“Mira…”, me dicen, y se equivocan. Por Karima Oliva Bello


“Mira, qué hipocresía, viviendo del capitalismo y defendiendo el socialismo”.

¿Viviendo del capitalismo? ¿Qué quiere decir esa frase? En las sociedades capitalistas los obreros, asalariados, o todas las categorías emergentes que, como los prestadores de servicios profesionales, freelancers etc, no cuentan con otra cosa que su mano de obra, no viven del capitalismo, viven de su trabajo. Hay quienes no lo pueden hacer por los altos índices de desempleo o porque el salario no les alcanza para un techo o para comer. Las cifras pueden ser escalofriantes. Sigue leyendo

Armas de destrucción matemática (PDF). Por Cathy O’Neil


Un libro profundamente inquietante:

Vivimos en la edad del algoritmo. Las decisiones que afectan a nuestras vidas no están hechas por humanos, sino por modelos matemáticos. En teoría, esto debería conducir a una mayor equidad: todos son juzgados de acuerdo con las mismas reglas, sin sesgo. Pero en realidad, ocurre exactamente lo contrario. Los modelos que se utilizan en la actualidad son opacos, no regulados e incontestables, incluso cuando están equivocados. Esto deriva en un refuerzo de la discriminación: si un estudiante pobre no puede obtener un préstamo porque un modelo de préstamo lo considera demasiado arriesgado (en virtud de su código postal), quedará excluido del tipo de educación que podría sacarlo de la pobreza, produciéndose una espiral viciosa. Los modelos apuntalan a los afortunados y castigan a los oprimidos: bienvenido al lado oscuro del big data. Sigue leyendo

Vagabundo del alba. Por Fayad Jamís


Este 27 de octubre cumpliría noventa años un poeta, artista plástico, periodista y diplomático cubano cuya huella en la cultura cubana y latinoamericana nos continúa acompañando a pesar de su temprana desaparición. Su  obra sigue conmoviendo y diciendo por él, como este poema que compartimos hoy. Sigue leyendo

Chile: Allende no erró; ahora, a cumplir su mandato. Por Marcos Roitman Rosenmann


Hay motivos para estar contentos. Los resultados son aplastantes. Las urnas han decidido: 78.27 por ciento aprueba elaborar una nueva Constitución y 79.22 por ciento decide que sea mediante elección popular al 100 por ciento. Son los datos. Pero quienes votaron el apruebo no es un grupo homogéneo. Baste considerar los partidos firmantes del Acuerdo por la paz social y una nueva Constitución (15/11/19). Una mayoría se opone a reconocer derechos al pueblo mapuche (Estado pluriétnico); otros rechazan un rol protagónico del sector público en la elaboración de las políticas sociales en materia de salud, educación, vivienda, trabajo, pensiones o desoyen el compromiso con el medio ambiente. En definitiva, no todo lo que votó apruebo se inscribe en un proyecto transformador que camine hacia una democrática participativa y menos rupturista con el orden patriarcal. Podríamos asistir a un maquillaje político en el cual la nueva redacción sea una visión edulcorada del neoliberalismo, avalada por unos constituyentes espurios. Sigue leyendo

Lo que enseña el indio de Bolivia al sionista latinoamericano. Por Iroel Sánchez


¡Estos hijos de nuestra América, que ha de salvarse con sus indios, y va de menos a más; estos desertores que piden fusil en los ejércitos de la América del Norte, que ahoga en sangre a sus indios, y va de más a menos!

José Martí. “Nuestra América”

La historia de los golpes de estado en América Latina es larga y aleccionadora con respecto a que después de ser derrocado un proceso de cambio que ha afectado los intereses de Estados Unidos en la región nunca unas elecciones inmediatamente posteriores devuelven el gobierno a las fuerzas desplazadas de este. Nunca… hasta el 18 de octubre de 2020 en que la candidatura del Movimiento al Socialismo, conformada por Luis Arce y David Choquehuanca, obtuvo el 55.10% de los votos, superando en un 8% los resultados de hace un año atrás, cuando se desató el golpe, y aventajando en más de un 26% a la segunda opción más votada. Sigue leyendo