5 pensamientos en “#LaPupilaTv: Los hijos del Che somos millones (video)

  1. Comparto los siguientes materiales que complementan el programa:
    Tiendo a pensar que el fragmento que escuchamos pertenece al discurso que pronunció en el teatro de la C.T.C. el 15 de agosto de 1964 siendo Ministro de Industrias:

    1964
    – 11 de enero.- El Che destaca que la actitud comunista frente a la vida es mostrar con el ejemplo el camino que hay que seguir, es llegar a las masas con el propio ejemplo, cualesquiera que sean las dificultades del camino por vencer. Esta línea de principios fue reflejada por él al hablar en el acto de entrega de los certificados de trabajo comunista a 170 obreros, que de agosto a diciembre de 1963 acumularon más de 240 horas de trabajo voluntario. También exhorta a estos obreros de vanguardia a lograr que ese espíritu de trabajo fueran capaces de trasmitírselos a los demás compañeros de labor.
    – 30 de enero.- En unión de Fidel Castro y otros dirigentes de la revolución, asiste a las pruebas de las primeras máquinas cortadoras de caña de azúcar fabricadas en la Unión Soviética. Las pruebas se realizan en la granja Oro de Guisa, en zonas cercanas al central Rubén Martínez Villena, en Aguacate, La Habana.
    – 25 de febrero.- Un llamado a llevar adelante la revolución técnica fue planteado por el Che en una conferencia a través del programa de televisión Información Pública. En un intervención analiza el tema del desarrollo de la industria, y cómo esto se interrelacionaba con el empleo pleno de la automatización y la mecanización.
    – 5 de marzo.- Sostuvo un intercambio de criterios sobre distintos temas con los obreros de vanguardia del Ministerio de Industrias en un acto de entrega de premios. En la conversación critica la actitud de un director de empresa que prácticamente “pirateó” personal a otra entidad.
    – 11 de marzo.- Visita la fábrica de cemento Mártires de Artemisa con motivo de haber sido seleccionada como la mejor unidad de la Empresa Consolidada del Cemento del Ministerio de Industrias en 1963.
    – 14 de marzo.- En un acto efectuado en los jardines de la fábrica “Pedro Marrero” habla en la entrega de premios a los trabajadores ganadores en la emulación nacional durante 1963 en el Ministerio de Industrias.
    – 25 de marzo.- El Che habla en nombre de Cuba en la Conferencia Mundial sobre Comercio y Desarrollo que se celebra en Ginebra, Suiza. Denuncia el peligro que entrañaba para el comercio y la paz mundial las inversiones de capital extranjero y el negativo papel que desempeñaban algunas instituciones financieras capitalistas, tales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y el Banco Interamericano de Desarrollo.
    – 25 de abril.- Realiza una visita a la escuela de zapateros de Guanabacoa, ubicada en la calle San Francisco. Una vez concluido el recorrido por este centro, decide llegar hasta el instituto preuniversitario de la localidad. En dicho edificio, en la planta baja, también funcionaba la escuela primaria Jesús Garay. Recorre varias aulas y se interesa por la disciplina y asistencia de los alumnos.
    – 3 de mayo.- Al participar en la inauguración de la planta mecánica Fabric Aguiar Noriega, en Santa Clara, destaca la necesidad de trabajar con esfuerzo y dedicación para lograr crear los productos que faltaban, a causa del bloqueo económico de Estados Unidos. Insta además a los trabajadores a luchar cada día, y recuerda que Cuba y su revolución constituyen un ejemplo.
    – 9 de mayo.- Clausura el seminario La Juventud y la Revolución, organizado por la dirección de la Unión de Jóvenes Comunistas en el Ministerio de Industrias. En su discurso manifiesta que la juventud, además de ser vanguardia en cada uno de los trabajos que le compete, debía ser alegre, pero instó a no confundir esto con la superficialidad.
    – 10 de mayo.- Inaugura la planta beneficiadora de caolín en Isla de Pinos, la cual constituye la primera de su tipo en el país.
    – 17 de mayo.- Inaugura la fábrica de bujías Neftali Martínez, en Sagua la Grande.
    – 27 de junio.- Al rendir homenaje a los macheteros del Ministerio de Industrias que participaron en la zafra, y a los jóvenes comunistas que ganaron la emulación, resalta nuevamente la importancia del trabajo voluntario y la necesidad de que los trabajadores y dirigentes administrativos realizaran labores productivas en las fábricas.
    – 12 de julio.- Pronuncia unas palabras en el acto de inauguración de la segunda etapa de la fábrica de alambres de púas Gonzalo Esteban Lugo, en Nuevitas, Camagüey. Al destacar la obra de la revolución en esa región, señala que de ciudad muerta, Nuevitas se va transformando en un gran centro industrial.
    – 18 de julio.- La importancia de velar por el cumplimiento de los planes de producción y la calidad, son aspectos planteados por el Che cuando inaugura la segunda etapa del combinado de lápiz Mitico Fernández, en Batabanó.
    – 19 de julio.- Al hablar en la inauguración de la fábrica de bicicletas Heriberto Mederos, en Caibarién, reitera la importancia de la calidad de la producción, y también señala que los pueblos que luchan por su liberación miran a Cuba como un símbolo.
    – 24 de julio.- “Podemos decir, sin que nada nos quede por dentro, que entregamos realmente al pueblo una fábrica con todos sus atributos: bien pensada, bien organizada, con una técnica moderna y con una calidad adecuada para las necesidades de nuestro pueblo”, puntualiza el Che al dejar inaugurada la Industria Nacional de Productos y Utensilios Domésticos (INPUD), en Santa Clara.
    – 15 de agosto.- En el acto de entrega de certificados de Trabajo Comunista a los trabajadores del Ministerio de Industrias, que laboraron más de doscientas cuarenta horas voluntarias en el primer semestre del año, el Che puntualiza que hoy en Cuba el trabajo adquiere cada vez más una significación nueva. En la actividad, efectuada en el teatro de la Central de Trabajadores de Cuba, resalta la labor del trabajador Félix Arnet Silveira, al laborar más de mil horas voluntarias.
    – 30 de agosto.- Habla en el acto celebrado en conmemoración del sexto aniversario del inicio de la invasión realizada por las columnas Antonio Maceo y Ciro Redondo, del Ejército Rebelde, y departe con muchos de los que formaron parte de las respectivas formaciones.
    – 22 de octubre.- En el teatro de la Central de Trabajadores de Cuba participa en el acto de entrega de premios a los ganadores de la emulación socialista en el Ministerio de Industrias.
    – 23 de octubre.- En la refinería Ñico López, en La Habana, habla en la presentación de los militantes del partido de ese importante centro. Califica a la refinería como el corazón de Cuba, puesto que allí se procesa la mayor cantidad de petróleo del país.
    – 28 de octubre.- Habla en la inauguración de la fábrica de brocas, escariadores y fresas Alfredo Gamonal, en La Habana.
    – 28 de octubre.- Los grandes méritos revolucionarios y cualidades humanas del comandante Camilo Cienfuegos fueron expuestos por el Che al hablar en el quinto aniversario de la desaparición física del inolvidable guerrillero. El acto se efectuó en la sede del Ministerio de la Construcción, en La Habana.
    – 7 de noviembre.- En la Plaza Roja de Moscú presencia el desfile por 47 aniversario de la Revolución de Octubre, al presidir la delegación cubana que, con motivo de esa efeméride, viajó a la Unión Soviética.
    – 11 de noviembre.- En Moscú habla en el acto de constitución de la Sociedad de Amistad Soviético – Cubana, y afirma que la amistad entre Cuba y la Unión Soviética sería eterna.
    – 28 de noviembre.- El Che al resumir la reunión provincial de administradores del Ministerio de Industrias, celebrada en el teatro Mariana Grajales de la Ciudad Escolar 26 de Julio de Santiago de Cuba, destaca la gran responsabilidad y el papel que deben desempeñar los que dirigen en la nueva sociedad, así como la estrecha relación que necesitan mantener con las masas trabajadoras.
    – 30 de noviembre.- Al hablar en el acto conmemorativo del alzamiento de la ciudad de Santiago de Cuba, plantea la necesidad de que las nuevas generaciones de jóvenes se incorporaran al estudio y se capacitaran, lo más posible, para llevar adelante las tareas de la revolución.
    – 2 de diciembre.- En la Universidad de Oriente sostuvo un encuentro con estudiantes y profesores de ese centro.
    – 11 de diciembre.- Con su sencillo uniforme verde olivo, y con su lenguaje muy preciso y diáfano, habla en hombre de Cuba ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Allí denuncia la explotación que estaban sufriendo numerosos países, así como expresa la solidaridad de Cuba con los pueblos que luchan, en cualquier parte del mundo, para hacer realidad los derechos de soberanía plena, proclamados en la Carta de las Naciones Unidas. Igualmente expuso la firmeza de Cuba ante las agresiones de Estados Unidos, y destaca la solidaridad brindada por los países de la comunidad socialista, muy especialmente por la Unión Soviética.
    – 17 de diciembre.- Tras participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, parte rumbo a Argelia para cumplimentar una invitación hecha por el gobierno de ese país.
    – 26 de diciembre.- Desde Argelia viaja a Mali.

    Las luces del Ministro de Industrias
    Las luces del Ministro de Industrias
    http://www.granma.cu/cuba/2017-06-28/las-luces-del-ministro-de-industrias-28-0Autor: Ángel Freddy Pérez Cabrera | freddy@granma.cu
    28 de junio de 2017 21:06:37

    VILLA CLARA.–El 23 de febrero de 1961, el Gobierno Revolucionario de Cuba creó el Ministerio de Industrias, para lo cual se encomendó al Comandante Ernesto Che Guevara la responsabilidad de dirigir ese organismo, que tendría como objetivo esencial propiciar la agrupación, el reordenamiento y el desarrollo de la exigua rama industrial existente entonces en el país.

    En esa tarea, el nuevo ministro empleó novedosos métodos de dirección, que marcaron para siempre a dirigentes y trabajadores del sector. Su preocupación por la superación de cuadros y obreros, además de la aplicación de un riguroso sistema de control y de disciplina, aún se recuerdan.

    Fueron cinco años en los que su despacho se transformó en un taller donde se troquelaba la esperanza. En ese lapso resultó frecuente verlo a pie de obra mientras fraguaba la reanudación de la producción del níquel y el cobalto o con su traje de campaña sudoroso, fundando fábricas e industrias por todo el país.

    De aquellos tiempos recogimos varios testimonios de trabajadores de Planta Mecánica, la llamada fábrica de fábricas, fundada por el Che el 3 de mayo de 1964.

    ¿TÚ CREES QUE UN OBRERO SEA CAPAZ DE ENVENENARME?

    Arsenio Iglesias García tiene el honor de ser uno de los fundadores de Planta Mecánica, centro al que llegó siendo muy joven, tras el llamado a colaborar en los trabajos que dieron origen a una de las industrias más importantes creadas en aras de impulsar el desarrollo económico del país.

    Entre sus tesoros más preciados, Arsenio guarda aquel instante en que el Che entró de manera sorpresiva a su taller y confraternizó con él.

    «Estaba concentrado en el martillo de forja creando una tenaza, cuando alguien tocó mi hombro por la parte trasera. Por el ruido tan grande que había en el lugar yo no me percaté, pero mis compañeros hicieron una señal para que mirara; fue entonces que giré la cabeza y vi al Che. Imagínate qué clase de susto. Quedé muy sorprendido. Entonces él me preguntó:

    –¿Qué haces?

    –Una herramienta para manipular las piezas en el horno, le contesté. Entonces el Che me dice:

    –¿Tú crees que puedas forjarla conmigo?, ante cuya interrogante expresé:

    –Bueno si usted se atreve.

    Tras el breve diálogo, Iglesias García buscó un par de guantes, se los entregó al Ministro y comenzó la fragua conjunta de la tenaza. «Colocó sus manos entre las mías. Te confieso que estaba muy nervioso, porque no era fácil tener a un hombre tan grande junto a ti, pero bueno, al final todo salió bien, aunque con tremendo susto de mi parte», narra Arsenio.

    Al concluir, y ante el calor insoportable que había, con temperaturas superiores a los 600 grados centígrados, el Che pregunta al obrero:

    –¿Dónde puedo tomar agua?

    –Comandante, el agua que tengo es esa que usted ve ahí–, e indica hacia una lata de pera que contenía el líquido.
    El joven ministro observó el recipiente y sin dudar un segundo respondió.

    –¿Y tú me das un poquito?

    En ese preciso instante uno de los escoltas advirtió al Che que no debía hacer eso, recibiendo como réplica:
    –Oye, ¿tú crees que un obrero sea capaz de envenenarme?

    Entonces todos comenzaron a reír y el Che bebió con la mayor naturalidad del mundo casi toda el agua que había en la lata, rememora Arsenio, quien concluye su relato con una frase elocuente: «Así de sencillo era el Che en todo lo que hacía».

    ERA UN HOMBRE QUE NO COMULGABA CON LA MENTIRA

    Cincuenta y tres años después de fundar la Fabric Aguilar Noriega, nombre con el que nació la llamada fábrica de fábricas, aún Carlos Pupo Mejías desanda sus talleres con el mismo espíritu de aquellos días iniciales.

    Él, que estuvo en el acto inaugural de la fábrica aquel 3 de mayo de 1964, no olvida que aquel día el Che pronunció un discurso histórico, en el que habló de la trascendencia de la entidad para suplir el déficit de piezas de repuesto padecido por la industria azucarera y otras empresas, situación que mantenía en jaque al Gobierno Revolucionario, recuerda Carlos.

    Dijo también que era necesario que todos los trabajadores se superaran, porque no era lo mismo manejar una máquina-herramienta vieja, con deficiencias para construir piezas, que manipular maquinaria moderna de absoluta precisión, en muchos casos automatizada, evoca el obrero.

    «Al Che lo había visto con anterioridad en la Planta de Níquel de Moa y en la de electrodos de Camagüey, y siempre me pareció una gente muy correcta, atento a lo que decían los trabajadores. Pero eso sí, era muy recto», cuenta el fundador de la importante empresa villaclareña.

    Para demostrar la verticalidad del Che en los asuntos de trabajo, Pupo Mejías narra una anécdota muy interesante.

    «No había transcurrido un mes de la inauguración de Planta Mecánica, y el Comandante, que no era un ministro de oficinas, volvió a visitar la fábrica de manera sorpresiva. Una vez allí, quiso ir al taller de galvanizado, el cual supuestamente había quedado terminado para el día de la apertura como le habían informado.

    Sin embargo, en la práctica no había ocurrido así. Ante el apremio de tiempo, los responsables realizaron un paripé como si las máquinas estuvieran montadas y todo funcionaba normal. Mas, aquel día de la visita, cuando el Che recorrió el lugar se percató de que no todo estaba bien, quedando al descubierto la mentira, ante cuya falta el Comandante se puso muy molesto por la chapucería realizada y la falta de trasparencia de algunos, a quienes reprimió duramente», evoca Pupo Mejías.

    CONFIABA INFINITAMENTE EN LOS JÓVENES

    Domingo Ibrahím Chinea Ruiz tenía apenas 23 años cuando el Che fundó Planta Mecánica. Allí había llegado gracias a la certera visión del Comandante Guevara de formar de manera anticipada a la fuerza que operaría las modernas maquinarias instaladas en los diferentes talleres.

    «El concibió calificar a una masa de jóvenes de diferentes territorios en el politécnico Abel Santamaría, de Santa Clara, centro que visitó en innumerables ocasiones para conocer acerca de la preparación y las preocupaciones de nosotros», asegura Domingo, quien no olvida como iba hasta las aulas y albergues a comprobar de primera mano la marcha del proceso formativo.

    Con el lenguaje propio de los trabajadores, Chinea Ruiz califica al Che, con quien se encontró infinidad de veces en la Fabric Aguilar Noriega, como «un tipo bacán, que no estaba en nada, era uno más del colectivo y muy amante de conversar con los obreros y sobre todo con los jóvenes, en quienes confiaba resueltamente».

    Al indagar con Domingo Ibrahim acerca de la permanencia en la fábrica del espíritu del Che, levanta la mirada de la máquina que opera en ese momento y señala hacia el joven Yuniel García, quien a sus 18 años ya es un soldador de altura en el taller donde trabaja: «No lo ve, el futuro está garantizado, no tenga duda de eso».

    Menciona asimismo, que los sueños del Che se concretan en la manera en que Planta Mecánica ha sabido garantizar las piezas y agregados que necesita la industria azucarera para su reparación y el mantenimiento, entre cuyas producciones destaca la fabricación de coronas, piñones, arandelas, sprockets, martillos, cuchillas y brazos de cuchilla, raspadores, cajas laterales, rodamientos y copling.

    Subrayó también la colaboración con programas priorizados, como los de hidroenergía, a través de la reparación de turbinas hidráulicas para las minihidroeléctricas del país, la fundición de ruedas para los carros ferroviarios y la fabricación de estructuras metálicas para importantes empresas de la nación.

    «Como ve, a pesar de los avatares de estos años difíciles, Planta Mecánica se ha mantenido, y todo ello porque tuvimos la suerte de contar con un ministro tan visionario como Ernesto Che Guevara», refrenda el fundador de esa importante fábrica.

  2. Inmejorable. Gracias por este programa que me dejó con ganas de mucho más, y de volver a verlo. Saludos y felicidades por esto

  3. Pingback: Los hijos del Che somos millones (video) |

  4. Fragmento del discurso en la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo,
    25 de marzo 1964, Ginebra, Suiza, donde examina las funciones del Fondo Monetario Internacional, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, el GATT y el Banco Interamericano de Desarrollo

