¡Vaya vecino que no debo mirar y que se pasa la vida mirándonos! Por Antonio Rodríguez Salvador


Algunos amigos emigrados se disgustan, y otros que no lo son hasta ofenden, cuando desde aquí uno postea asuntos relacionados con Estados Unidos. Enseguida insinúan o te sueltan: Ocúpate de lo tuyo, no mires al vecino. Sigue leyendo