Mientras existan cubanos dignos. Por Víctor Ángel Fernández


En estos días, corre por las redes sociales un artículo con el título ¿Cuánto resistiremos?
Con independencia de quien sea el autor o sus posiciones, creo que sólo pensar en la pregunta es ofensivo, pues sugiere en sí misma un límite de resistencia para un pueblo que en toda su historia y no hablo sólo de los últimos sesenta años, ha sabido reponerse de los peores momentos, fueran naturales, sociales o importados.

No obstante, la respuesta para la pregunta es extremadamente sencilla: Resistiremos mientras existan cubanos dignos. Resistiremos mientras los valientes no le den oportunidad a los cobardes para sentarse y acordar un nuevo Pacto del Zanjón y así, como diría el poeta, destruir toda la gloria que se ha vivido.
Me hubiera gustado que el autor le hiciera la pregunta a Cardoso Villavicencio en una cárcel de Somalia. Que se la hiciera a Gerardo, René, Ramón, Fernando y Tony, mientras cumplían sanción en algún hueco perdido de EEUU, confiados de que la palabra de Fidel, VOLVERÁN, no era una simple consigna. También debería hacerla a los héroes de Kangamba, mientras resistían los ataques enemigos, convencidos todos, de que la Revolución no los dejaría a su suerte.


A lo mejor los muchos que le han dado ME GUSTA al post, sean de los que no tienen problemas en un cambio, pues la metralla que caerá no tendrá su nombre. A lo mejor, tampoco están en la lista de los destinatarios de los “tres días de sangre”.
Con tres guerras en la costillas y con una posición conocida, definida y pública, sé que de una forma u otra, también al decir de otro poeta, estaré entre los arrastrados por sobre rocas y destinados a perder el badajo. Así que no tengo tiempo ni de pensar en plazos.
Son momentos difíciles, no me pasa por la cabeza descubrir el agua tibia.
Serán momentos que pueden empeorar, sobre todo con lo que suceda luego del 3 de noviembre, pero, si llevamos sesenta años resistiendo desde “jóvenes” y “hermanos” presidentes de allá enfrente, hasta el energúmeno de W, cuatro años más del señor despreciable del flequillo rojo, ni siquiera sacarán polvo de nuestra fortaleza y si llegan a sacarlo, como dijo Maceo, se lo llevarán con sangre, no sólo con la nuestra, sino también, y bastante, con la de ellos.

Hoy, casi la tercera década del siglo XXI, tenemos una gran ventaja. Mucho antes de que los zanjoneros tengan su oportunidad para definir los límites y futuro de la resistencia, conocemos Baraguá. Conocemos a Guiteras, Mella, Rubén, Abel, José Antonio, Camilo y Che. Estamos llenos de Marianas y, aunque algunos tengan mala memoria, nos sigue acompañando un abogado de nombre Fidel Alejandro, quien día por día nos recuerda a todos los que luchemos, que la historia nos seguirá absolviendo.

Vengan las pruebas, que aquí seguimos siendo mayoría los que tenemos el poder y que sabemos qué debe ser respondido ante cada pregunta.

8 pensamientos en “Mientras existan cubanos dignos. Por Víctor Ángel Fernández

  1. Buenos días estimados camaradas,desde Venezuela les refiero que uds han sido para nosotros y otros pueblos del mundo,un referente indoblegable de resistencia y dignidad,sin parangón;como ejemplo continental,nosotros también resistiremos con la misma integridad moral y entereza,y diremos como cantó el gran poeta español Miguel Hernández “que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas”. Saludos fraternos Patria o muerte,venceremos Rafael Valero Valera Edo Trujillo

    RAVA

  2. Nuestra historia y nuestro estirpe son son sólido escudo contra zanjonistas y débiles que pueden flaquear. El pueblo cubano es el artífice de su historia y lo seguirá siendo junto a nuestros ideales y la obra de la Revolución!!

  3. Reproduzco un pequeño diálogo.”-Es usted despedicionario?Si -la dije- y por desgracia he escapado con vida,que antes preferiría haber perecido entre los dientes de perro de la costa,a presenciar ahora la desmoralización que entre las familias ha producido nuestro fracaso”. “No hable así,suidadano,y dele gracias a Dios de haberse salvado para que pueda servir en la fuerza armada….En este rancho mi padre se alegra de que vengan los necesitados para que engorden y luego salgan fuertes y guapos y tiren mucho tiro”.Dialogo entre Ramon Roa y una humilde Mujer Cubana,Ana María Madrigales,en la manigua redentora 1868,luego del fracasado del desembarco de una expedición,como él dijera en otro momento”nunca vi más sentimiento patriótico”.

  4. La pregunta no es solo ofensiva sino que denota un total desprecio (no puede pensarse en desconocimiento) por la historia del su propio pueblo, más propio de un traidor que busca sembrar el desaliento, que un desorientado ciudadano que vive en Babia.
    Saludos,
    Miguel A.

  5. Lo supimos siempre, lo ratificamos ahora, mientras haya un revolucionario en pié de lucha habrá Revolución, Cuba será un eterno Baraguá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .