4 pensamientos en “#LaPupilaTv: El fin de la humanidad pudiera estar tan cerca como el 2055 (video)

  1. Sería la sexta extinción masiva y no la provocaría un meteorito o la actividad volcánica y fenómenos asociados sino una especie animal, que es capaz de anticipar mentalmente las causas y consecuencias de sus actos, pero con un cerebro trino ( que diría Carl Sagan) donde el formato de reptil sigue imponiéndose, a la hora de tomar decisiones, a fórmulas más evolucionadas.

    Una especie animal que tuvo en sus manos la posibilidad de hacer un uso racional y sostenible del resto de especies y de los recursos de una casa común que gravita a gran velocidad en un universo con espacio mayoritariamente vacío de materia y dónde las distancias se cuentan en años luz, pero que acabó convirtiéndose en una plaga que compromete la supervivencia del resto de especies, las condiciones físicas y químicas que convirtieron a la Tierra en un planeta habitable y su propia supervivencia.

    Qué es lo que nos ha convertido en una plaga en pleno desarrollo hacia la extinción, cuando tuvimos la oportunidad de anticipar mentalmente los escenarios hostiles provocados por nosotros mismos y ajustar nuestra población, desde una planificación responsable de los nacimientos, a un uso sostenible de los recursos? Sin duda, la culpa debe residir en esas estructuras neurales de nuestro cerebro de reptil, con el sistema limbico como estructura principal, dónde habría que buscar la explicación de fenómenos especialmente irracionales y carentes de ética que han sido determinantes en nuestro devenir histórico, como la religión y la política (especialmente los modelos de las sociedades complejas).

    Tanto el cristianismo como el capitalismo se han convertido en los grandes motores mundiales del proceso destructivo que nos adentra en la sexta extinción (que ya comenzó) y cuya irracionalidad y falta de ética son evidentes. El cristianismo cuenta con el paradigma de la estupidez humana al afirmar que este mundo fue creado de la nada por un ser sobrenatural que se creó a sí mismo de la nada, así como con el paradigma de la perversión moral al considerarnos la obra suprema de un ser sobrenatural y perfecto que no dudó en crear a un ser imperfecto y condenar a toda su estirpe a pagar por el pecado de la primera generación ( no sólo al hijo del arquitecto por la muerte del hijo del cliente al que construyó una vivienda que se hundió y mató a este, como en la ley del talion, fórmula ética y legal de lo más arcaico y bárbaro, sino a toda la descendencia del arquitecto hasta el de del juicio final).

    Por lo que se refiere al capitalismo, es un modelo económico y social basado en la explotación del hombre por el hombre, a modo de juego patológico, en que una especie animal, que nunca acumuló en su etapa prehistórica como la ardilla o la hormiga, ha descubierto en la acumulación ( especialmente de dinero) la fórmula de conducta más adictiva, por cuyo éxito, en forma de descargas de dopamina muy placenteras, son capaces de apropiarse de todo lo que culturalmente tenga un precio alto, aunque ello implique la destrucción de lo que realmente tiene valor para nuestra adaptación al medio, nuestra felicidad y supervivencia.

    Con mimbres como los que nos aportan la religión cristiana y el capitalismo no es difícil de entender que la clase dominante y sus simpatizantes en Occidente se hayan convertido en los más peligrosos superdepredadores de la Historia, también en parte por el desarrollo tecnológico alcanzado, ni de concluir que el progreso de la humanidad en la buena dirección tiene en ambos a sus mayores enemigos. Ni la nuestra es una vida transitoria hacia un paraíso eterno por el que vale sacrificarlo todo según los planes irracionales y nada éticos de la divinidad ni un sistema basado en la explotación cruel de seres y recursos con el único objetivo de maximizar las descargas de dopamina en el sistema limbico a través de la acumulación irracional como ardillas con el síndrome de Diógenes puede ser lo que legitime el uso de los recursos ni determine el devenir de nuestra única existencia posible y del resto de especies o las que deberían sucedernos en la nave espacial Tierra si hiciéramos un uso sostenible y adecuado de los recursos y una planificación de los nacimientos de acuerdo con la ley del Mínimo de Liebig.

  2. EXIGUO

    Las banderas de la libertad
    yo hago lo que quiero
    mientras que mi caminar
    no joda al otro dice el refrán

    Así hemos llegado desde el Big Bang
    a esto le queda poco
    con esa postura en el ojal
    que hay mucha hambre repartida
    una fortuna en sabana corta
    somos un enjambre
    que se come a si mismo
    y lo que va quedando sobra

    Ya tenemos fecha de vencimiento
    de extinción
    aunque no te has dado cuenta
    ya sé, es el sistema
    que vende pompas de jabón
    y a nosotros en el enroque

    Las banderas de la libertad
    pueden servir
    para crear madeja
    que una nuestra deuda
    aun
    cuando a esto
    le quede poco

    Gracias, Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .