Contigo, Cuba. Por Teresa Melo


Hoy mi barrio amanece aparentemente igual: desde las 5 am. puedo oír el trasiego de trabajadores; un gran porciento de mis vecinos son de los que no pueden quedarse en casa para cumplir las medidas de cuarentena anunciadas: dirigentes de nuestro gobierno, militares, gente de la salud y periodistas, entre otros que son necesarios para que nuestra vida pueda continuar y funcionar. Sigue leyendo