El coronavirus y la burocracia en… el país de la democracia. Por Pedro Pablo Gómez


El enfrentamiento a escala mundial contra  la epidemia generalizada del  coronavirus es en la actualidad centro de la preocupación de la especie humana, todos los afectados de una forma u otra luchan por encontrar soluciones y medicamentos para tratar de resolver la no propagación dentro de sus territorios por la crisis planteada.

En Cuba, “régimen burocrático” según la gran prensa, el gobierno revolucionario tomó desde horas tempranas importantes medidas para evitar que la población fuera golpeada múltiplemente, lo cual ha limitado positivamente su expansión y todos los casos detectados han provenido del exterior o de  familiares de éstos.

Contrariamente a lo sucedido en la Isla, según publicó el diario The New York Times en artículo de los periodistas Sher Fink y Mike Baker, por problemas de reglamentaciones burocráticas no se tomaron medidas a tiempo para la detección del virus a pesar de haberse descubierto la presencia de la enfermedad por el laboratorio nombrado Seattle Flu Study, de la universidad de Washington, el cual es patrocinado por los esposos Bill y Melinda Gates.

La doctora Helen Y. Chu llevaba la investigación sobre la influenza en su región y había creado una forma de detección de la enfermedad que logró identificar el coronavirus dentro de los pacientes analizados, lo cual la llevó a tratar de inmediato que las autoridades federales incluyeran el método de pesquisa en sus análisis para enfrentar la posible epidemia. Esto no fue aceptado con la respuesta de que su laboratorio era de investigación y no era clínico, según la FDA- organización de Administración de Alimentos y Medicamentos por sus siglas en inglés. Esto sucedió en el mes de enero cuando aún no se había presentado el problema como crisis del país.

Después de varias gestiones en ese sentido y apoyada por el Dr. Scott Lindquist, que es epidemiólogo especialista de investigaciones no clásicas en esa área, todavía en el mes de marzo fue rechazada la propuesta y a la larga tuvieron que autorizarla por la crisis existente ya dentro de las fronteras estadounidenses y ahora se aplica por varias instituciones. A pesar de la prohibición, los investigadores de Seattle Flu Study continuaron aplicando sus métodos para detectar el virus hasta que recientemente fue lograda su aceptación.

Resulta que en un país líder del capitalismo internacional como los Estados Unidos de América, una norma dictada por el denominado Medicare impida la aplicación de soluciones a problemas que afectan a toda la población del país y eso generó que el New York Times sentenciara, en la presentación del artículo: ‘’El gobierno federal perdió varias oportunidades de garantizar pruebas generalizadas durante los primeros días del brote, cuando contener el virus habría sido más sencillo’’.

Así ha pasado en el país que vende la imagen del desarrollo y la democracia y culpa al socialismo de burocrático. “Las demoras persistentes han hecho que sea casi imposible que los funcionarios tengan un panorama fidedigno de la verdadera escala del brote”

4 pensamientos en “El coronavirus y la burocracia en… el país de la democracia. Por Pedro Pablo Gómez

  1. Está pandemia COVID19 ha demostrado que el socialismo comunista es superior al capitalismo porque el pueblo es el verdadero objetivo de su existencia y proceder.
    Los únicos países que han demostrado capacidad de movilización logística para establecer un sistema de contención en cascada que rompe con efectividad la cadena de trasmisión son China y Cuba.
    Ahora a los 79 días Wuhan amaneció sin nuevo caso reportado.
    Ambos países ayudan al mundo con brigadas médicas y medicamentos. Ayer Cuba con el atraque, transportación terrestre y evacuación aérea de más de 1000 turistas y tripulantes del crucero inglés con 5 pacientes positivos de CoVSARS 2 demostró como el socialismo comunista nuestro seguro de la protección para la salud del pueblo cubano y aquellos trabajadores que participaron en tal misión tiene la solidaridad y la humanidad con todos los seres humanos del mundo como principios en el actuar cotidiano.
    Por eso me siento orgulloso de ser cubano socialista comunista.
    Viva el Socialismo Comunista!

  2. Mientras en la dictadura china Wuhan ya no registra casos nuevos de coronavirus, la “democracia” yanqui se prepara para ser el epicentro de la pandemia, con una estimación de más de 70 millones de infectados en próximas fechas y, como apunta el artículo, la culpa ni va a ser de las autoridades chinas, poque tardaron en dar la voz de alarma, sino la negligente conducta de las autoridades norteamericanas, que ya disponían de casos notificados en enero, lo que parece desmentir el origen chino del virus.

    Con la misma interesada negligencia que el FBI miró para otra parte cuando las escuelas de pilotaje aéreo comunicaron la inscripción de alumnos que sólo pretendían aprender el control de aviones en vuelo ( nada de despegue ni aterrizaje) y que serían los protagonistas de los acontecimientos del 11S, ahora la interesada negligencia de la FDA va a ser corresponsable de una nueva forma de terrorismo con la que se pretende crear la necesaria alarma social que requiere los profundos cambios que necesita la economía capitalista para que las especulativas rentas de capital sigan sumando a costa del dinero de los contribuyentes y de las rentas de trabajo, en una nueva forma de saqueo con similares propósitos a lo acontecido tras el 11S y la crisis de la burbuja y la basura financiera de los derivados de 2008. Primero han intentado causar un grave daño a la que ya es primera potencia mundial en la producción de bienes y servicios y ahora se disponen a ” sanear” la economía financiera con dinero público y para lograrlo no les importa las consecuencias sobre la salud ni sobre la economía real.

    Aunque el asunto tiene dimensiones globales y multisectoriales, no cabe duda de que la industria de la enfermedad va a ser el gran beneficiado de todo esto, lo que va a poner de manifiesto que la medicina bajo el capitalismo no es otra cosa que crimen organizado. Los 5000 afectados oficiales de USA no es más que otra fake news, arma letal con la que Trump y el establishmen van a intentar lidiar este siniestro asunto en una nación que ya tenía coronavirus en enero y dónde millones y millones de ciudadanos no tienen otra opción que sufrir en silencio este tipo de patologías por la falta de seguro médico, subsidios laborales y servicios epidemiológicos.

    Algo parecido se podría decir de España, dónde la existencia de un sistema nacional de salud no evita que siga siendo crimen organizado al servicio de los grandes intereses de la industria de la enfermedad. Mientras en Wuhan se luchaba contra la enfermedad, en España las redes sociales hacían chistes con el coronavirus: ” no compréis la versión COVID-19 que ya está próxima a salir la 20″. Nada de políticas proactivas para detectar la enfermedad a través de estudios epidemiológicos. Ahora Sánchez habla del sesgo de retrospectiva, como si el pesquisar no formara parte del trabajo a realizar en una sociedad global con miles de chinos entrando al pais (cuando se pensaba que el virus había mirado en esta nación). La presidenta de la comunidad de Madrid ha dicho a los madrileños que se vayan concienciando de que un 70% padecerán la infección.

    Si la española es una de los mejores sistemas sanitarios, imaginen como es el resto. Menos mal que hasta el propio Sánchez reconoce que hay que revisar y mejorar muchas cosas en la sanidad tras décadas de privatizaciones y conversión de la salud en una mercancía al servicio de la industria de la enfermedad. Es de perogrullo que la sanidad sólo puede estar en manos públicas pero vistos los acontecimientos en pleno desarrollo también todo este capitalismo catabólico y cleptocratico en manos de los mercados debería dar paso a un control público integral de carácter socialista.

  3. Hasta la CNN se ha referido a las declaraciones de la presidenta de la comunidad de Madrid, Díaz Ayuso, donde afirmaba que hasta un 80% de los madrileños se verá afectado por un padecimiento leve de coronavirus. Debemos interpretar que se refería a que el 80% de los infectados lo vivirán de forma asintomática y no de todos los madrileños, pero la pobre no fue elegida candidata del PP por su talento ni capacidad o amor a los madrileños, al igual que el alcalde (Almeida) sino porque no le temblara la mano cada vez que tenga que tomar alguna medida impopular.

    En cualquier caso, nunca sabremos la verdad sobre la incidencia de la enfermedad en la comunidad madrileña al ser asintomático el virus en muchos casos o equiparable a una gripa y no hacerse los pertinentes estudios epidemiológicos. Pero en USA será peor todavía y puede que los 70 millones estimados se queden cortos. La falta de transparencia y garantías en materia sanitaria puede estar ocultando ya muchos miles de casos más que no han sido diagnosticados como coronavirus. Sanders ha declarado que la pandemia podría provocar más muertes yanquis que la II Guerra Mundial, pero la verdad nunca se sabrá en un campo de batalla donde resulta muy fácil y conveniente los errores de diagnóstico.

    Cómo contrapunto, en Venezuela y en Cuba las medidas están siendo muy efectivas. Me ha resultado muy grato escuchar las declaraciones de Delcy Rodriguez obligando al uso de mascarilla a todos los que, por exigencia de sus funciones en la lucha contra la pandemia, tienen que utilizar el metro. Escucharemos algo parecido algún día sobre las líneas de metro en España o USA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .