¿En nombre de qué lo hacemos? En nombre del pueblo. Por Fidel Castro


Y el otro que estaba trabajando, cuando llegaba: “No, no hay.” No hay, porque el otro ya lo había comprado, o el otro. Había tipos que se ganaban la vida —fíjense qué nuevo oficio ese: el oficio de “coleros”. Y los había quienes se ganaban la vida haciendo colas. Sigue leyendo