Hollywood y sus top guys. Por Víctor Ángel Fernández


John Creasy (Denzel Washington) muy mal herido, camina hacia sus captores, mientras Lupita (Dakota Flemming), llega a los brazos de su madre. Son las escenas finales de Man on Fire. Ambas se abrazan y lloran mientras el tipo duro, se entrega heroicamente a la banda de secuestradores.

Pudo haber sido Robert de Niro en The deer hunter o Silvester Stalone en cualquier momento de la saga Rambo o Frederick Forsyth con Chacal o Los perros de la guerra.

En un momento de la película, Christopher Walken, americano duro, residente en México y amigo personal de traficantes de armas, le explica a Gian Carlos Gianini, representante de algún estamento de justicia, quién es John Creasy:

–Un artista. Matar es su arte y lo llevará hasta las consecuencias finales. Él puede hacer en dos horas lo que ustedes serán incapaces de hacer en toda la vida.
No olvidemos un parlamento similar de Liam Neeson en Taken, mientras habla con el jefe de los secuestradores de su hija:

–Podemos negociar ahora, pero le recuerdo que yo tengo algunas habilidades especiales que utilizaré para encontrarlos y acabar con ustedes.

Unas escenas después comenzará su exterminio particular de bandas albanesas y policías corruptos en Francia, incluido un jeque y su yate y su pandilla, para, con sólo un brazo en cabestrillo, devolver la hija a su amada madre, en una escena conmovedora.

Sólo nos queda aplaudir, mientras Carlitos Valera nos recuerda que “…una mirada lo dice todo…”.
Haciendo alusión a textos conocidos, pudiéramos decir que ese es “El mundo según Hollywood”, aunque franceses e indios también tengan su versión similar de Man on Fire. Ese mundo de oropeles, donde los boys de EEUU ganaron a España en 1898, a Hitler e Hiro Ito en 1945 o a Viet Nam en 1975.

¿Y la verdad? Y la tozuda realidad, ¿qué nos cuenta?

Los compoteros de 1961, se entregaban en Girón mientras lloraban por haber sido embarcados en la expedición de guerra, al decir de Virulo, con más cocineros en la historia de la humanidad.

Luego los mercenarios que entre 1975 y 1976, fueron capturados en Angola. Tristes y arrepentidos por haber equivocado su sentido de la vida… o de la muerte… diría yo.

Executive Outcomes, Sandline International, Gukha Security Guards Ltd, SGSI Group, Blackwater Worldwide o ahora Silvercorp, son conocidas empresas con pingües ganancias de donde la máquina de sueños, saca a sus mercenarios héroes.

Claro, los finales no son para filmar.

En la playa venezolana, la pasada semana, ninguno se quedó en la lancha. Solo con una Glock, una Browning, una granada sin protección y un zoom que se aleja, seguido de un fade cuasi infinito. Luego la subida de los créditos y ya con la pantalla en negro, un grito de guerra de victoria tarzaniana. O sí.

Mercenarios estadounidenses de la operación Gedeón capturados en Venezuela

Pensándolo bien, sí hubo grito de guerra desde la lancha:

–No tiren que nos rendimos… ah… y por favor… no me pongan en el suelo que el calor puede dañar la delicada piel de mi cara.

¿Cuándo tendremos la versión peliculera de esas hazañas? Un día, pero el pueblo pesquero venezolano, seguro que no será protagonista.

The End.

12 pensamientos en “Hollywood y sus top guys. Por Víctor Ángel Fernández

  1. Asi es , tenemos que hacer las peliculas que nos faltan; gracias por el texto, la industria “cultural” hegemonica sólo produce barbarie y es un arma letal. Lo difundo. Un abrazo.

  2. En el mundo según Hollywood, el héroe es el que desenfunda mejor y es capaz de construir una coartada para justificar su espíritu depredador. Fueron los invasores yanquis quienes asesinaron a los pueblos indígenas de América y les robaron las tierras y cuanto de valor había en ellas, pero no hay película del género que se precie donde no medie alguna provocación u hostigamiento por parte de los indios, gente incivilizada que mataba a sangre fría a pacíficos cowboys, quemaban sus casas y les robaban el ganado. El mundo al revés.