    “El campo socialista se ha desarrollado ininterrumpidamente a tasas de crecimiento mucho mas altas que las de los paнses capitalistas, a pesar de haber partido, en general, de grados de desarrollo bastante pobres y de haber soportado guerras de exterminio y bloqueos estrictos.
    Contrastando con el impetuoso crecimiento de los paнses del campo socialista, y el desarrollo, aunque a mucho menor ritmo, de la mayorнa de los países capitalistas, existe el hecho indudable del estancamiento total de una gran parte de los paнses llamados subdesarrollados, que presentan, a veces, incluso tasas de crecimiento econуmico inferiores a las del crecimiento demogrбfico.
    Estas caracterнsticas no son casuales. Responden estrictamente a la naturaleza del sistema capitalista desarrollado en plena expansión que traslada hacia los países dependientes las formas más abusivas y menos enmascarables de la explotación.
    Desde fines del siglo pasado, esta tendencia expansionista y agresiva se ha traducido en innumerables agresiones a distintos paнses de los continentes mбs atrasados, pero, fundamentalmente, se está traduciendo en la actualidad en el control por parte de las potencias desarrolladas de la producción y el comercio de materias primas en los países dependientes. En general, se manifiesta por la dependencia que un país dado tiene de un solo producto básico que, a su vez, va hacia un mercado determinado en las cantidades limitadas a las necesidades del mismo.
    Es la penetración de los capitales de los países desarrollados, la condición esencial para establecer la dependencia económica. Esta penetración adquiere formas diversas. Se presenta como préstamos en condiciones onerosas, inversiones que sujetan a un paнs dado a los inversionistas, dependencia tecnológica casi absoluta del país dependiente hacia el país desarrollado, control del comercio exterior por los grandes monopolios internacionales y, en último extremo, utilización de la fuerza como potencia económica para reforzar las otras formas de explotación. A veces esta penetración adquiere formas mбs sutiles como la utilización de los organismos internacionales, financieros, crediticios y de otro tipo. El Fondo Monetario Internacional, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, el GATT y, en nuestra América, el Banco Interamericano de Desarrollo son ejemplos de organismos internacionales puestos al servicio de las grandes potencias capitalistas, fundamentalmente del imperialismo norteamericano. Ellos se introducen en la política económica interna, en la polнtica de comercio exterior y en todas las formas financieras de relaciones internas entre los pueblos.
    El Fondo Monetario Internacional es el cancerbero del dólar en el campo capitalista. El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento es el instrumento de penetración de los capitales norteamericanos en el mundo subdesarrollado, y el Banco Interamericano de Desarrollo cumple esa triste función en el ámbito del continente americano. Todos estos organismos se rigen por reglas y principios a los que se pretende presentar como salvaguardas de la equidad y la reciprocidad en las relaciones económicas internacionales cuando, en realidad, no son sino fetiches tras los cuales se encubren los instrumentos más sutiles para la perpetuación del atraso y la explotación. El Fondo Monetario Internacional, velando supuestamente por la estabilidad de los tipos de cambio y la liberalización de los pagos internacionales, no hace sino impedir las medidas mínimas de defensa de los paнses subdesarrollados frente a la competencia y la penetración de los monopolios extranjeros.
    Mientras que impone los llamados programas de austeridad y combate las formas de pago necesarias para la expansión del comercio entre paнses que sufren una crнtica situación en su balanza de pagos y de severas discriminaciones en el comercio internacional, trata desesperadamente de salvar al dólar de su precaria situación, sin entrar al fondo de los problemas de estructura que aquejan al sistema monetario internacional y que obstaculizan una más rápida expansión del comercio mundial.
    El GATT, por su parte, al establecer el trato igual y las concesiones recíprocas entre paнses desarrollados y subdesarrollados, contribuye al sostenimiento del statu quo y sirve a los primeros y su mecanismo no provee los medios necesarios para la eliminaciуn del proteccionismo agrícola, las subvenciones, los aranceles y otras obstáculos que impiden el incremento de las exportaciones de los paнses dependientes. Por mas que ahora tenga su llamado “programa de acción” o en estos días, por sospechosa coincidencia, comience el “round Kennedy”.
    Para reforzar la dominación imperialista se ha recurrido al establecimiento de бreas preferenciales como forma de explotación y control neocolonial. Podemos hablar de ello con profundo conocimiento de causa, por haber sufrido en nuestra carne los resultados de los acuerdos preferenciales cubano-norteamericanos, que maniataron nuestro comercio, poniéndolo a la disposición de los monopolios norteamericanos.
    Nada mejor para exponer lo que esos preferenciales significaron para Cuba que citar el juicio que mereciу al embajador de los Estados Unidos, Sumner Welles, el tratado de reciprocidad comercial, gestionado en 1933 y firmado en 1934.”

    Información disponible en el sitio ARCHIVO CHILE, Web del Centro Estudios “Miguel Enríquez”, CEME:
    http://www.archivo-chile.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .