Cuba y las elecciones en Estados Unidos: ¿Qué viene ahora? (Transcripción)


Transcribimos la videoconferencia “Cuba y las elecciones en Estados Unidos: ¿Qué viene ahora?”, tema de “La Tertulia” de la Unión de Periodistas de Cuba, en la que participaron José Pertierra y Jorge Casals. Moderada por Iroel Sánchez y celebrada en la Casa de la Prensa, el jueves 4 de diciembre de 2020

Iroel Sánchez: Buenas tardes, un placer volver a La Tertulia después de una interrupción debida a la situación epidemiológica con la COVID, y también un placer que nos vuelvan a estar viendo desde distintos lugares. Estamos desde la Unión de Periodistas de Cuba, hoy con este tema, “Cuba y las elecciones en Estados Unidos: ¿Qué viene ahora?”, donde me van a acompañar el Doctor en Ciencias Jorge Casals Llano, del Centro de Investigaciones de Política  Internacional, y el abogado cubano residente en los Estados Unidos José Pertierra.

Como ya estamos en línea, explico que estamos aquí con distanciamiento físico, y que no nos hemos quitado en ningún momento el nasobuco, que estamos cumpliendo con todas las regulaciones sanitarias . Ahora me lo retiro para hablar. Ahora, en broma, sin nasobuco, pero sin amo, un saludo a todos y comenzamos.

Bueno, nuestro tema, para ir introduciendo, es primero saber exactamente, con el análisis de Pertierra desde Estados Unidos, qué está pasando en este momento en este proceso tan traumático y tan poco claro que está ocurriendo con la transición presidencial en los Estados Unidos, ¿es que va a haber tal  transición?, y de ahí ya introducirnos también en el tema Cuba, ¿cómo esta posibilidad de un nuevo gobierno abordaría las relaciones, cómo se conecta todo esto que está pasando en Estados Unidos con lo que está pasando en Cuba, promovido tanto por la embajada de Estados Unidos como por personas financiadas por el gobierno de Estados Unidos durante años,? y cómo también esto se conecta con la aspiración de evitar cualquier evolución positiva de las relaciones entre ambos países.

Entonces para el primer asunto, ¿cuál es la situación exacta ahora, Pertierra, en Estados Unidos con este proceso?

José Pertierra: Iroel, buenas tardes, un gusto estar contigo nuevamente aunque sea virtualmente, yo también estoy cumpliendo el protocolo y estoy en mi casa.

Mira, en Estados Unidos hay dos realidades, una de verdad y otra de fantasía. La realidad que hay en Estados Unidos es que en este país, que tiene 4% de la población mundial, tiene 19% de los muertos por coronavirus. Hay 14,288,000 de coronavirus en este país. Casi 280,000 muertos; hoy día los hospitales en EU tienen ingresados más de 100,000 personas quienes padecen de coronavirus. Solamente el día de ayer, ingresaron 2,777 personas en los hospitales, y dice el Center for Disease Control (el instituto que monitorea esto) que, en febrero, Estados Unidos tendrá 450,000 muertos de coronavirus.

También existe la realidad económica. Hay colas enormes de varios kilómetros de gente en sus automóviles esperando que les den alimentos porque no tienen qué comer. Personas que se han quedado sin trabajo y sin dinero para pagar su seguro médico en el medio de la pandemia, y la desigualdad social sigue incrementando.

Paralelamente los Estados Unidos vive en el mundo de la fantasía. Donald Trump en la Casa Blanca, y el 25% de la población norteamericana piensa que les robaron las elecciones, aunque las personas que están en su sano juicio no se creen esa fantasía.

Yo te aseguro, Iroel, que el 20 de enero Trump tendrá que decir bye bye, y salir de la Casa Blanca. El nuevo presidente será Joe Biden. Trump ha perdido en todos los tribunales habidos y por haber, no hay manera que se quede en el gobierno. Hasta los propios republicanos lo saben. Ayer, el Procurador General, William Barr, que siempre había sido su leal amigo y había hecho todas las barbaridades que le había pedido su jefe, reconoció que no hubo fraude en las elecciones.  El runrún aquí en Washington es que Trump lo va a despedir: no sé por qué lo querrá despedir porque lo que le queda a Trump de su presidencia es un merengue en la puerta del colegio. Pero bueno, de todos modos, lo quiere despedir.

Entonces esa es la situación que hay en este país, una real y otra de fantasía.

¿Biden retomará la política de Obama?

Iroel Sánchez: Y ahora, bueno, ya aterrizando en Cuba con Casals. En esta situación que acaba de describirnos Pertierra, qué tú prevés que ocurra, o cómo tributará el anuncio por Biden de que retomará las políticas que impulsó Barack Obama hacia Cuba, aún cuando ha sido con una retórica también de descalificación del sistema político cubano en términos de derechos humanos y toda esta palabrería habitual, y cómo puede ser eso conectado con estos procesos que desde la última semana de noviembre, con el apoyo de la embajada de Estado Unidos en Cuba, y con la nueva oleada injerencista, que también ha estado conectada con el terrorismo y estas cosas, pueden conectarse con esto que está pasando en los Estados Unidos, tanto por las fuerzas que apoyaron a Trump en Miami como por los sectores de su administración, como el propio Pompeo y otras personalidades del gobierno estadounidense que se han manifestado en apoyo a esta injerencia.

Jorge Casals: Bueno, sin lugar a dudas Trump es un mitómano, y es capaz de lanzar esos mitos de los que nos hablaba Pertierra, es decir, esos setenta, setenta y un poquito de millones que votaron, evidentemente siguen lo que él dice; ahora, ¿en realidad qué repercusiones tiene todo eso acá, en nuestro país?

Sin lugar a dudas Trump está sembrando de minas el camino de Biden, está sembrando de minas el camino de la nueva presidencia. Trump está haciendo todo lo posible, y dondequiera que lo pueden hacer Trump y Pompeo, porque en definitiva lo que están buscando es dificultar toda la actuación que pueda tener Biden a partir de la asunción de la presidencia, lo está haciendo complicando las cosas en el Medio Oriente, todos nosotros sabemos qué pasó, sabemos lo que pasó, lo hace también complicando la situación con China, lo hace también, por supuesto, complicando la situación aquí en Cuba.

En el imaginario de estos señores, suponen que ellos son capaces de hacer una revolución de colores en nuestro país; como dijo nuestro presidente, el problema es que ellos se equivocaron de país y se equivocaron de historia, porque nuestro país está lo suficientemente consolidado, nosotros estamos lo suficientemente identificados con la Revolución que hemos hecho durante todos estos años como para caer en la ilusión de que una revolución de colores puede resultar en algo beneficioso para nuestro país.

De manera tal que, coincidiendo con Pertierra en lo que dice, que no importa qué pase el 20 de enero, el próximo presidente asumirá, es decir, la administración Biden asumirá; al propio tiempo, estoy seguro de que de aquí todavía, y hasta el 20 enero, estos señores que son echados de la presidencia en Estados Unidos tienen muy poco que hacer en nuestro país, tienen muy poco que hacer porque tampoco tienen con quién hacer en nuestro país. Los grupúsculos que se mueven en nuestro país, que se mueven al compás de Washington, y ahora es que voy a utilizar una vieja expresión, no de los rusos, sino de los yanquis, no tienen ninguna opción,. De manera tal que esa es la situación, no importa qué haga Trump en Estados Unidos, aquí en nuestro país seguiremos trabajando en función de resolver los problemas nuestros, que son muchos, que han sido agravados por el bloqueo, y han sido agravados por la política de Trump, que han tenido para nuestro país en términos de la reducción de nuestros ingresos en divisas, los problemas con el turismo como consecuencia de la paralización de la economía global. Todo el mundo sabe en nuestro país que nosotros, de hecho, estamos viviendo un verdadero milagro económico, yo digo que es un milagro económico a pesar de todo lo que ha ocurrido, a pesar de las sanciones, bueno, a lo que se le llama sanciones de los Estados Unidos a Cuba, no son sanciones en definitiva pero bueno, más la crisis global que venía de antes de la pandemia y que se recrudeció con la pandemia, y los problemas derivados de la paralización de la economía global, y entre ellas el turismo, que por supuesto, nos ha afectado mucho especialmente; independientemente de eso, aunque la situación de Cuba es compleja: nosotros tenemos colas, pero en este país nadie se acuesta sin comida, nosotros no tenemos colas en los hospitales, no sólo los enfermos de la pandemia, no sólo los enfermos del coronavirus, tenemos una pandemia que tenemos controlada, que tampoco ha afectado la atención a la salud en todos los indicadores, incluso hemos iniciado ahora recientemente la vacunación infantil tradicional.

El Doctor en Ciencias y profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, Jorge Casals Llano.

El sueño del Maidán cubano

Iroel Sánchez: Gracias, Casals. Llegando a este panorama que nos han hecho ustedes, los datos impresionantes que nos facilitaba Pertierra, a mí me llama la atención una cosa. Fíjate, en diciembre del 2014, tras la decisión de ambos gobiernos de comenzar un proceso hacia la normalización, enseguida aparece una provocación y un llamado a un supuesto micrófono abierto en la Plaza de la Revolución, y a provocar una especie de Maidán cubano, y de pronto ahora, cuando ya es claro que Trump va a salir del gobierno aparecen también las mismas personas asociadas entonces a esa provocación, con el apoyo a una supuesta huelga de hambre. Medios de comunicación privados, y otros anclados desde fuera de Cuba, fueron unánimes, hablan mucho de pluralidad en Cuba, pero su percepción sobre lo que ocurrió es absolutamente unánime. A mí me llama mucho la atención esta coincidencia exactamente en los dos momentos en que se espera un cambio en la política hacia Cuba, se da una situación en Estados Unidos, hay una situación menos tensa, menos hostil, y hay quien trata, las mismas personas en diciembre de 2014 y ahora, de mantener la tensión ¿qué análisis podemos tener de esto, Pertierra?

José Pertierra: Mira, Iroel, me alegro que hayas tocado este punto, porque tenemos que ver en el contexto completo de lo que está pasando.

Trump le quiere hacer la cama a Biden:  no simplemente con respecto a Cuba, sino con la política interna de los Estados Unidos y con la política exterior en general. No es casualidad que escogen estos momentos para asesinar al científico iraní que estaba encargado del programa nuclear en Irán, ¿por qué lo hacen ahora?, porque le quieren hacer la vida imposible a Biden si él quiere volver al tratado que firmó Obama con Irán anteriormente, del cual Trump se salió; o sea, si él puede enojar suficientemente a Teherán, él piensa que Teherán no va a querer negociar con Biden, van a querer tener alguna retaliación contra Estados Unidos y contra Israel. Igual en la política doméstica, Trump está haciendo todo lo posible para hacerle la vida un yogur al gobierno de Biden cuando entre el 20 de enero, y con Cuba igual.

Y acuérdate que Biden no es una panacea para las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El gobierno de Biden será un gobierno de centroderecha. Cuando le preguntaron sobre las relaciones con Cuba, Biden dijo que él estaba dispuesto a regresar a las medidas de Obama del 2016, pero dependía del comportamiento de Cuba, como si Cuba fuera un niño y los Estados Unidos su papá, quien lo vaya a premiar si se porta bien. Todos los que hemos seguido la política Cuba-Estados Unidos sabemos, y el doctor Casals yo creo que lo puede afirmar, con Cuba no se negocia de esa manera, a Cuba tienes que respetarla, tú no la vas a tratar como a un niño chiquito, que la vas a premiar si se porta bien.

Blinken es un hombre que es ahora el Secretario, o será el 20 de enero Secretario de Estado si lo ratifica el Senado, es un hombre que apoyó la intervención norteamericana en Libia, en Siria, en Iraq; la persona que han puesto como directora de Inteligencia, Avril Haines, es una persona que apoyó la tortura en su momento; o sea, los individuos que están en estos puestos claves son gente de centroderecha, y los cuatro mosqueteros que Biden piensa utilizar para la política de Estados Unidos hacia América Latina son individuos que nunca se han destacado por querer hacer oleaje en Washington. Ellos han querido seguir la corriente, y si sus jefes son de centroderecha, centroderecha serán ellos como asesores. Me refiero a Mark Feierstin, a Juan González, a Dan Restrepo y a Dan Erikson quienes serán los encargados de asesorar a Biden sobre la politíca estadounidense hacia América Latina. O sea, yo no tengo mucho optimismo de que Biden va a cambiar muchas cosas sobre Cuba, pero algunas sí las va a cambiar, y eso es bueno porque va a quitar del elenco a gente despreciable como Michael Kozak, que es el asistente Secretario de Estado para América Latina.