    Bastaba el simple asesinato de una familia de colonos blancos y su descendencia, para que en la mente del espectador estuviera justificado el exterminio en masa de los indígenas. Un asunto de “justicia universal”, que les concedía el derecho al genocidio y la conquista irreversible de sus territorios y cuanto de valor en ellos había. Está feliz coartada Hollywoodiense la hemos visto reproducida e multitud de ocasiones en el cine y fuera de él, como el Maine, las fragatas del golfo de Tonkin o las torres gemelas del 11S.

    Una vez que USA logró cambiar su merecida imagen de superdepredador universal por la de garante supremo de la “justicia universal” ya no hizo falta que mediara siempre provocación para poner en marcha la maquinaria de guerra y lograr los mismos trofeos militares con máximos honores y distinciones. En el caso de Irak bastó con la infundada sospecha de que Sadam Husein poseía armas de destrucción masiva y no eran las que USA le vendió para gasear a los kurdos. A Venezuela se la condenó al lado equivocado de la Historia con matrices informativas falsas y guerra económica, hasta, qué bien sazonada en el papel de villano, se la declaró amenaza inusual para USA, lo que viene a significar, en el discurso imperial, amenaza para la democracia, los derechos humanos y la paz.

    No debe sorprendernos que, montado tal circo Hollywoodiense, los mercenarios de “Bahía Macuto” imaginarán que iban a ser recibidos como héroes y escoltados por el pueblo, el ejército y la policía hasta Miraflores para facilitar la captura del “tirano” Maduro, impuesto por el “tirano” Chávez, que durante 2 décadas sembraron el terror en Venezuela convirtiendo el oro negro de la oligarquía y del imperio en escuelas, centros de salud, conservatorios de música, instalaciones deportivas, millones de viviendas para quienes ni carné de identidad tenían en los gloriosos tiempos del puntofijismo, además de la dignidad de tener patria y ser independientes. Fueron a Bahía Macuto a rodar la película más glamourosa del cine Hollywoodiense y, en el mejor de los casos, los supervivientes serán intercambiados de nuevo por compota para los niños venezolanos que sufren el criminal bloqueo.

    Y a todas estas, el títere diabólico diciendo que los estaban esperando para matarlos. Qué se supone que había que hacer con quienes pretendían perpetrar una carnicería, subvertir el orden constitucional y provocar una guerra civil y un conflicto armado con los genocidas yanquis? Está rata con cara de capibara tiene el cerebro huero desde que la protección imperial le ha otorgado patente de corso para cometer toda clase de delitos de lesa patria. Se merece la misma suerte que el resto de mercenarios con guión bolivariano, ahora que ha quedado claro cuál es la realidad que impera en Venezuela.

  3. Las tropas yanquis son muy valiente invadiendo y masacrando pueblos indefensos: Granada; Panamá, Rep. Dominicana.
    Pero la cosa cambia cuando se enfrentan a pueblos decididos a defenderse.
    Saludos,
    Miguel A.

  4. Hay algo llamado hegemonía cultural y desgraciadamente el imperio la posee. En nuestra televisión se pasan peliculas con un veneno atroz y series que no se quedan atrás,lo cual no parece preocupar a los encargados de realizar la programación,hay que ser más selectivos. Cuando se hacen concesiones culturales,el resultado es nefasto,pero hay quien no entiende eso y cuando ocupa una posición poderosa provoca un desastre total.NECESITAMOS a toda costa espacios que se dediquen totalmente a desmontar toda esta pseudo cultura,sin paños tibios.

  5. Pingback: Hollywood y sus top guys. | argencuba

  6. Muy buenas Iroel Sánchez
    No se si molesto al hacer alguna pregunta sobre Cuba:
    Recientemente leyendo el Cubadebate durante la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros Canel decía que se “va a dar un impulso a la implementación de los temas pendientes del VI y VII congresos del Partido y, por lo tanto, nos pone en una situación ventajosa y de avance para llegar al VIII Congreso con una estrategia económica y social actualizada, robusta, y que nos permita trabajar en el desarrollo económico y social del país”.
    Y recientemente hay un artículo en Granma de Carlos Luque Zayas Bazán (La «bondad» neoliberal de los entusiastas consejeros) donde al parecer adopta un posicionamiento no muy favorable respecto de las PYMES.
    Y por otra parte el Sr Pedro Monreal en su Blog El Estado como tal dice que las PYMES parece que ya están a la vuelta de la esquina ( ¿coincidiría con lo planteado por el Canel?) en un artículo titulado “Éramos pocos y parió Catana: ¿una oposición de izquierda en Cuba?” donde se explayó en improperios contra Zayas Bazán y todos aquellos que futuramente lo apoyen con otros textos (el rosario de descalificaciones, más bien “dentelladas” incluye: folletín de “política ficción”, ínfulas de “reflexión totalizadora”, monsergas ideologizadas, publicistas de la retranca, palabrería sobre la igualdad, los iluminados y sus adláteres, además de calificarlos de fabriquita criolla de etiquetas ideologizadas) Y hasta concluyó su artículo con una velada amenaza contra los que se apongan a sus ideas liberales, ya que los que lo hicieron en la URSS saben la suerte que corrieron: “Trotsky terminó sus días con un piolet de alpinista incrustado en el cráneo”. ¡Hasta eso se atrevió el muy cobarde Sr Monreal!, que seguramente no tomó un arma en su vida para empuñarla en muchos de los sitios del mundo donde los cubanos la desplegaron solidariamente por otros sin importar el color de su piel: Angola, Nicaragua, Etiopía, Granada etc
    Pero también Raúl Castro dice que, “si es necesario modificar algún acuerdo, por razones objetivas, se consulta al nivel correspondiente” (¿es esto de las PYMES? ¿Habrá algo aprobado en los congresos del PCC anteriores, de lo que ahora habría que retractarse?) y lo otro que parece extraño es que el diario Granma, el rector del país publique un texto de Zayas Bazán, que pueda contradecir la política del gobierno de Cuba.
    El Blog de Silvio Rodríguez también se sumó a los contrarios del artículo de Zayas Bazán, y publicó completamente u texto del ex ministro cubano y hoy pequeño empresario en el sector del turismo Sr Humberto Pérez, que hace mucho tiempo coquetea con el pensamiento liberal del Sr Pedro Monreal y toda su cohorte. El texto en cuestión es Unidos en la conceptualización y por su aplicación consecuente
    Mi pregunta por favor:
    ¿Cómo entender todo esto? Los que seguimos las noticias de la Revolución Cubana, con sus aciertos y también sus errores, que también criticamos, pero que no obstante defendemos no entendemos nada. ¿Alguien pudiera explicarnos? En días pasados su artículo https://lapupilainsomne.wordpress.com/2020/05/08/miguel-diaz-canel-sobre-los-economistas-las-pymes-y-la-aplicacion-del-modelo-chino-o-vietnamita-en-cuba/ la veradd que no nos aclaró mucho.
    Gracias, saludos, y espero respuesta
    Rodolfo Crespo rodohc21@gmail.com

  7. Desde siempre el cine ha sido parte de las armas del enemigo…por él creeríamos que Estados Unidos entró en Berlín, que ganó la guerra en el 45… lo difícil es hacerles frente sin los recursos que ellos tienen.

  8. Saludos, Crespo. Esta es la opinión de Luque sobre lo que pregunta usted:
    La publicación en Granma de un artículo mío, que se refiere con toda claridad a las propuestas económicas referidas a lo que Cuba debe hacer, pero que se limitan “a los aspectos económicos, sin mayores preocupaciones por todos los demás factores –culturales, ideológicos, políticos, geopolíticos e históricos– que están imbricados en el tema económico de un país”, no aluden, por supuesto, a los economistas en general, sino a los consejeros que entran en la definición citada.

    El gobierno cubano, en voz de su presidente, se ha referido a los necesarios aportes de los economistas, pero igualmente aludió a los que sólo enfatizan sobre la necesidad de la propiedad privada (y las PYMES), sin atender al amplio abanico de tipos de propiedad que la Constitución refrenda. Vale la aclaración para los que se han visto, erróneamente, aludidos. Los que hacen el tipo de análisis que se ajusta a la cita anterior, significativamente, han reaccionado con cierta agresividad, síntoma a considerar.

    Con respecto al punto anterior me veo en la obligación de citar una respuesta de nuestro Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, acerca de este tema, visto que en algunos medios se afirma que el texto de Granma se opone a la Constitución, a la Conceptualización, a lo acordado por el Partido Comunista de Cuba, y al presidente mismo. (Ver al final de este trabajo)

    En cierta zona del pensamiento económico el artículo de Granma se ha interpretado poco menos que como una declaración oficial. Recordando una célebre afirmación marxiana, más que un honor le hacen a su autor un escarnio. Pues a nadie consultó sobre el contenido, lo que debía decir, o qué tesis sostener, y sólo muy respetuosamente recibió la sugerencia de cambiar un adjetivo, quizás demasiado aventurado.

    Para más argumento, su autor no es militante de partido alguno que no sea su conciencia de ciudadano. Granma tuvo la amabilidad de recibir su propuesta de publicación y de su parte, ninguna sugerencia de cómo manejar el contenido.

    Finalmente, el pensamiento económico que no salga del estrecho marco que atrapa a toda especialidad, pero sobre todo de una que tiene íntima relación con lo político y lo social, y por lo tanto no considere sus interrelaciones, a la vez que enfoque preferentemente la necesidad de la propiedad privada, tiene innegable filiación neoliberal, aunque no lo sea puramente.

    ¿Existe una oposición de izquierda contra la Constitución?

    La tesis según la cual existe una oposición de izquierda es útil al pensamiento economicista que hoy se refiere sólo a las soluciones económicas sin considerar las culturales, políticas y geopolíticas, sobre todo eficaz para mimetizar sus criterios a favor de la Revolución, cuando en verdad sólo apoyan la supuesta posición que estaría impulsando la propiedad privada contra otra que estaría secretamente en contra. La intención política es entonces manifiesta, sugiriendo un cisma, lo cual es sumamente grave para un país bajo agresión como Cuba. Es notorio que si acaso relacionan lo económico con lo político es para insistir en el fracaso del socialismo y las bondades de la privada propiedad.

    Tal expediente es una distracción, porque si adoptaran una nítida actitud contraria a la Revolución y el socialismo, saben muy bien que no podrían refugiarse en la cobertura revolucionaria para desde allí impulsar con legitimidad sus tesis ante el pueblo de Cuba y la Constitución que aprobó.

    La insistencia monocorde, cansina y unilateral en las PYMES, sin embargo, no está en sintonía con lo refrendado constitucionalmente. Al final del texto a que aludo, Granma ha publicado los artículos de la Constitución que se refieren al amplio abanico de formas de propiedad que refrenda la carta magna, y sobre casi de ninguna de ellas se pronuncian, que no sean las PYMES, los adeptos a la tesis de que existe una oposición de izquierda. Y con algo muy revelador: convoyada siempre con el estribillo, directo o indirecto, de la incapacidad de la propiedad estatal, etc.

    Si la reflexión económica estuviera dirigida, por ejemplo, a cómo desplegar en la práctica una estructuración de las distintas formas de propiedad de manera que implementara lo que exige la Constitución, es decir, que la propiedad privada sea un complemento no disruptivo de la propiedad estatal socialista de todo el pueblo, no estaríamos en presencia de aquel sesgo evidente, cuasi solamente pro PYMES, que subrepticiamente siempre tiene como coda final menospreciar a los ojos del lector la propiedad social, o la no esencialmente privada, táctica que al final se enfila, como pensamiento unilateral que es, contrario a la Revolución, el socialismo y la propiedad estatal que en Cuba es, en su práctica incuestionable, social.

    No existe una oposición de izquierda en el seno de la Revolución. Como los cerebros de la inteligencia de los tanques pensantes, algunos que dicen no serlos, son incapaces de aquilatar qué es la unidad forjada por más de 60 años de lucha. La unidad no niega la diversidad de criterios, pero esa diversidad se mueve en un espacio leninista en el cual sus miembros tienen un objetivo rector: aportar por la sobrevivencia del socialismo y la Revolución.

    Traer a colación la Nueva Política Económica (NEP) leninista para compararla con la admisión de la propiedad privada en el caso cubano, es un asombroso anacronismo, digno de un gran premio a la superficialidad del que lo sostenga. Aquella iniciativa fue forzada por las consecuencias de una feroz guerra contra la naciente revolución rusa que debilitó casi hasta las ruinas a un país poco menos que semifeudal.

    La geopolítica de entonces alineaba a todo el occidente capitalista y el naciente imperialismo contra el naciente estado socialista, más las devastaciones de la guerra civil. No en balde ha trascurrido el tiempo desde entonces. Y en el caso cubano, más de 60 años de revolución, con un sistema político que ha sorteado todas las agresiones inimaginables y de manera tal que su resistencia y sobrevivencia denota una fortaleza sustentada en las mayorías y los resultados que ha obtenido pese a ello. Con sus errores y aciertos, de esa historia aprende la Revolución Cubana.

    Si la ´propiedad estatal y el socialismo cubano fuera el fracaso intrínseco que los epígonos ilustrados del neoliberalismo vergonzante repiten, y con tanto beneplácito de los claros enemigos de las revoluciones, bastaba entonces que la dejaran de agredir, al menos para que no existiera la variable agresión en el cómputo de sus resultados. Cuando el fracaso no se revela por sí sólo, ¿cómo llamarle?

    Sin embargo, estos epígonos, – algunos de los cuales hacen carrera fuera de su patria y de la Revolución, aunque hayan aprovechado sus bondades para formarse y digan pensar a su favor, y aquellos otros que han tenido responsabilidades en ella, quizás sangren por las heridas de sus propios fracasos, – apenas mencionan el bloqueo como una variable secundaria, al margen, pero con insistencia suelen poner en primer plano un fracaso que no ha podido, sin agresión de todo tipo, durante tanto tiempo, demostrar que es un fracaso.

    ¿Acaso no son capaces de comprender que contra esa lógica es imposible argumentar porque es la tozuda lógica de los hechos de una Revolución tan auténtica como innegable e inconfesable es el miedo a las consecuencias de no agredirla?

    Los economistas lúcidos y comprometidos luchan desde dentro de la Revolución. Ellos laboran en silencio, sin poses mediáticas. Ellos son también la Revolución y son escuchados desde una disciplina ardua y difícil, que se hace mucho más ardua y difícil cuando se trata de ir a contracorriente de la economía que impera en el mundo. Algún día se escucharan aplausos por ellos también. El resto, los resentidos que rumian en la soledad su animadversión al socialismo, serán sólo algunas huellas digitales en el espacio.

    Dejo al lector para que pueda sacar sus propias conclusiones, lo expresado por el Presidente Miguel Díaz-Canel durante visita gubernamental a la provincia de Sancti Spiritus, en un intercambio con la prensa nacional y extranjera, respondiendo a una pregunta de la corresponsal de la agencia EFE sobre los cambios en la economía cubana

    Lorena Cantó (Agencia Efe): Usted también ha pedido a los economistas que aporten ideas que aporten ideas, soluciones… Hay buenos economistas, reputados, con una reconocida trayectoria, que llevan un tiempo ya haciendo propuestas en el sentido de dar mayores aperturas al sector privado, una ley de PYMES, o una potenciación un reconocimiento de las PYMES, una mirada para ver de qué forma se puede adaptar el modelo a lo que han hecho China o Vietnam, el cambiar por ejemplo la lista de actividades permitidas por una lista de actividades prohibidas que cambiaría un poco el espectro, daría posibilidades de empleo…

    ¿Qué es lo que impide que estas iniciativas, que están consensuadas entre los economistas, fructifiquen?

    Presidente Miguel Díaz-Canel: En todas esas cosas se está trabajando, lo que pasa que hay procesos que están muy interrelacionados y una matriz de relaciones entre diferentes procesos que no se solucionan con un golpe ni con una decisión, hay que analizar porque tomes después la decisión que tomes en un ámbito afecta al otro ámbito.

    Y nosotros nos estamos apoyando mucho en los economistas: Hace un mes, más o menos, me reuní con la Asociación Nacional de Economistas para darle continuidad a la participación que tuve en el Congreso de ellos pidiéndole precisamente esto.

    Ahora, hay algunos economistas que cuando hablan de destrabar, y cuando hablan de desatar las fuerzas productivas del país, solo piensan en el sector privado. Y esas cosas nosotros las tenemos conceptualizadas en los documentos que se aprobaron en el Congreso del Partido: Nosotros reconocemos como el principal actor económico en nuestra sociedad el sector empresarial estatal, y como un complemento de esa economía estatal el sector privado.

    O sea, nosotros no estamos negando el sector privado pero es un complemento de la economía estatal y realmente en lo que hemos ido implementando hoy le hemos dado más libertad al sector privado que al sector estatal. Hoy, en escenarios diferentes, el sector privado se mueve con más posibilidades de éxito que el sector estatal y ahora lo que queremos es, sin frenar al sector privado, desatar lo que es el sector estatal y encontrar el adecuado dimensionamiento que tiene que tener el Estado y que tiene que tener lo privado y lo cooperativo y encontrar las adecuadas relaciones entre estatales y privados. Y yo creo que todos los actores económicos en Cuba hoy son importantes pero hay muchas cosas que estamos ordenando. Y, por supuesto, el proceso que hemos ido avanzando y que es muy complejo por la cantidad de cosas que se acumularon que es el de la unificación monetaria y cambiaria es una de las cosas que va ayudar a estabilizar las condiciones y a partir de ahí se podrán hacer muchas más cosas.

    Pero hay muchas más cosas, hay muchas ideas, hay varios grupos de trabajo con académicos, con economistas, con personas que están involucradas en procesos fundamentales trabajando y haciendo propuestas. Y hay muchas cosas que también… si ahora uno ve la lista de políticas que se han aprobado, que se han implementado, el país ha cambiado mucho en diez años, en los últimos quince años, y seguirá cambiando también para bien. Y hemos estudiado las experiencias de China y Vietnam pero nadie olvide que Cuba ha estado bloqueada durante más de sesenta años, y no bloqueada por cualquiera, bloqueada por la principal potencia del mundo, los Estados Unidos, y no es un bloqueo de retórica, a nadie le han aplicado lo que nos han aplicado a nosotros.

    ¿No es un descaro que una potencia tan grande como Estados Unidos, tan llena de recursos, esté prohibiendo que a una pequeña isla le llegue combustible? ¿Eso es un concepto humanista de las relaciones políticas, de las relaciones internacionales, de las relaciones entre países, o es una posición de prepotencia, de agravio, de imposición? Y nosotros siempre lo hemos dicho: podemos tener diferencias ideológicas, y creo que las vamos a tener siempre, pero podemos tener una relación civilizada, de convivencia, lo que pasa que tiene que ser sobre la base del respeto.

  9. Gracias para los que han leido y comentado el artículo. Aunque no tenga que ver con el tema, aquí va una pregunta a la persona que preguntó: Si mañana las Pymes en Cuba tuvieran la oportunidad de comprar un barco de petróleo que el régimen de EEUU les permitiera, ¿a dónde enviarían ese combustible? ¿Un timbiriche vendedor de croquetas? ¿Una paladar de lujo al estilo de las que hoy pululan en Cuba? ¿Una casa alquilada a unos extranjeros? ¿A un almendrón que cubre la ruta Habana-Santiago de Cuba? ¿Y sí fueran necesarios para las plantas auxiliares de un hospital que debe brindar servicios de hemodiálisis? ¿O a las plantas de eléctricas de la Universidad de La Habana, la Central y la de Oriente? ¿Se beneficiaría algún círuclo infantil, hogar materno o asilo de ancianos? ¿Quién inclianría la balanza el proyecto social cubano o la iniciativa privada? Todos tenemos preguntas, lo que casi nunca a los cubanólogos les gusta contestarlas, si se salen del discurso “pymero”

  10. Respuesta a Víctor Ángel Fernández.
    Muy buenas
    1. No sé si la pregunta que hace se dirige a mí.
    2. No entendí bien las preguntas.
    3. No soy “cubanólogo” si por ello se entiende grupo ocupado de estudiar la realidad cubana desde el exterior. Nuestra posición teórica parte de dos concepciones anticapitalistas: la “crítica del valor” (fundada por Robert Kurz) y la “perspectiva de sistemas-mundo” (fundada por Immanuel Wallerstein).
    4. Apoyamos la Revolución Cubana, lo que no impide que desde ese apoyo le critiquemos, pero NUNCA para restablecer el capitalismo ni nada que se le parezca en la Isla.
    5. No creemos que las PYMES vayan a solucionar lo que escasea hoy en Cuba, cuyos principales problemas económicos radican en el bloqueo económico a que está sometida la Isla, que la priva de insertarse . Si no fuera por ello el sector estatal tiene capacidad suficiente para desplegar y desatar el desarrollo de las fuerzas productivas sin necesidad de acudir a PYMES. Sectores como la pesca, la producción de ron, fabricación de puros, industria de medicamentos, la propia industria turística, los servicios personales de su personal médico y paramédico, etc, si tuvieran acceso libre a la economía mundial el nivel de vida y bienestar social de Cuba progresaría geométricamente, sin necesidad de ofrecer ningún espacio a la restrictiva, egoísta, e individualista por encima de todo de la propiedad privada (recuerde la actitud del sector del transporte privado en La Habana cuando el gobierno cubano para proteger la población controló y reguló los precios).
    6. Le pido perdón y disculpas por haber utilizado el espacio de su artículo dedicado al foro para hacer a Iroel una pregunta que nada tiene que ver con el tema tratado por usted. Gracias por ello.
    Un saludo a Iroel y el agradecimiento por publicar éste mensaje a usted.
    Le dejó no obstante mi dirección de correo rodohc21@gmail.com

  11. Victor Angel, apretaste! No tan calvo que se le vean los sesos…
    Como yo lo veo, cada actor economico tiene su papel y su lugar. Personalmente, a mi me gustaria ver que donde existiese una oportunidad de negocios (y en nuestro pais hay muchisimas mas que las que hay en la cartera de negocios de la Camara de Comercio), hubiesen varias propuestas. No importa si es con capital estatal, mixto, joint venture, cooperativo o pyme. Es obvio que en algunos proyectos, se requiere un capital de inversion que una pyme o una cooperativa tal vez no pueda acceder. Pero hay tambien servicios y productos que pueden ser ofrecidos y no requieren montos de inversion tan significativos y posiblemente, a traves de una combinacion de ahorros y micro creditos. Y no son solo una paladar, un hostel, un timbiriche o un almendron. Creeme, podria haber mucho mas que eso si existiese un clima regulatorio, fiscal, legal y aduanal mas balanceado y justo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .