Si yo fuera mago… Por Víctor Ángel Fernández


En estos días de celebraciones capitalinas, parece que gracias a mi fibra habanera fundamental, me he levantado con capacidades mágicas.

El poder que me cayó sobre los hombros no me da capacidad para tapar el sol con un dedo, pero me ayuda a analizar y hasta resolver, algunos problemas que se nos vienen presentando en Cuba desde hace unos años.

Todos los días leo en cualquier variedad de medios de prensa, una serie de variantes “solucionativas” para el problema cubano, donde especialistas y otros que no lo son tanto… en fin, cubanólogos y medios respetables o no pero siempre financiados fuera de Cuba, ofrecen fórmulas que siempre tienen un denominador común: dentro de la crítica, dejar un espacio abierto para quedar bien. ¿Con quién? No sé. Pero tratar de quedar bien al fin y al cabo.y ahí viene una larga lista de cosas que pueden hacerse desde dentro del caimán, donde “el bloqueíto estadounidense” no pasa de ser un elemento más de la lista.

Les decía que me levanté con poderes especiales. La mezcla va desde el mago de la lámpara de Aladino, hasta Maléfica, pasando por Harry Potter, Houdini o Mandrake y llegando hasta Merlín. Esas atribuciones especiales me han permitido, en sólo minutos, con un chasquido de los dedos, unos polvitos o jarabes y una vuelta de la varita, eliminar trabas burocráticas; hacer eficiente a Acopio; lograr que los ómnibus pasen en hora; conseguir que los mercados agropecuarios estén limpios y no roben; lograr una promoción y realización eficiente para atraer inversionistas y hacer trabajar en armonía toda la iniciativa privada. En fin, logré, de una sola vez, que la libra vuelva a tener sus dieciséis onzas correspondientes y que el pan pueda comerse con gusto.

Desde ese minuto, nuestra ciencio-socio-economía es Jauja, así que no tenemos de qué preocuparnos en el plano interno: a bailar y gozar con la solución nacional.

Les dije que mis poderes tenían alcance sólo nacional, así que se nos presentan algunos problemitas, convertidos en disposiciones del régimen del vecino de las 90 millas:

1.- Todo aquel que negocie con la Cuba de “todos los problemas resueltos”, será sancionado por el régimen de los EEUU, sin importar la persona que ocupe el asiento principal de la sala oval. Se exceptúa a la iniciativa privada, con la cual existirán relaciones estrechas, pero no podrá hacer declaraciones de impuestos, ni funcionar en ninguna calle donde existan Comités de Defensa de la Revolución, escuelas u hospitales del estado cubano, para evitar que éste se beneficie. Mucho menos podrá promover la música, el baile o el juego de pelota entre equipos comunistas de la isla.

2.- Los niños con problemas cardíacos, los insulino-dependientes, los necesitados de respiradores artificiales, los pacientes de hemodiálisis, no tendrán acceso a equipamiento o medicinas norteamericanas, pues si se curan, los convertirán en soldados del comunismo.

3.- Ninguna compañía naviera trasladará petróleo a Cuba. De igual forma se le prohibirá a Cuba comprar barcos que lo trasladen hacia el archipiélago.

4.- Las compañías aéreas de EEUU, así como las líneas de cruceros, seguirán con la prohibición de acceso a Cuba, bajo amenazas y ejecuciones de extremas sanciones.

5.- Los bancos y cualquier sistema financiero del mundo, seguirán con la prohibición de incluir a Cuba en variantes del sistema de créditos.

6.- Para cualquier suministro de materias primas, componentes o fertilizantes para la agricultura, se mantendrá la prohibición de siquiera llegar a negociar con el gobierno comunista caribeño.

7.- Evitando que las familias de EEUU, ya sean jóvenes, niños, adultos o viejos, puedan contaminarse con el aire y sol de la Isla y sus alrededores, se mantiene y eleva a niveles máximos la prohibición de visitas u otro tipo de intercambios entre los nacionales correspondientes.

8.- Se mantienen y debe aumentar en lo posible, los 50 millones de USD anuales dedicados a la subversión y cualquier forma de disidencia en la Cuba comunista. Aunque estén cerradas las variantes para enviar dinero, se mantendrá algún camino “diplomático” para que estos montos lleguen a sus destinatarios.

9.- En el caso de que la ONU continúe aprobando anualmente la votación contra el bloqueo en la Asamblea General, ya se ha orientado a la representación estadounidense, que gestione una sanción para dicho foro de naciones.

10.- Los cubanos, residentes en cualquier parte del mundo, incluida la isla, que sean afectados por estas medidas, son daños colaterales cuya única culpabilidad es de la dirección cubana, pues el presidente de los EEUU (perteneciente al afamado grupo LOS DOCE PERDEDORES), sólo se preocupan por el bienestar de los cubanos.

Pero hay que creer en esos que nos miran con un catalejo pagado desde fuera donde solo Cuba se ve, y comprender que todos los problemas están únicamente en Cuba y Cuba es la que debe cambiar. ¿El resto?… el resto es peccata minuta.

2 pensamientos en “Si yo fuera mago… Por Víctor Ángel Fernández

  1. Saludos. Hay un grupo que intenta crear una ecuación cubana donde la República imperial no es una variable,desde luego con segundas intenciones. Desde que USA apareció nosotros quedamos en la mirilla y desgraciadamente continuaremos así hasta no se sabe cuando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.