y cuánto daño le ha hecho a la nación cubana!

    Dicen que en la huida se robaron hasta los fondos de la Caja de Retiro, ascendientes a 42 millones de pesos. Se rompen todos los récords de desvergüenza y de insensibilidad. Como una venganza a los mismos soldados a los que tuvieron peleando durante tantos años, tanto tiempo, les roban los retiros, después de dejarlos embarcados, como los dejaron; los abandonaron y se fueron (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).

    Yo no sé en qué embajadas estén. Ya veremos… (INTERRUPCION EN LA GRABACION)… No merecen continuar viviendo los que no tuvieron piedad para la vida de los demás; no merecen que nadie se compadezca de ellos quienes no tuvieron compasión con las madres que dejaban vestidas de luto, o los niños que dejaban huérfanos, o los hogares que dejaban sin sustento, no una vez, sino muchas veces. Porque hay muchos de esos que han asesinado más de una docena de padres de familia.”
    Fragmento del discurso de Fidel en la Plaza de la ciudad de Camagüey, el; 4 de enero de 1959.
    http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1959/esp/f040159e.html

  4. Nota aclaratoria: desconozco la identidad y los antecedentes de la ‘iliana curra’ quien figura como la poseedora del canal Youtube antes mencionado. Saludos.

  5. La mafia sigue operando, Antonio Tang Baez, terrorista de origen cubano, privilegiado en La Joven Cuba, regreso hace un par de semanas después de no haber comentado en todo el 2019. ¿Coincidencia? ¿Tratan de hacer de la figura de Harold Cárdenas el próximo candidato presidencial para el futuro derechista y capitalista de Cuba? Otala hablando de HCL en su programa de ayer …. que casualidad. Estos “supuestos” revolucionarios que andan en tierras del imperio tomando el whisky del enemigo y riendo con la derecha quieren hacernos creer que ellos son los iluminados a resolver los problemas de Cuba.

    Seguimos observando el desarrollo de esta triste situación. Peralo en el exilio, Harold tratando de “refugiarse”, Tatu seguira pronto la huella de sus “amigos”, seguro alegando problemas “económicos”

    Gracias.

  6. Jorge, lo que nos cuentas sobre HLC es indicativo del estado de degeneración que viene padeciendo desde hace tiempo. No me sorprendería que en el futuro algunos de esos grupos que lo apoyan y sostienen en el exterior lo aupen o avalen como candidato a delegado. A continuación les dejo estos materiales que demuestran la oprobiosa y detestable trayectoria de ATB que los dirigentes de LJC han optado por ‘olvidar’ con borrón y cuenta nueva.

    https://guayacanweb.wordpress.com/2017/02/07/una-defensa-poco-digna/
    Una defensa poco digna.
    Fecha: 7 febrero, 2017
    Autor/a: guayacanweb
    Por: Ileana González
    Resulta paradójico que un terrorista como Antonio Tang Báez defienda a Harold Cárdenas Lema y se le permita publicar en el blog La Joven Cuba.
    Antonio Tang Báez es un contrarrevolucionario, vinculado a la organización terrorista Alfha 66, fue su representante en Canadá, recibió entrenamiento en los Everglades para la realización de actividades terroristas. se le define como un hombre partidario de acciones violentas.
    Alpha-66 fue fundada en 1962 por Antonio Veciana Blanch agente de la CIA , en Puerto Rico, está integrada por terroristas de origen cubano, nace y se desarrolla auspiciada por dicho organismo de espionaje y subversión.
    Durante el secuestro del niño cubano Elián González Brotóns en Estados Unidos, Andrés Nazario Sargént, su histórico cabecilla desde 1968 y sus seguidores, participaron en manifestaciones contrarrevolucionarias contra la sede de Cuba en Washington y la Misión Cubana en Nueva York y jugaron un activo papel en la vigilancia de la casa de la Pequeña Habana donde lo mantenían secuestrado.
    Documentos de la policía de Miami le signan como “Una de las más peligrosas organizaciones y de las más activas”, entre los grupos contrarrevolucionarios que allí tienen sede.
    Algunas actividades de Antonio Tang Báez.
    En 1985 participó en el diseño de un plan de atentado contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
    El 14 de julio de 1985 el diario Journal de Montreal en un artículo del periodista Michel Rousseau, lo vincula a las actividades de Alpha-66 contra el turismo canadiense.
    Colaboró con el diario Las Américas, una dependencia de la CIA.
    El 17 de febrero del 2001 fue detenido en Cuba Elizardo San Pedro Marín, quien por orientaciones de Antonio Tang Báez, había realizado amenazas a un embajador latinoamericano en Cuba y a representantes de agencias de prensa.
    Este terrorista expresó en un comentario sobre el artículo publicado en La Joven Cuba, titulado “La economía mundial en un gráfico”https://jovencuba.com/2015/08/10/la-economia-mundial-en-un-grafico/
    “me siento orgulloso de todo lo que he hecho en mi vida”.
    Con este historial LJC le publicó (fotos incluidas de él y su esposa) el 19 de marzo del 2011 un artículo titulado “Fidel”, https://jovencuba.com/cartas-a-ljc-2/politica/%C2%A1fidel/ en el expone: Cuba, a diferencia de otros países del otrora “campo socialista”, nunca se dirigió en estos 53 años de manera colegiada, ni el partido en si genero ideas propias, solo fue la “caja de resonancia” de las instrucciones, ideas y deseos del máximo líder. “Desde los fracasados planes económicos (todos), las alianzas políticas, las guerras africanas hasta el apoyo a grupos subversivos, salieron siempre de su cerebro”.
    Y como colofón a esta inexplicable paradoja Antonio Tang Báez sale a defender a Harold, en el contexto del debate en que este se encuentra envuelto, véanse los comentarios 9 y 21 del artículo “La lucha política”https://jovencuba.com/2017/02/06/la-lucha-politica/ , publicado en LJC, en el primero dice “estoy haciendo un acto de “heroismo” para no cogerme esta batallita cibernetica “pa’ mi”. ¿Hace falta más?.

    Y no podía faltar las loas a un traidorzuelo y “colega” de ATB que puso en peligro la vida de muchos cubanos:

    Adiós, amigo
    El autor, colega de Florentino Aspillaga Lombard, recuerda al más célebre desertor cubano, fallecido este lunes
    Antonio Tang Baez, Montreal | Octubre 23, 2018

    Foto:Antonio Tang y Florentino Aspillaga (derecha) en el sur de Florida en 1993. (Antonio Tang)
    “Au revoir, mon ami”, le dije al más buscado desertor de los servicios de Inteligencia cubanos en la orilla del Sena, en el centro de París. Lo abandoné a su suerte, cuando caminaba tranquilamente en una operación de denuncia en la capital francesa contra las maniobras del espionaje cubanas.

    Eran los capítulos finales de la Guerra Fría, los primeros años de la década de los 90. El mundo estaba en transición y el exmayor del Ministerio del Interior Florentino Aspillaga Lombard estaba en la cúspide de su trabajo neutralizando los servicios especiales cubanos. Por mi parte, en plena juventud, no consideraba en esos momentos que fuera un riesgo dejar solo al hombre más buscado por La Habana en pleno París. “Después de todo —pensé—, no es lo mismo el oficio de cazador de espías que el de chaperón”.

    Me llegó la noticia del fallecimiento de quien fue un gran amigo, Florentino. Su muerte repentina me hizo retroceder con nostalgia a los tiempos en que soñábamos con una patria libre y pensábamos que era posible a corto plazo. El destino nos deparaba una espera que todavía continúa, pero lo sigo viendo con los ojos del pasado, en San Juan de Puerto Rico.

    En ese momento tuvimos información de que los grupos separatistas puertorriqueños habían descubierto su presencia en la isla y se aprestaban a realizar otro atentado contra el conocido desertor cubano, quien ya había sido herido en una ocasión anterior por un agente de La Habana en Londres.

    Foto: Los exoficiales de la Inteligencia cubana, Florentino Aspillaga (izquierda) con Enrique García, en Montreal en 1992. (La Presse)

    Aspillaga y yo estábamos allí denunciando la injerencia cubana en el referéndum independentista que se iba a desarrollar en esa isla. Una vez más me tocó participar en la operación porque mi amigo siempre requería mi presencia a pesar de mi juventud y completo desconocimiento de las artes del espionaje.

    En medio de la “evacuación”, de San Juan a Miami, los escoltas nos metían en los vehículos y me insistían: “Entre en el auto y tome el vuelo que le hemos dado. Usted y su amigo están en peligro”. Recuerdo mi enérgica protesta, pues todavía me quedaban dos noches en el hotel Casino donde estaba alojado, argumentando que nadie me buscaba a mí, pero de nada valieron mis argumentos y terminé mis dos últimos días operacionales en un aburrido Holiday Inn en Miami.

    Florentino siempre me perdonaba mis errores de novato. Nunca permitió muchas fotografías. Siempre lo acompañaron la desconfianza y paranoia propios del oficial de Inteligencia. Sin embargo, jamás se molestó conmigo por tomarle fotos. Tenía un corazón y una sensibilidad humana que sobrepasaban los avatares de su profesión. Los recuerdos son tantos y tan dispersos cuando se pierde un amigo de juventud. Junto luchamos por una Cuba mejor. Hoy su muerte me sorprende y solo puedo decir con dolor: Adiós, amigo.

  7. Excelente aporte Anáhuac. Ahora me pregunto yo:

    1- ¿Si Harold es tan revolucionario y defensor del socialismo cubano se va a estudiar a Nueva York? ¿Acaso no tenia las mismas posibilidades en su país o en otra universidad de Latinoamerica? Tal vez los dolares de EE.UU y Canadá llamas mas la atención.

    2- ¿Por que no regreso cuando termino sus estudios? Interesante, pregunta, es mejor criticar al gobierno cubano desde Twitter y con los pies en territorio norteño mientras llega la residencia.

    3- ¿Se convirtió HCL en un hombre de centro…. derecha? Falta poco ya lo sabremos, poco a poco a van quitando la mascara. Dentro de poco tal vez visite el museo del exilio cubano en Miami junto a su amigo Tony, y puedan beber una vez mas champaña.

    4- Tal vez Tatu nos ilumine un poco sobre su silencio en todo esto, y los cambios de “tumbao” que ha dado LJC en los últimos meses. Hasta el gallego Calvet ha dado gritos pues ya no se promueven como “un blog revolucionario”.

    Así las cosas. Esperemos la reacción, digo perreta, pues hasta Alina ha mostrado donde de que bando esta.

  8. Certeros señalamientos y observaciones Jorge. Sobre la profesora aquí te dejo la ponencia que presentó ante el cónclave de la Association for the Study of the Cuban Economy (asce) donde verás con claridad su posicionamiento. Es una agrupación partidaria del neoliberalismo más rancio que promueve, entre otras cosas, el libre mercado y el plurpartidismo. Antes de ser seleccionado, el “paper” del expositor (a) en el panel de la ASCE es revisado y aprobado por los integrantes de esa ‘asociación’.
    Véase, ¿Nominalistas o realistas? Los modernos teólogos de la economía cubana, https://cubaposible.com/nominalistas-realistas-teologos-economia-cubana/

  9. De otro modo que se hubieran desarrollado loe acontecimientos históricos, esa frase comparativa hubiera cambiado de signo y sería Cuba el topónimo de referencia mundial, l para el juego, la prostitución, la farándula mayamera instalada en La Habana con su horripilante “glamour”, con sus programas rosas y denigrantes y se diría, la Cuba del mediterraneo a Montecarlo, a Monaco, afortunadamente “llegó el comandante y mandó a parar”, para desgracia y pesadilla de los de a 90 millas, asi que por tierras de Florida andan con aligátores esperando el momento de echarse encima, pero los caimanes de la isla prestos y dispuestos a sacarlos a patadas la fondo del mar.

  10. Siguiendo la aportación de los compañeros en este post, comentarios precisos y clarificadores de Anáhuac y de Jorgito, me imagino que al igual que el interino Juanito Alimaña conocido como, Juan Guaido posando pa’la “historia” con un criminal, picador, triturador, narcotraficante de la rastrojera, conocidos como, los rastrojos, con pistola al cinto, pues pongámonos en el caso de Haroldito musaraña conocido como HCL interino en USA, posando pal’ridiculo, en este caso ni pa’la “historia”con el “glamouroso” espia donde los haya, risible y acomplejado terrorista “monomando” conocido como ATB alias Tony, al que se le ve armado con un aguacate al cinto.. ver para creer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.