Entonces regresando al punto tuyo, ¿quiere provocar Trump algo en Cuba para que le sea más difícil todavía a Biden poder establecer relaciones con la isla?  ¿Permitirá Biden que los norteamericanos se queden en los hoteles y restaurantes de Gaviota? ¿Permitirá aumentar las remesas a Cuba? ¿Que los vuelos vayan a las ciudades que no sean necesariamente La Habana? ¿Que los cubanos no tengan que ir hasta Guyana o México para tramitar visas para Estados Unidos?” Todo eso se le hace más difícil a Biden si hay una provocación con respuesta en Cuba, y eso es lo que se está gestando, todo esto que tú ves en el barrio San Isidro está gestado desde los Estados Unidos, desde Miami y desde Washington; hay dinero de por medio, y Cuba tiene que estar muy atenta al dinero encubierto que está entrando al país, porque así pasó, Iroel, durante Obama, la gente se olvida que Alan Gross llegó a Cuba con dinero encubierto para establecer esa red de internet no para los judíos en Cuba, ellos la tenían, sino para otros propósitos, y eso fue durante el gobierno de Obama, y el Zunzuneo fue durante el gobierno de Obama; entonces hay que estar seguros que Biden no va a seguir con esos fondos encubiertos. Pero mientras más provoca Trump, más difícil le será a Biden cortar con esos programas.

Iroel Sánchez: Gracias, Pertierra. Y habría que agregar que Obama estableció récords en esos fondos, igual que estableció récords en las multas a bancos por tramitar transacciones cubanas.

José Pertierra: Exacto.

La Tertulia, en la UPEC.

La ruta del dinero

Iroel Sánchez: Y la otra cosa es que este sistema de medios privados que está amplificando toda esta provocación surgió en la época de Obama con apoyo directo o indirecto a través de fundaciones, a través de gobiernos de terceros países, también durante esa etapa, y que han tenido la tarea de darle una naturalización a la contrarrevolución, que es impresentable, de dar un nuevo código, un nuevo lenguaje, y vestirla de lucha por los derechos, de lucha por las libertades, cuando como lo que le dijo Fidel a Ramonet en su célebre entrevista, lo que se defiende no es la libertad de expresión sino el derecho a hacer dinero en nombre de la libertad de expresión, y el derecho de toda esta gente, que han establecido sus timbiriches mediáticos financiados desde el extranjero, el derecho a seguir haciendo dinero con eso y seguir lucrando con la subversión de los Estados Unidos contra Cuba, entonces sobre todos estos aspectos también quiero llamar la atención de alguien que va a ser tan importante como el asesor de Seguridad Nacional de Biden, reafirmando lo que tú decías, Pertierra, Jakc Sullivan también hizo unas declaraciones similares a las de Pompeo apoyando a estos provocadores. Entonces te doy la palabra, Casals.

José Pertierra: ¿Tú te acuerdas, Iroel, cuando Watergate?

Iroel Sánchez: No me acuerdo porque era un bebé, pero lo he leído después.

José Pertierra: Yo sí, yo me acuerdo. Cuando Carl Bernstein y Bob Woodward querían ver hasta dónde llegaban las órdenes para espiarle al Partido Demócrata en Watergate, y la conspiración para encubrirlo todo, la fuente principal de ellos era Garganta Profunda, ¿y cuál fue el consejo que les dio Garganta Profunda?, Follow the money, “Sigue el dinero”, y yo creo que en todas estas provocaciones ese es el mismo consejo, sigue el dinero, y tú verás que ese dinero te va a llevar de La Habana a Miami, y de Miami a Washington.

Iroel Sánchez: Exactamente. Entonces, Casals, ahora sí te doy la palabra.

Jorge Casals: Coincidimos totalmente en el hecho de que Trump está por todos los medios sembrándole minas al futuro presidente de los Estados Unidos, eso sin ninguna duda, es inobjetable.

Ahora, lo fundamental aquí, que hay que tener en cuenta, es que no importa quién sería el presidente de los Estados Unidos, ni importa tampoco si es demócrata o republicano.

Si nosotros sacamos algunas cuentas o revisamos la historia, de 1898 a 1958 los Estados Unidos tuvieron siete presidentes republicanos y tres demócratas; de 1959 al 2020, los Estados Unidos tuvieron diez presidentes republicanos y cinco demócratas, es decir, veintidós presidentes, catorce republicanos, ocho demócratas; ahora, ninguno cejó en el empeño de someter a Cuba, ninguno, ni demócrata ni republicano, por consiguiente, no le resulta muy difícil a Trump poner las minas, porque con esa facilidad el presidente demócrata que lo sucederá puede caer en la trampa, porque además, es una mina caza bobos.

En definitiva lo que sí tenemos, la diferencia que tendremos será el retorno al poder inteligente de Obama, y el abandono a lo que yo he llamado poder estúpido, es decir, poder estúpido, la estupidez, el que las acciones que realiza le causan más daño al que las realiza que al que las recibe.

El modelo inteligente de Obama en definitiva es lo que hará Biden, lo que de hecho ha empezado a hacer, y eso de hecho que ha empezado a hacer tendrá que, en primer lugar lidiar, como tú decías, con el tratamiento diferenciado de Irán a partir de la trampa, la mina que ya le puso Trump a Biden en Irán; tendrá que mantener también la trampa en China, por supuesto, Biden ya ha hablado de una posición dura, ha hablado ya de mantener los aranceles a China.

Pero con respecto a América Latina y el Caribe quien mejor marcó la cancha fue Sullivan, supuestamente el próximo asesor de Seguridad Nacional, con su declaración de que apoyará al pueblo cubano en su lucha por la libertad; esto sin lugar a dudas contribuye a enrarecer, o a tratar de enrarecer las relaciones incluso antes de que esta relación sea vigente.

Biden tendrá serios problemas, tendrá serios problemas con la recuperación de la economía de los Estados Unidos, tendrá serios problemas con resolver los problemas de la pandemia en los Estados Unidos, son prioridades que tendrá Biden antes de Cuba, no en la normalización, yo no hablo de normalización de las relaciones Cuba-Estados Unidos, no me gusta utilizar la categoría normalización porque lo normal es lo que siempre ha ocurrido, lo normal es lo que, y las relaciones nuestras con Estados Unidos no van a ser normales, las relaciones nuestras con los Estados Unidos, con Biden o con cualquier presidente de los Estados Unidos que sea, siempre serán sobre la base del respeto mutuo, serán sobre la base de una relación civilizada, de respeto, y donde nos entendamos como países soberanos e independientes, que son ellos y somos nosotros.

De manera tal que a mí me parece que esas minas que está sembrando Trump pudieran ser no tenidas en cuenta siempre y cuando el gobierno de Biden, su poder inteligente sea lo suficientemente inteligente para saber cómo pueden ser las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

¿Son pacíficas las fuerzas que adversan a Cuba?

Iroel Sánchez: Gracias, Casals. Ahora, parecería que este tipo de financiamiento, este tipo de orquestación que Estados Unidos ha promovido durante muchos años en Cuba para un cambio de régimen sólo se trata de la llamada disidencia pacífica, pero bueno, en los últimos días se han visto pruebas en la televisión cubana de pagos para ejercer actos violentos, lo que en el mundo entero es conocido como terrorismo, y promover incendios de escuelas, de policlínicos… ; y como quiera que esta otra maquinaria mediática tiene la tarea de presentar en sociedad un pacifismo y ocultar esta conexión con el terrorismo, que uno sabe que no va a llegar al poder a través de esos hechos, pero sí crea las condiciones para que vaya escalando la realidad y haya necesidad de una respuesta más coercitiva del estado para mantener el orden, como han ensayado, como decía Casals, en muchos otros países con este tema de las revoluciones de colores, las guarimbas en Venezuela, se habló, creo que tú hablaste de Siria, de Libia. ¿Cuán pacífica, tú que has estudiado el terrorismo, que seguiste el proceso de Posada Carriles muy de cerca, cuán pacifista es esta maquinaria que envía sus fondos aquí?, y ¿qué conexión realmente, más allá de la fachada, tiene con el pacifismo?

José Pertierra: Si tú recuerdas, durante la época de Posada Carriles y las bombas esas en La Habana, que una de ellas mató a Fabio di Celmo, esas bombas ocurren porque dinero de Miami y de New Jersey financió a ciertos individuos disfrazados de turistas que fueron a Cuba a poner esas bombas, o sea, el financiamiento, el planeo, todo viene de Estados Unidos, y yo creo que algo similar está ocurriendo ahora en Cuba. Tú ves cómo desde Estados Unidos se están financiando actos violentos en Cuba, pagan cien dólares si le tiras una piedra a una vitrina, pagan quinientos dólares si quemas un carro policía, y así van escalando, lo que hay que hacer es parar ese financiamiento, parar ese dinero; yo no sé si esto va a continuar después del 20 de enero, no sé hasta dónde la gente del gobierno de Biden le va a poner un paro a esto.

Durante la época de Posada Carriles el gobierno de los Estados Unidos no lo quiso detener a pesar de que Cuba le dio las pruebas, como bien tú sabes, a los Estados Unidos de lo que estaba ocurriendo y de dónde venía el financiamiento; es más, en el caso Posada Carriles el FBI destruyó el expediente con las pruebas y tuvieron que reconstruirlo, un agente del FBI, por cierto, cubano-americano, llamado Omar Vega, tuvo que reconstruir esas pruebas utilizando copias de los telegramas donde le confirmaban a Posada Carriles el dinero que le estaban mandando.

Quiero también decir una cosa en respuesta a una cosa que dijo el compañero Casals que me parece importante. Él habló de que Biden quiere asumir el liderazgo mundial. Iroel, en estos momentos, y es verdad que Biden lo dijo, pero yo creo que en estos momentos Biden no puede asumir ningún liderazgo en el mundo, lo más que puede aspirar a hacer es reincorporar Estados Unidos en la comunidad de naciones del planeta, porque Trump ha aislado a los Estados Unidos de sus propios aliados, de Francia, de Inglaterra, de Alemania, yo creo que la Merkel ni aguanta a Trump; entonces el tema no es vamos a ser líderes del mundo, como quisieran los Estados Unidos. “Somos un país excepcional”, dice. Lo dijo Obama, lo dice Biden, pero en estos momentos, Estados Unidos es excepcional solamente porque tiene más muertos por el coronavirus que nadie, y la pandemia sigue a trote.

Entonces, lastimosamente Cuba no le es prioridad para los Estados Unidos. La economía tiene prioridad, la pandemia tiene prioridad, China tiene prioridad, hasta Rusia tiene prioridad en cierto sentido.

Entonces con Cuba a lo más que podemos aspirar es que disminuyan los ataques encubieros como estos contra Cuba, con dinero encubierto. Fíjate, ahí hay dinero de la NED, del National Democratic Institute, del, el IRI, ese dinero sabemos que existe porque está publicado como destinado para el cambio de régimen en Cuba, pero no sabemos en qué precisamente se está utilizando, eso es un secreto, el dinero de Alan Gross era secreto, no decían adónde iba y quién lo usaba. Hay que presionar para que la administración, y eso hay que hacerlo desde acá, la gente, los grupos progresistas estos, supuestamente progresistas en los Estados Unidos, que están solidarizándose con la gente del barrio San Isidro, deberían solidarizarse con el pueblo cubano y exigirle al gobierno de su país que deje de hacer cambio de régimen en Cuba a la abierta y a la encubierta.

Iroel Sánchez: Gracias, José. Bueno, y el mártir de san Isidro, el hombre que desató la solidaridad en su condición de supuesto artista detenido injustamente, resulta que lo que dijo ante el policía, el nombre de la organización, una organización que se llama Lobos Solitarios, y que resultan ser terroristas, y allí salieron, en la televisión cubana, miembros de esta organización hablando, dando instrucciones, se supone que el FBI actué sobre estas personas, ¿no? en nombre del orden y de las buenas costumbres deberían, aunque bueno, no lo hizo. Hay un atentado impune contra la embajada cubana, pero no se les ve preocuparse porque estas personas están conectadas con organizaciones terroristas en Cuba, entonces esta organización Lobos Solitarios debería ser investigada por el FBI, y este supuesto mártir conectado con el terrorismo lo que ha provocado es la solidaridad tanto de Mike Pompeo, del actual gobierno, como de Jake Sullivan, del entrante. ¿Entonces cómo se ve esto tratando de darle alguna coherencia con un gobierno, estoy seguro que también el nuevo que se dice líder mundial, entre otras cosas, en la lucha contra el terrorismo?

Jorge Casals: Sí, quiero, con respecto a si Cuba es o no es una prioridad yo quisiera detenerme, porque generalmente nosotros hablamos de que América Latina no es una prioridad, de que Cuba no es una prioridad, de que los Estados Unidos tienen muchas prioridades, lo cual es cierto, estamos de acuerdo.

Ahora, el problema es Trump, o dicho de otra manera, ¿los demócratas esolvieron los problemas de la economía de los Estados Unidos y de la hegemonía de los Estados Unidos en el mundo?, sin lugar a dudas que no; precisamente por eso es que Trump incluso llega a la presidencia de los Estados Unidos.

Ahora, se supone que Biden, con el poder inteligente, va a desfacer los entuertos que ha dejado Trump, que son bastantes, sobre la base de que, siguiendo a Biden, la diplomacia será el primer instrumento del poder estadounidense, etcétera, etcétera.

Ahora, ¿cuáles serían las tareas inmediatas que tendría Biden? Primero, y lo dijo él en un artículo que se publicó en el Foreign Affairs, poner fin a las guerras eternas, que le han costado a los Estados Unidos una cantidad incalculable de sangre y recursos, en eso coincide con Trump, que, dicho sea de paso, Trump dijo que lo iba a hacer, tampoco lo hizo, Biden y Obama en gran medida empezaron algunas de ellas, pero bueno, tiene que resolver ese problema, dice que como resultado regresarán a casa la gran mayoría de las tropas que están en el exterior, restablecer los vínculos con la OTAN, se unirá al acuerdo climático, retomará el acuerdo de control de armas, pero todo eso con condicionamientos, ¿no?, se unirá a los “aliados democráticos” de los Estados Unidos para desarrollar las redes 5G, unirá al “mundo libre”, y le corresponderá a los Estados Unidos liderar el camino; sigo a Biden; el problema es, ¿puede?, no puede, y como no puede, y no lo va a poder hacer, y de hecho, los Estados Unidos tienen que enfrentar hoy a los problemas de su pérdida de hegemonía global y del eje geopolítico global, que se mueve hacia la región Asia-Pacífico, pienso que si el poder es inteligente, los Estados Unidos tienen claro, dentro de esa inteligencia, que tienen que recuperar la capacidad que tienen en su llamado traspatio trasero, y ese traspatio trasero, por supuesto, en ese traspatio trasero estamos nosotros, y eso quiere decir que si estamos nosotros, para tener plena libertad en su traspatio trasero tendrían que salir de nosotros; por consiguiente, no creo yo que Cuba sea tan poco importante como para decir que no constituye una prioridad, porque pienso que América Latina, en la misma medida que se debilita el poder global de los Estados Unidos, América Latina recobra importancia para los Estados Unidos, no la recobra, siempre la ha tenido, pero bien, tiene que reafirmar la importancia, tiene que reafirmar su hegemonía o su dominio, si hablamos en términos gramscianos, sobre la economía latinoamericana, y ahí muy cerca de América Latina y el resto, y los Estados Unidos, estamos nosotros, pero estamos desde el año 1959; así que yo pienso que seguimos siendo importantes, lo cual es peligroso, por supuesto, pero tendrán que tomar en cuenta a Cuba.

“Trump ha aislado a EEUU de sus propios aliados”, dijo Pertierra

Concesiones, ¿sí o no?

Iroel Sánchez: Gracias, Casals. Vamos a ir cerrando ya un poco, ¿no? El tema de cómo Cuba debe responder a toda esta estrategia, en primer lugar, avanzando en su estrategia económica, reafirmando su soberanía, actuando con firmeza e inteligencia, según la tradición de la Revolución cubana. ¿Debería Cuba hacer concesiones a Estados Unidos, concesiones como no hizo incluso ante gobierno de Obama, qué creen ustedes?

José Pertierra: Mira, yo no creo que Cuba debería hacer concesión ninguna, nunca, a los Estados Unidos ni a nadie. Cuba es un país soberano, y toma sus decisiones sin injerencia de Washington y sin hacer concesiones a Washington, le das una concesión y tiene que, y eso no para.

Los Estados Unidos tienen que darse cuenta que el tema de Cuba es algo para su Ministerio de Relaciones Exteriores y no para su Ministerio del Interior, porque Cuba no le pertenece a los Estados Unidos. Yo creo que se pasan demasiado tiempo, Iroel, aquí en Washington, preocupados por lo que piensan ciertos grupúsculos de cubanos en Miami, sin darse cuenta que Miami es la cola del perro, no es la cabeza del perro, y ejemplo de eso lo vimos cuando Obama; cuando Obama cambió a hacer una normalización de relaciones diplomáticas y abrió espacios dentro del marco del bloqueo, los cubanos de Miami empezaron a apoyar esa política, porque los cubanos miamenses, Iroel, más que nada quieren ser yanquis, los que en Puerto Rico llaman “pitiyanquis”, y si el presidente se mueve en cierta dirección, como hizo Trump, los cubanos de Miami lo siguen, y si el presidente se mueve en otra dirección, como hizo Obama, lo siguen por ahí también, pero si Washington comete el error de pensar que tienen que buscar la ratificación de un cambio de política hacia Cuba en la Calle Ocho, están muy equivocados, si ellos quieren cambiar algo en Estados Unidos, que lo, o la relación de Washington con Mississippi, pero no la relación de Washington con La Habana.

Yo creo que en estos momentos Biden no le debe nada a los cubanos de Miami, porque la mayoría ni votaron por él, entonces debería cambiar la política de Estados Unidos hacia Cuba y tú verás cómo lo siguen.

Y con respecto a Cuba, que siga su rumbo sin pedirle concesiones a los yanquis, por eso a Cuba la respeta el mundo entero, ¿eh?, por eso mismo la respetan en el mundo.

Iroel Sánchez: Entonces le damos la palabra a Casals.

Jorge Casals: Bueno, yo pienso que si realmente Biden intenta establecer con nosotros relaciones sobre la base del poder inteligente, debe tener claro que las relaciones pueden ser sobre la base de la igualdad, la soberanía y el respeto mutuo.

Con respecto a las concesiones, yo pienso que todo aquel que; por supuesto, viniendo de una potencia extranjera no me extrañaría que en términos diplomáticos trataran de obtener ventaja en las negociaciones, es decir, intentaran que Cuba hiciera concesiones; lo que sí tengo claro es que el cubano que diga que Cuba tiene que hacer concesiones a los Estados Unidos nos está con convocando a que nosotros traicionemos a la patria, traicionemos nuestros principios, traicionemos toda nuestra historia, por consiguiente, lo admito viniendo de alguien que quiera negociar con nosotros, no lo admito si se trata de un cubano. Con nosotros, como dijo el Che en su oportunidad, al imperialismo no se le puede dar pero ni tantico así, nada. Negociaciones con nosotros, respeto mutuo, civilizado, y podremos conversar todo cuanto sea. El que nos invite a hacer concesiones nos está invitando a la traición.

Iroel Sánchez: Muchas gracias a ambos, yo creo que lo que se ha dicho hoy ha sido clarificador, se han aportado argumentos desde La Habana, desde Washington, se ha tenido memoria, y han sido muy agudos nuestros invitados. Para mí realmente ha sido un placer, y agradezco a los que nos hayan visto. El video de esta Tertulia va a estar en YouTube, en Cubaperiodistas, en el Facebook de la Unión de Periodistas, y en Cubaperiodistas publicaremos la transcripción de este debate.

Muchas gracias. Los invitamos a estar a con nosotros el próximo jueves a la una de la tarde con otro tema de interés. Les dejamos un saludo desde la Unión de Periodistas de Cuba.

Un pensamiento en “Cuba y las elecciones en Estados Unidos: ¿Qué viene ahora? (Transcripción)

  1. Cuba es prioridad para EU por ser el nudo que no puede resolver , real ,simbólico, e imaginario cuba es nuestro norte , es ejemplo para nuestros hijos , nuestra cuba aquí en el sur es nuestro orgullo nuestra deuda , , lo que quisiéramos ser , gran abrazo a cubafarma a los médicos ,enfermeras ,a mi querido pueblo valiente como pocos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .