El juicio (a Trump) que nunca existió. Por Pedro Pablo Gómez


Cuando a uno le hablan de la celebración de un juicio, usted se imagina a un juez, la representación de la fiscalía que presenta los cargos y la defensa que se encargaría de tratar de demostrar las razones que demuestran la inocencia del acusado en cuestión. Todo ese andamiaje se presenta ante un jurado en algunos casos y en otros un conjunto de personas de un nivel superior hacen las veces del nivel decisorio ante la autoridad del juez que dirige el proceso. Sigue leyendo