Algunas tesis que se me ocurren por diez años de La Pupila Insomne. Por Ernesto Estévez Rams


La Pupila Insomne reclama la memoria no como anécdota sino como contexto que permite entenderlo más allá de su valor puntual. En la reescritura de la historia, la anécdota es resemantizada fuera de su entorno para convertirla en portadora de la tesis que quiere contrabandearse al receptor. Es así como los festejos de un grupo de amigos en víspera de un acto heroico por ellos ignorado, es presentado como argumento que apunta a la supuesta irrelevancia de la organización en que militaban. Frente a esos usos carroñeros de la historia, La Pupila Insomne apunta a mirar la Revolución no como el resultado de la suma de episodios, sino como resultado de un devenir, entre muchos que pudieron ser posibles, consecuencia afortunada de la dialéctica histórica. Sigue leyendo